5 de marzo de 2015

Nisman no descansa en paz -----

LA VIL Y SUCIA COSTUMBRE 
DE INVESTIGAR A LA VICTIMA
No es la primera aplicación en lo que algunos
llaman justicia, de esa vieja ley futbolera que
impone un buen ataque como mejor defensa.
El caso Nisman se está transformando en el
primer asesinato cuyo culpable es la víctima
que no puede defenderse porque la mataron.

   Cuando las dudas se van fortaleciendo empujadas por las tramoyas políticas y sus metástasis en la justicia, es que todo pasa a dirimirse en el incierto terreno de las dudas porque la seriedad se mandó a mudar y dejó en su lugar al descriterio, al mal manejo de la opinión pública, a la instalación de versiones, todo esto en el apuro nacional y popular por cerrar con algo de pretendida dignidad, uno de los capítulos más ominosos de su extendida década en el poder.
   Casi desde el comienzo del drama, a mediados de enero, ya se vislumbraba la tónica que alcanzaría el proceso cuando se echaron a rodar las dudas, primero acerca del apresuramiento en el regreso de Europa, luego la inestabilidad emocional del fiscal muerto, supuestas relaciones equívocas, inconsistencia de los cargos, intervención de servicios secretos extranjeros, intereses petroleros y otros factores que pretendían justificar una enorme presión causante del suicidio.
   Se le faltó el respeto a la preservación del escenario del drama porque el departamento, el piso y el edificio se transformaron en  una romería de funcionarios que nada tenían que hacer allí; tardías inspecciones oculares, sospechas sobre la custodia y otros elementos que solo sirvieron para contaminar de charlatanería la marcha de una investigación errática  y desorientada, que solo buscaba fortalecer la idea del suicidio como única causa de la muerte.
   Y en el terreno político, donde también se mueve un “partido judicial” oficialista, apretaron el acelerador de la desesperación en un intento de diluir la situación, las dudas y las sospechas, desacreditando la denuncia y enviándola virtualmente al archivo en un trámite más veloz que la desestimación de la causa por el vertiginoso enriquecimiento de la pareja gobernante, de unos años atrás.
   Quienes sostienen que Rafecas no leyó el amplio escrito acusatorio contra la Sra. K y compañía ni escuchó las grabaciones de las conversaciones telefónicas se equivocan, porque no faltaron los comedidos que lo hicieron por el Juez y con esos interesados elementos indujeron su conducta.
   Posiblemente las últimas -de lo que con seguridad habrá muchas más- fueron la aparición de la supuesta novia y la exagerada cantidad de alcohol en sangre que habrían detectado ¡¿recién ahora?! en el cadáver.
   Todo esto al menos avisado de los argentinos, le lleva a pensar que el giro obligado de los desahuciados por la realidad ya que a todas las chicanas que se inventaban surgía su desestimación técnica o testimonial, era caer a lo más burdo que se está haciendo peligrosa costumbre en los argentinos: investigar a quien no puede defenderse, que es la víctima. 
   Uno a uno vienen cayendo por su inconsistencia en unos casos y por honestidad jurídica en otros, los maquillajes que pretendieron disfrazar como única causa el suicidio por estrés excesivo o apremios íntimos.
   No es para afirmar que lo asesinaron por esta o por tal desconocida causa, si actuaron sicarios, si al autor le facilitaron la entrada, si lo habían planificado la Cia y el Mossad o cualquiera de todas las versiones que aún no se han cansado de circular.
   Pero todo indica que no fue suicidio, como desde el principio y apresuradamente se lo anunció por parte de encumbrados funcionarios, hasta la instancia cúlmine de paralizar judicialmente la investigación sobre quienes acusaba el fiscal antes de morir.
   Investigar a la víctima es una infame y desleal actitud de vileza.
   La impotencia y el despecho son malos consejeros a la hora de escudriñar el camino para llegar a la verdad, salvo cuando prevalecen intereses cuantiosos, posturas políticas inmodificables y caprichos de eternidad.
   Como ahora, ni más ni menos.
Gonio Ferrari

3 de marzo de 2015

Del 133º período de sesiones no abierto -------

EL JACTANCIOSO DESENDEUDAMIENTO 
Y OTROS ESPEJISMOS PRESIDENCIALES

Es un envidiable privilegio de los intelectuales de la economía
realizar un análisis inmediato y certero de las manifestaciones
presidenciales del 1M. En el caso particular de los periodistas 
que únicamente nos ilustramos en los medios colegas y en la 
generosidad de Google y su memoria prodigiosa, nos queda la
alternativa de la repetición de datos y estadísticas y el enfoque
personal que podamos tener del discurso de la Sra. Presidenta.

   Reconozcamos con una mano en el corazón, que el más humilde de los ciudadanos argentinos que de economía ignore todo, puede haber creído esa exagerada puesta en escena del anuncio que ya no debemos nada: que no existe la deuda, que tenemos el salario mínimo vital y móvil más alto de América Latina o que ese día se iniciaban las clases en todo el país.
   El 1M, “Dia Nacional de la Utopía” no fue por obvias razones tomado por la dirigencia gubernamental como expresión de apoyo cuantitativo, porque frente a los números divulgados incluso por la agencia oficial Telam, no podían adjudicarse ninguna victoria comparativa con el 18F. Hasta la militancia lo entendió así.
   Y existía una simple razón que fue una especie de búmerang para quienes tuvieron a su cargo la logística de la convocatoria: ¿qué hubiera pasado si para el 18F hubieran puesto a disposición del pueblo los trenes y pagado los ómnibus con viáticos incluídos desde todo el país?.
   A los asistentes a la concentración calificada oficialmente como “lanzamiento del partido judicial” no les dieron ni agua, salvo la lluvia que restó presencias, con la salvedad inicial -por si el poder no lo recuerda- que el primer partido judicial nacido precisamente de sus entrañas fue ese colectivo llamado “Justicia legítima”.
   En el discurso que fue breve comparándolo con los habituales espejos de Hugo Chávez y Fidel Castro, se notó la ausencia de una necesaria autocrítica que cayó vencida -antes de nacer- por la arrogancia y la soberbia de suponer, para inculcarles a todos y todas, que vivimos en el paraíso.
   Aunque han sido muchos los logros alcanzados por la administración “K” en casi 12 años, no es necesario enumerarlos partiendo de la base que el gobierno tiene la obligación de hacer las cosas bien para la gente y no para el aplauso, porque los aplausos 
-igual que los abucheos- van a las urnas.
   Para explicarlo sin tecnicismos estamos desendeudados, pero a la deuda la pagarán nuestros hijos, nietos, bisnietos, tataranietos y chosnos siempre y cuando sigamos teniendo gobiernos cultores de la costumbre de patear los problemas en dirección al futuro, porque según el Banco Central entre 2003 y 2014 la deuda pública aumentó en más de 100.000 millones de dólares sin incluir la deuda pública de provincias, empresas del estado, juicios con sentencia firme, etc.
   En realidad, deja para la posteridad un regalito de 250.000 millones de verdes de los cuales a partir de 2016 a los entrantes les tocará pagar o refinanciar más de 40.000 millones (deuda con China y con el Banco Central de Francia entre otros) y no solamente 2.500 millones como dijo la Sra.
   Sobre el salario mínimo, vital y móvil en Latinoamérica tendríamos un largo rato para debatir, porque las cifras del piso y del techo poco importan cuando lo trascendente, lo valioso, es el poder adquisitivo que tiene cada salario. Y con una inflación que se niega o se esconde en los despachos oficiales, cualquier incremento nace licuado y desactualizado.
   Como siempre en los últimos tiempos la Justicia fue uno de los blancos más tiroteados, seguramente por su cerrada negativa de negarse a una “domesticación” que la transformaría en un apéndice del Ejecutivo y destrozaría su constitucional independencia.
   En la consideración del tema Amia se elevó la temperatura del monólogo, cuando los dardos estuvieron dirigidos a la gestión del  asesinado o suicidado Fiscal Nisman en esa causa, con la impunidad propia de quien se siente fuerte cuando acusa a quien no puede defenderse.
   El tono destemplado ante cuatro o cinco carteles referidos al atentado contra la mutual judía no fue la energía del gobernante sino una muestra de intolerancia, como también menospreciar a empresarios que desaprueban los acuerdos con China a quien nuestro país le comprará trenes que bien pueden ser fabricados aquí, estimulando la alicaída industria nacional y creando miles de fuentes de trabajo.
   Las clases, pese al anuncio oficial, no se iniciaron en todo el país por distintas causas y conflictos, especialmente el existente en la provincia de Santa Cruz, tan conocida por la oradora.
   Y los detalles para la anécdota: la ausencia de Aimèe Boudou, para quien le asignaron la pesada carga de soportar una rechifla y abucheo en Uruguay cuando lo anunciaron, y la reaparición en escena aunque alejado del primer nivel, del que fuera agresivo y deslenguado piquetero símbolo del oficialismo, el ahorrativo Luis D’elia.
   Es probable que falte aquí la consideración de otros aspectos de la exposición de casi cuatro horas, tales el “tirón de patillas” a Kicillof, lo referido a la recuperación de los trenes, y otros temas vitales como la inflación y la inseguridad, definiciones en materia gremial y  más aspectos que merecieron la consideración de la Sra. Presidenta.
   Los medios concentrados que apoyan al modelo nacional y popular se abstuvieron de plantear comparaciones en cuanto a recientes  convocatorias y poco hablaron del gracioso tuit de un periodista británico, después que la Sra. tomara como un elogio lo que escribiera Joseph Cotterill, del influyente Financial Times: “Lo hicieron. Finalmente lo hicieron. Los bonos reestructurados a 2033 de la Argentina cotizan por encima de la par”.
   Ella tomó el texto como base de su inicial autoelogio en el mensaje al Congreso.
   Pero todo en la vida tiene explicación.
   El periodista en otro tuit, inmediato y como respuesta, advirtió que sus palabras tenían otro sentido y “tuiteó”: “Gracias por la mención en su discurso @CFKArgentina. Temo que el precio esté subiendo debido a que le queda menos tiempo en el cargo”.
   En un laberinto de realidades y fantasías cualquiera se pierde, incluso al final, y es para pensar que fue por eso que la Sra. Presidenta olvidó el ritual de dejar inaugurado el CXXXIII Período de Sesiones Ordinarias de nuestro Congreso Nacional.
Gonio Ferrari 

