26 de abril de 2015

S.L.B. – Domingo 26/04/15 – ALIANZAS CON LOS PODEROSOS – LAS SECUELAS DEL RALLY – LA CIUDAD Y EL APURO PRECOMICIAL - ¿ES REAL NUESTRO DESENDEUDAMIENTO? – LA MEGACAUSA DEL REGISTRO – CRÉDITOS SIN MANO DE OBRA – EL DRAMA DE NO CREER EN NADIE – DIA DEL ANIMAL, ETC.

 Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” emitido el 26-04-15  por AM580 Radio Universidad de Córdoba

ALIANZAS CON RUSIA Y CHINA

   Unos días atrás, nuestra Presidenta suscribió acuerdos con dos grandes potencias mundiales como lo son Rusia y China, aunque en realidad aún no se conocen todos los alcances de los compromisos contraídos, lo que ha dado lugar a rumores y versiones que pueden calificarse desde lógicas hasta delirantes.
   Es para pensar que la conveniencia recíproca es la característica saliente de los pactos en materia de comercio bilateral, fortalecimiento de las relaciones diplomáticas, turismo, inversiones, radicaciones industriales, cooperación científica y algunos otros rubros comunes a este tipo de alianzas.
   Probablemente los recursos energéticos haya sido otro de los puntos considerados, todo esto como parte de lo medianamente previsible en esta operatoria de relaciones tanto con los rusos como con los chinos.
   Obviamente todo esto significa al menos un apartamiento que se supone temporario y coyuntural de la vinculación con el resto del mundo, no tan fuerte como la que solíamos tener con la vieja Europa y con los Estados Unidos, por ejemplo.
   Así alineados, al igual que ideológicamente con Venezuela y con Cuba, veremos qué sucede en nuestro beneficio, sabiendo que tanto China como Rusia reciben nuestros productos e insumos, mientras seguimos esperando el tren bala que los orientales nos iban a financiar al igual que otros ambiciosos emprendimientos.
   Todavía quedan las dudas de casi una década atrás con los famosos 20 o 20 mil millones de dólares -no lo recuerdo con precisión-  que prometieran y nunca llegaron al menos que públicamente se conozca.
   Y prefiero dejar para el campo de las utopías y del delirio eso que les dejaríamos instalar una estratégica base militar en nuestro territorio, más precisamente en el sur, como por allí se anda divulgando sin asidero de alguna seriedad y como parte de una cláusula secreta.
   A lo mejor  rusos y chinos pueden enseñarnos de qué manera se logran objetivos que tanto ansiamos, pero jamás olvidemos que el poder, la riqueza y el crecimiento se pueden imitar, pero no son contagiosos.
   Ni siquiera con relaciones carnales.

LAS SECUELAS DEL RALLY 

   Pasó otro rally por nuestros castigados caminos, las imágenes recorrieron el mundo, miles de cordobeses se deleitaron con derrapes, polvaredas, fierros, fernet y asados, en días memorables para los amantes de la adrenalina ajena y de la emoción propia.
   Es probable que en un análisis de costo-beneficio haya sido conveniente divulgarnos como zona turística, pero a la hora de ser estrictos con las consecuencias, advertiremos que las pérdidas son cuantiosas.
   Los caminos que todavía no alcanzaron a reponerse de los últimos aluviones acentuaron su deterioro, la fauna autóctona padeció mayores perjuicios y fue protagonista de una nueva emigración, los gastos para la seguridad de competidores y público fueron elevados, hubo -este es un rubro aparte- un abusivo despliegue de publicidad política en detrimento de otras prioridades y la agresión acústica y ambiental fue tan sobresaliente como el éxito deportivo, que más que deporte es un negocio.
Añadir leyenda
   Naturalmente los que están prendidos a la teta del rally sostendrán que todo está controlado, que en el fútbol hay más heridos, que el medio ambiente se renueva y que a los caminos, igual hay que arreglarlos, y tienen razón.
   Lo que no se tolera, al menos desde mi punto de vista personal, es que se haga un cholulo aprovechamiento de rutas y servicios, en nombre del espectáculo o de la promoción turística.
   Alguna vez los organizadores de esta fiesta pagarán los daños ocasionados antes de irse, porque de lo contrario seguirán siendo los avivados de siempre que la embolsan con pala, a costillas de una provincia y de su gente, que se quedan con los heridos, los daños y los lamentos.

EL APURO PREELECTORAL
   Como si fuéramos a descubrir algo nuevo, se renueva esa vieja costumbre de limpiar las calles y pintar los árboles, horas antes que por allí deba pasar la comitiva de algún ilustre visitante, o que las elecciones estén próximas.
   Ejemplos recientes y la vista hay a raudales pero citemos solo dos, ya emblemáticos pese a lo recientes: el camino del Cuadrado terminado a los empujones, con materiales de cuarta y consecuencias de primera y la nueva Terminal de Omnibus, modelo veneciano, que fue necesario pagarla dos o más veces para tratar de hacerla funcional y utilizable sobre todo cuando cae una lluvia que supera los diez milímetros.
   Y en la ciudad ocurre lo mismo en un marco de relaciones deterioradas entre la conducción de la comuna y la mayoría de sus empleados, que persisten en la vigencia del conflicto permanente para apoyar sus demandas y caprichos.
   Algunos servicios, al no ser cubiertos por personal de planta deben ser tercerizados, con lo que el vecino está sometido a una doble tributación, como por ejemplo en el bacheo de nuestras calles, ya cubiertas de cicatrices por heridas anteriores pésimamente suturadas.
   Es el bacheo donde según algunos estudiosos, más se advierte la dedicación o la desidia de las autoridades municipales y es por eso que se han lanzado a una frenética tarea de parchar a diestra y siniestra.
   Bien ahí, con garra y compromiso.
   Pero de paso, que recuerden que el tránsito es un caos permanente, que el transporte urbano todavía tiene sus altibajos, que los parques y paseos en muchos casos muestran aspecto ruinoso y que la ciudad sigue siendo de noche el reinado de las penumbras, para delicia de los delincuentes.
   Córdoba no es tan solo baches, caos y oscuridades, sino una ciudad que merece, al menos, un poco de respeto de parte de quienes dicen que la gobiernan.

