27 de noviembre de 2012

SLB-251112-PREPARATIVOS 6D Y 7D, EPEC, LA MEGACAUSA, ETC



Desgrabación de comentarios del periodista Gonio Ferrari emitidos en el programa “Síganme los buenos” por AM580 Radio Universidad de Córdoba, el 25/11/12.

PREPARATIVOS A DOS PUNTAS: 6D Y 7D

   Es imposible disimular las ansias con las que el Gobierno viene preparando las acciones, que desde ese ámbito, se consideran lógicas para el viernes 7 de diciembre, fecha en la que se debiera comenzar a aplicar la manoseada Ley de Medios.
   Según la ley votada, todos los medios tendrán que comenzar su adecuación a la normativa, aunque pareciera que el único afectado sería el grupo Clarín, ferreo opositor a las políticas nacionales.
   La cuestión es que para ese día que se supone de trascendentes anuncios, la Sra. Presidenta quiere una fiesta de Estado a toda orquesta.
   La idea principal la ubica en Tecnópolis, la gigantesca feria porteña, transformada en símbolo de este año, desde donde pronunciaría un discurso, obviamente, a través de la cadena nacional, aprovechando que allí se desarrollará la fiesta de fin de año de la re estatizada YPF.
   Sin embargo, es para poner en duda los efectos concretos del día después, porque nada extraño sería que técnicamente no pasara nada, como lo declaró el empresario de Electroingeniería enrolado en el kirchnerismo, Gerardo Ferreyra, quien sostuvo que es importante que en un año, las empresas que deben desinvertir deberán hacerlo.
   Así las cosas, no son pocos los que advierten que el 6D también puede marcar, al menos, un pico de histeria semicolectiva o de preocupación mal disimulada.
   Para ese día y al igual que en manifestaciones anteriores, las concentraciones de gente están siendo convocadas por las redes sociales con las ya conocidas consignas contra la corrupción, la inseguridad, la inflación y el respeto por la Constitución Nacional.
   Para esta edición se agregaron demandas de terminar con las mentiras, la discriminación a quienes piensan diferente del discurso oficial, la impunidad y hasta mencionan la minería contaminante.
   Cualquiera de los días, 6D o 7D, jueves y viernes, marcan improntas distintas, intereses contrapuestos y posturas políticas e ideológicas enfrentadas.
   Es para rogar que sean expresiones de libertad donde se impongan la madurez, la tolerancia y el respeto mutuo como banderas de ambas posiciones, por la salud de la República.
   Y más que nada, por el fortalecimiento de esto tan maravilloso que es la democracia.

LA MEGACAUSA Y LA PRISION PREVENTIVA

  El domingo último estuvimos comentando varios casos de personas encarceladas con prisión preventiva en ele tema de la megacausa del Registro de la Propiedad, que habían padecido graves consecuencias en su condición física.
  También hubo muertes y en ninguno de los casos dimos a conocer los nombres por dos razones: para no caer en amarillismos y para no volver a victimizar a los afectados.
   Nos quedaron pendientes algunas situaciones puntuales como uno más entre cuyos antecedentes refiere una patología oncológica tratada con quimio y radioterapia.
   Estuvo con prisión preventiva desde 18 meses antes deel juicio en el que se lo dejó en libertad, por aplicarle una condena condicional.
   El caso de otro hombre con prisión preventiva desde hace 15 meses y suspendido en su trabajo; solicitó prisión domiciliaria y amparo por la obra social ya que tiene un hijo discapacitado que necesita cobertura y todo se le ha denegado.
   Adviértase la desigualdad ante la ley cuando acá en Córdoba, me comentaron que existe un fiscal con imputaciones por varias causas que continúa trabajando y cobrando y también se sabe que hay policías condenados por delitos de lesa humanidad que continúan cobrando sus jubilaciones hasta que la sentencia quede firme.
   Y ya que estamos con este tema, vinculado con la megacausa del Registro de la Propiedad, viene al caso comentar que apareció  días atrás en La Voz del Interior un interesante informe de Nicolás Macchione, director ejecutivo del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales, sede local, sobre prisión preventiva en Córdoba.
   En ese trabajo, entre otros análisis, el autor destaca que "Prisión preventiva no significa otra cosa que encarcelar a un inocente" y consigna que las estadísticas dan cuenta de que el 52 por ciento de los presos de Córdoba son inocentes, o sea un 10 por ciento más que en Santa Fe, con similar cantidad de causas ingresadas.
   Y con respecto al  estado de la prisión preventiva en Córdoba, Macchione comenta que se observan tres características que profundizan su carácter inquisitivo: somos la única provincia además de Chaco, donde la prisión preventiva es dictada por un fiscal y no por un juez; segundo, que no hay debate para la aplicación de la medida y, por lo tanto, no hay posibilidad de confrontación con la defensa y por último, que aquí no existen mecanismos alternativos al encierro cautelar.
   Un significativo párrafo, donde sostiene que "Quizá haya sorpresa en el lector si advierte que la restricción a la libertad pueda ser determinada en un papel, en un ámbito oscuro, sin acceso al público, sin familiares y, muchas veces, sin el fiscal, el defensor y hasta sin el propio preso.
   El informe no busca sólo “denunciar el estado actual del ámbito judicial” y la violación al principio de inocencia, sino también racionalizar lo que parece irracional: vulnerar el principio de inocencia de forma excepcional, proponiendo la discusión de posibles reformas al sistema judicial.
   Concluye afirmando que "Parece no quedar otra acción que, ante la pasividad del Poder Legislativo, nosotros, los empleados judiciales, solicitemos la reforma del sistema judicial actual; sólo así será justicia”.
   Cabe entonces preguntar si no habrá llegado el momento de terminar con esta legalizada toma de rehenes, que está instrumentando la Justicia cordobesa.

