14 de enero de 2013

SLB-130113-FRAGATA, DISENSO, TRANSPORTE, DE LA SOTA, etc



Desgrabación de comentarios realizados por el periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos”, emitido el domingo 13/01/13 por AM580 Radio Universidad de Córdoba.

YA TENEMOS EL BOLETO A $ 4,10

   La verdad, no entiendo por qué la gente se sorprende frente a un nuevo aumento en el precio del boleto del transporte urbano y por las exigencias de los taximetristas.
   En ambos casos, miles de rehenes estamos apoyando involuntariamente las demandas de los sectores empresarios y sindicales.
   ¿Qué harían ellos si no tuvieran el obligado "apoyo" de los pasajeros?.
   Es el cuento de nunca acabar en el que los principales personajes (Fetap, Uta, Municipalidad, Concesionarios de taxis y choferes) se unen con o sin acuerdo formal, para dejar a miles de usuarios a pié.   
   Unos porque no circulan y otros porque son tan caros que no son pocos los que optan por la forzosa (y saludable) caminata.
   Pensar en un pacto gremial-empresario en nuestro transporte público es cada vez menos alocado.
   El jueguito infame de las presiones los va alternando: aumento de tarifa "para mejorar el servicio y hacerlo viable" y también allanarse a los pedidos de aumento de sueldo del sector gremial.
   Cuando nos meten la mano al bolsillo y el municipio autoriza el aumento "para evitar desbordes sociales", los choferes paran para pedir su parte.
   Y la rueda sigue girando y la película se repite y los taxistas, onerosa alternativa ante un transporte público que no mejora, se fortalecen en su postura y reclaman lo suyo.
   La Municipalidad (que es el poder concedente) mira hacia adentro agobiada por otros problemas que le importan más que el padecimiento de la gente: tiene que recaudar y recaudar para llegar a cubrir el más del 70 por ciento de su presupuesto que se va en sueldos.
   Así están las cosas.
   Apostaría a que en menos de 15 días se plantea una "actualización salarial" exigida por la Uta.
   La ciudad es como una gigantesca sala de cine: proyecta una película que ya vimos hasta el cansancio y los espectadores son los giles, las víctimas de siempre, los sostenedores de un sistema perverso.
   Esos somos los usuarios, hasta que perdamos la poca paciencia que nos queda.

¡PATRIA SI, COLONIA NO!”

   ¡Por fin llegó el 9E!
   Los marinos de nuestra fragata insignia aguardaron pacientemente la llegada de la Sra. Presidenta de todos … y todas durante más de tres o cuatro días, y al estilo de una Penélope oceánica, avanzaron y retrocedieron hasta que el circo marplatense estuviera armado.
   Había que maquillar un acto proselitista y de hondo contenido político ¿partidista? con una gesta histórica, como mañosamente presentaron un triunfo diplomático que en verdad fue un papelón internacional por habernos embargado una nave militar en resguardo del cobro de una deuda.
   Porque la verdad, cuando uno se endeuda, es lo de menos la identidad de quien pretende cobrar, así sea el peor de los usureros universales ya que al comprometerse al pago, cualquiera sabía que se trataba de famélicos buitres.
   Pero como Dios es argentino, le metieron para adelante y la bola de nieve de los intereses fue creciendo hasta transformarse en un monstruo de utópica recuperación para los acreedores.
   Y como son buitres, no se hubieran contentado con embargar carteras de Luis Vuitón, trajes de Chanel, zapatos de Luigi Tamango o alhajas y relojes de Chrystie porque no alcanzaban a cubrir ni una mínima parte de lo adeudado.
   Se la agarraron entonces con la Fragata Libertad porque se les escapó el Tango 01, que ahora está reducido a un paria de cabotaje sin pasaporte para salir del país, salvo que sea sin escalas a Caracas, La Habana, La Paz o a cualquier otro país amigo, de los pocos que quedan.
   Por unos mangos de “viáticos”, la coca y el chori llenaron varios micros que trasladaron la corte de automatizados aplaudidores hasta el puerto marplatense, que fue prolijamente dragado, adecentado, peinado y todo lo que estuviera quieto pintado, para mostrarle al mundo, mas o menos como a fines de los ’70 que éramos “derechos y humanos”, que habíamos recuperado la dignidad ofendida y mancillada.
   El puñado de caceroleros fue solo una anécdota, porque se asemejó a la tocada de traste del mosquito a la elefante.
   Y los marinos que durante más de dos meses estuvieron privados de libertad y de otros mundanos, imprescindibles y humanos placeres, debieron resignarse a formar parte de un show que no tenían previsto ni en las peores y más afiebradas pesadillas de sus noches de abstinencia.
   Como diría un relator mediático oficialista, no faltó nadie salvo los que no fueron.
   Entre ellos la oposición externa e interna, aunque de todas maneras la externa muestra una imagen virtual, coloreada de ausencia.
   Por ahora la fragata seguirá llamándose Libertad, quedando relegada esa retrógrada costumbre de saturar de homenajes a ilustres muertos.
   La reclutada multitud se dejaba llevar por la iniciativa de los punteros, que iban imponiendo alternativamente los estribillos ajustados a las cambiantes circunstancias del acto y al discurso de Ella, la Capitana.
   Una de las consignas que se coreaba era “¡Néstor no se murió, Nestor no se murió…!” que terminaba -nadie sabe por qué- rimando con “parió”.
   Los más exaltados masticaban sus vinchas alegóricas, D’Elía vestía orondo una camisa de color rojo furioso y doña Hebe abandonó su cloacorragia y siguió fiel al pañuelo blanco, el mismo que protegió a su entenado Schoklender y que otras madres lucen con la altivez, el orgullo y el compromiso de la transparencia.
   Realmente hacia adentro del oficialismo, el acto fue exitoso y nadie preguntó sobre su costo tanto financiero como político, porque fue una actitud que si bien exaltó la recuperación de la nave y la preservación incólume de nuestra dignidad nacional, nada se dijo de la deuda imperdonable que seguirá creciendo.
   Una de las frases más festejada y aplaudida que Ella pronunciara, fue “Hoy más que nunca, Patria si, colonia no”.
   Una pinturita de imaginación y creatividad.
   Solo falta que los argentinos … y las argentinas, podamos digerir que eso es una sentencia, aunque para escaparle a los acreedores del mundo y la certeza de un embargo a un avión -el Tango 01 que no es militar- la Señora haya alquilado una aeronave de super lujo -como lo merece dado su rango- para un periplo en el exterior, por casi 900 mil dólares … a una empresa de nuestros “colonizadores”, los británicos …
   La coherencia también se ha tomado vacaciones.
  