NUESTRO DESENDEUDAMIENTO


   Imposible negar mi alegría y reconocimiento, cuando escuché días atrás, que desde el máximo nivel de la conducción nacional, se proclamaba el desendeudamiento definitivo de nuestro país, con relación al exterior.
   Y por reconocer que la macroeconomía no es mi fuerte ni mucho menos, opté por buscar analistas consumados, de renombre o al menos que lucieran títulos.
   Leyendo a Héctor Giuliano, licenciado en Administración y Finanzas y experto en Deuda Pública y Externa, pude obtener algunas definiciones que hicieron mutar mi alegría en preocupación.
   Dice Giuliano que no es cierto que el país se esté desendeudando ni que lo haya hecho bajo la administración Kirchner porque el stock de deuda recibido por el gobierno “K” era de 150 mil millones de dólares en el año 2003 y hoy suma unos 250 mil millones.
   Es decir que ha crecido en 100 mil millones de dólares, a un promedio de casi 10 mil millones de verdes por año.
   Esto hace -sostiene el estudioso- que el total real de la Deuda Pública Argentina en cabeza del Estado Central sin contar Banco Central, provincias y municipios, empresas del Estado, organismos nacionales, fondos fiduciarios y juicios contra el Estado con sentencia firme, supere hoy los 300 mil millones de dólares.
   Agrega que los vencimientos de servicios por capital e intereses de esta deuda de 300 mil millones de dólares, no presentan números oficiales claros ni coincidentes, dado que las cifras anunciadas por la presidenta son mucho más bajas que las consignadas en los informes del Ministerio de Economía y, a su vez, las cifras de dicho ente estatal son mucho menores que las aprobadas por la Ley de Presupuesto.
   Un detalle significativo del análisis indica que la totalidad de los vencimientos de capital de la deuda pública se pagan, íntegramente, con nuevas obligaciones, vía renovación de deuda con el mismo o con distinto acreedor, es  decir, no existen cancelaciones netas sino que se toma sistemáticamente deuda nueva.
   En definitiva, la deuda pública argentina continúa en fuerte aumento por su propia inercia acumulativa, dado que el Estado no tiene la solvencia ni la liquidez necesarias para reducir su monto y por eso apela a la refinanciación permanente, pagando todas sus deudas con deudas nuevas.
   Con lo cual, concluye Giuliano, el objetivo final de esta política de pagos a ultranza  hoy tensada al máximo por la presión de los fallos de la justicia norteamericana a favor de los fondos buitre, no es dejar de tomar deuda sino, por el contrario, retornar al mercado internacional de capitales, precisamente para volver a endeudarse.
    Una realidad que comparte toda la clase dirigente argentina, oficialismo y principales partidos políticos, sectores empresariales y bancarios y medios de formación de la opinión pública, que está de acuerdo en salir de la actual crisis de deuda con más endeudamiento público.
    Si este panorama es real, no deja lugar a muchas celebraciones y es sinceramente inquietante.
    Sobre todo para quienes vengan después del 10 de diciembre.
    De cualquier palo que sean.

LA MEGACAUSA DEL REGISTRO

   La prisión preventiva utilizada sistemáticamente en esta megacausa del Registro sirve como ejemplo para quienes abogan por su inconstitucionalidad, porque se aplicó con una simple resolución del Fiscal basada, la mayoría de las veces en indicios, datos insuficientes, hipótesis o convicciones personales, y no luego de un juicio oral en el que el imputado hubiera podido defenderse.
   Se justificó en un riesgo procesal inexistente y así lo determinó la Corte Suprema de Justicia de la Nación, haciendo cargo al imputado de la ineficacia del Estado para investigar y recurriendo a dotes astrológicas para predecir fugas y vidas clandestinas en personas sin recursos.
   Además cuando  la ley marca que un proceso normal no debiera demorar más de diez meses y veinte días hasta el juicio; cuatro meses de investigación, quince días para que el defensor se oponga, cinco días para que el juez resuelva y seis meses para que comience el juicio, los imputados cumplieron hasta tres años de prisión sin juicio, siendo la mayoría condenados cuando ya habían cumplido la pena.
   Organismos Nacionales e Internacionales determinaron la ilegalidad de lo ocurrido con este masivo encarcelamiento, y ahora la "comisión especial" encargada de los juicios, pretende inhabilitar el ejercicio profesional de quienes ya cumplieron estas irregulares condenas.
   Como si nada contaran los años de ilegítima prisión; como si los derechos no tuvieran vigencia  para estos imputados, rozando la persecución múltiple, y posiblemente con muchas verdades sin destapar, lo que resulta evidente es la decisión de  paralizar la vida de estos chivos expiatorios.

CRÉDITOS SIN MANO DE OBRA

   Es obvio que los tiempos preelectorales estimulan la oculta generosidad de los políticos, y de manera notable de los candidatos a algo, desde el más humilde cargo electivo hasta el más encumbrado.
   Por eso debe ser el tema de los créditos para la vivienda en Córdoba, de hasta 300 mil pesos en 10 años, con tasa subsidiada pero solo para quienes tienen terreno, y sin incluir el costo de la mano de obra.
   Se supone que con esas ventajas que no son tan regalonas, se necesita para cumplir con los requisitos, un buen sueldo o la suma de otro que integre, por ejemplo, la sociedad conyugal.
   En resumen, algo así como bolsones, de esos que daban y seguirán dando para fin de año con alimentos, pero ahora con materiales de construcción.
   Naturalmente esa operatoria demandará elevadas sumas de dinero para una acción que es atendible, pero que afecta de manera gratuita a otras prioridades y compromisos que el estado provincial tiene la obligación de atender.
   Y basten solo dos o tres ejemplos: los olvidados de la explosión de Alta Córdoba, las postergadas víctimas de las inundaciones y crecidas de ríos y los jubilados, desde tiempo atrás despojados de la puntualidad de sus actualizaciones por aumentos a los activos.
   Alguna vez y roguemos que sea pronto, los gobernantes aprenderán a manejarse con las angustias y los tiempos de la gente y no con el reloj de las urnas.

NO CREER EN NADIE 

   Suele ser gracioso y rayano en lo patético, recapitular los dimes y diretes, los dardos y los misiles que arrojan los políticos a sus adversarios, cuando están en veredas ideológicamente opuestas y sin la menor posibilidad de ningún acercamiento.
   Y son la desesperación y la sensualidad del poder los elementos que contribuyen a obrar el milagro de una casi complicidad, que lleva al acuerdo sumatorio de votos y al olvido de las ofensas, los insultos y las descalificaciones, que con una generosidad digna de mejor causa, dan lugar a la hipocresía del abrazo y las sonrisas compartidas.
   Bien vale reiterar lo de un par de semanas atrás, cuando comentábamos lo difícil que pudiera resultar apetitoso mezclar anchoas en salmuera con dulce de leche y cebollas caramelizadas.
   Es para sociólogos estudiar y pelarse el cerebro tratando de dilucidar estos misterios de las conductas humanas, que llevan a tamaños contrasentidos que luego el tiempo se encarga de refirmar como tales, a veces con penosas consecuencias.
   La lucha política, que el ciudadano supone respetuosa de principios y convicciones, se transforma en un maligno juego de componendas, sin base programática seria y con el único objetivo de acceder a la magia, los placeres y las ventajas del poder.
   No es cuestión de los peronistas atomizados como están, ni de los radicales abrazados a la derecha macrista o la despersonalización ideológica del juecismo.
   A la hora de la desesperación están todos unidos, tomados de las manos hacia arriba y jurando que el programa de cada uno es el mejor.
   Lo lamentable es que llegados al poder, y en este aspecto son todos iguales, calcados y cortados por la misma tijera, caen en un profundo estado amnésico mezclado con indiferencia y aislamiento de la ciudadanía.
   Esos no son los políticos a los que la gente respeta.

EL DÍA DE LOS ANIMALES


   Tener una mascota, es asumir el compromiso de respetarla, cuidarla, alimentarla, abrigarla y hacerla atender en la enfermedad.
   Los animales que son una compañía cierta y querible, debieran tener derechos consagrados porque para muchos son una parte importante de sus vidas.
   Por eso este miércoles agrégueles una golosina, un juguete, o más caricias de las habituales porque los animalitos nos dan su alegría y a cambio son felices solo con saber que tienen comida y agua, y a veces una cuchita.
   Sea perro, gato, conejo, canario, cuis, potrillo, pecesito, iguana, ita, puma o hámster, el afecto muchas veces imperceptible que regalan no tiene precio y tenemos sí, la obligación de pagarlo cueste lo que cueste.
   Lo veo en Fellini, mi pantera negra, de quien espero que alguna vez me hable y me cuente por dónde anduvo cuando desapareció por dos meses.
   En él, mi cariño para todos los bichos de cualquier especie.
    Y aprovechando este día tan especial, quiero saludar con un abrazo a mis amigos Araña Galíndez, Pato Cecchetto, Chivo Oulton, Pato Fernández, Caballo loco Arroche, Cabrito Toledo, Monito Carrizo, Canguro Gamboa, Larva Milich, Pájaro De Allende, Cuervo Dandrea, Lagarto Guizzardi, Perro Altamirano, Gato Villalba, Vaca Potenza, Bagre Cuello, Pavo Tobi, Pescado Ayen, Oso Tobi, Gallina Sarmiento, Puma Müller, Charabón Recalde, Rata Ramos,Tortugón Rodríguez y Gallo Cuello.
   Y seguramente me olvido de alguno … y alguna.
   He obviado a dirigentes.
   Que cada uno lo festeje dignamente como se merece.  
   ¡Salud!


