28 de noviembre de 2012

BASURA. ¡QUE TRABAJEN LOS VECINOS!  Y LA MIERDA EN LA PUERTA DE TU CASA


Son a veces patéticas y demasiado graciosas las soluciones que los gobernantes le dan a su alarmante falta de imaginación y postergado compromiso con la sociedad, porque por lo general apelan al facilismo de hacer trabajar a los demás. Dentro del paquete de impuestos, tasas, confiscaciones, etc. a las que se apela desde el poder para reunir fondos y destinarlos a cosas que no son tan necesarias, como el exceso de personal o el desborde publicitario, hay un dinero que se tributa para el rubro recolección de residuos domiciliarios.
   Tiempo atrás, el servicio era municipal y se cumplía por lo general a satisfacción, en aquellos años en que los empleados trabajaban por las horas que cobraban y no distraían tantos esfuerzos en asambleas, paros encubiertos, etc.
   Y resulta que ahora, después de haber tercerizado la prestación, empezaron tibiamente por hacernos clasificar los residuos en bolsas distintas, horarios caprichosos y posteriormente a poner contenedores en los lugares de elevada densidad poblacional.
   Fue una muestra de que las empresas concesionarias -por lo general amigas del poder- exigían esas facilidades para disminuir su planta de personal y atesorar ganancias superiores.
   Despues los contenedores pasaron al resto de los barrios, a razón de uno o dos por cuadra.
   Ahora, con el sesudo plan que se anuncia, seremos los vecinos quienes les facilitemos a Lusa y a Cotreco o a Mongo que gane la licitación, las cosas para que ellos tengan menores costos, embolsen más utilidades y nosotros seamos los imbéciles que deberemos cargar con las bolsas hasta cada depósito que a ellos se les ocurra ubicar, desafiando a los ladrones en las oscuridades vigentes por desidia de la misma municipalidad y por la vocación vandálica de los malos ciudadanos.
   En pocas palabras, los cordobeses mostraremos el privilegio de lucir un foco infeccioso en cada cuadra, porque los recolectores hacen paro, porque la Municipalidad no paga, porque en el 2013 habrá como 15 feriados largos, o porque se rompieron los camiones.
   Y después de todo, lo más importante en contra de un anuncio cercano al delirio: ¿Quién será el vecino que deba soportar la insalubridad y la condena de oler mierda todos los días?
   Me gustaría saber si Ramoncito y flia. se bancarían un contenedor en la puerta de SU casa.

Gonio Ferrari