24 de septiembre de 2012

Síganme los buenos. Comentarios 23 09 12-¿CONTRAMARCHAS EN CIERNES?, MORENO: PREPOTENCIA E IMPUNIDAD, etc

Desgrabación de comentarios realizados por el periodista Gonio Ferrari en su programa Síganme los buenos, emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba el domingo 23/09/12


¿CONTRAMARCHAS EN CIERNES?

   Parece como que se viniera un campeonato nacional de marchas y contramarchas.
   Los de una vereda convocan a través de las redes sociales, salen con inofensivas cacerolas y se manifiestan aunque no siempre en forma educada, pero se hacen escuchar.
   Los de la otra vereda tienen dos actitudes: una, hacer como si las protestas no existieran, y otros amagar con la contraofensiva de marchas masivas, pero con apoyo político oficialista.
   La verdad, lo ideal es que hagan todas las marchas que les antojen a cualquiera de los sectores, porque esa es la maravillosa esencia de la democracia: hacerse escuchar, protestar, enfrentar lo que consideran injusto, con acciones que están consagradas y amparadas por nuestra Constitución.
   Todavía estamos agobiados en nuestra memoria por aquellas nefastas consecuencias del terrorismo de Estado, que nos sumiera en los tenebrosos años de la dictadura militar.
   Procuremos entonces, no caer a otra figura que sería tan nefasta como aquella: la del proselitismo de Estado.

DANIELE, EL PODEROSO

   A cualquier trabajador le encantaría que el secretario general de su sindicato fuera Ruben Daniele, el “Papá Doc” (por lo vitalicio) mandamás gremial de los municipales.
   Seguramente los metalúrgicos, mecánicos, peluqueros, músicos, judiciales, domésticas, cocineros, tramoyistas o gastronómicos sostendrían en la cúpula a cualquier dirigente … siempre que tuviera a su favor la disponibilidad permanente de más de un millón de rehebes.
   Ese es el capital de Daniele, sumado a su capacidad de choque, movilización y amenazante prepotencia que es tanta, que ni siquiera algún fiscal se animó a meterlo preso por los reiterados ataques de sus huestes contra bienes ciudadanos, ya que sin dudas es el fogonero de esa violencia.
   Es claro.
   Ya consiguió un buen aumento sin siquiera pronunciar una arenga, de esas que le hacen fruncir eso, si … eso que usted piensa, a los intendentes acostumbrados a claudicar frente a la patota, con el pretexto de evitar el malestar social y los conflictos.
   Desde ya le puedo asegurar que pese a los esfuerzos y la vergüenza de muchos honestos y sacrificados empleados municipales, las cosas no van a mejorar, porque la vagancia ha pasado a ser estructural y permanente.
   Eso de asignarle poder a un violento, condice con una actitud parecida a ala del cordero, como es no aceptar su responsabilidad en las fogosas incitaciones, plantear la probation para esquivarle el culo a la jeringa, y ofrecerse a dar clases en una escuela secundaria.
   Y voy a ser tan torpe como lo es este personaje en sus arengas: si quiere pagarle a la sociedad con su tiempo para eludir el banquillo de los acusados, ¿por qué no se ofrece para atender a los viejitos desamparados del Hogar Padre Lamónaca, limpiarles el traste, bañarlos y darles la comida en la boca?
   Esa sería una muestra, más que de arrepentimiento, de compromiso con la sociedad.
   Pero todo indica que su objetivo no es caerle simpático a la gente, sino seguir acumulando poder, pese a que ya no aplica tantos códigos de descuento a sus afiliados, como cuando era amigo de tantas financieras.

MORENO: PREPOTENCIA E IMPUNIDAD

   Este muchacho Moreno, patrón de la prepotencia y la impunidad, no se fija si ataca u ofende a un funcionario, gobernador, empresario, trabajador o mujer.
   ¿Saben por qué?
   Porque nadie hasta ahora ha hecho valer aquello de la legítima defensa, y porque a veces quienes debieran castigar esas acciones ofensivas y reprobables prefieren mirar hacia otro lado.
   Moreno ha caído a lo más bajo que puede derrumbar la ética de un hombre: atacar a una mujer.
   Tanto que se habla de la violencia de género, y este energúmeno con permiso oficial para maltratar, se rie de las leyes, se rie del Inadi, se rie de todos.
   Esto, hasta que algún argentino ofendido le borre de un sopapo esa sonrisa sobradora, apoyada en la impunidad de la que goza.
   Moreno debiera aprender que no todo es para siempre.
   Ni siquiera la buena suerte.