1 de marzo de 2015

S.L.B. – Domingo 1/3/15 – ESTAMOS EN EL 1M – SIGUE LA SOCIEDAD UTA/FETAP – LLUVIAS TORRENCIALES – EL CURIOSO TEMA STIUSSO – LA MEGACAUSA Y EL CASO DALMASSO – SE FUE “COKI” – LAS OBRAS QUE NO SE VEN – ANTONINI WILSON, LA VALIJA Y EL “NUNCA MAS”.

Desgrabacion de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 01-03-15 que emite AM580 Radio Universidad de Córdoba

ESTAMOS EN EL 1M
   Es todo tan reciente, que sería una imprudencia de mi parte evaluar un discurso tan extenso y variado como el que pronunciara la Sra. Cristina Fernández de Kirchner ante la asamblea legislativa, abriendo un nuevo período de sesiones.
   Sería apresurado y poco serio analizar frases elegidas o huirle al contexto, porque es necesario un panorama completo para poder pintar el paisaje.
   Tampoco es prudente caer al facilismo de plantear la convocatoria como una mera cuestión cuantitativa, sobre quién convocó más adherentes: el 18F o el 1M que aún estamos transcurriendo.
   El domingo próximo, seguramente, estaremos en condiciones de analizar los pormenores del último mensaje de la Sra. Presidenta a los legisladores, con toda la seriedad que exige el momento histórico que estamos viviendo los argentinos.
   Los argentinos ellos y los argentinos nosotros, esperando que alguna vez, todos, seamos “nosotros”.

UTA Y FETAP, OTRA VEZ SOCIOS
   Los autos bajitos, las motos, las bicicletas y todo rodado menor se desplazaban normalmente aunque con mínimas dificultades en la mañana del miércoles pasado, cuando la lluvia todavía no había formado los caudales urbanos habituales con un escaso milimetraje.
   Una caliente interna sindical, el capricho y la impunidad con que se renuevan los desplantes de los choferes afiliados a la UTA se asoció con la eterna angurria de los empresarios, quienes con un criterio bolichero le esquivan a los riesgos que se deben asumir cuando lo que se presta es un servicio público que por contrato se comprometieron a cumplir.
   Las explicaciones del secretario general del gremio eran una mezcla de burla, estudiada ignorancia y trasnochados y balbuceantes conceptos: los ómnibus dejaron de circular, explicaba el insólito dirigente, “porque el agua podía entrar por el filtro de aire, parar las unidades, y permitir que los dueños los sancionaran por lluvia”.
   Ni Gaby, Fofó, Miliki, Piñón Fijo y Ricky juntos hubieran aportado una explicación de tamaña seriedad y contundencia técnica.
   Después los choferes lloriquean y dejan de a pié a miles de pasajeros por alguna merecida puteada que reciben como reacción a su insensibilidad social y marcado egoísmo, aprovechándose de la cantidad de rehenes que utilizan para conseguir lo que se les antoja.
   A todo esto la Municipalidad, poder concedente, tuvo menos reflejos que una babosa y dejó pasar varias horas hasta que intimó al cumplimiento del servicio, cuando miles de cordobeses ya habían perdido presentismo, puntualidad y otros beneficios ganados con sacrificio, a diferencia de la coacción y la prepotencia que utilizan esos socios para la riqueza fácil y sin riesgos que son UTA y FETAP.
   Las multas aplicadas son una burla ciudadana y matemática, porque los montos ya se amortizaron con la economía de combustible y de otros rubros lograda con la paralización: UTA y FETAP siguen manejando a su antojo, tiranía y atropello al transporte de la ciudad, cuyas autoridades no saben, no pueden o no quieren ordenar definitivamente, pese a que el usuario paga el boleto más caro del país.
   ¿Cómo voy a pretender manejar la provincia más endeudada de Argentina si no consigo imponer la ley y su cumplimiento en la caótica ciudad?
   Y después todos, frescamente y sin ponerse colorados, siguen en la insólita boludez de hablar de candidaturas a espaldas del sufrimiento de quienes van a votar.

LLUVIAS MÁS QUE INTENSAS
   Es cierto lo que sostiene nuestro gobernador que es materialmente imposible pronosticar 300 milímetros de lluvia en corto lapso y por ende, las consecuencias que puede provocar un fenómeno de tal naturaleza.
   No le echemos la culpa de eso también.
   Pero si, de que no exista más allá del marketing, la mueca de dolor y el promesómetro, una política estable en materia de desastres, encomendada a cualquier organismo pero que sirva; que no sea un coto de caza para pagar favores ni una estructura administrativa más numerosa y cara que su función operativa.
   El descontrol en las edificaciones, el descontrol en la explotación de los campos, la deforestación salvaje y los ataques al ecosistema, acarrearon las consecuencias que ahora lamentamos.
   Es también obligación de los gobiernos estudiar a futuro para poder prever y evitar los desastres que no son tan solo naturales, sino que acaecen por omisiones que si, sin ninguna duda, tenemos que reprocharles a nuestros gobernantes.
   Que ahora frente a la tragedia no se hagan los desentendidos, que dejen de gastar en quimeras de eternidad y que pongan los recursos recaudados al servicio de la gente y no de sus mezquinas ambiciones.
   Eso sería hacer Patria.
   Lo que están haciendo, es rascarse para adentro.