24 de abril de 2015

Comenzaron los “tiroteos” -------------------

SI ANTES DEL 5 DE JULIO VAMOS A
LAVAR LA MUGRE PENDIENTE, ES 
MOMENTO DE IR LIMPIANDO TODO

No es nuevo porque las campañas proselitistas violando
la ley electoral ya se iniciaron con mayor anticipación,
aunque los candidatos sonrían cancheros y nieguen que
la han transgredido. Hasta el hecho casi intrascendente
de promocionar un libro, es un canto a la instalación de
la imagen del autor en la atención de la gente. A veces
la memoria no se inclina a favor de algunos candidatos.

   Los argentinos en los últimos tiempos por imposición de realidades y como parte indiscutible de la historia, nos hemos transformado en expertos receptores y acopiadores de promesas, proyectos utópicos y metas que ni siquiera el más trasnochado y empastillado de los delirios las puede transformar en posibles de alcanzar.
   Ejemplos al voleo hay para acumular en el desván de las desesperanzas y las desilusiones, allí donde van a parar tantas piedras fundamentales, costosos actos de lanzamiento, inauguraciones de caminos cada dos kilómetros y los mil y un modelos de promesómetros que los malos políticos -¡bah! algunos buenos también- pusieron en funcionamiento cuando la situación precomicial así lo demandaba. 
   Por eso no viajamos en el tren bala y si en modernas y confortables unidades que nos llevan a Buenos Aires en 20 horas, no gozamos de la tolerancia cero sino que vivimos en una subversión de roles porque los honestos estamos entre rejas y los delincuentes andan sueltos, es más barato morirse que hacerse atender, cambiamos el asado de antaño por las milanesas de soja en el país de las vacas, el ahorro ha sido derrotado por el consumo porque ya no se guarda la plata abajo del colchón ni en el más seguro de los bancos, pagamos una barbaridad los combustibles cuando el precio del crudo baja en los mercados internacionales y dicen que estamos autoabastecidos de petróleo y se lo compramos a Venezuela y el gas a Bolivia y si antes teníamos pesadillas por la falta de viviendas ahora tenemos “sueños compartidos” …
   Dejando de lado esas nimiedades cuya enorme trascendencia en su momento las gastó hasta hacerlas intrascendentes superadas por otras de mayor gravedad, llegó la hora de mirar la situación y la actualidad con vocación de cabotaje porque es mejor entender la geografía cuando pisamos el suelo y en este caso puntual, el maravilloso suelo cordobés.
   Que los políticos refuerzan sus promesas a medida que se aproximan las elecciones, es una verdad más vieja que la espalda y por ende no merece ni siquiera señalarlo.
   Lo que también luce tanto o más viejo que la misma espalda, es que los incumplimientos se notan menos cuando el responsable de la promesa llega al poder, donde tiene la virtud de tapar aquella promesa con una nueva, más costosa y más impactante.
   ¿Qué nos prometerá ahora, aquél que años atrás nos juró el wi fi en toda la provincia, para lo cual se gastó una millonada?
   ¿Cómo manejará el que dice “que vuelve” aquel despojo a los jubilados del que fue espectador y silencioso cómplice por complacencia y política obediencia debida? ¿Estaba fuera de la provincia, acaso en el exterior, en una embajada? ¿O en su condición de legislador nacional vivía en Buenos Aires y ni siquiera por Internet leía los diarios de su tierra?

  Más de una década para sufrir un exponencial aumento de la inseguridad.
   ¿De qué manera se ocupó, estando a tan alto nivel, de hacer algo para frenar el creciente y deliberadamente oculto narcotráfico que todo lo emputece? ¿Fue displicente su actitud frente a la desesperada instauración de impuestos confiscatorios y ofensivos como el del fuego y la tasa vial?
   En los años que lleva la misma bandera partidaria en el poder, no han sido capaces -por omisión de inversiones que ahora se mienten, pero frecuentes aumentos en los sueldos y “premios por eficiencia” que sí se cobran- de superar el agudo problema del devaluado suministro de energía eléctrica, que tanto daño ha causado en invierno y en verano tanto en los hogares como en los comercios e industrias afectados por tan reiterada desidia.
   Ahora, con la necesidad imperiosa de asegurarse la prolongación peronista se apresuran a lanzar créditos “para la vivienda” con tasa nominal subsidiada anual del 20 por ciento, sin incluir el costo financiero, que calculando “a mano alzada” generarán cuotas mensuales cercanas a los 5.000 pesos solo para los materiales, sin contar el alto costo de la mano de obra, planos, gastos administrativos, etc.
   Aquello de culpar a la Nación por sumas pendientes de la coparticipación ya pasó de moda y no la creen incluso desde adentro del gobierno provincial, al advertir el enorme y casi inmanejable endeudamiento del que han dado precisiones encumbrados técnicos en el análisis de la economía.
   La enormidad de dinero que se distrae desde meses atrás en una lisa y llana campaña proselitista disfrazada de difusión de las obras y proyectos de gobierno, es otra indisimulable señal que fortalece las ansias de continuismo partidario con los fines que el menos avisado de los cordobeses tiene derecho a sospechar: la consagración de la tranquilidad judicial a futuro.
   El radicalismo debe desempolvar la íntima escoba de su olvidada autocrítica y mirar hacia adentro, despojándose de su característica y atávica soberbia. Es cierto que recibió una ciudad muy alejada de un óptimo estado, pero fue imprudente asegurar a los cuatro vientos que la transformarían en una Córdoba vivible, limpia, ordenada, cuidadosa, iluminada, segura y sin la persistencia de elementos que tradicionalmente han condicionado su jerarquía urbana y su crecimiento como lo son el gremio municipal y los choferes del transporte urbano por citar solo dos malos ejemplos.
   La campaña seguramente irá ganando en virulencia porque el argumento de la promesa ya no convence a nadie, eso dará lugar a sutiles y proverbiales agresiones y todo otro método aplicable a la descalificación del adversario más que a la confrontación de ideas, creatividad y proyectos.
   En esta puja los debutantes como “agregados” -juecistas y macristas- no han tenido tiempo de mostrar sus cartas. Cuando lo hagan, veremos …
   Por eso no llamó la atención que el postulante villamariense haya dicho que votar al que quiere volver tras su deslucido paso por el Congreso sería como hacerlo por el que ahora dejó recuerdos en Corrientes. Falta que le respondan que votar por él -el de Villa María- sería igual que hacerlo por De Vido.
Gonio Ferrari

22 de abril de 2015

Plaza España y el caos impuesto ---

CON LA IMPUNE Y CONSENTIDA
PREPOTENCIA DE SIEMPRE, LOS
MUNICIPALES SE HACEN ODIAR

Nunca faltan pretextos. Cuando no los tienen los inventan
para no trabajar y no perder su condición de “carteludos”
frente a una ciclotímica conducción municipal que todo lo
permite y jamás sanciona desplantes ni incumplimientos,
como sí sanciona a quienes demoran o incumplen el pago 
de elevados tributos que son, en más de un 60 por ciento,
para solventar los sueldos de más de 10.000 empleados.

