6 de enero de 2013

SLB-060113-HIMNO GIOJA, ESPERANZAS, etc



Desgrabación de comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” emitido el domingo 06/01/13 por AM580 Radio Universidad de Córdoba.


ESPERANZAS EN ETAPA DE RENOVACION

   Al terminar el 2012 se me ocurrió hacer una especie de examen de conciencia profesional, reconociendo antes que nada haber incurrido, posiblemente, en abuso de la crítica.
   Pero como todo tiene explicación, menos la injusticia de morir, tuve que partir de la irrefutable sentencia periodística que sostiene que el avión que llega, no es noticia.
   Porque si existe un progreso, una evolución positiva en la vida de los argentinos, un cambio superador no es más que una obligación de los gobernantes hacia su pueblo.
   Suena demasiado olfa ser periodista militante y vivir aplaudiendo, porque ese estrépito suele empujar hacia el olvido lo que está pendiente de hacerse o que se hizo mal.
   Los logros del gobierno en algunos aspectos son de verdad plausibles, pero no para gastarse los metacarpos.
   Quedan muchas cuestiones pendientes, que se postergan por la desmedida ambición de algunos a los que solo les interesa no alejarse del poder.
   Pensé también que en el verano, en vacaciones, cuando la gente está más distendida, hay que abandonar las pálidas e inclinarse por lo positivo, lo pasatista, lejos de las complicaciones.
   Pero si de golpe te sacuden con aumentos en servicios, cepos inamovibles, muertes en las rutas, creciente inseguridad, cortes de luz después de haber prometido que nunca más ocurrirían, todo intento de brindar solo información y comentarios felices, se derrumba ante la realidad.
   Es por eso que usted no advertirá muchos cambios en el sentido crítico de este espacio.
   Lo notará, si, cuando el escenario sea propicio para consagrar esa liviandad veraniega que siempre es bienvenida.
   Mientras tanto, seguiremos siendo fieles al compromiso de tratar con altura los problemas y resaltar aquellas actitudes y logros que consideremos positivos.
   En pocas palabras, nada cambiará.

DE LA EPOPEYA AL RIDICULO

   El origen de los himnos está en las odas que los griegos cantaban sus alabanzas a los dioses acompañándose con sus cítaras y los aplicaban también para exaltar las gestas de sus héroes.
   Eso es al menos lo que nos cuenta la historia, señalando asimismo que con los tiempos, el estilo casi religioso mutó al contenido patriótico hasta el punto que junto a la Bandera pasó a ser un solemne símbolo.
   López y Planes y Blas Parera fueron los artífices del nuestro, que se canta en actos oficiales, algunos encuentros políticos y en espectáculos deportivos, habiéndose transformado en la pieza musical con mayor cantidad de cultores del “playback” o de la fonomímica porque los funcionarios y los deportistas (salvo Los Pumas) no lo cantan, sino que mueven la boca por si la TV los está grabando.
   Y sobre que no éramos pocos, la Nona está con un atraso.
   Una o dos personas de apellido García perpetraron un vomitivo bodrio al que calificaron como “himno” en burdo homenaje a José Luis Gioja, gobernador de San Juan.
   Es para el o los autores “la estrella de los Andes”, “cóndor del cielo”, “espejo de un sueño” y otras gansadas del mismo nivel poético que resumen un alto grado de barato patrioterismo.
   Y en una parte que podemos ingresar sin miedo al paroxismo de la imbecilidad, el himno que loa al “Flaco Gioja” sus seguidores, “los compañeros que votaron por el sí”, lo glorifican diciendo que “es la parra que da vida …”
   Ante tamaña falta de respeto consumada contra el buen gusto, pocas son las consideraciones medianamente serias que se pueden hacer.
   Pero siento un dolor de Patria aquí en el alma, a la altura de la escarapela.
   Por suerte y al compararlo con la noble planta que nos regala la vid, los autores no cayeron en cuenta que también a las parras, las mean los perros.