EL CURIOSO CASO STIUSSO
   El que fuera “espía estrella” de varios gobiernos incluidas las administraciones de Néstor y de Cristina, ha caído en la desgracia de la desocupación y del escarnio público, desde que lo cesantearon en diciembre último.
   ¿Es que acaso dejó de ser funcional al modelo?
   ¿Recién después de tantos años, se dieron cuenta que en complicidad con otros personajes, habría ingresado de contrabando más de 90 toneladas de mercadería?
   ¡A otro perro con ese hueso!
   Se me ocurre, y no quiero con esto que me endilguen la inexistente condición de futurólogo, que el kirchnerismo por las dudas gane en octubre, necesita una estructura de inteligencia absolutamente leal, como lo puede ser integrando el organismo exclusivamente con propia tropa.
   Y si se diera la alternativa de perder las elecciones, contar con mecanismos de control sobre la oposición que pasaría a ser oficialismo.
   Es la única manera de entender la situación de Stiusso, que ahora es un trapo con piojos, con captura recomendada y las peores referencias, después de haber gozado de la confianza nacional y popular.
   Bueno sería que llegara vivo a Tribunales, porque es de imaginar que tiene mucho, demasiado para decir.

LA MEGACAUSA Y NORA DALMASSO

   El pasado domingo adelantábamos que podría llegar a existir alguna vinculación entre la Megacausa del Registro de la Propiedad y el crimen del que resultara víctima la señora Nora Dalmasso en Rio Cuarto. 
    Daniel Osvaldo Cerdá, con respecto a la muerte de Nora Dalmasso, sostiene que cuando esta señora le solicita el divorcio a Macarrone, quien según un secreto a voces en Córdoba, sería testaferro de De La Sota, existirían a nombre de Macarrone, como testaferro del Gobernador 20.000 hectáreas de campo, y la señora como el bien era ganancial, solicitó para sí el 50 por ciento.
   ¿Habrá sido por eso que apareció asesinada? 
    Pero para arreglar los papeles del inmueble, recordando el modus operandi de otra causa se dictó aquel decreto, ante el sobreseimiento por prescripción de la cuestión penal de Leopoldo Ferreyra, luego un decreto de De la Sota, que de manera general ordenaba sin mucho sentido que todos los agentes de la administración pública debían volver a sus puestos de origen y así volvió Leopoldo Ferreyra -cobijado en el Ministerio de Finanzas- por obra y gracia del actual gobernador.
   Ahora, bien, si nada de esto es cierto, ¿por qué el hijo de Nora Dalmasso, acusado de mantener equívocas relaciones con su madre horas antes de su asesinato, tildado de homosexual y drogadicto, luego puesto preso y finalmente eximido de toda responsabilidad en el homicidio, hoy, es abogado, vive en los Estados Unidos y nada reclama a esta gestión del gobierno provincial? 
   ¿Por qué Macarrone padre, habiendo sido imputado o sospechado seriamente también por este homicidio, ventilada la vida sexual de su esposa, relacionada con amantes y en la causa, desprestigiado y preso a su hijo, totalmente deshonrada su persona, sindicado en casi todo el país como testaferro de De La Sota, tampoco nada reclama?
   ¿Por qué cuando se trasladó a Cerdá para declarar en la causa Dalmasso, no fue citado Leopoldo Ferreyra, a quien Cerdá sindicó en el 2.006, como autor de todos los robos de tomos y folios registrales?
   ¿Por qué si nada tiene que ver De la Sota, no declara en la Megacausa del Registro y clarifica de una vez y para siempre la situación, lo que sería aconsejable más aún con sus pretensiones presidencialistas?
   Al menos desorienta que los jueces y fiscales de Córdoba, admitan que la Comisión Especial antes referida, sean los únicos que están profesionalmente capacitados para juzgar a los imputados de la Megacausa del Registro.
   Si Cerdá miente, por qué no se presenta un serio estudio patrimonial del señor Macarrone, que de cuenta que jamás tuvo campo o efectuó los gastos de explotación de 20.000 hectáreas y que luego del fallecimiento de su esposa disminuyó en tal importe, o de cómo es la verdad de la cuestión o por qué no se cita a Macarrone a la Megacausa para que declare y rinda cuentas, es para pensar que nadie mejor que él para hacerlo.

EL MÁS BARATO DE LOS FUSIBLES
   Sus mañaneros orgasmos verbales terminaron por transformarse para muchos argentinos en la insufrible pesadilla de digerir mentiras amasadas en las más altas cocinas del poder, allí donde se decide quien es bueno, quien es malo, quien es militante o quienes son los cipayos traidores a la Patria, personeros de Magnetto y al servicio de los medios concentrados.
   Ese fue el permanente y percudido argumento descalificador hacia todo aquel que osara y ose pensar distinto, como si los excluyentes dueños de la verdad fueran los impolutos monjes de la cofradía “K” que cuidan nuestra virtud, nuestras vidas y nuestros bienes.
   Se acabó un ciclo de diarios fascículos que pretendían, a través del relato interesado y de dudosa credibilidad, meternos en la cabeza de los argentinos que todo lo negativo que se ve es solo la fantasía destituyente de los enemigos del modelo, que hace tiempo perdieron su categoría de adversarios cuando los abofeteó aquella lejana realidad de un ahora devaluado 54 por ciento.
   Capitanich transformó la comunicación en ofensa; el mensaje en oprobio; la noticia en insolencia y la duda en insulto, con la gratuidad que otorga la soberbia, amparada en una impunidad asombrosa que desconoció sus lacerantes fallas como gobernante y sus falencias en el campo social de su descuidada provincia, el más sensible de los escenarios.
   Lo mandaron a la trinchera y salió a pelear con un libreto único, muchas veces sin aceptar preguntas y cometiendo el grueso e infantil error de llamar a esos encuentros “conferencias de prensa” cuando eran monólogos por lo general dirigidos a los medios adeptos e ignorando la presencia, las repreguntas y las inquietudes del resto.
   El ex mandatario chaqueño ahora, parcialmente desocupado (el político jamás adquiere ese “status”) ha declarado que le gustaría ser intendente de la ciudad de Resistencia.
   En un primer momento se me cruzó por la cabeza censurar tal inquietud, pero sería bueno que lo intentara, al menos para pagar desde ese cargo la enorme deuda que tiene con la sociedad chaqueña y con las estadísticas en materia de desnutrición infantil, “dibujadas” hasta la muerte de un niño.
   Capitanich, el más barato de los fusibles del gabinete nacional, tendrá como intendente la oportunidad de saldar las muertes por hambre que negara desde su alto cargo, y que fuera noticia mundial colocándonos en la escandalosa posición de insensibles frente al famélico dolor de los más desposeídos.
   Los qom, los wichis y otros aborígenes lo esperan con el voto en la mano.
   De lo contrario, tiene como alternativa volver a la valija de sus culpas, para esconderse en esa penumbra prisionera como lo hacía “Chirolita” cuando terminaba la función y Mr. Chasman lo condenaba al silencio.
   Porque la función ya se terminó y su Mr. Chasman se está despidiendo ...

MUNI: LAS OBRAS QUE NO SE VEN
   Cuando aparecen las exigencias es que la gente toma en cuenta si el Estado se está ocupando o no de su bienestar, de su seguridad, de la tranquilidad, de la integridad física y material, que son en suma componentes que hacen a la felicidad.
   En un incendio, por las consecuencias sabemos si los bomberos están correctamente equipados, si les falta personal o si actúan por instinto sin ningún tipo de instrucción o planes operativos.
   Por eso y poco a poco, aunque sean muchos los que lo nieguen, en Córdoba se están haciendo obras que no se ven, pero que su presencia aparece como por arte de desgracia, en los momentos críticos.
   Ese es el caso de los desagües, enormes obras de ingeniería que por estar ocultas es como si le gente no supiera que existen.
   Lo saben en las inundaciones, por ejemplo, y en este caso me voy a permitir un ejemplo personal basado en sufrimientos y vivencias.
   En Alta Córdoba cada vez que caían cuatro gotas se desataba el drama de las inundaciones, especialmente en la zona de la Plaza Rivadavia, en Baigorrí, sobre Juan B. Justo y en avenida Alem.
   Ahora con los nuevos desagües, que tardaron muchos años pero ya están en funcionamiento en casi un ciento por ciento, esa preocupación de no poder salir de la casa o no poder volver a ella, se ha terminado.
   Falta, pero todo llega.
   Como rogamos que llegue el orden del tránsito, la iluminación callejera, la recolección de basura y otras cuestiones que la municipalidad aún no ha solucionado.
   Pero seamos justos: esas obras que faltaban, se planificaron, se hicieron y ahora funcionan, merecen nuestro reconocimiento hacia las autoridades de la comuna.

