1 de octubre de 2012

SLB Comentarios 30 09 12 - CADA CUAL TIENE SU LOPEZ REGA, etc.doc

Desgrabación de comentarios realizados por el periodista Gonio Ferrari en su programa Síganme los buenos, emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba, el domingo 30/09/12.

LOS DERECHOS HUMANOS Y LA MEGACAUSA

El Dr. Luis Jiménez, abogado de Derechos Humanos, quien se ha desempeñado además en la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, es el autor de un interesante artículo publicado días atrás en el diario La voz del interior.
Allí comentó muchas de las situaciones que venimos repitiendo en nuestros últimos programas, aunque el Poder Judicial parezca ser sordo a estas verdades que están internacionalmente reconocidas.
En el derecho internacional la prisión preventiva también es la excepción y no la regla y afecta el derecho a la libertad personal, la presunción de inocencia y a la igualdad ante la ley, constituyendo un serio menoscabo a los derechos humanos de las personas afectadas, situación que lógicamente se hace extensiva al núcleo familiar.
Es interesante comentar que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala que la prisión preventiva encierra la paradoja de ser una privación de la libertad para ver si procede la privación de la libertad.
Y cuando se prolonga en el tiempo como está ocurriendo en Córdoba, por períodos de dos años, se convierte en pena anticipada.
De aquí la urgencia que las autoridades judiciales se ocupen seriamente de éstos casos, teniendo en cuenta que se trata de personas trabajadoras, sin antecedentes penales y a simple vista, sin riesgo procesal, tomando en cuenta que la Justicia debe probar que existe riesgo de fuga o de entorpecer la investigación, y no ampararse en esto para mantener la prisión.
También, en el comentario periodístico, se menciona que las autoridades judiciales han omitido realizar el control de convencionalidad para establecer si corresponden las disposiciones legales argentinas con lo dispuesto por la Convención Americana, la doctrina y la jurisprudencia hemisférica.
Entonces ahora cabe preguntar ¿Qué esperan algunos funcionarios del Poder Judicial cordobés, para cumplir con las leyes internacionales?

EL 13, FEO NUMERO QUE PUEDE TRAER SUERTE

   Cuando a la mayoría de la gente le sobra mes al final del sueldo, es como si desde el poder se esmeraran en hacérselo notar con un golpe de efecto. Ahora pretenden que el argentino-persona subsista dignamente -es decir, fuera de un escenario de pobreza- con 13 pesos diarios. Y la afirmación oficial se basa en los indicadores de un organismo federal que es menos creíble que Fabuleti o que Luis Juez jugando al truco, o que Schiaretti haciendo edificar terminales de ómnibus, o que Moreno tratando educadamente al prójimo.
   Es tan cómica e inconsistente la apreciación, que más allá de la ofensa que supone agraviar la inteligencia colectiva, la gente ha comenzado a tomar esos "medulosos estudios" como una expresión más del agrio humor de la conducción política nacional. Ese mismo humor que nos hace tomar a risa el papelón del anuncio de la Fórmula 1 en Mar del Plata, el virtual encarcelamiento del ahorro con relación al destino que cada uno quiera darle en uso de su libertad o el ejercicio del proselitismo de Estado que vienen llevando a cabo algunos grupos paraideológicos, en muchas escuelas argentinas, con el beneplácito, el aliento y el apoyo económico y logístico del poder central.
   Pero no todas son pálidas.
   Por aquello del vaso medio lleno o medio vacío, es aconsejable inclinarse por la primera opción para evitar las consabidas consecuencias del infarto, el ACV o las úlceras gástricas como explosivo y previsible resultado de la acumulación de estrés.
   Entonces dejando de lado esa ridiculez de alimentarse a diario con 13 pesos, hagamos de ese número fatídico para los que padecen triscardicafobia, que es el temor exacerbado a esa cifra, un ejercicio positivo para tratar de sacarle provecho.
   Para ello, antes que nada, hay que hacer un poquito de historia: el 13 (peor que el gato negro) tiene mala prensa desde antes de la última cena, en los aviones ni figura la fila con ese número que se reemplaza por el 12 bis, en los ascensores se pasa del piso 12 al 14, en la Fórmula 1 ese número no existe, las basílicas originales de la cristiandad son 13, los tanques de oxígeno de la misión espacial Apolo 13 explotaron el pleno vuelo, en Madrid no existe una línea de ómnibus con ese número y creo que en Córdoba tampoco, en los equipos de fútbol nadie se pondría una camiseta con el 13 y muchos otros ejemplos que andan dando vueltas por el mundo.
   Acerca de lo positivo del 13 habría que consultar a los mayas porque era su número sagrado que representaba las 13 fases lunares; en los EE.UU. el 13 vendría a ser un número con suerte porque en el reverso de algunos dólares hay una pirámide incompleta de 13 escalones, el águila de sus símbolos patrios -que sobre su cabeza luce 13 estrellas- sostiene en una de sus garras una rama de olivo con 13 hojas y 13 frutos y en la otra, nada menos que 13 flechas. Un músico fundamental como lo fue Richard Wagner era todo 13: eso suman las letras de su nombre y apellido, nació en un año terminado en 13, suman 13 los años de su nacimiento (1813), compuso 13 óperas y falleció un día 13. De esos casos debe haber miles.
   Al grano: lo mejor entonces es disponer una vez al mes de 13 pesos, de esos que pueden sobrar en una familia tipo luego de invertir en comida, servicios, alquiler, medicamentos, impuestos, vestimenta y recreación, llegarse hasta el kiosko de quiniela del barrio y jugarle esa cifra al 13 a la cabeza por la nocturna de Lotería Nacional.
   A lo mejor ese número no aparece muy seguido a primera, pero las estadísticas -según me lo confió un funcionario del Indek- reflejan que sale cuatro veces al año.
   Si eso es tan creíble como el anuncio de que es posible comer por día con 13 pesos, vamos a los resultados: como la gente tiene cero confianza en lo que le pretenden hacer creer, al 13 hay que anteponerle el 0. Así queda el 013 a la cabeza y por 13 pesos a tres cifras ganará $ 6.500 cada vez que salga y si eso ocurre (como dicen las estadísticas) cuatro veces al año, amasijará una pequeña fortuna de 26.000 pesos que le permitirán gastar $ 71,20 por día.
   Si tiene familia tipo y come ahora con 52 pesos diarios por lo que ha dejado de ser pobre, le estará ganando al Indec y a la desconfianza de la mayoría de los argentinos, y se salvará que le hagan una bolsilloscopía, un mapeo de ahorros e inversiones, un escaneo de canutos o una canutoscopía, como debieran practicarles a los malos funcionarios.
   Y usted y familia serán argentinos y argentinas felices, contentos y contentas, orgullosos y orgullosas y agradecidos y agradecidas.