RESPETO POR EL DISENSO

   Al aparecer el comentario anterior en Faceboock, un ciudadano opinó que estaba equivocado, por mi parte, al sostener que no era tan trascendente la recuperación de la fragata, que los “punteros” o militantes a los que hice referencia tenían derecho a mostrar su algarabía cívica, que la actual administración inició el proceso de desendeudamiento de Argentina y “esto es lo que les duele a muchos dado que es el camino correcto para la toma de decisiones de una nación libre. Cuando se pretende ridiculizar al gobierno es porque a algunos pocos les molesta sobremanera que hayamos iniciado el camino hacia un país diferente y esta derecha sucia que manejó por detrás los hilos del poder se está quedando sin argumentos...”
   Entonces, como tengo mi clara postura, traté de sintetizarla y al ciudadano, también via Faceboock le respondí en los siguientes términos:
   “Me encanta cuando no concuerdan conmigo y a la vez no me descalifican, porque es una actitud de respeto. Pensar distinto del discurso oficial no es ser traidor a la Patria como lo sostienen y lo practican algunos trasnochados delirantes de la violencia setentista y del actual deslumbramiento ante los espejismos. Y como mi intención no es convencer a nadie porque cada uno es dueño de pensar como se le antoje, hace tiempo tomé la decisión de discutir con los oficialistas o con cualquiera que comulgue con este modelo llamado "nacional y popular", cuando alguien me explique lo que pasó con aquellos millones de la Provincia de Santa Cruz, con la valija de Antonini Wilson, con el caso Scanska, con los fondos que manejaron -y manejan- Hebe y Schoklender, con la coraza de protección que le brindan a Jaime, a Boudou y a muchos más. Discutiré frontalmente cuando el Indec sea creible, cuando se deje de alentar desde los medios oficiales la descalificación por encima del debate y del disenso, cuando se aplique la Ley de Medios sin que se constituya un monopolio hegemónico oficialista regulado por la pauta publicitaria estatal, cuando los números de la desocupación se sinceren y no incluyan como trabajadores a los beneficiarios de planes, cuando se levante el perverso veto del pago del 82 por ciento a jubilados, cuando generemos riqueza genuina y se distribuya equitativamente, cuando los fondos del Ansses tengan su destino real y dejen de bancar a las empresas fotbolísticas, cuando nos enseñen a mirar hacia adelante y no tanto ni tan parcialmente hacia atrás, cuando tengamos una fecha de la Fórmula 1, cuando nos dejen disponer de nuestro dinero, cuando la presión tributaria marche acorde con el crecimiento, cuando crezcan más las viviendas sociales que las villas marginales, cuando nos integren como país y se gobierne para todos sin menoscabar a las provincias electoralmente "rebeldes", cuando se honre la majestad de la Justicia, cuando se respete la historia completa porque parcializarla es una manera bastarda de mentir, cuando se imiten modelos externos superadores y no caducos, cuando nos protejan de la delincuencia, cuando dejemos de ser un país con altísimo comercio y consumo de drogas, cuando se dejen -como todos lo hicieron- de culpar por la situación y las deudas a los antecesores, cuando ser militar no sea considerado repugnante, cuando Aerolineas Argentinas deje de dar pérdidas, cuando se adopte la humildad de "Pepe" Mujica y no la pompa (y los gastos superfluos) del Sha de Persia, y seguro estoy pasando por alto varios otros "cuando"... Y si es por tomar un café u otra bebida eso es lo de menos, porque siempre sin necesidad que coincida con mi pensamiento se acerca buena gente a mi "mesa permanente" del Café de la Plaza. Seguro será un placer escuchar sus anécdotas del servicio militar, que usted cumplía por el '83 cuando me tocaba ser director de Los Principios, decano de la prensa de Córdoba, luciendo por entonces 25 años en mi profesión. Ahora, más que duplicada esa cifra, calcule las anécdotas que puede Ud. tener que soportarme. ¡Buena suerte!”.