LA VALIJA DE ANTONINI Y EL “NUNCA MAS”
   Era previsible que la causa prescribiera, por el peso político de quienes la motivaron allá por 2007 cuando entró al país una valija con 790.550 dólares norteamericanos en efectivo.
   Complicaron en las sospechas a un tal Antonini Wilson, empresario venezolano y al ex funcionario argentino Claudio Uberti, otro de los pasajeros del avión jet que llegó al Aeroparque, y a una policía que después devino en mediática modelo, se le ocurrió abrir la maleta para encontrarse con esa sorpresa verde.
   Se dijo por entonces que esa suma de dinero, proveniente supuestamente del generoso Hugo Chávez, habría estado destinada a la campaña proselitista para ubicar a la Sra. Cristina Fernández de Kirchner en la primera magistratura del país.
   La causa judicial tuvo tantas idas y vueltas; ingresó a tantos laberintos, que de buenas a primeras debió rendirse ante el paso del tiempo que la transformó en prescripta.
   Para la Justicia, ahora el contrabando no existió.
   La llegada al poder, si.

 Y sin el afán de mezclar dos temas tan distintos, el hilo conductor de ambos es la justicia, buena para unos y demoníaca para otros.
   Pero se fue en paz, una paz que debe llenar de orgullo a sus descendientes, un hombre que honró a la Justicia con mayúsculas, a la Constitución y a la Patria.
   Al morir el Fiscal Julio César Strassera no deja para la historia solo el universalizado “Nunca más” sino la valentía y la coherencia de un hombre íntegro que mostró su calidad humana en momentos que enfrentar a los militares, aún con poder de fuego, no era lo mismo que descolgar sus retratos.
   Strassera fue un ejemplo, al que muchos últimamente castigaron por la envidia de ni siquiera poder parecerse a él.

27 de febrero de 2015

Final para Coki Kapitanich ------------

EL MÁS BARATO DE LOS FUSIBLES

Ha quedado demostrado una vez más que es más fácil
inventar mentiras que fabricar realidades. Nada menos
que el lenguaraz nacional fue el encargado de colocar
tal aserto en la opinión pública, que desde hace tiempo
eliminó el vidrio de su dieta.¡Pero quiere ser intendente!

   Sus mañaneros orgasmos verbales terminaron por transformarse para muchos argentinos en la insufrible pesadilla de digerir mentiras amasadas en las más altas cocinas del poder, allí donde se decide quien es bueno, quien es malo, quien es militante o quienes son los cipayos traidores a la Patria, personeros de Magnetto y al servicio de los medios concentrados.
   Ese fue el permanente y percudido argumento descalificador hacia todo aquel que osara y ose pensar distinto, como si los excluyentes dueños de la verdad fueran los impolutos monjes de la cofradía “K” que cuidan nuestra virtud, nuestras vidas y nuestros bienes.
   Se acabó un ciclo de diarios fascículos que pretendían, a través del relato interesado y de dudosa credibilidad, meternos en la cabeza de los argentinos que todo lo negativo que se ve es solo la fantasía destituyente de los enemigos del modelo, que hace tiempo perdieron su categoría de adversarios cuando los abofeteó aquella lejana realidad de un ahora devaluado 54 por ciento.
   Capitanich transformó la comunicación en ofensa; el mensaje en oprobio; la noticia en insolencia y la duda en insulto, con la gratuidad que otorga la soberbia, amparada en una impunidad asombrosa que desconoció sus lacerantes fallas como gobernante y sus falencias en el campo social de su descuidada provincia, el más sensible de los escenarios.
   Lo mandaron a la trinchera y salió a pelear con un libreto único, muchas veces sin aceptar preguntas y cometiendo el grueso e infantil error de llamar a esos encuentros “conferencias de prensa” cuando eran monólogos por lo general dirigidos a los medios adeptos e ignorando la presencia, las repreguntas y las inquietudes del resto.
   El ex mandatario chaqueño ahora, parcialmente desocupado (el político jamás adquiere ese “status”) ha declarado que le gustaría ser intendente de la ciudad de Resistencia.
   En un primer momento se me cruzó por la cabeza censurar tan inquietud, pero sería bueno que lo intentara, al menos para pagar desde ese cargo la enorme deuda que tiene con la sociedad chaqueña y con las estadísticas en materia de desnutrición infantil, “dibujadas” hasta la muerte de un niño.
   Capitanich, el más barato de los fusibles del gabinete nacional, tendrá como intendente la oportunidad de saldar las muertes por hambre que negara desde su alto cargo, y que fuera noticia mundial colocándonos en la escandalosa posición de insensibles frente al famélico dolor de los más desposeídos.
   Los qom, los wichis y otros aborígenes lo esperan con el voto en la mano.
   De lo contrario, tiene como alternativa volver a la valija de sus culpas, para esconderse en esa penumbra prisionera como lo hacía “Chirolita” cuando terminaba la función y Mr. Chasman lo condenaba al silencio.
   Porque su función ya se terminó y su Mr. Chasman se está despidiendo ...
Gonio Ferrari

22 de febrero de 2015

S.L.B. – Domingo 22/02/15 – 19F, LOS ELLOS Y LOS NOSOTROS - ¿CUÁNTAS VÍCTIMAS FATALES? – PREMIOS A LUSA Y COTRECO – AIMÈE BOUDOU, AL BANQUILLO – MEGACAUSA, CASO DALMASSO Y MAS - LA ALPARGATA ROSA – SE VIENE EL 1M – VENEZUELA, OPOSICIÓN PROHIBIDA, etc.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 22/02/15 emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba

LOS ELLOS Y LOS NOSOTROS

Los reduccionistas, como era de esperar, centraron sus análisis en una especie de lucha por arriesgar número de asistentes a las concentraciones realizadas tanto en Capital Federal como en el interior del país y en ciudades extranjeras tales los casos de Tokyo, Sydney, París y algunas otras, como si se tratara de un campeonato de adhesiones o indiferencias.
    Es probable que la intención sea deliberadamente distractiva para quitarle a la masiva convocatoria su verdadero espíritu de pésame, homenaje, protesta y casi rebelión frente a un poder cargado de ceguera y soberbia, que desconoce la sana práctica de la autocrítica y pretende imponer su modelo abjurando de las correcciones de rumbo que necesita.
    Sin dudas los resultados de las últimas elecciones con su apreciable pérdida de votos, de nada sirvió al kirchnerismo para modificar una postura altanera y desafiante de la realidad, como la que viene sosteniendo, empeñándose en mirar solo hacia adentro, cerrando los ojos frente a todo lo que se le plantee como adverso y apoyándose en aquel lejano y ahora devaluado 54 por ciento que lo consolidó en el mando.
   ¿Que al final era cierto lo de la politización de la marcha?
  ¡Por supuesto! Tan cierto como en su momento se politizó a la Justicia, se politizaron los derechos humanos, se politizaron el dolor y el luto, se politizó la economía, se politizó el deporte, se politizó el asistencialismo “compra votos” y tantas otras actividades de la vida ciudadana.

   Por eso es tan complicado, desde un plano neutral, saber ahora quienes son ellos y quienes nosotros, o quienes nosotros y quienes ellos, lo que de por sí es un planteo abiertamente discriminatorio porque todos debiéramos ser nosotros, unidos, codo a codo luchando por la grandeza del país y el bienestar propio y del prójimo.
   Es la hora del abrazo fraternal y no de la odiosa e impuesta separación.
   Porque en las masivas concentraciones del pasado miércoles no estuvimos nosotros y faltaron ellos, sino que todos pudimos sentirnos nosotros, si es que todos peleamos por el futuro sin marginar a nadie.
   Más que una expresión popular fue un clamor; un llamado de atención que merece la grandeza y la humildad de ser escuchado, si aún subsisten esos valores en los centros del poder, encerrados en un sordo empecinamiento de atender los mensajes de los “ellos” ignorando a los “nosotros”.
   Y nosotros -quedó demostrado- somos todos, incluidos los “ellos”.


