16 de octubre de 2012

¡PRIMICIA!: AMBICIOSO FILME SE PRODUCIRIA EN CORDOBA

Está próximo el día que deje de ser probable para transformarse en realidad: en los tiempos que ya se nos vienen encima, la cinematografía argentina ha encarado un ambicioso proyecto, como lo es sin dudas un filme ambientado en la Luna, con protagonistas netamente cordobeses. Los "castings" ya están avanzados aunque todo se hizo dentro de un marco de reserva muy parecido a lo secreto, oculto, enigmático, recóndito y confidencial.
   Los actores y actrices con pretensiones de gran pantalla universal desfilan ante los exigentes seleccionadores y poco a poco va quedando integrado un elenco surgido del anonimato. Las primeras figuras percibirán un "cachet" de 10.000 dólares pesificados al "cambio azul" merced a una generosa excepción autorizada desde el poder central, para estímulo de la cinematografía regional.
   El plantel de figuras secundarias percibirá un poco menos, pero lo mismo será una jugosa cifra, al igual que lo presupuestado para los extras, que alcanzarán un número superior a los cien mil.
   ¡Cien mil extras!
   Una de las condiciones principales planteadas a los candidatos, es que residan en barrio Alberdi, aunque la trama del filme nada tiene que ver con el Club Belgrano, o con los antigüos y añorados estudiantes que poblaban las casas y pensiones del emblemático sector del Clínicas.
   La cuestión del vestuario, superada. Y la logística para alimentar a tanta gente ya está planificada y los recursos económicos asegurados.
   Por eso la empresa nacional y popular productora de la película, se ha dirigido a las autoridades municipales de Córdoba para solicitarles que por el tiempo que dure la filmación, recomienden a los vecinos que después de cada lluvia, dejen de utilizar como aljibe un pozo instalado hace tiempo sobre calle Neuquén, casi esquina Santa Rosa, porque es el escenario que mejor se ajusta al libreto, ambientado en la superficie selenita.
   Lo único que ruegan los promotores de tan maravilloso proyecto, es que a la Municipalidad no se le vaya a ocurrir despertar de su letargo y destinar un equipo, si es que todos no están rotos y los operadores gozando de una asamblea, para hacer un bacheo en serio.
   Si así lo hicieren, dejarían sin trabajo  por lo menos a cien mil personas, lo que no afectaría a más de diez mil que cobran a costillas de los que pagan impuestos y no reciben ni por asomo lo que merecen, aunque se publicite que la ciudad está cambiando.
   A propósito, todo esto es parte de una pelicula (no de la que se proyecta filmar) que los cordobeses nos hemos cansado de ver.


G.F.