   No es novedad para los cordobeses capitalinos que el SUOEM a través de sus delegados-becarios siga manteniendo ese curioso estado de conflicto permanente, auténtico serruchador de piso para los intendentes de cualquier color político.
   Y como evidente muestra de la impunidad de la que gozan y abusan los chicos malos del sindicato vitaliciamente conducido por Ruben Daniele, esta mañana más allá del caos que produjeron en Plaza España y sus alrededores, perjudicaron severamente a trabajadores auténticos, que por las demoras a las que fueron obligados perdieron presentismo y puntualidad; alumnos que perdieron clases; enfermos que perdieron turnos y comerciantes afectados por esta sempiterna costumbre sindical de matarse de risa de la gente que solo quiere respeto por la libre circulación.
   La gente de Espacios Verdes dependiente de la comuna cometió un delito tipificado en el Código Penal y no hubo autoridad judicial que actuara de oficio -más de un fiscal o juez debe haber quedado atrapado por el bloqueo de calles- ni funcionario municipal que requiriera de llos que mandan el cumplimiento de la ley ante el evidente y dañino atropello.
   Es probable que los motivos esgrimidos hayan sido valederos, pero nada justifica que en nombre de un reclamo, se afecten intereses de quienes nada tienen que ver con la situación y gratuitamente la padecen.
   ¿Por qué no protestan en la explanada del Palacio 6 de Julio?
   Y si la bronca también es por una causa penal que involucra a un empleado de Espacios Verdes, ¿por qué no vociferan frente a Tribunales II?
   Cuando el violar la ley a sabiendas de la propia impunidad se transforma en una costumbre, es a la vez un búmerang para quienes tomaron esa forma de protesta como parte de la habitualidad frente a las reiteradas inacciones del Estado. Después lloran, se erigen en sufridas víctimas y se quejan cuando los ciudadanos afectados se inclinan por el inofensivo y catártico escarmiento del insulto.
   Mientras tanto “trabajadores” -así, entre comillas- que ganan alrededor de 20.000 pesos de sueldo con el menor sacrificio, vulneraron alegremente los derechos de esforzados trabajadores en serio que a fin de mes, cuando cobran si es que cobran, reciben menos de la mitad.
   Lo de Plaza España fue un daño injusto de la opulencia laboral contra los sectores menos afortunados de la cultura del esfuerzo.
Gonio Ferrari

21 de abril de 2015

Antológico pero cierto ---------------------------------

FUE CULPA DEL PIS PERRUNO LA CAIDA DE
UNA COLUMNA EN EL PARQUE LAS HERAS
    Cayó una columna metálica en el concurrido Parque Las Heras y afectó a un vecino que circunstancialmente paseaba por el predio. 
    La explicación municipal, es que el óxido dañó al metal, lo que provocó el desgraciado episodio. Técnicamente aceptable, pero a la vez agregó que la culpa era del pis de los perros, que contiene un ácido que ocasiona la corrosión. 

    Lo malo del asunto es que el propio funcionario pone en evidencia el tiempo que se lleva sin hacerles mantenimiento a esas columnas como a las miles que hay en la ciudad, todas prolijamente "pishiadas" por perros de toda laya, raza y tamaño. 
    En una de esas con un mínimo sentido de la prevención los vecinos estarían a salvo de esos accidentes y no tendrían que acudir a los pañales caninos. Lo peor de todo es que no faltó quien -desde la esfera del poder- viera esa situación como propicia para tomarla de pretexto para el cobro del impuesto al meo perruno. 
    Todo sea para engrosar el presupuesto municipal, siempre comprometido por el 60 por ciento que se afecta a sueldos y poco es lo que queda para obras y servicios -salvo endeudarse más- como asimismo para la prevención.    

     Por suerte, los árboles no se oxidan...


19 de abril de 2015

S.L.B. – Domingo 19/04/15 - ALIANZAS, ENSALADAS Y TRENZAS - TRENES ARGENTINOS - INSEGURIDAD AL LÍMITE - TRABAJO INFANTO JUVENIL - LA MEGACAUSA DEL REGISTRO - CRÉDITOS PARA PRIVILEGIADOS - MEJORANDO POR ABAJO Y PÉSIMO HACIA ARRIBA, etc.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 19/04/15 emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.
  ALIANZAS, ENSALADAS Y TRENZAS

   No todo está dicho en las mescolanzas que se están haciendo para conformar las listas que competirán en las elecciones provinciales previstas para el 5 de julio próximo.
   Además, tejiendo posibilidades y manejando encuestas a veces de dudosa seriedad, hay nombres que se encumbran y otros que van a parar al tobogán del desencanto y la desdicha.
   ¿Será esa una de las tantas manifestaciones de aquello que le llaman la sensualidad del poder?
   Los radicales que casi habían tirado la tohalla, de buenas a primeras cayeron en cuenta que sumándose con los macristas tenían posibilidades ciertas de terminar, al menos temporalmente, con un delasotismo en franca decadencia y con cierta desesperación -solo Dios sabe por qué- de asegurarse la continuidad peronista.
   Luis Juez que había vuelto a sus bravatas políticas ya pasadas de moda, pretendía encabezar una lista de unidad, seguramente para lavar su imagen después de aquel no tan creíble triunfo justicialista del 2007.
   Resumiendo, una ensalada en la que pocos creían conciliar el dulce de leche con las anchoas y las cebollas caramelizadas.
   Se dio un principio de acuerdo solamente sumatorio de votos, en la coincidencia de terminar con un gobierno que ahora promete hacer y arreglar, todo lo que no hizo ni arregló en los últimos doce años teniendo la suma del poder.
   Habrá que ver de qué manera se mueven en la campaña, mientras De la Sota luce sus ambiciones presidencialistas pintando una irrealidad provincial ante los micrófonos y las cámaras de Buenos Aires, allí donde es más caro hacerse escuchar pero no hay quienes lo comprometan con preguntas.
   Ya se inició la carrera.
   Para mí, se me hace que el primer herido ha sido Ercole Felippa, ese gringo que bien desde abajo edificó un imperio, precisamente por su calidad de administrador, que apareció con óptima imagen en su lanzamiento y después parece haber sido condenado al silencio.
   Por lo que se advierte, seguimos como empecinados, al no escarmentar que han sido los malos políticos quienes nos han llevado a nuestro actual estado de crisis.

TRENES ARGENTINOS

   Realmente merece todos los aplausos, el hecho de haber recuperado los ferrocarriles, que desde aquellos tiempos en que Perón se los birló a los ingleses, se transformaron en una trascendente fuente laboral y botín político, aunque en sus peores momentos, durante el reinado de Carlos Saul I de Anillaco originaban una pérdida diaria de un millón de dólares.
   Los ferrocarriles, otra vez vuelven a ser argentinos, y dejando de lado las sonrisas que todavía pueden ocasionar aquellos anuncios de una década atrás, emparentando nuestras carretas sobre rieles con la casi certeza del tren bala, es para rogar que más allá de tenerlos en la órbita estatal, se produzca el milagro de su modernización.
   Pero no se trata solo de modernizar ramales emblemáticos que arrancan en la Capital Federal hasta no más allá de los 500 kilómetros, sino de extender todas las bondades del sistema a la red nacional que solíamos tener cuando entre Córdoba y Retiro nos separaban 9 horas de viaje, y no las 20 horas de la actualidad, confortables y casi de lujo, pero 20 horas al final de cuentas.
   Roguemos que este esfuerzo del modelo nacional y popular nos sirva como vehículo de progreso, siempre y cuando no tengamos que sobrellevar con nuestros impuestos las pérdidas reales que ocasionan, por ejemplo, Aerolíneas Argentinas aunque allí se hable de superávit, o de Fadea, que sigue sin producir ni una mínima parte de todo lo anunciado años atrás, con la construcción de medio centenar de aviones por año y ni siquiera se fabricó uno.
   Gloria y loor, honra sin par, a quienes tuvieron la audacia de recuperar los ferrocarriles que enajenó otro peronista como ellos, cuando ramal que paraba era ramal que se cerraba.
   De todas maneras, se me hace que pese al esfuerzo, ahora serán más los argentinos que queden en la vía.
  