¿CUÁNTAS VÍCTIMAS FATALES?

    El altísimo precio de ocho vidas, se cobró la tragedia de las sierras chicas que nos enlutó a todos los cordobeses y dejó abiertos ciertos interrogantes, cuyas respuestas bien pueden servir para evitar su repetición.
   Los impuestos que se pagan, incluyendo lo que nos confiscan con la factura de EPEC sirven solo para luchar contra el fuego, pero con el agua nada que ver, lo que asoma como una pesada y riesgosa injusticia.
   ¿Por qué no existen radares meteorológicos que puedan anticipar esos desastres?
  ¿Tenemos que seguir dependiendo exclusivamente del Servicio Meteorológico Nacional o de los gurúes locales?
   ¿Qué falló en las alertas tempranas que dicen tenemos en los principales ríos?
   No es hora de buscar culpables sino de encarar las soluciones que eviten la reiteración de este reciente desastre que es cierto: se cobró 8 vidas, lo que bien pudo evitarse.
  Los daños materiales, cuantiosos e inabordables por los damnificados, vienen a ser otra manera menos dolorosa de morir pero igualmente traumática por la impotencia.
  Morir no es tan solo perder la vida, sino ver naufragar los esfuerzos, los sacrificios, los desvelos y los proyectos y de buenas a primeras quedar con las manos y el alma vacías.
  Ahora, aquietado el estrépito mediático con las cámaras y los micrófonos que se fueron, es cuando los afectados por la desgracia más solos se sienten, abandonados a su pena por un Estado que se limita a prometer soluciones, que por lo general demoran mucho más, sumado al machacar de las angustias por lo vivido.
  Ese Estado, el que no proveyó las alertas debidas, es el responsable directo de buena parte de los daños tanto físicos como mentales y materiales, y tiene la obligación absoluta de hacerse cargo, no con la imposición de créditos a la tasa que fuere, sino con ayuda real e inmediata en efectivo y no reintregrable.
  Es el momento de postergar partrióticamente el sueño presidencialista y asignar los cuantiosos medios económicos y financieros destinados a esa utopía, en beneficio de quienes tuvieron la mala fortuna de ser víctimas del aluvión.
  Porque si la asistencia monetaria y la contención no llegan, o demora como está demorando, habrá ocasión casi inmediata de mostrarles a los políticos que la fuerza del voto es más determinante y trascendente que cualquier inundación.

PREMIOS A LUSA Y COTRECO

  La verdad, a la gente poco le importan los tejes y manejes que existen en torno del tercerizado servicio de recolección domiciliaria de residuos y de limpieza de calles.
Primero, que la recolección dejó de ser domiciliaria para transformarse en casi barrial, con el esfuerzo de los vecinos para ahorro de personal y mayores utilidades para las empresas prestatarias.
  Si a Lusa y Cotreco las beneficiaron dejándoles de cobrar algún impuesto, los detalles acerca de la renovación o no del contrato de prestación y los nuevos valores que entran a regir, no son preocupaciones de la gente, porque lo único que nos interesa como habitantes de esta ciudad, es que nos salven de la mugre, una mugre que avanza más a prisa que la pachorra municipal en exigir el cumplimiento del servicio.
  Que cobren lo que quieran porque les pagarán, que diagramen los recorridos como se les antoje, total es para no cumplirlos, o que pasen cuando se les antoje.
  Pero que retiren la basura y barran las calles, porque la salubridad urbana así lo reclama.
  Déjense de joder con negociaciones que solo preocupan a la municipalidad y a los   dueños de Lusa y Cotreco.
  Llévense toda la porquería acumulada que es parte del paisaje ciudadano, barran las calles alejando pestes y sigan prendidos a la ubre estatal, que por ahora los alimenta, hasta que la propia gente los deje en la calle.
  Como lo están haciendo ustedes con la basura, que alguna vez esa misma gente les apilará sobre los escritorios a los burócratas responsables de tanta suciedad que los cordobeses no merecemos.

AIMÈE BOUDOU, AL BANQUILLO

  Es probable que el tema sea tomado, desde la cocina del poder, como una estocada del que suponen naciente partido judicial, que busca tomar posiciones en un año electoral como este.
  El tema es que Amado Boudou, nuestro motoquero y rockero vicepresidente en ejercicio pese a estar procesado, deberá sentarse frente a un tribunal que le pedirá cuentas por su vinculación con el sonado y ardiente caso Ciccone y no con el tema del autito flojo de papeles.
  Como si un cerco se fuera cerrando, fue obvia la reacción de sus rentados seguidores restándole entidad a la causa y sosteniendo que la actualización del tema se dio por obra y gracia de la opo y del concentrado poder mediático encabezado por Clarín y el indeseable Magnetto.
  La detención de uno de los personajes sindicado como testaferro del vice en sus negocios, empiojó de tal manera el panorama de su posición frente a la justicia, que el temor actual es que Vandenbroele hable y aporte detalles acerca de lo que se viene investigando mientras se pisa el freno.
  Dicen algunos allegados, que ahora el peligro radica en lo que el detenido en Mendoza pueda cantar, incluso, sin necesidad de acompañarse con la guitarra de Aimée.
  Hasta es posible que lo torturen… para que se calle.
  Porque el vice cometería una imperdonable imprudencia si se quejara por lo que está haciendo la justicia con él pese a su investidura.
 ¿No es que le habían pedido a la Justicia que trabajara?
Ya lo está haciendo.
  Eso, a Nisman, le costó la vida.



LA MEGACAUSA Y DALMASSO

  Solo la Cámara Décima de los tribunales cordobeses, que tuvo el privilegio histórico de inventar el mes de febrero con 30 días, pudo haberlo hecho, citar a juicio a un acusado por la megacausa y una semana antes avisarle que habían jubilado a su abogado defensor, pero que no debía preocuparse, ya que le habían designado reemplazante.
  Un reemplazante que en esos pocos días, tenía que leer más de 16 cuerpos que tiene el expediente.
  Planteada la suspensión del juicio a prueba por el afectado, al tribunal no le quedó otra que hacer lugar a la prórroga.
  Más allá de esta curiosa situación, existe un interrogante: ¿Cómo y sobre qué debe rendir cuentas el Sistema Judicial? Es como titula un artículo del Dr Alberto Binder, vicepresidente del INECIP.
  Afirma que al Sistema Judicial debemos pedirle que se haga responsable de su parte en la gestión de los conflictos de la sociedad según lo que establece la ley, apartándose de criterios internos o arbitrarios. Esto se logra con transparencia del trabajo, transparencia que implica la producción de información clara, confiable y accesible a la ciudadanía.
  Sin embargo, explica, la estadística judicial está atada a un simple conteo de causas, trámites y expedientes, sin que exista una práctica de análisis de esa información que permita controlar y medir el cumplimiento de los objetivos y tareas del Poder judicial.
  Por esto propone fortalecer comunidades de analistas que realicen investigación permanente sobre el sistema.
  Y trasladado este criterio a la causa del Registro vale preguntar si Las oficinas de Estadística y Control del Poder Judicial de Córdoba han registrado el número de personas  que estuvieron en prisión preventiva y  cuánto duró esa prisión en cada caso, si han detallado cuántos imputados llegaron a juicio presos y cuánta pena adelantada habían cumplido previo a ser juzgados, si han contado el número de veces que las mismas personas fueron a juicio o que los mismos jueces juzgaron las mismas cosas y si han medido el apego de estos datos a la normativa constitucional e internacional.
  Sin un análisis científico en esta causa, la tarea judicial permanecerá oscura y el acceso a la  verdadera justicia será improbable.
  Y peor aún, tras la virtual pantalla creada con criterios internos y arbitrarios, el  sistema se mantendrá alejado de  los verdaderos conflictos de la sociedad.
  ¡Ahh! Y antes de olvidarme y hoy no quiero extenderme tanto en el asunto, el domingo próximo les haré algunas aproximaciones, desconocidas u ocultas hasta el presente, que emparentan a esta Megacausa del Registro de la Propiedad con el irresuelto crimen del que resultara víctima Nora Dalmasso.
  Alguna vez habrá, creo, una luz orientadora sobre ese homicidio que tanto -dicen- desorienta a las autoridades.