SIN FORMULA 1 NI MOTOS

   Dos nuevas frustraciones para otros tantos pomposos anuncios desde el más alto nivel nacional: nos quedamos sin fecha para la Fórmula 1 y lo mismo ocurrió con el Gran Premio de Motociclismo internacional que se haría en la maravillosa pista de Termas de Rio Hondo.
   La carrera de la máxima categoría del automovilismo, había sido asegurada para realizarse en Mar del Plata, circuito callejero, y al igual que la de motos, significaba una enorme trascendencia de promoción para nuestro país, sus paisajes y la calidez de su gente.
   Ambas casi seguras realizaciones naufragaron, y ahora la cuestión no es tan solo averiguar las causas, sino trabajar para tener una segunda oportunidad.
   De acuerdo con trascendidos y por conversaciones mantenidas con referentes del exterior, se tuvieron en cuenta entre otras cosas la inestabilidad económica, la conflictividad gremial y la creciente inseguridad urbana.
   Es probable que desde algunos sectores definitivamente enrolados con el oficialismo, se busque desviar las verdaderas causas, y se hablará de la poca seriedad de quienes manejan esos negocios llamados deportivos.
   Sea como fuere, las carreras no se hacen y eso nos daña internacionalmente y nos priva del ingreso de divisas, tan importantes para nuestras arcas.
   A ponerse las pilas entonces, hacer cursos acelerados de seriedad y no volver a caer en el error de gastar a cuenta cuando todavía no hemos cobrado.
   Después de todo, ese es uno de los deportes nacionales que cuenta con la mayor cantidad de cultores.
   Y de paso, ser prudentes con los anuncios, para evitar en caer a eso tan feo que es contribuir a que nadie nos crea.

EPEC Y LOS PRIMEROS CALORES

   Tenía que suceder.
   Era más fácil de adivinar que de qué color era el caballo blanco de San Martín.
   El termómetro osó trepar encima de los 35 grados y saltaron los tapones de la eficiente, costosa y muy pagada Empresa Provincial de Energía de Córdoba.
   Resonaron entonces aquellas fantasiosas palabras del discurso de Schiaretti de un par de años atrás, cuando aseguró que con la inversión que se estaba haciendo, se terminaban los apagones en Córdoba y que tendríamos energía para exportar.
   No sé si considerar a esos apagones como selectivos o perversos, porque de todas maneras, ambos componentes conviven alegremente, en perjuicio de los sufridos y engañados usuarios.
   Para colmo, todavía no habían podido regularizar las prestaciones, cuando a los cráneos con pocas luces que dirigen la EPEC tuvieron la feliz idea de anunciar que aumentarían la tarifa.
   Cosa de locos.
   Seguramente y en forma paralela, crecerá la bonificación anual por eficiencia que reciben todos los dependientes de la empresa, con certeza sin importar que los sostenedores del sistema reciban o no el servicio.
   Puede que alguna vez, exista un fiscal despierto a quien se le ocurra actuar de oficio, frente a esta consumada defraudación a los intereses de la gente.
   Ahora roguemos que la temperatura no siga en aumento, para evitar los daños emergentes y colaterales, cuya  culpable se empeña en negar y se esmera por no reconocer, para evitar pagarlos.
   La EPEC es en definitiva, una especie de cáncer ciudadano y rural del que todos estamos enfermos.
   Salvo ellos, los dueños del tumor.

SANTOS ABANDONOS

   Es una pena lo que sucede con el Museo Juan de Tejeda, frente a nuestra hermosa Catedral, y la capilla de San Roque, junto al que fuera uno de los más antiguos hospitales de la ciudad, con el mismo nombre.
   El abandono es lo que más ofende la memoria.
   En otras importantes ciudades del mundo, se acostumbra que grandes empresas como asimismo instituciones no gubernamentales, subvencionen museos, plazas, paseos o lugares de interés para los turistas.
   Aquí casi no haría falta, porque el Estado se encuentra en la pobreza y las empresas en su mayoría solo piensan en las utilidades.
   La Iglesia Católica, nuestra iglesia, bien pudiera desprenderse de alguno de sus cuantiosos bienes, para acudir en ayuda de estos dos baluartes de nuestro pasado.
   Sería un acto de justicia y un homenaje a la memoria de los cordobeses.