INSEGURIDAD AL LIMITE

   Cuando ya son más de cinco barrios los que vociferan su indignación frente a la inoperancia estatal en su obligación de proteger sus vidas y sus bienes, es que la situación ha llegado a límites insostenibles.
   Está sucediendo en Córdoba, aquí donde su jefe de Policía se empecina en cerrar los ojos a una realidad que explota en los diarios, en la radio, en la televisión y en todos los ámbitos donde la gente puede intercambiar sus dolorosas experiencias como víctima de delitos.
   Es hora que las autoridades cambien su percudido verso de la sensación, para maquillar su ineptitud, falta de imaginación e indiferencia hacia el sufrimiento de los vecinos que poco a poco -los oyentes se habrán dado cuenta- comienzan a cuidarse por su cuenta, lo que es un avance hacia la nada aconsejable justicia por mano propia.
   ¿Queda acaso otra alternativa?
   La policía oculta la mayoría de los hechos, la gente se confía, baja sus defensas y los delincuentes, que son más inteligentes que las autoridades, hacen lo que se les antoja en el lugar, el día y la hora que quieren.
   Córdoba dejó de tener zonas rojas demarcadas, las de mayor peligrosidad según las mentirosas estadísticas, para transformarse en una ciudad y dentro de poco en una provincia toda roja, por eso de la libre migración de destinos que tienen los ladrones, ayudados por la impunidad que gozan.
   Y como desde la cúpula policial advirtieron que ya no valían las excusas propias, era necesario echarle la culpa a alguien, obviamente de afuera de sus filas, y ligó la Justicia.
   Es cierto que nuestra Justicia es pachorrienta, burocratizada, altamente garantista, pero es lo que tenemos.
   ¿Alguien podrá, alguna vez, conciliar la tarea y el compromiso que ambos sectores tienen con la sociedad?
   Porque si no lo hacen, no nos asombremos, que lleguemos a tener algún día no lejano, más armerías que kioskos.

TRABAJO INFANTO JUVENIL 

   Lo que ahora se llama “la cultura del trabajo” me sorprendió de niño, aunque no me impidió ser niño, pelotear, colgarme y descolgarme del tranvía en marcha, fabricar cohetes, jugar al carnaval, chinitear “de ojito” e ir a la escuela y fue por trabajar desde tan temprano que no pude terminar el secundario.
   Si los adolescentes o jóvenes -como se les quiera llamar- pueden ser habilitados para votar, es que su evolución y la edad también los considera capacitados para trabajar sin ser explotados ni dejar los estudios, más aún con los formidables avances que en educación y formación muestra la tecnología.
   Y es una enorme e insanable hipocresía vociferar en contra del temprano inicio laboral, cuando en realidad esa actitud muchas veces encubre seguir teniéndolos en negro, lejos de la necesaria rectitud para no perder ciertos beneficios y subsidios que generosamente otorga el Estado.
   La cultura del trabajo se fomenta desde el hogar con el ejemplo y el sacrificio, y nadie sostiene esa postura que con un trabajo legal y digno, se le impida al adolescente, al joven, que pierda los años dedicados a esa trascendente etapa de su vida.
   No conozco casos que jóvenes y adolescentes, e incluso niños, hayan dejado de gozar la vida en esas edades, por tener que trabajar.
   Tanto esa cultura del sacrificio como el apego al facilismo y la vagancia, son actitudes frente a la vida y verdaderas opciones que abraza cada ser humano desde muy temprano.
   Y con los años, se advierten los resultados.

LA MEGACAUSA

   La Real Academia Española define la palabra “chicana” como una artimaña, un procedimiento de mala fe especialmente utilizado en un pleito por alguna de las partes.
   En materia jurídica ciertos magistrados utilizan este término para justificar la mora judicial, alegando que los largos plazos en la resolución de causas son motivados por las “chicanas” interpuestas por los abogados defensores cuando ejercen el constitucional derecho a la legítima defensa. 
   En la causa del Registro de la Propiedad muchos reclamos contra la prisión preventiva, sistemáticamente dictada a la mayoría de los imputados, fueron tildados de “chicanas", transponiéndose el límite ético cuando un camarista consideró como “un verso” la solicitud de una madre de cumplir esta ilegítima prisión preventiva en su domicilio, para acompañar a su hija adolescente en riesgo de adicción.
   Cuando analizamos el particular accionar del Poder Judicial en esta causa, el abuso de prisiones preventivas justificadas en el riesgo de fuga en personas de escasos recursos, el antojadizo criterio para caratular la causa como una sola o como muchas según permita que los mismos jueces, conformando una comisión especial, persigan a los mismos imputados, la curiosa y particular interpretación e indiferencia ante fallos internacionales, la cuasi extorsión de exigir el pago de multas no firmes a cambio de libertad, los testigos anónimos utilizados por los investigadores en los juicios, las condenas que insólitamente terminan el 30 de febrero, y el arbitrario manejo de los plazos, es que se acumulan las sospechas.
   Y la principal, lleva a pensar que la "chicana" se ha mudado al otro lado de la barandilla.

CRÉDITOS PARA PRIVILEGIADOS

   Conversando con algunos desencantados candidatos a ver hecho realidad el atávico sueño de la casa propia, llegué a pensar que en los últimos años el optimismo había derrotado a la desesperanza y el escepticismo.
   Me equivoqué, porque la mayoría de quienes vieron asomar una luz con aquello de los créditos del Bancor para la casita, coincidieron que es más probable llegar a eso tan ansiado, jugando al Quini 6 o al Loto que gestionando un préstamo al banco de Córdoba.
   Coincidieron en señalar que era necesario juntar entre la pareja una entrada mensual que supere los 40 mil pesos, para tener una cuota que tranquilamente triplica o algo más, el valor de un alquiler.
   Así queda desvirtuado el fin social de la operatoria y lo transforma en otro de los engranajes de la campaña proselitista, para que caigan los incautos y terminen como en muchos casos con  la cancelación del crédito.
   Lo que pasa es que a la oferta preelectoral, le debieran agregar mucho de sensibilidad humana, para que el crédito no pierda su condición de tal frente a un atraso, una pérdida de la fuente laboral, una enfermedad o cualquier otro imprevisto que pudiera afectar a su titular.
   La Cooperativa Horizonte no es auspiciante de este espacio, así que lo que pienso comentarles no es esa mala costumbre del chivo promocional, sino que nace de conocer su manera de operar, con ese ingrediente que le falta a la oferta oficial: el componente de sensibilidad social.
   Las cuotas atrasadas se refinancian de la manera que lo plantee el asociado, se pagan montos más accesibles y las viviendas se entregan dentro de los plazos acordados, aparte que las exigencias para incorporarse al sistema no son leoninas como el caso de Bancor.
   Resumiendo, Horizonte no participa de las elecciones pese a que supongo que su mentor, el contador Benassi, tiene su propio perfil político e ideológico.
   Pero en cuanto a compromiso social, tiene para regalar.