LA ALPARGATA ROSA

  Alex es un semihumano vomitado por el cielo y maquillado con pis.
  Es la media naranja del primer matrimonio gay nacional & popular de Argentina, merced a la ley que aprobara el Congreso e impulsada por el oficialismo en 2010.
  Quien fuera orgullo "K" ahora está en trámite de divorcio.
  Sus conocidos impíamente le llaman "Alpargata rosa" porque no hay un gaucho que se la quiera colocar.
  No se trata de un exabrupto sino parte de la historia reciente de quien se instaló en el barro más inmundo y desde allí lanzó sus pretendidas "genialidades" cloacales.
  Pido perdón a la gente decente y bien hablada, pero no he bajado a ese terreno porque sí: este despreciable personaje merecía recibir, para su tratamiento, su propia medicina.
  Y colorín colorado, ni siquiera ha renunciado.

YA SE ANUNCIA EL 1M

  Para ese día, que por suerte para el gobierno nacional es domingo, ya se lanzó la convocatoria de una concentración popular en apoyo a la Sra. Presidenta y obviamente, a su gestión.
  Otra magnífica ocasión para ejercer la maravillosa práctica de la democracia que pocos días atrás tuviera otra manifestación, en ese caso convocada y alentada por sectores de la oposición, y exageradamente descalificada como lanzamiento del partido judicial, como si la ciudadanía ajena al aplauso no tuviera el derecho constitucional de expresarse.
  Sería bueno que desde el poder se entendiera el espíritu y la dimensión de la democracia integral, que al mostrar la más leve de las fisuras, deja de ser el más maravilloso instrumento para gobernar hacia la grandeza de todos … y todas, transformándose en una actitud de autoritarismo.
  Roguemos que todo sea en paz, sin que asomen la imprudencia de los agoreros ni que a nadie se le ocurra caer a la bajeza de las amenazas personificadas en represalias por la manera de pensar distinto.
  El Frente para la Victoria cuenta con recursos económicos sin medida y una poderosa logística para la convocatoria y movilidad suficiente, destinada como es costumbre al traslado de militantes, funcionarios y adherentes desde cualquier punto del país.
  Que nadie busque entonces, tomando en cuenta esas ventajas, instalar una mentirosa competencia cuantitativa cuando lo que está en juego no son los números, sino las políticas que aporten soluciones a los problemas de la gente tales como la inflación, la desocupación, la corrupción, el respeto por las leyes y la independencia de los poderes del Estado.
  Todo eso que, con espíritu de grandeza, pueden resolver juntos las mayorías y las minorías.
  Todo lo demás es charlatanería política, que es lo que menos necesitamos los argentinos.

VENEZUELA, OPOSICIÓN PROHIBIDA

  No creo que sean muchos quienes recuerden algunos gestos en los tiempos finales del gobierno peronista, de allá por mediados del siglo pasado.
  Corriendo el riesgo de recibir las consiguientes y cómicas acusaciones de gorilismo, cuando en realidad se trata de la historia negada por ciertos sectores del poder, recuerdo la abierta aversión de los gobernantes hacia la libertad de expresarse; a las críticas de los diarios; al discurso de una oposición virtualmente condenada al silencio.
  Ese modelo que en un momento creíamos superado por la vigencia de las leyes y del sentido común, ha recobrado ímpetu en Venezuela, donde el alcalde caraqueño está entre rejas por no ser del mismo palo del presidente Maduro.
  Lo preocupante para los argentinos, es el peligro de contagio que adquieren ciertas actitudes autoritarias, sobre todo cuando esas conductas prepotentes son promovidas por aquellos gobernantes afines a nuestro modelo nacional y popular.
  A los medios periodísticos adversos, la imposición del silencio.
  Para los déspotas, dentro de una ignorancia como la que luce Maduro, a la oposición no se la neutraliza con gestión y bienestar para todos, sino con violencia física, mordazas, humillación y cárcel.
  Mucho de lo que nos viene ocurriendo, se fue dando como correlato del acaecer venezolano.
  Imploremos a los dioses de la democracia y del respeto que el caso del alcalde de Caracas, un simple opositor acusado de destituyente, no sea para nosotros ni siquiera un pedacito de ese espejo en el que se miran, más allá de Maradona y de Victor Hugo, muchos de nuestros políticos.

20 de febrero de 2015

BREVE Y PÍCARA HISTORIA DE UNA ALPARGATA ROSA


     Alex es un semihumano vomitado por el cielo y maquillado con pis.
Es la media naranja del primer matrimonio gay nacional & popular de Argentina, merced a la ley que aprobara el Congreso e impulsada por el oficialismo en 2010.
Quien fuera orgullo "K" ahora está en trámite de divorcio.
Sus conocidos impíamente le llaman "Alpargata Rosa" porque no hay un gaucho que se la quiera colocar.
    No se trata de un exabrupto sino parte de la historia reciente de quien se instaló en el barro más inmundo y desde allí lanzó sus pretendidas "genialidades" cloacales.
Pido perdón a la gente decente y bien hablada, pero no he bajado a ese terreno porque sí: este despreciable personaje merecía recibir, para su tratamiento, su propia medicina.
Y colorín colorado, ni siquiera ha renunciado.
G.F.


19 de febrero de 2015

19F, el día después -----------

CALLES Y PLAZAS LLENAS
DE ELLOS Y DE NOSOTROS

 

¿Acaso servirá parafrasear a la Señora pidiendo
definiciones acerca de quienes son los “ellos” y
quienes los “nosotros”? Algo quedó demostrado
como eso de los gatos en las sombras que son
todos pardos y nadie es uno u otro u otro y uno.

 
    Los reduccionistas, como era de esperar, han centrado sus análisis en una especie de lucha por arriesgar número de asistentes a las concentraciones realizadas tanto en Capital Federal como en el interior del país y en ciudades extranjeras tales los casos de Tokyo, Sydney, París y algunas otras, como si se tratara de un campeonato de adhesiones o indiferencias.
    Es probable que la intención sea deliberadamente distractiva para quitarle a la masiva convocatoria su verdadero espíritu de pésame, homenaje, protesta y casi rebelión frente a un poder cargado de ceguera y soberbia, que desconoce la sana práctica de la autocrítica y pretende imponer su modelo abjurando de las correcciones de rumbo que necesita.
    Sin dudas los resultados de las últimas elecciones con su apreciable pérdida de votos, de nada sirvió al kirchnerismo para modificar una postura altanera y desafiante de la realidad como la que viene sosteniendo, empeñándose en mirar solo hacia adentro, cerrando los ojos frente a todo lo que se le plantee como adverso y apoyándose en aquel lejano y ahora devaluado 54 por ciento que lo consolidó en el mando.
    ¿Que al final era cierto lo de la politización de la marcha? ¡Por supuesto! Tan cierto como en su momento se politizó a la Justicia, se politizaron los derechos humanos, se politizaron el dolor y el luto, se politizó la economía, se politizó el deporte, se politizó el asistencialismo “compra votos” y tantas otras actividades de la vida ciudadana.
   Por eso es tan complicado, desde un plano neutral, saber ahora quienes son ellos y quienes nosotros, o quienes nosotros y quienes ellos, lo que de por sí es un planteo abiertamente discriminatorio porque todos debiéramos ser nosotros, unidos, codo a codo luchando por la grandeza del país y el bienestar propio y del prójimo.
   Es la hora del abrazo fraternal y no de la odiosa e impuesta separación.
   Porque en las masivas concentraciones de ayer no estuvimos nosotros y faltaron ellos, sino que todos pudimos sentirnos nosotros, si es que todos peleamos por el futuro sin marginar a nadie.
   Más que una expresión popular fue un clamor; un llamado de atención que merece la grandeza y la humildad de ser escuchado si es que aún subsisten esos valores en los centros del poder, encerrados en un sordo empecinamiento de atender los mensajes de los “ellos” ignorando a los “nosotros”.
   Y nosotros -quedó demostrado ayer- somos todos, incluidos los “ellos”.
Gonio Ferrari

15 de febrero de 2015

S.L.B. – Domingo 15/02/51 - ¿AHORA RECLAMAN MESURA? – LOS ENAMORADOS – MANOSEO DE CANDIDATURAS – MÁS BASURA EN LA CIUDAD – INSÓLITO EPISODIO EN LA MEGACAUSA – F18: LAS ALTERNATIVAS SON IR O NO IR - EL NIÑO QOM Y LA TARDÍA JUSTICIA - LA IMAGEN ARGENTINA EN EL EXTERIOR, ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 15/02/15 emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.