NO A UN PAÍS DE SILENCIOS

Siendo los argentinos tan discutidores y amantes de la contienda verbal y la polémica, corremos el riesgo de transformarnos en un país penosamente silencioso.
   Desde el poder consideran en general que el debate es un fantasma de discordias eternas en lugar de plantearlo como la modalidad con mayor sabor a democracia.
   Es complicado incentivar en las jóvenes generaciones, conductas que no vienen por la vía del ejemplo.
   Es nocivo para la sociedad escuchar el discurso unico, enceguecido y soberbio, porque no deja de ser una patética demostración de autoritarismo. El ruido de las cacerolas no fue un invento de las señoras conchetas ni de los sojeros. Hagamos un poco de honesta memoria. Porque si era lícito y oportuno escrachar a los militares genocidas y a los que colaboraron con ellos desde el sector civil, no hay que escandalizarse al ver que los descontentos adoptan la misma modalidad cuando quieren hacerse escuchar, en su búsqueda de las vacunas contra la prepotencia, la injusticia y el maltrato.
   Se han cerrado las puertas a las importaciones, pero resulta que ahora desde el más alto nivel nos damos el lujo de exportar falsedades, como las diarias conversaciones con el periodismo o la negación de la inflación. Porque no es lo mismo hablar DE los periodistas como ahora ocurre. Y el obstinado ocultamiento de la realidad económica, es privilegio de quienes no pisan un supermercado, no viajan en bondi, no compran remedios o no pagan servicios, y sin embargo atesoran suculentos ahorros.
   Como estaremos de anestesiados, porque si es por la apreciación presidencial, el país ¿ha estallado? y no nos damos cuenta.