MEJORANDO POR ABAJO, PÉSIMO POR ARRIBA

   A medida que se aproximan las elecciones para la renovación de autoridades municipales, o continuidad de las actuales, es como si también se apresuraran los relojes de las promesas en vías de cumplimiento.
   El bacheo y arreglo de calles se han transformado en una tarea casi febril, los parques y las plazas tienen por estos días una fisonomía más cercana a la limpieza que al chiquero, las dependencias administrativas de la comuna han comenzado a desesperezarse de tantos paros y asambleas, se consumen menos criollitos en el Palacio 6 de Julio y es como si la ciudad hubiera recuperado el pulso de su actividad.
   Por lo menos, los anuncios publicitarios así lo hacen saber.
   Se sacan a la luz los plausibles logros en materia de desagües, los interminables trabajos en las cloacas hechas para medio siglo atrás y otras tareas que algo le han cambiado la fisonomía a Córdoba, al menos su cara oculta.
   Pero el tránsito sigue siendo un caos, el transporte agigantó su ciclotimia, el centro y los barrios están cada día mas oscuros y tenebrosos y los vecinos, con absoluta razón, emparentan esas falencias con la creciente inseguridad que padecen.
   Es probable que el joven intendente, resignado a seguir afectando más del 60 por ciento de su presupuesto a sueldos, busque de los votantes la misma reacción de los jueces del boxeo: acordarse de los últimos tres rounds de la pelea.


16 de abril de 2015

TRABAJO INFANTOJUVENIL, TRABAJO EN NEGRO, QUÉ ES LO ACEPTABLE Y LOS HIPÓCRITAS QUE NUNCA FALTAN




No es mi pretensión ser tomado como ejemplo, pero mi actividad laboral por necesidad e imperio de circunstancias se inició informalmente antes de los 14 años vendiendo baratijas timbre a timbre por mi querido Barrio Firpo, u ofreciendo funciones de títeres elaborados artesanalmente y proyectando películas hechas a mano en papel manteca con tinta china con la histórica y manual maquinita Cine Graf.
   Lo que ahora se llama “la cultura del trabajo” me sorprendió de niño, aunque no me impidió ser niño, pelotear, colgarme y descolgarme del tranvía en marcha, fabricar cohetes, jugar al carnaval, chinitear “de ojito” e ir a la escuela y fue por trabajar desde tan temprano que no pude terminar el secundario.
   Con 15 años flamantes ya era empleado con relación de dependencia y aportes a la Caja de Jubilaciones, aunque por entonces se decía que no se computaban hasta la mayoría de edad pero esa es otra historia, porque con 19 años y 21 días de vida comencé a escribir formal y profesionalmente comentando rugby en La Voz del Interior.
 
 Pese a que en paralelo tenía otra ocupación en regla, aunque no asistía a clases era un lector empedernido que gastaba su pésima vista en leer “Historia universal de la infamia” y otras creaciones de Borges, ensayos de Descartes, la maravillosa descriptiva de Salgari, sociología de avanzada, poesías de Amado Nervo y cuentos policiales de autores varios mientras inútilmente me empeñaba en la práctica de idiomas.
   Si los adolescentes o jóvenes -como se les quiera llamar- pueden ser habilitados para votar, es que su evolución y la edad también los considera capacitados para trabajar sin ser explotados ni dejar los estudios, más aún con los formidables avances que en educación y formación muestra la tecnología.
   Y es una enorme e insanable hipocresía vociferar en contra del temprano inicio laboral, cuando en realidad esa actitud muchas veces encubre seguir teniéndolos en negro, lejos de la necesaria rectitud para no perder ciertos beneficios que generosamente otorga el Estado.
   Por eso y viendo que el panorama nacional enerva su reprobación cuando a alguien se le ocurre recomendar que los adolescentes pueden trabajar, me viene a la memoria uno de los ejemplos más cálidos que tuviera la satisfacción de gozar: el tipo tenía 13 años y vio que de un viaje por el exterior había traído una cámara de video para mis tareas y le adelanté que buscaría un camarógrafo para que la operara.
   Medio que se enojó y me dijo que él aprendería; que se haría cargo del equipo y que eso no le impediría seguir estudiando. Así lo hizo. Cumplió como un duque. Terminó el secundario, ingresó a la Escuela de Periodismo y egresó Licenciado en Ciencias de la Información aprobando la tesis con un 10, todo eso sin dejar de cargar la cámara en sus hombros ni dejar de divertirse.
   Durante más de tres décadas fue mi compañero de alegrías y desvelos hasta que el destino dejó abiertos dos caminos, uno para cada uno que ahora transitamos: yo por el mío, y  él por el suyo, ambos en lo mismo con esfuerzo, sacrificio, honestidad y compromiso.
   Al haber sido y seguir siendo un adicto al trabajo, a lo mejor sin darme cuenta dejé la heredad positiva que sin robarle la niñez -porque tampoco dejó de gozarla a veces salvajemente- le inculqué esa dignificante cultura del esfuerzo, la dedicación y la responsabilidad, valores que lo formaron y lo sostienen.
   Soy feliz. 
   Inmensamente feliz y orgulloso por haber obrado así con Luciano, mi hijo.
Gonio Ferrari

14 de abril de 2015

Radiografías políticas ------------------------------------------

DOS ENFOQUES DESDE VEREDAS OPUESTAS,
CON DOS CLARAS Y RESPETABLES OPINIONES

Como una expresión de respeto a la diversidad de
pensamiento, es oportuno conocer las posturas de 
dos calificados analistas políticos. Eduardo Aliverti 
que en Página 12 evalúa las elecciones en Salta y
Roberto Cachanosky, en su columna de La Nación 
detalla pormenores acerca de la realidad nacional.