DE LA SOTA Y EL LATIGO

   La peleíta política que vienen manteniendo la Sra. Presidente y nuestro gobernador, tuvo un nuevo round que dejó alguna tela para cortar.
   Mientras ella acusa a De la Sota por la tasa vial, que es una manera de encarecer el costo de vida, desde aquí le reclaman a la doña, como dicen los gallegos, que deje el látigo, pague lo que le debe a la provincia y todos quedaremos en paz.
   Si este combate dialéctico tuviera un árbitro, se inclinaría por un digno y casi honroso empate, pero no es tan así.
   El problema radica en que el único perjudicado vendría a ser el público, los espectadores, o sea nosotros.
   Que entre ellos se maltraten, se ignoren, se agredan, se formulen los cargos que se les ocurran, pero por favor, que ambos también se pongan de acuerdo en beneficio de quienes, como los ciudadanos, sostenemos este sistema democrático.
   Que nos dejen de usar como convidados de piedra, como sombras de algo que ocurre pero se niega …
   Tenemos el derecho a ser felices, a sentirnos amparados por el Estado y no perjudicados por las divergencias políticas o ideológicas de la dirigencia.
   Es hora de ponerse a trabajar por todos.
   Desde la Nación por todos, por todos los argentinos.
   Y desde la gobernación de Córdoba, por todos, por todos los cordobeses.
   Nos importa tres pepinos el horizonte que cada uno de los dos se plantee, porque es el presente lo que nos está acuciando, apretando, mordiendo el trasero.
   Si tanto se pregona esa fantasía de gobernar para todos, son ellos los únicos artífices de hacer que aquello deje, precisamente, de ser una fantasía.
   Los argentinos estamos sedientos de realidades, más que de apetencias.

HA MUERTO MARISOL OVIEDO

   Lamentablemente, la enfermedad fue más rápida que el sentido solidario.
   Y duele porque Marisol era poco mayor que una niña, que había alcanzado el dorado umbral de la juventud y pese a su mal, tuvo la grandeza de imaginar un mañana.
   Duele también porque se pudo haber evitado, si realmente existiera en la gente la generosidad de la donación de órganos.
   Marisel ha sido un ejemplo de lucha contra una adversidad implacable.
   Con su partida, nace el póstumo legado de quien no se entregó en ningún momento, luchó, padeció hasta que su castigado organismo claudicó ante el mal.
   Eso de la resignación, consejo cargado de simpleza, se debe reemplazar en este caso por la certeza que su familia, puede atesorar ahora, más que el recuerdo, eso tan maravilloso que se llama ejemplo.

