17 de febrero de 2013

SLB-170213-CONTROL EN GERIATRICOS Y GUARDERIAS-SOCIOS CON EL DIABLO



Desgrabación de comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” emitido el domingo 17/02/13 por AM580 Radio Universidad.

CONTROLES EN GUARDERIAS Y GERIATRICOS

    Mucho se habla del proyecto que busca la obligatoriedad de colocar cámaras de TV en guarderías y geriátricos, para ejercer un control de lo que en esos ámbitos se vive.
   Dicen que así, los familiares podrán seguir de cerca el trato que se les brinda a sus parientes, ya sean los pequeños o los ancianos.
   El tema tiene sus ventajas pero también sus contras, cercanas a la inviabilidad.
   El estímulo de temor aportado por los últimos episodios ocurridos en esos establecimientos, moviliza lógicamente una iniciativa como esta, que no es descabellada porque por lo menos puede servir para que los responsables cumplan con los servicios por los cuales cobran, y no poco.
   Asimismo tendrán que dejar de funcionar o adecuarse a la ley, todos aquellos depósitos de ancianos, o de niños, que operan en garages o en viviendas de reducidas comodidades y escasa atención profesional.
   Se podría constatar con certeza la presencia permanente de un correcto servicio médico, que en la mayoría de los geriátricos es esporádico, lo que ha causado más de un caso con derivaciones irremediables.
   Quienes descuidan a los pequeños deberán dejar de seguir los culebrones de la siesta.
   Puede que la contra sean los costos, o el argumento de que se violan la privacidad y la intimidad.
   La verdad, es preferible inmiscuirse que tener que lamentar lo irreparable.
   Un episodio ocurrido pocos años atrás en un hogar estatal para ancianos, no se repetiría habiendo control a distancia: los empleados, para divertirse aprovechándose de su impunidad, vistieron con ropas de mujer a un pobre viejo que estaba internado.
   Con las cámaras, esos pícaros no hubieran cometido ese atropello, estarían presos por cabrones o los parientes de la víctima hubieran hecho lo suyo.
   Y bien merecido lo hubieran tenido.

¿HAY SABOTAJES EN LA MUNICIPALIDAD?

   Profundamente ofendido, el gremio municipal puso el grito en el cielo cuando desde la conducción comunal se sostuvo que el anegamiento de un subsuelo del Hospital de Urgencias, tenía como origen un acto de sabotaje.
   Aparte que las fuentes de agua no se abren solas si nadie las acciona, la verdad impone conectar ese episodio con tantos otros cuya derivación, es la paralización de algún servicio, la consecuente asamblea, el paro sectorial de actividades, todo esto como contribución al perverso estado de conflicto permanente.
   Inobjetable la decisión de las autoridades municipales en el sentido de judicializar la situación, porque es el ámbito donde deben estar las acciones delictivas.
   Intentar proteger sindicalmente a los inadaptados, es colocar en calidad de sospechosos a todos los empleados de la comuna, cuando en realidad son minoría los que se inclinan por esas acciones repudiables.
   El sabotaje a  vehículos de la flota municipal, los daños al sistema informático y las sugestivas salidas de servicio de varios instrumentos técnicos, ha sido en los últimos tiempos una constante perniciosa que ha significado un enorme gasto del presupuesto y miles de horas de inactividad.
   Ahora la Justicia debe investigar a fondo, sin padrinazgos gremiales, si las cosas en la municipalidad de Córdoba se rompen o hay alguien que las rompe.
   Es hora de sincerar una situación en la que pocos quisieron poner las cosas en claro, especialmente desde arriba, porque las amenazas en el caso de hacerlo, fueron siempre más fuertes que la obligación de proteger a los vecinos.
   Porque a ningún vecino le gusta que lo que está pagando con sus elevados impuestos, sea dañado o inutilizado deliberadamente por los malos empleados, eternos cultores y amantes de la vagancia.
  
LOS SCHOKLENDER ¿SOLOS O ABANDONADOS?