LOS ASADITOS EN LA ESMA

   La controversia por la oportunidad o no de haber realizado un festejo sumamente concurrido en las instalaciones de la ESMA, fue uno de los inútiles temas de discusión en los últimos días, como si aceptarlo o no fuera una trascendente cuestión de Estado.
   Incluso dentro de los organismos defensores de los derechos humanos se plantearon vanas divergencias, porque las conclusiones lo único que consiguieron fueron mayores divisiones y desacuerdos.
   A la hora de hurgar sobre la autoría de esa iniciativa del “asadito”, espantosa palabra utilizada allí mismo en los años del genocidio, comenzaron como a esconderse quienes serían los padres de esa idea del festejo, en aquel lugar.
   Defensores de la idea, fueron muchos y encumbrados, entre ellos el Dr. Alak.
    Es bueno recordar, entre otras cosas, que Julio Alak, actual Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, respaldó a Víctor Hortel, jefe del Servicio Penitenciario Federal, en medio del escándalo desatado al conocerse aquellas “salidas culturales” de convictos, propiciadas por el Vatayón Militante.
   La gente es mala y comenta que le regaló a la mamá de Cristina una camioneta, contrató en el municipio a varios de sus amigos y se encargó de nombrarle una secretaria privada, todo con fondos de la municipalidad platense.
   Alak también fue denunciado por estafa contra una Cooperativa de Trabajo.
   Nombró a su sobrino Guillermo, quien había sido denunciado por defraudación al Estado, en Aerolíneas Argentinas como gerente de Compras, puesto clave si lo hay.
   En 2009,  la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas lo denunció por corrupción en la reparación de un Jumbo luego de que una empresa china ganara la licitación, y fuera adjudicada a otra compañía israelí.
   Partiendo de estos detalles que atesoran los archivos, es para pensar que la polémica, más que por el lugar utilizado para la fiesta, radica en quienes lo propiciaron.
   Y si el padre de la criatura es este muchacho Alak, le suma a sus últimas actuaciones poco felices, un nuevo motivo para generar rechazo, incluso entre algunos de sus amigos.
   Porque si Alak es el dueño de la balanza que sostiene esa señora de los ojos vendados, por favor que alguien le avise que la Justicia es un poder independiente, aunque se olvide, en muchos casos, de averiguar los orígenes de quienes la administran o de los que pretenden transformarla en un apéndice del gobierno de turno.
   Y eso, más que poco elegante, es inconstitucional.

LA MEGACAUSA

   El Colegio de Abogados se presentó con la figura de Amicus Curiae (Amigo del Tribunal) ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación el 21 de diciembre último, en los recursos extraordinarios interpuestos por ante la Corte por los abogados de Córdoba que se encuentran en prisión preventiva, solicitando su libertad.
   Son cuatro abogados: Viale y Rueda: que figuran bajo la carátula de Merlini, sumados a Guillermo Lucas y Gabriel Loyo.
   En esta presentación el Colegio realiza un alegato en contra de la prisión preventiva, sosteniendo que en Córdoba se está utilizando como regla y no como excepción y que constituye una verdadera pena anticipada.
   Cita también lo publicado en estos meses en Córdoba, además de jurisprudencia de la Corte y  a la escritora española Concepción Arenal, mujer que luchó por una sociedad más justa, quién a fines del siglo 19 escribió:
   "Imponer a un hombre una grave pena, como es la privación de la libertad, una mancha en su honra, como es la de haber estado en la cárcel, y esto sin haberle probado que es culpable, y con la probabilidad de que sea inocente, es cosa que dista mucho de la justicia. Y entonces, la prisión preventiva es un verdadero atentado contra el derecho y una imposición de la fuerza. Sólo una necesidad imprescindible y probada puede legitimar su uso y hay abuso siempre que se aplica sin ser necesaria y que no se ponen los medios para saber hasta donde lo es.” (Concepción Arenal, Estudios penitenciarios, 2da. Edición, Madrid).
   Y hay algo más de la misma autora: 
   “Si se escribiese la historia de las víctimas de la prisión preventiva, se leería en ella una de las más temibles acusaciones contra la sociedad”. 

EL SALVAJISMO CON LOS PATOS

   Parece mentira que en tan pocos días, haya quedado demostrado que el componente de salvaje vandalismo es uno de los componente de la mentalidad de algunos vecinos de esta ciudad.
   Lo ocurrido en la Isla de los Patos es una prueba cabal que el respeto por lo propio, esa especie de autoestima, está devaluado de manera alarmante.
   Porque rompen los teléfonos con los que a lo mejor necesitan alguna vez llamar a un servicio de emergencia.
   Porque destrozan los juegos de la plazas, donde a lo mejor jugaron alguna vez y estaban para que jugaran los niños de ahora.
   Porque rompen los bebederos donde es posible calmar la sed, incluso de los dañinos.
   Entonces más duele lo que han hecho con los patos de la isla, que fueron llevados allí hace menos de un mes.
   Se los robaron, los mataron o de alguna manera los hicieron desaparecer.
   No me vengan con el verso que se ahogaron.
   Es como mentirme que un cóndor se mató al caerse de una montaña.