Los salteños, 3% del padrón nacional --------------

UNA LECTURA TÉCNICA CON LA PARTICULAR
IMPRONTA DE LA MEJOR VOZ MICROFÓNICA

Por Eduardo Aliverti
(Columnista de Página 12)
Se largó, y cómo. La comodidad con que se impuso Juan Manuel Urtubey es impactante, y más porque las encuestas no auguraban tanta distancia. Es solamente el inicio. De todas formas, cualesquiera sean los resultados en estos próximos meses, parece muy difícil que pueda cambiar la sensación de que hacia julio y octubre resta saber cómo jugará Cristina. No es la única incógnita. Es la principal.
Los salteños son menos de un 3 por ciento del padrón nacional. La cantidad asoma como poco significativa, y en la previa eso se plasmó en una cobertura nacional moderada. Es un error, al igual que en otros distritos, leer política de tal manera. La voluntad popular es atendible, al margen de la representación que tenga en el total del país, pero además, en el caso de Salta, se manifiesta un escenario acorde con las perspectivas nacionales. Iba de suyo que el choque central era entre el gobernador victorioso, con apoyo manifiesto de Daniel Scioli, bien que no tanto de Casa Rosada, y el senador nacional Juan Carlos Romero, quien ya comandó la provincia durante tres períodos consecutivos. Urtubey es un díscolo real o eventual para los códigos kirchneristas. Ha sabido diferenciarse del modelo porque en algún momento quiso emerger como presidenciable autónomo, con la imagen típica del político joven y pragmático que sería capaz de arrimar cierto aire fresco a la férrea estructura conservadora de la provincia. Romero, con el respaldo de Sergio Massa, abrevó explícitamente en el menemismo y encarna una dinastía familiar-empresarial atravesada por denuncias y cuestionamientos de todo tipo. Por si fuera poco lo acompañó en la fórmula Alfredo Olmedo, un personaje sobre el que se hacen difusas las diferencias entre pintoresquismo y grotesco cavernícola. Quizá por ingredientes como ésos, y por fuera de la disputa para gobernador y vice, Salta comparte con Mendoza la peculiaridad de una buena inserción de la izquierda trotskista, que ayer se ratificó con un porcentaje interesante en la lucha por la gobernación –sumados PO y MST– y otro que quizá se esperaba más largo en la de la intendencia capitalina. Algunos análisis adjudican estas buenas elecciones a un eficiente trabajo de militancia en bases sindicales y franjas sociales más postergadas. Otros prefieren explicarlo a través de sumar el voto frívolamente “antipolítico” de capas medias, desentendidas de compromisos mayores, incluyendo la cuota tradicional de sufragios testimoniales. En la composición social del voto a esa izquierda con discurso radicalizado, tanto como en Córdoba capital, Neuquén y Jujuy, surge un mix de ambos factores. Será interesante profundizar la mirada sobre ese electorado, aunque en lo sustantivo no vaya a alterarse, ni mucho menos, el fiel de la balanza general. La provincia norteña acaba de certificarlo.
Las PASO salteñas mostraron entonces, genéricamente, los grandes trazos de la puja nacional. Un gobernador con el sostén a regañadientes del kirchnerismo puro, pero como sea, y con una amplitud notable que excedió en mucho al alrededor de tercio de electorado que se sabe firme, se ratificó la potencia de que dispone la órbita K. Enfrente, un contendiente del peronismo disidente, o algo así, que para el caso tuvo el soporte de Massa como en otros distritos hay rivales del oficialismo que lo tienen de Macri. En Salta, ambos apoyaron a Romero –con diferente intensidad– y es correcto decir que, para la lectura nacional, Daniel Scioli venció a la doble M. Sin embargo, la falta de un liderazgo claro de la oposición, en términos nacionales, hace que resalten las influencias de cada lugar. La salvedad podría ser Santa Fe, que vota el domingo próximo y donde el cómico Miguel del Sel, quien ya estuvo muy cerca de ser electo gobernador, juega codo a codo hace rato con el alcalde porteño. Tal vez sea el único distrito de peso donde el PRO o la figura de Macri consigan exponer como propios los votos de las primarias, pese a quienes advierten que el éxito del humorista y diputado ausente se debe más a su carisma y recorridas en soledad, por los barrios pobres que al influjo del aparato macrista. En el resto del país hay dispersión del apoyo opositor nacional o, peor aún, rige un festival de movidas y respaldos invertidos que confunden al más pintado. Macri viajó a Salta, sin ir más lejos, para apoyar al candidato capitalino a intendente Alfredo Durand Cornejo, cercano a Romero, pero no terminó de avalar a éste como candidato a gobernador porque fue con Massa. Una muestra de la renovación de la política con que están comprometidos. Sobre la contienda en la capital salteña cabe prestar atención al muy buen desempeño del candidato Javier David, alineado con Urtubey. Lo venció en forma clara la suma de los postulantes por la fórmula de Romero, pero no es tan claro que se haya votado eso y no a los nombres en particular. Quedó allí una escena abierta.
Son primarias, de todos modos, y es mejor no perderlo de vista hacia un octubre frente al que la Presidenta no intervino todavía en forma determinante. Esto es reconocido por todo miembro de la oposición con honestidad intelectual, al tomar nota de que la imagen positiva de Cristina oscila entre 45/55 por ciento incluso entre los relevamientos que encargan sus adversarios. Se recuperó de su caída en pocos puntos cuando el episodio Nisman, y algunos periodistas atribuyen esa reanimación a la capacidad de olvido de la sociedad argentina. Podrían contemplar, caramba, que en realidad primaron las revelaciones en torno de lo tanto que inventaron. A nadie se le ocurre hoy convocar en defensa de las labores del fiscal muerto. ¿Eso es olvido o probanza de que las falsedades no alcanzaron para desgastar? ¿Acaso no debe sumársele la insólita operación de prensa que endilgó a Máximo Kirchner y Nilda Garré la titularidad de una voluminosa, oculta y sospechosa cuenta en el exterior, con el subtexto de una triangulación Argentina-Venezuela-Irán empalmado al panfleto de Nisman? El banco al que involucraron ya desmintió oficialmente esa superchería en lo relativo a la embajadora ante la OEA y, ahora, la cuestión es si ella y el hijo de la Presidenta no habrán armado una empresa fantasma (ya no en portada y como título de cabeza, claro está). El nuevo recurso, según las publicaciones de última hora, es alertar sobre una ampliación de la Corte Suprema manipulada por el kirchnerismo, pero consiste ya en una treta gastada, aburrida, de impacto insignificante en la harén electoral. Es también en la propia oposición donde admiten que no parece haber mayores sobresaltos en el horizonte económico. Con esas cartas en la mesa, los preocupa más la movida cristinista que sus ingenierías electorales. Continúa sin saberse qué hará la Presidenta y, sobre todo, cómo. Por mucho que algún candidato diga que ella le dijo que lo apuntala, de su boca no salió nada que pueda considerarse siquiera como indicio. Deja hacer, si es por los jugadores precandidateados, al punto de que se permiten cruces tan fuertes como los depositados sobre la ambigüedad de Martín Insaurralde. Por el momento siguen vigentes la incombustibilidad de Daniel Scioli, algunas declaraciones altisonantes de Florencio Randazzo, expectativas por si hay preferencias para ubicar en fórmula a jóvenes incondicionales y conjeturas sobre el armado en la provincia de Buenos Aires más dichos hacia un lado u otro. Cristina esperará, se supone, hasta que las circunstancias le impongan un gesto rotundo. Pero también podría esperarse que no lo haga, y no sólo porque ante competencias electorales jamás se aconseja mover con demasiada antelación. Su mayor fortaleza es que sigue concitando apoyo mediante gestión concreta y fijación de agenda. Eso es lo que volcará hacia quien favorezca, fuere que lo haga con acción u omisión.
Diputados aprobó el proyecto del Ejecutivo que estatiza el sistema ferroviario nacional, si de acciones se trata, por mayoría abrumadora. Además continuó el trabajo de la comisión bicameral que investiga el listado de cuentas abiertas en Suiza por el HSBC y el mecanismo que este banco habría facilitado para que más de 4 mil empresas y particulares fugaran divisas por unos 3500 millones de dólares. Fue exhibida una filmina con los titulares de cuentas que serán citados en primer término. Son Cablevisión, Telecom Argentina, Plavenar, Central Térmica Güemes, Instituto Massone, Herbick, Taltech Internacional, Powerco, Exolgan y Neprosil. El listado se amplía con, entre otros, Cambio Mercurio, Banco Velox, Bridas, Multicambio, Havanna, Cía. de Servicios Farmacéuticos. También están mencionados los nombres de Amalia Lacroze de Fortabat y Amalia Amoedo, con fondos por más de 60 millones de dólares y el nombre de Alfonso Prat Gay como “apoderado usuario de Internet” de la cementera. Siempre como debe ser, la cobertura del tema en los medios hegemónicos fue nula o irrelevante. En relación inversamente proporcional, hubo un despliegue abrumador en torno del operativo de desmantelamiento en la feria La Salada. Por razones de pudor profesional cuesta, pero es casi irremediable, destacar algo tan obvio: mientras se trate de truchadas, infracciones, clandestinidad, narco y encubrimientos en torno de sectores marginales, suburbanos, de aspecto externo impresentable ante las buenas conciencias, allí estará el periodismo independiente para darle crédito a su valentía republicana. Sólo allí, porque más allá están sus cuentas publicitarias.
La obviedad se emparienta con aquella otra de que, al fin y al cabo, será cuestión de elegir entre un gobierno con cierta capacidad para marcarles la cancha a los grandes grupos económicos, o uno en el que vuelvan a gobernar directamente ellos.