   El calificaco juez de la Nación Dr. Norberto Oyharbide, excéntrico personaje omnipresente en las más resonantes causas penales de los últimos tiempos, decidió por fin citar a la Sra. Hebe Pastor de Bonafini, con relación a las estafas continuadas que fueran perpetradas en perjuicio de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.
   Al conocerse la noticia me consta que en un vasto sector de la sociedad hubo algo parecido a una especie de alivio colectivo: se estaba haciendo justicia.
   Es claro que esa alegría duró poco y se transformó en sorpresa, porque la doña había sido citada, es cierto, pero en calidad de testigo.
   Y peor aun, cuando su abogado defensor se cansó de pregonar frente a cualquier micrófono que tuviera cerca, que doña Hebe era solo una víctima en esta sonada causa.
   Suena curioso, por lo menos, que la titular de una entidad que manejaba tal cantidad de fondos públicos, no estuviera al tanto de las operaciones que se realizaban en su nombre, por más confianza que tuviera en sus apoderados.
   Además, y esto es absolutamente personal, en mi caso no hubiera confiado tanto en dos personas con antecedentes penales tan espantosos, la verdad sea dicha.
   Y resulta que ahora, la nueva víctima de los manejos de los hermanitos Schoklender, es quien les abriera las puertas de su confianza y generosidad.
   En consecuencia y según el enfoque jurídico más reciente, doña Hebe comparecerá ante la Justicia en calidad de testigo, jamás como imputada pese a su enorme responsabilidad en la conducción de un organismo que malversó fondos públicos.
   No son pocos los que se preguntan si el sistema armado para tan rápido enriquecimiento, soltó las manos de los parricidas y los dejó solos, o el tema se empiojó tanto que optaron por el sálvese quien pueda.
   Y en materia de salvar a los amigos, nadie mejor ni más creíble que este muchacho Oyharbibe.

SOMOS TODOS BASUREROS

   En una apreciación global, y posiblemente apresurada, de la calidad del servicio que prestan las nuevas responsables de la recolección de residuos y limpieza de calles, Lusa y Cotreco, veríamos que es mayor la disconformidad que la aceptación de la gente.
   Sujetas a reiteradas y sorpresivas medidas de fuerza, las prestatarias vienen ofreciendo una prestación en muchos sectores calificada como deplorable.
   Pasan cuando quieren, a la hora que quieren y se llevan la basura que quieren.
   En tal sentido, es para resaltar la condición de basureros ad honorem que se confirió a los vecinos, que le ahorran a Lusa y Cotreco una ponchada de pesos en personal y en horas extras, porque son los encargados de juntar los residuos y depositarlos en los contenedores que, con envidiable imaginación empresaria, Lusa y Cotreco instalaron en toda la ciudad.
   Son a veces verdaderos focos infecciosos, porque la imprudencia de muchos hace que los hedores invadan la cuadra al depositar cualquier residuo a cualquier hora.
   Las víctimas principales son los desafortunados a quienes les toca la pésima suerte de tener instalado en su puerta uno de esos contenedores, que los condenan a oler basura las 24 horas del día.
   Porque si los más interesados como bares, restaurantes o cualquier negocio de comida, son logicamente los principales beneficiarios de ese sistema, que los coloquen en frente a sus locales, sin condenar al prójimo.
   Pero como eso es parte de descontrol generalizado en la ciudad, la situación no cambiará mientras no exista una autoridad que ponga las cosas en orden.
   Lusa y Cotreco, empresas muy contentas: tienen miles de empleados gratuitos para que ellas sigan embolsando utilidades mientras la mugre vive de picnic en la ciudad.


NUEVO NOMBRE AL TEATRO REAL

   Hace tiempo que el Teatro Real, en nuestra céntrica San Jerónimo frente a la plaza del Libertador, lleva ese nombre y en verdad, no tengo idea de qué homenaje se rinde a quien habiéndoselo impuesto.
   Se me hace que la historia de Córdoba tiene muchos próceres, algunos contemporáneos, que serían justos merecedores del reconocimiento que significaría imponerle su nombre, a la segunda sala teatral en importancia que tenemos los cordobeses.
   Salvador Patamia, Miguel Iriarte, Jolie Libois, Carlos Jiménez, Rosendo Torres Lopez o Francisco Mateos Vidal, la mayoría desconocidos en la actualidad, podrían inscribirse como candidatos, salvando mi desmemoria por algunos que seguramente no tengo atesorados.
   Sin embargo, me viene del alma recordar -que es hacer pasar nuevamente por el corazón- las magistrales creaciones de personajes como Juan sin Ropa, El cimarrón, Nazareno Cruz, Mate cosido o el inolvidable León de Francia, interpretados por Jaime Kloner.
   Jaime no fue el primero ni el único en radioteatro.
   Sólo fue el más grande.