CADA CUAL TIENE SU LOPEZ REGA

Se me hace que este muchacho de apellido Abal Medina, una especie de superministro, vendría a ser el editor de lo que tiempo atrás era el diario de Irigoyen, que era lo que le hacían leer a ese presidente cada mañana, siempre con buenas noticias y su imagen pública por las nubes.
José Lopez Rega, más conocido como El Brujo, que creció velozmente de cabo de la policía federal a virtual presidente, con otros elementos pero casi de la misma manera, hacía esa tarea con Isabel, la tercera esposa del que fuera General Perón y presidenta después de la muerte del viejo caudillo nacional.
Y como se comenta en los ámbitos oficiales que Abal Medina es muy inteligente, a lo mejor es el Lopez Rega de la actualidad, que pinta a su jefa un panorama que no se condice con la realidad.
Y por haber sido alumno en Harvard, según también se comenta, era para suponer que por ser conocedor del paño, habría aconsejado a la Sra. Presidenta concurrir allí para disipar las dudas de los jóvenes universitarios.
No quiero siquiera imaginar lo que le habrán dicho después de las dos sesiones de preguntas y respuestas, en otras tantas universidades, a ese muchacho sospechado de ser talentoso.
Porque sin dudas, si fue responsabilidad de Abal Medina, cometió una imprudencia imperdonable: permitir que ella entrara a las mandíbulas de un animal sediento de sangre política.
Ya se sabe que es muy riesgoso, aunque a algunos les guste por el riesgo que implica eso de jugar con los bigotes del león.

EL SUOEM Y SUS LOGROS

El sindicato de los municipales de nuestra ciudad de Córdoba ha conseguido un aumento que a lo largo de un año, acumulará más de un 30 por ciento.
Es sin dudas el resultado de las presiones, en muchos casos salvajes, que los municipales impusieron a las autoridades que en su afán de evitar malestar, no tuvieron otra alternativa que bajarse los lienzos.
Ahora la masa salarial aunque la recaudación crezca, será mayor mes a mes, como menor será el exiguo saldo restante, para encarar obras imprescindibles y atención de servicios que se han mostrado últimamente con un marcado deterioro.
Pero hay una lectura entre líneas que sin dudas no caerá simpática a las autoridades nacionales, empeñadas en su ceguera con relación a la inflación, un mal ya inocultable y no una sensación o un invento mediático, como dicen los fanáticos.
El titular del gremio municipal, enrolado en las filas del kirchnerismo, desconoce las estadísticas del Indec y consigue un aumento que a la vez, derrumba el dibujo oficial, porque reconoce la realidad, de una inflación proyectada a más del 30 por ciento anual.
¿Habrá tirón de orejas para Daniele?
Es difícil, porque hasta la misma Justicia pretendió mostrarle tarjeta amarilla por violento, y solo recibió el ofrecimiento de dictar clases para esquivarle el costo político de sentarse en el banquillo de los acusados.
Es para pensar, con algo de lógica, que es mayor la autoridad nacional, que la ciclotimia de nuestra Justicia.

EFRAIN BISCHOF, EL CENTENARIO

Llegar a los 100 años, con la plenitud de la capacidad mental, buen humor, buen apetito, salud física superior a lo común y un caudal impresionante de memoria, es un regalo de la Naturaleza y un toque de suerte.
Esa biblioteca autoportante que es mi vecino Efraín Bischof, padre del Lalo legislador y de la Susana, puede darse el lujo de seguir mirando al futuro, porque atesora en su alma algo parecido a una vocación de eternidad.
Esa eternidad reservada a los elegidos.
Y Efrain Urbano Bischof, protagonista de la historia de Córdoba, es uno de ellos.
Debe ser maravilloso llegar al centenario con el respeto sin excepciones; con la memoria sin lagunas; con la fuerza de seguir adelante.
Me vienen a la memoria esos versos de José Hernández, cuando dicen que “no tuvo nunca principio, ni jamás acabará; porque el tiempo es una rueda y rueda, es la eternidad”.

¡HE VUELTO A LA TV!

Anoche un amigo me envió un mensaje, felicitándome por haber vuelto a la televisión.
Pensé que mi amigo a esa hora ya iba por la segunda botella, o más.
Y más desorientado que caballo arriba del techo, en lugar de contestar el mensaje de texto le llamé al amigo para que me explicara.
Si, me dijo … te estoy escuchando por Canal 10 haciéndole una entrevista a Roberto Carmona.
Cambié de canal porque estaba viendo Discóvery y me encontré con las imágenes de uno de los tres reportajes exclusivos que le hice al multihomicida desde 1991 hasta el más cercano, en el ciclo de mi programa Conmigo que hacía en este canal, el 10, en el año 2006.
Buen material, como para elevar el rating de ese espacio de anoche.
Lástima que no dijeran la autoría del reportaje y aprovecharan su contenido para extenderse durante una hora en análisis relacionados con la personalidad del condenado.
Muchachos, no es para enojarse, pero en mis 54 años de ejercicio del periodismo libre, si alguna vez usé material de colegas, tuve al menos el buen gesto y la buena cuna, de mencionar el origen y agradecer.
Con eso hubiera bastado, porque dejando de lado cualquier cosa parecida a la humildad, los moños de ese material no son de Zapata ni de nadie más que míos.
Y a lo mío, a mi trabajo, tengo la sana costumbre de defenderlo a muerte.

Gonio Ferrari