¿AHORA RECLAMAN MESURA?

En los últimos días varios funcionarios de primera línea a nivel nacional unificaron un discurso con algún tono conciliador, frente al descontento de la gente; a su impotencia por desorientación y el crecimiento de la costumbre del rumor que siempre, invariablemente, es perjudicial para todos.
Y dentro de lo que entre otros Aníbal Fernández y Jorge Capitanich coincidieron, fue en hacer un oportuno y necesario llamado a la mesura para aventar nubarrones y equívocos, apelando a la ofensiva exageración del golpe judicial y la desestabilización motorizada por las corporaciones y una oposición que en los hechos, es tan real como los Reyes Magos.
Pero hay apreciaciones que la gente no entiende y se hace imprescindible que alguien del poder las aclare.
¿Se puede llamar a la mesura, cuando desde un arranque triunfalista apoyado en aquel lejano 54 por ciento, impusieron la consigna de “ahora vamos por todo”?
¿Es honesto acusar por la utilización política de un muerto, cuando 30 mil corrieron la misma suerte, pero en beneficio partidista y en nombre de los derechos humanos, como si el fiscal muerto no hubiera merecido esos derechos?
No fue acertado cuestionar el carácter silencioso de la manifestación convocada para el próximo miércoles, aduciendo que la iniciativa en tal sentido, es de gente que no tiene qué decir o no sabe decirlo, según sostuvo la señora.
¡Qué pobreza de memoria!
Años atrás, cuando en pleno desgobierno militar surgieron las Madres de Plaza de Mayo con Hebe a la cabeza -antes de transformarse en ahorrativa e intolerante- su mecanismo de protesta frente a un poder criminal e insensible, era dar vueltas y vueltas alrededor de la pirámide en la emblemática plaza.
Y por si no lo recuerda, señora, lo hacían en silencio.

LOS ENAMORADOS

Nosotros, los animales racionales, tenemos la ventaja de los sentimientos, del alma, de los afectos, del corazón que no solo sirve para bombear sangre.
Nuestro corazón, ¡cuántas veces lo dije! sirve tanto para amar como para odiar.
Por eso resulta complicado, porque entra en el terreno de lo personal, de lo íntimo, responder a esa pregunta que muchos me hacen y que también nos hacemos.
Enamorarse es compartir sentimientos.
Enamorarse es a lo mejor pensar distinto, pero caminar juntos.
Enamorarse es mirarse a los ojos y que no sea necesario decirse otra cosa que te amo, sin remilgos ni vergüenzas.
Es no invadir los espacios ni los tiempos del otro.
Enamorarse es sentir juntos las mismas sensaciones.
Enamorarse no es mirar hacia atrás con resentimientos, sino como valor de experiencias. Es compartir angustias; es mitigar soledades.
Enamorarse es no mentir, es comprensión, es tolerancia.
Es sinceridad. Es vivir en una nube de proyectos, de ansiedades, de urgencias por ganarle al tiempo, porque es el tiempo que los enamorados, juntos, quieren gastar a su manera, tengan la edad que tengan.
Pero por sobre todas las cosas, enamorarse es respetar.
Porque el respeto es la base de toda relación que pretende prosperar y consolidarse. Mirar hacia adelante, vibrar con la misma intensidad, acompañar en la desgracia, gozar en las alegrías, mitigar en la enfermedad, también son síntomas del enamoramiento.
Enamorarse no es tan solo arrugar las sábanas, prodigarse caricias o compartir burbujas.
Enamorarse dos personas, es juntar las almas y cantarle al milagro de la vida, en un mundo plagado de odios y de pesares, que solo podrá escapar de su propio holocausto, únicamente a través del amor.
Del amor de cada enamorado.

MANOSEO DE CANDIDATURAS

Ya es para tomarlo casi como una gracia, pero la gente tiende a cansarse cuando la bombardean los políticos con sus mensajes donde pintan un futuro ideal, siempre que los acompañen con el voto.
Lo más peligroso y negativo de la situación, es que la mayoría de los postulantes ya está prendido a la generosa ubre de la política, del partidismo y las ideologías y en la mayoría de los casos, dejan de lado su compromiso de gobernar para meterse de lleno en las campañas, que para colmo son eternas y sumamente costosas.
Y cada vez les cuesta más convencer a la sociedad, en la medida que esa sociedad advierte el abandono del que resulta víctima.
Otro detalle sugestivo es esa mecánica de alternancia, no con otro signo político, sino con los que se fueron dejando deudas y dudas y ahora pretenden regresar, bajo la sospecha de querer eludir a la justicia en caso de cambiar las banderas de quienes gobiernan.
Por último, la pregunta que se cae de maduro y pese a lo cual mucha gente -los militantes que aspiran a ser reemplazos alguna vez- sigue a los candidatos dejando sus obligaciones y desatendiendo a su familia como precio de sus ambiciones.
A esa pregunta dudo que algún candidato tenga la honestidad de contestar con una mano en el corazón: ¿Por qué a todo lo que prometen, no lo hicieron o lo hacen mientras estaban -o están- en el poder?

MÁS BASURA EN LA CIUDAD

Es gracioso y a la vez indignante observar que algunos medios gráficos -esos que nunca critican este tipo de problema- publican supuestos recorridos y esquemas de servicios que no se cumplen como se anuncian.
El caso específico es la recolección de residuos domiciliarios y la limpieza de calles.
Dejando de lado la avivada de Lusa y de Cotreco de hacer trabajar a los vecinos para achicar las horas pagas de sus empleados, la prestación es lamentable por lo ciclotímica y mentirosa.
Basta recorrer la ciudad y hacer un relevamiento serio, para convencernos que nos están charlando, que nos toman por imbéciles, porque no son saboteadores los que apilan bolsas y bolsas de porquerías en las calles y veredas, para deleite de los perros vagabundos y crecimiento del riesgo de pestes.
¿Cuántas veces han multado a esas empresas?
¿No se avivan en la Muni que a Lusa y Cotreco más les conviene pagar la multa que cumplir con el servicio?
Está visto que la reacción punitiva no aporta resultados y es por eso que el poder concedente, que es la municipalidad, debiera reemplazar a esas prestatarias y llamar urgentemente a concurso.
¿Que la ciudad estará varios días tapada de basura?
Es preferible correr el riesgo tal como ahora lo corren los cordobeses, y adjudicar la recolección de residuos y la limpieza de calles, a empresas serias y no a las “tragabilletes” que tenemos ahora.
¡Ah! Y lo digo por las dudas… No necesito publicidad de Lusa ni de Cotreco, de la manchancha que están distribuyendo asegurándose silencios tapados de mugre.