INQUIETUD EN EL COLEGIO DE ABOGADOS

   Un grupo de abogados penalistas se  reunió esta semana para expresar ante las autoridades del Colegio de Abogados su preocupación por ciertas irregularidades observadas en el accionar del Poder Judicial.
   Entre otras, se destacó  el abusivo dictado de la prisión preventiva, que en muchos casos  se extiende por tres años, y que, confirmada sistemáticamente por todas las instancias judiciales, termina en una inevitable condena.
   Lógicamente y como lo expresa la misma Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para poder justificar el  excesivo tiempo permanecido en prisión.
   Estas conductas irregulares  adoptadas por el Poder Judicial en casos puntuales, resultan violatorias de derechos constitucionales elementales y de tratados internacionales con jerarquía constitucional, y además vemos que son reiteradas, graves y sistemáticas.
   El Colegio de Abogados  tomó este reclamo para tratar, a través de sus comisiones, de contribuir  a la solución de las irregularidades, y por esto desde el Colegio se están estudiando distintas alternativas jurídicas de carácter colectivo que fueron planteadas por los colegiados, en esta ocasión, por los más prominentes penalistas.
   El titular del Colegio de Abogados es el Dr. Alejandro Tejerina, quien el año pasado mostró su preocupación por esta situación que se viene sucediendo en Córdoba y lo expresó en diversos medios.
    Y reiterando como siempre el valor del archivo, en  una de esas notas en ocasión de conmemorarse el día del abogado, y por las detenciones realizadas en el marco de la megacausa del registro, el Dr. Tejerina pidió que "se respete el principio de inocencia y la garantía constitucional de la libertad" tal como sucede en las otras provincias y como lo sostiene nuestra Corte Suprema de Justicia de la Nación.
   El respeto de estas garantías constitucionales también fue solicitado al TSJ a fines del año 2011 por el Dr. Carlos Andreucci, por entonces presidente de la Federación Argentina de Colegios de Abogados.
  Y en junio último se realizó en el Colegio de Abogados un panel-debate sobre derechos fundamentales de los ciudadanos.
   Allí participó nuevamente el Dr. Andreucci quién es ahora vicepresidente de la Federación Iberoamericana.
   Se habló de temas referentes a  los allanamientos y la intercepción  de comunicaciones y  en las conclusiones se recordaron palabras del Dr Lorenzetti, presidente del máximo tribunal, cuando dijo que "La República es el gobierno de las leyes, no de los hombres"
   Cabe entonces la pregunta: ¿por qué en Córdoba no se cumplen las leyes  tal y como ya están establecidas en "nuestra Constitución", en  lugar de hacer lo que a los miembros del Poder Judicial les parece?

EL BOLETO EDUCATIVO

   Fue sin dudas uno de los caballitos de batalla en la campaña proselitista del actual gobernador.
   Su implementación muestra todavía algunas fisuras, pero en general el sistema ha beneficiado a miles de estudiantes y docentes, pero asimismo ha encarecido indirectamente el precio del boleto para el resto de los usuarios.
   En un país como el nuestro donde ni siquiera los subsidios y los planes son gratis, porque siempre te piden algo desde arriba, alguien debe estar pagando el boleto educativo.
   Valga esto como introducción a una cuestión más preocupante, que es el precio que se viene en el boleto urbano.
   Días atrás nuestro joven y a veces desorientado intendente, afirmó como si lo fuera a cumplir, que por el resto del año nadie pensara en un incremento del valor del viaje.
   Por nuestra parte, alertamos como si fuera necesario, que los empresarios de la FETAP y los sindicalistas de la UTA recrearían sus viejos y provechosos acuerdos.
   En ese caso ellos siempre ganan a costillas de la bronca, la impotencia y la desprotección de los usuarios, eternos rehenes de un sistema ladinamente perverso, al que ningún intendente se anima a quebrar.
   Ya están los dos sectores de la mano para volver a ensartar al pasajero: uno reclama mejores salarios y alguna deuda y el otro llora que no podrá afrontarlos sin subsidios o aumento de tarifa.
   El boleto educativo no es gratuito: lo pagamos todos, como todos pagamos religiosamente los caprichos de empresarios del transporte y dirigentes sindicales del sector.
   Y eso que todavía no han incluido en el costo, los honorarios de Charly García, quien viene a festejar el boleto, no trabaja gratis y cobra en forma suculenta.
   Cuando decimos que nuestro transporte urbano es una locura, que es caro y que es pésimo y que funciona cuando a los empresarios y al gremio se les antoja, hay gente que piensa que estamos exagerando.
   Pero es una locura que a nadie se le da por remediar.

¿JUSTICIA O INSENSIBILIDAD?
    
   Días atrás en un barrio de nuestra ciudad encontraron a una mujer de 74 años, atada a un sillón y amordazada, que había muerto al ser asaltada, de acuerdo con las primeras impresiones recogidas, debido al susto.
   Quedó entonces planteada la certeza de que si era eso lo que había ocurrido, el autor del delito, que ya había sido detenido, no sería juzgado por homicidio simple sino por homicidio culposo.
   Estoy seguro que en este sentido, nuestras leyes son terminantes, se aplican técnicamente, pero a la vez quedan despojadas del respeto a la vida, a la condición humana.
   Un delincuente que comete esa tropelía, de agredir a una mujer de 74 años que vivía sola, atarla y amordazarla, sin dudas calcula que la víctima puede llegar a morir por el estrés.
   Sin embargo para muchos casos, la letra fría de la ley ampara a los responsables de violarla en lugar de proteger el humano derecho a la vida de quien  resulta víctima.
   Es tema para un largo debate por parte de especialistas y no para evaluar situaciones desde el punto de vista emotivo, porque los técnicos siempre llegan a la conclusión de restarle responsabilidad al autor, quien tiene una enorme ventaja para expresarse y hacerse defender, alternativa que no tuvo la víctima: los muertos no hablan.
   Y esto no tan solo sucede con los muertos como resultado de asaltos u otros delitos contra la propiedad o el honor.
   En los accidentes de tránsito, siempre está más protegido por la ley el que embiste y huye, que quien queda herido o muere.
   Porque la justicia, en un afán por meterse en lo que puede pensar el autor, considera que no tuvo malas intenciones.
   Alguna vez las leyes protegerán a las víctimas y los derechos humanos serán para ellas antes que para los asesinos.