MAS SOBRE LA MEGACAUSA 

 Hay una sentencia de la Corte Interamericana de DDHH emitida en octubre de 2008 en el Caso Bayarri vs Argentina. Bayarri estuvo acusado en el  secuestro de Macri y pasó 13 años en prisión preventiva.
   Por esta razón acudió a la Comisión de DDHH y ésta ante la Corte.
   En esa sentencia la Corte declara que: El Estado violó el Derecho a la Libertad Personal, a la Integridad Personal, el  Derecho a ser oído y a que se resuelva la causa dentro de un plazo razonable y el Derecho a la Presunción de Inocencia, todos estos contenidos en la Convención Americana de DDHH.
   La Comisión destacó el daño físico y psicológico sufrido por la víctima que se mantuvo injustamente preso durante 13 años, pese a ser totalmente inocente, y las graves consecuencias adicionales sufridas por sus familiares directos (padres, hermanos, esposa, hijos)
   Es importante destacar que la Corte consideró como muy graves la demora en la presentación del imputado ante un juez competente luego de ser detenido para poder "ser escuchado", la demora en el dictado de la prisión preventiva y los plazos de la investigación, situaciones éstas que se repiten como irregularidades en la Megacausa del Registro ( y que los familiares han denunciado)  sin que a ningún funcionario le llamen la atención.
  También la Comisión argumentó que: “la prolongada prisión preventiva a la que estuvo sometido el señor Bayarri, implicó que el Estado de Argentina presumiera su culpabilidad y que como tal lo tratara".
  Proceder de este modo equivale a anticipar la pena, lo cual contraviene principios generales del derecho ampliamente reconocidos, entre ellos, el principio de presunción de inocencia.
  Se condenó al estado a indemnizar el daño material sufrido, y el inmaterial que fueron sufrimientos y aflicciones, y a investigar a los responsables de estas violaciones.
  Al final se adjunta  el voto del  Juez Sergio García Ramírez:  en su alegato, imperdible, en uno de sus puntos resume todo lo que está pasando en esta megacausa, la de aquí, la del Registro de la Propiedad:
   Dice: "La delicada, difícil, comprometedora determinación pública de privar de libertad a una persona señalada como “posible o probable” autor de una también “posible o probable” infracción, reclama gran cuidado en la comprobación del hecho punible y la vinculación del inculpado con aquél." No digo que ha de existir firme convicción,.... debe encontrarse razonablemente establecida la probable participación del sujeto en aquél.   Estas son garantías de primer orden, indispensables, si no se quiere someter la libertad al capricho de una legislación
tiránica o de un aplicador arbitrario. La reducción en las exigencias probatorias agravia la libertad y enrarece la justicia.
   No es razonable aducir que todo esto llegará cuando acuda la hora de la sentencia, quizás mucho tiempo después de iniciado el enjuiciamiento y al cabo de semanas, meses o años de privación —irreparable— de la libertad.
   Es indispensable que los derechos del individuo —que se proyectan en los derechos y garantías de toda la sociedad— se hallen a buen amparo desde el momento en que el poder del Estado toma la libertad del ciudadano”.
   Se me hace que este fundamento es indiscutible, salvo para la justicia cordobesa.

EL TURISMO

   ¿Hay o no hay turistas?
   ¿Llegaron tantos y tantos miles como se esperaban en los desbordantes pronósticos?
   Basta darse una vuelta por los lugares claves, para caer en cuenta, entre otras cosas, que seguramente son tres o cuatro las compañías teatrales que ya están preparando las valijas.
   No es cuestión de aventurar motivos, pero sí algunas de las consecuencias que se avizoran: los operadores suelen tener la pésima costumbre de asegurar que las reservas son casi totales, y a la hora de la verdad, cuando hay que pagar los impuestos, hablan de fracaso de la temporada.
   Otro de los detalles, son los precios y los abusos que se cometen en ese sentido.
   En algunos municipios, cobran hasta 50 pesos por estacionar un vehículo cerca del rio o de un balneario.
   Almorzar o cenar demanda a una familia tipo no menos de 500 pesos, porque pareciera que los empresarios quieren salvar 10 meses en 60 días y están haciendo un guiso con la gallina de los huevos de oro.
   La entrada a un espectáculo, valores medios, no baja de los 150 pesos per cápita.
   Ni hablemos del alojamiento en hoteles o el alquiler de cabañas.
   Me han comentado que el precio de las entradas al Festival de Cosquín, está más cerca del abuso que de lo accesible.
   Algunos operadores, despojándose de todo localismo, me confesaba que el principal motivo de la falta de turistas, es por el costo.
   La gente, me dijo, hace números y opta por Brasil, o en el mejor de los casos, reduce su estadía en nuestra tierra por la mitad del tiempo originalmente calculado y ansiado.
   Y eso que entre nosotros, de cabotaje, no son necesarios en dólar ni los reales.

PRIVATIZACION DE LA MUGRE

   Cortito y al pié, para no cansar con pálidas.
   Hubo un conflicto, o todavía existe, que alteró el funcionamiento del Hospital de Urgencias.
   La empresa adjudicataria del servicio de limpieza dejó de trabajar porque no consigue cobrar una jugosa suma que la municipalidad le adeuda.
   En consecuencia, todos los servicios de nuestro más importante centro de atención en accidentología, modelo nacional, ejemplo para otras provincias que envían acá a sus casos más complejos, colapsaron porque no hay limpieza.
   Merced a ese episodio, que no sé si ha sido superado, me enteré con pena que los empleados municipales, tantos que son, no tienen la responsabilidad de la higiene de su hospital, sino que tercerizan esa obligación.
   Me suena a cosa de locos …
   O al menos, de equivocados.