Roberto Cachanosky (*) en La Nación
ESTA NO ES LA ARGENTINA 
EN LA QUE NACÍ Y ME CRIÉ

   La semana pasada, mientras comíamos les decía a mis hijos, que tienen entre 23 y 28 años, que esta no es la Argentina en la que yo nací y me crié. Me siento como trasladado a un país extraño. Repleta de pobres y manejada por mafias. No es la pobreza lo que me espanta, sino cómo potenciaron esa pobreza hasta llevarla al grado de indignidad en que hicieron caer a mucha gente. Recuerdo que de chico, uno de mis tíos, nos llevaba a mis hermanos y a mí a dar vueltas por las escasas villas miseria que había en Buenos Aires para que viésemos como vivían los pobres. Nadie tenía miedo de pasar por esos lugares. Era gente pobre, humilde pero decente.
Lo que ha hecho el peronismo en general y el kirchnerismo en particular, es generar una fábrica de pobres que viven de los subsidios que les dan los punteros políticos. Someter a la gente a la pobreza y luego mantenerlos con subsidios estatales es una forma de asegurarse el voto de una parte importante del electorado. Si no me votás, el que venga te saca el subsidio. Cuando CFK dice que le deja un país cómodo a la gente e incómodo a los políticos, y agrega: no se dejen quitar sus derechos, lo que en definitiva está diciendo es: construí mi poder en base al clientelismo político fabricando pobres que dependen de los subsidios que les doy. Como no tengo reelección, dejo sembrado un campo minado de subsidios llamados sociales, tarifas artificialmente bajas, distorsiones cambiarias, un gasto público infinanciable y una presión impositiva que destruye la economía. Hasta me animaría a decir que, salvo por sus problemas judiciales, CF no querría seguir en el poder para que no le explote el campo minado a ella. Prefiere dejárselo a otro y no asumir el costo de arreglar el deliberado destrozo económico que hizo.
La oposición sabe que todos estos problemas los va a heredar, así como el kirchnerismo también sabe que si hubiese seguido en el poder los habría heredado. Pero no tengo ninguna duda que, dado lo infinanciable del populismo montado, el kirchnersimo recurriría a la represión y al autoritarismo para frenar el descontento social. Quienes hoy son el clientelismo político del oficialismo, pasarían a ser los enemigos y la represión sería el último recurso que tiene todo sistema populista que va mutando hacia el autoritarismo. Primero construyeron poder en base al clientelismo político y luego tratan de mantener el poder usando el monopolio de la fuerza. Basta con ver al chavismo en Venezuela racionando los alimentos y metiendo preso al pobre hombre que quiso comprar dos pollos en vez de comprar 1 pollo por persona como lo permite la carta de racionamiento.¿Acaso Maduro no metió al ejército a custodiar las mercaderías en los supermercados? ¿De quién la custodian? Obviamente de la gente humilde que tiene hambre y hay que frenarla, si es preciso a los tiros, para que no se revele contra el autoritarismo.¿No es Maduro el que puso control de huellas digitales en las cadenas de supermercados para controlar qué compra la gente? Esos son los aliados del kirchnrismo y ese sería el futuro de Argentina si el kirchnerismo siguiera en el poder. Primero clientelismo y luego palos al que protesta ante la miseria.
Por eso llega un punto en que el argumento del voto deja de tener peso para los regímenes autoritarios como el kirchnerismo o el chavismo y solo tienen forma de sostenerse en el poder mediante la fuerza bruta y el fraude.
Fidel Castro no anunció desde Sierra Maestra que iba a luchar para establecer una feroz dictadura. Primero dijo que combatía la dictadura de Batista, se ganó la simpatía del pueblo y cuando tuvo el poder puso una dictadura peor que la de Batista. Los tiranos son mentirosos por definición.
Ahora bien, ¿qué puede hacer el próximo gobierno para cambiar este estado de cosas? ¿Cómo podemos recuperar esa Argentina en que crecimos y nos criamos, en que trabajar era un valor y robar implicaba el desprecio y sanción de la sociedad? En primer lugar acepto que durante la campaña electoral los partidos opositores no podrán decir todo lo que tienen que hacer porque perderían votos. ¿Cómo conseguir votos diciéndole a la gente que los servicios públicos ya no pueden seguir siendo regalados, que los llamados subsidios sociales tienen que ser revisados y la gente deberá aprender a vivir de su trabajo, o que la legión de empleados públicos que puso el oficialismo tendrán que salir eyectados de sus puestos y ponerse a trabajar en serio? La realidad es que acá hay muchos viviendo del trabajo de unos pocos. Ese fue el truco político del kirchnerismo para acumular poder. El problema es que ese truco ya no puede financiarse. Habrá que asumir la realidad.
De manera que el próximo gobierno, además de arreglar los destrozos que dejará el kirchnerismo tendrá que hacer docencia. Explicarle a la gente que no es viable un país en el que todos consumen y cada vez menos producen, porque lo que se produce para consumir es cada vez menos como consecuencia de la desinversión de todos estos años más las trabas que impone el gobierno a quienes todavía producen. Por empezar, así como a los jubilados les hacen poner el dedo para dar su prueba de supervivencia y poder seguir cobrando la jubilación, a los que reciben planes sociales hay que hacerles poner el dedo y ver cuántos planes sociales cobran. Pero, además, avisarles que si aparece un trabajo tienen que tomarlo porque automáticamente pierden el plan social. El plan social es solo transitorio hasta que consigan un trabajo.
Es obvio que va a haber reacción social. A nadie le gusta que le digan que se acabó la fiesta y tiene que ir a trabajar. Pero comunicando bien esta estrategia, la montaña de subsidios que ya no puede ser sostenida por la gente que trabaja en blanco puede desarmarse. Juan, Pedro y José tendrán que empezar a trabajar una vez que le avisen que hay un trabajo para él.
No hay lugar en el interior del país, particularmente en el NOA y el NEA que cuando voy a dar una charla no pregunte si consiguen mano de obra para trabajar. La respuesta invariablemente es la misma. Sí pero en negro porque nadie quiere trabajar en blanco y perder el subsidio. Con los subsidios que cobran y unas changas que hagan al mes tienen un buen pasar.
Esto es parte del gran desafío que habrá que enfrentar. Reconstruir la cultura del trabajo. Y eso se logra con, por lo menos dos cosas: a) crear las condiciones para atraer inversiones y crear puestos de trabajo y b) licuar los subsidios de manera tal que para el que hoy vive de subsidios vea que consigue más dinero trabajando y que apenas puede sobrevivir con los llamados planes sociales.
No digo que el próximo gobierno pueda cambiar y arreglar todo lo que se destruyó en estos 12 años, pero si espero que gire 180 grados en el rumbo que hoy tiene la Argentina. Mostrarle a la gente que el kirchnerismo no les deja un país cómodo, sino un país que los denigró como seres humanos.
En síntesis, espero que el próximo gobierno gire el rumbo y enfilemos nuevamente hacia aquél país en que nací y me crié, donde trabajar estaba bien visto y ser un vago y mantenido merecía el desprecio de la gente decente. Y que, por supuesto, los corruptos y ladrones iban presos.

(*) Roberto Cachanosky nació el 6 de agosto de 1955. Se licenció en Economía por la Universidad Católica Argentina. Profesor titular de teoría macroeconómica en el máster de Economía y Administración de Empresas del Centro de Estudios y Capacitación Empresarial en la ciudad de Rosario y de economía aplicada en el máster de Economía y Administración del Instituto universitario. Fue columnista de temas económicos en los diarios La Prensa (de 1985 a 1992), El Cronista (de 1992 a 2001), La Nueva Provincia -de la ciudad de Bahía Blanca- (de 1992 a 1998). Actualmente es columnista del diario La Nación. Conduce el programa de TV El Informe Económico, ganador del Premio Santa Clara de Asís en el año 2006. En la actualidad se desempeña como consultor económico y edita un semanario económico en Internet llamado Economía para todos (EPT).