HEBE, REINA DE LA IMPUNIDAD

   No soy cultor de la mateada porque nunca me gustó y mis viejos tampoco lo hacían.
   Pero a veces me imagino mate y bombilla y termo en mano, como para conversar con alguien sin la rigidez del protocolo, o el miedo por las reacciones del ocasional contertulio.
   La estuve escuchando a ella, a doña Hebe, cuando hacía su acostumbrado ejercicio de la irrespetuosa amenaza.
   Como los gauchos malos que cuando ganan lo festejan y cuando pierden pelean, por las dudas hay que descalificar al referí o al oponente.
   Doña Hebe, respetuosamente dicho, que parece arrastrar un problema de diarrea oral, debe pensar que con su actitud de presión puede llegar a modificar lo que dicen los códigos.
   Por eso, quiero hacer como que estoy mateando con ella, en la terraza de mi cueva, junto a mis dos macetas con soja, o en alguno de los barrios que dice que construyó con mi dinero.
   Y si me lo permite y me escucha, doña Hebe, quiero pedirle una gauchada, aclarándole que en su momento admiré su tesón, su lucha, su compromiso y respeté la inconmensurable medida de su dolor de madre.
   Pero como las cosas cambiaron y sus ahorros también, le pido que cuando vaya encabezando la ocupación, o la toma de Tribunales, pierda un par de minutos en un trámite.
   Vaya al juzgado donde duerme su tema y el de su protegido Schoklender y declare la verdad, para poner las cosas en claro y evitar que la gente piense que los dos son un par de vivillos, que obran en nombre de los derechos humanos y de los desaparecidos.
   Mientras usted, doña Hebe, evite dar ese patriótico paso, seguiré pensando, y no soy el único, que usted está segura de su impunidad y carece de autoridad moral para juzgar a nadie.
   Y menos a la majestad de la Justicia.

BOLETO URBANO

   Entre la poca pirotecnia del 31 y los efluvios de las burbujas y otros potajes, nos enteramos que el boleto del ómnibus urbano se cotizará a 4,10 desde los próximos días.
   Es probable que se hayan hecho los estudios pertinentes, que las conversaciones entre los sectores involucrados fueran frecuentes y que los empresarios hubieran reiterado sus percudidas promesas de mejorar el servicio.
   La calidad del servicio no va a cambiar, la inversión se hará a lo mejor con cuentagotas para sacarse la foto y me juego la cabeza que ahora la UTA pedirá un reajuste salarial.
   Y de nuevo la rueda con la misma historia de siempre: aumento del boleto, precariedad del servicio, presión sindical por un aumento y otra vez, a estudiar la tarifa.
   ¿Se acuerda de aquellos cines como el Odeon, por ejemplo, que daban programación continuada?
   Con nuestro lamentable servicio de transporte, sucede exactamente lo mismo.
   Hasta que el cine Odeon cerró, por falta de espectadores.
   Es que no los tenían como rehenes, como los tienen ahora entre la UTA y la FETAP.

CUARTETOS Y PICTOGRAFIAS

   Se viene el cuartetazo de un anticipado carnaval.
   Los cuartetos, que son un negocio fabuloso por los bailes, los discos, los programas especializados y otros rubros, son empresas altamente rentables.
   No quiero ni siquiera pensar que nuestro gobierno provincial banca todo eso que se hará junto al Estadio Kempes.
   Porque si lo hace, es para suponer que se fueron al carajo otras prioridades como el pago en término de los jubilados, la atención de la salud, las mejoras en seguridad, el arreglo en escuelas y hospitales o algo tan simple como la preservación de las pictografías del Cerro Colorado, seriamente amenazadas y en vías de desaparición.
   Uno lo entiende: son muchos más los cultores del cuarteto que la decadencia de la protección a los más viejos, los que demandan atención médica, los afectados por los robos o los admiradores de las pinturas rupestres.
   El panorama es muy claro, porque si a todo lo transformamos en votos, el cuarteto gana por muerte.