LA MEGACAUSA Y UN INSÓLITO EPISODIO

Desde poco más de un par de años atrás, en este programa asumí el compromiso profesional de ocuparme de la exagerada aplicación de la prisión preventiva en el marco de la “megacausa” del Registro de la Propiedad.
La culpabilidad o la inocencia son cuestiones técnico-jurídicas que manejan fiscales, defensores y camaristas.
Sin embargo y como postura personal, adherí a los reclamos en el sentido que la prisión preventiva, establecida como excepción, se aplicaba y se aplica como regla casi intimidatoria, a contrapelo de los dictámenes y pronunciamientos de caracterizadas organizaciones jurídicas tanto de nuestro país como internacionales.
El menoscabo moral, familiar, social, laboral, etc. emergente de esa medida pretendidamente “cautelar” no se ha tenido en cuenta desoyendo postulados constitucionales básicos y la opinión de calificados pensadores, defensores del espíritu de la libertad.
Se ha producido un hecho que sin dudas destrozará la solemne rutina maquiavélica de encarcelar por las dudas, en esa costumbre de la condena anticipada.
Diez días atrás el Sr. Héctor Cejas recibió una notificación de las tantas que se cursaron a su nombre en los últimos años, proveniente de la Cámara Décima de los tribunales cordobeses, a través de la cual -como si no lo supiera- le informaron que fue a juicio en el año 2012 en el marco de la llamada “megacausa” del Registro de la Propiedad.
Le avisaron de paso que había sido condenado y luego liberado.
Pero lo más trascendente de ese documento oficial, es el alarde y el uso de la cabal conciencia (y la propia torpeza) sumada a una indudable sapiencia matemática, ya que le notifican que cuatro años contados desde el 16 de mayo de 2010, se cumplen ¡el 30 de febrero de 2016! Consignado en letras y en números.
Es una pena y seguramente omisión involuntaria, que en la cédula se omita mencionarle que desde 2010 estuvo “gozando” de prisión preventiva y ¡que ya cumplió su condena el 16 de mayo de 2014!
No hay que descartar que frente al papelón, se pretenda restarle autenticidad a la graciosa notificación.
Lo más triste de todo es que Héctor Cejas seguramente está afrontando una profunda crisis temporo-espacial porque supone que deberá aguardar su libertad terrenal cuando alguna vez en la historia aparezca el día 30 en el mes de febrero.
Concretamente, el sello inconfundible de una ritual y enfática seriedad jurídica que aporta para la anécdota más que para la jurisprudencia.
¡Ojalá que Dios, Jehová, Adonai, Visnú, los códigos y las leyes nos amparen!
Con tal argumento, ¡qué brillante alegato hubiera pronunciado el Dr. Jorge Ferro, aquel recordado poeta del moño rojo, quien siempre vestía de blanco poco impecable, era cantor de tangos y profesor de sexo, pero por sobre todas esas ocupaciones, era abogado penalista, autor de memorables alegatos, uno de ellos el más breve de la historia.
Tras la exposición del fiscal en una causa, Ferro se limitó a un lacónico “¡adhiérome!” y pasó a la historia, como este otro gracioso episodio.
De cualquier manera lo de la graciosa notificación al Sr. Cejas no deja de ser un reflejo de la realidad tribunalicia cordobesa y una innegable mancha a su almidonada seriedad.

F18: LAS ALTERNATIVAS, IR O NO IR

Después de escuchar tantas incoherencias y bobadas con relación a la marcha de este miércoles con su “polítización”, se me despierta ese recóndito indio que todos llevamos adentro, al entender y sostener que política hay en todos los ámbitos ciudadanos.
Porque aunque neciamente se lo niegue hay política en la religión, en las empresas, en el deporte, en el arte, en el cine, en las etnias, en la literatura, en las cárceles, en el contrabando, en el narcotráfico, en la prostitución, en la ludopatía, en el humor, en todas las manifestaciones ya sean o no populares o ya sean legales o no.
Que nadie se asombre entonces si hay política (que no es lo mismo que partidismo) en una marcha pacíficamente concebida, en homenaje a la memoria de un malogrado Fiscal de la República cuya dudosa muerte ni siquiera motivó luto ni condolencias desde lo más encumbrado del poder nacional.
Y a esa deuda la quiere pagar uniéndose, un importante porcentaje de la sociedad argentina.
En buena hora que exista también allí la política porque es uno de los brazos más maravillosos de la democracia, especialmente cuando las instituciones corren peligro de daño o fragmentación como resultado de la intromisión del angurriento partidismo pretendiendo desplazar a la honorabilidad de la política.
Anuncian que será en silencio, sin pancartas ni consignas sectoriales.
La Sra. Presidenta, en un acto de generosidad más efectista que política, regaló a los mentores del 18F el silencio, quedándose con la alegría de sus proclamados logros y sin caer al pecado de sincericidio a la hora de la siempre ausente autocrítica.
Sin embargo, es dudosa la calidad de ese regalo, porque al silencio, la Sra. Presidenta y los máximos exponentes del Modelo Nacional y Popular ya lo habían usado prolijamente desde que su mandamás en seguridad le avisó en primicia que al día siguiente, no estaría en el Congreso quien aportaría pruebas a una delicada y comprometida denuncia.
Resumiendo, no es decoroso ni elegante aceptar silencios de segunda mano, regalados después de un uso tan intensivo como patético e incomprensible.
La Sra. es dueña de pregonar que “nosotros nos quedamos con el canto, con la alegría y a ellos les dejamos el silencio; siempre les gustó el silencio, porque no tienen nada que decir o porque no pueden decir lo que piensan”.
Después de tan sesuda definición, a la hora de rendir cuentas con la conciencia, cada quien sabe qué uso -digno y respetuoso o innoble y repugnante- le dio a sus propios silencios.

EL NIÑO QOM Y LA TARDIA JUSTICIA

¡Pobre niño Néstor Femenía, quien seguramente fue bautizado así como homenaje!
La desnutrición y la tuberculosis fueron más veloces que la prevención y el asistencialismo, en una provincia como Chaco, gobernada por ese sensible y carismático personaje devenido en lenguaraz, que es Jorge “Coqui” Capitanich, el justificador oficial.
El mismo funcionario que poco tiempo atrás, apoyado por gráficos truchos, sostenía que esos riesgos no existían en su provincia y que todo era el resultado de una campaña en su contra -como siempre- motorizada por las corporaciones mediáticas.
La Justicia no lo entendió así, y el alma de esa pobre criatura que murió por desidia y abandono el Día de Reyes de este año, puede que ahora, lacerantemente tarde, pueda reposar en paz.
Capitanich, la hermana Alicia y otro ministro deben responder no por esa muerte, que es inapelable muerte al fin, sino por esa vida tan injustamente truncada.
Pero no nos hagamos tantas ilusiones porque con toda certeza, los defensores de los acusados seguramente interpondrán el mismo argumento que utilizaron como descargo en su momento.
Dirán que la culpa es de la comunidad qom, porque esos aborígenes carecen de los conocimientos necesarios.
Una ignominia, porque el Estado protector no puede culpar a la ignorancia, por ser el responsable de la educación de todos... y de todas.

LA IMAGEN ARGENTINA

Como se dice comúnmente, estoy seguro que ningún industrial, fabricante de cualquier cosa que necesite insumos importados, me dejará mentir, porque la verdad es que existen trabas y demoras que perjudican la producción.
Y esas demoras de ninguna manera son caprichosas ni responden a la burocracia enquistada en nuestro país, sino a exigencia de garantías y avales por parte de los vendedores extranjeros que desconfían de los operadores argentinos.
Sin que sea necesario ser un erudito en comercio exterior se advierte que esa forma de negociar tiene su correlato con la imagen de seriedad o no, que se tenga de nosotros en el exterior.
Hay noticias que desorientan a los foráneos, como tener un vicepresidente procesado, una presidente investigada y algunos ministros y otros altos funcionarios en la picota, amparados equivocadamente en fueros que de acuerdo con nuestra Constitución solo amparan a los legisladores.
Los ministros e incluso la Sra. Presidenta, me comentó un jurista, no gozan de fueros aunque no pueden ser detenidos ni encarcelados de no mediar sentencia firme.
Volviendo al tema de los insumos, no son pocas las empresas industriales de Córdoba jaqueadas por un cúmulo de exigencias administrativas, que las están llevando a la reducción que si no se supera, puede conducir a la paralización de la producción, sobre todo en las automotrices y en las fabricantes de equipos con componentes electrónicos.
Alguna vez debemos entender que la imagen de un país no son solo sus deportistas, sus artistas o sus profesionales.
La seriedad del gobierno y de sus integrantes, es la mejor bandera que podemos enarbolar en el exterior, cuando no existan impedimentos jurídicos para hacerlo.
Y este no es precisamente, el mejor ni más brillante momento de Argentina en ese aspecto.