EL DIA DE LOS ENAMORADOS  

   Cuando los amores son asexuados, se corre el riesgo lógico de las malsanas interpretaciones, el tratamiento escatológico de la situación o su inevitable consecuencia que motiva bromas de dudoso gusto.
   Enamorarnos, en el caso de los machitos, podemos llegar a enamorarnos de una mujer: o una mujer de otra mujer, o aquel machito, de otro hombre.
   Por eso quiero festejar dignamente el Dia de los Enamorados dejando de lado sus inocultables motivaciones comerciales y las tres alternativas que acabo de puntualizar.
   Quiero celebrar jubilosamente que estoy enamorado de todas las mujeres solo porque son mujeres; de los hombres buenos porque se lo merecen; de los árboles, como si fuera un perro; del cielo porque nos mira desde arriba con su incorruptible autoridad celeste: de mis amigos porque son pocos, pero son muy amigos; de mis amigas porque se salvaron que me enamorara de ellas al dejar de mirarlas como amigas.
   Enamorado de mis gatos que me acompañan a cambio de simples cariños que estoy seguro agradecerán apenas puedan decírmelo, de lo que no están lejos.
   Enamorado perdidamente de mi trabajo, que es como ponerme cada día una inyección de dignidad.
   Enamorado de las tristezas, que suelen ser las más dulces compañías.
   Enamorado de mis recuerdos y de la memoria, que es la que nos hace comer el mismo caramelo varias veces.
   Enamorado del agua y del fuego aunque entre ellos se odien.
   Enamorado de la libertad, de mi libertad y de las libertades ajenas porque también las siento mías.
   De tantas cosas estoy enamorado que no me alcanzaría un día para celebrarlo y por eso al enamorarme de la vida, canto un himno permanente, como permanente es la celebración.
   Hasta de mis enemigos, o mejor dicho adversarios estoy enamorado porque me atacan y para ello necesitan pensar en mí, y eso me conmueve.
   La pregunta entonces es inevitable: ¿Por qué un solo y miserable día para sentirnos felices por tantas maravillas, encerradas en un solo sentimiento?
   Vivir enamorado no es ni más ni menos que sentirse feliz.
   El estado ideal para todos ... y todas.
¿NOS HERMANAMOS CON EL DIABLO?
   “Hace un par de años, Mahmud Ahmadinejad visitó cuatro países de la región: Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Cuba.
   Estos gobiernos que se declaran progresistas recibieron, sin inquietarse por la incoherencia, a un dirigente que milita en contra de la existencia histórica de Holocausto, que reprimió y mató a manifestantes que objetaban el último resultado electoral en su país y que exhibe orgulloso las posiciones más reaccionarias sobre libertades individuales.       
   ¿Qué hay de seductor, para cierta izquierda, en este presidente homofóbico?
   ¿Se entusiasman porque está en contra de los EE.UU.? 
   ¿Ser antiamericano excusa todos los pecados y justifica todas las amistades?
   Quizás la respuesta sea más simple: a menudo no es la comunidad de ideas y valores la que reúne a los individuos sino, más bien, las mutuas conveniencias del poder y el dinero”.
   Este párrafo no es mío, sino que pertenece al licenciado Dante Caputo, un tipo inteligente que fue canciller argentino acompañando la gestión presidencial del Dr. Raul Alfonsín.
   Las diferencias entre el gobierno israelí y el mundo árabe no son nuevas, ni me interesa en este contexto entrar a su análisis, porque prefiero que las arreglen entre ellos, y si es posible, en paz.
   Lo que sí me preocupa, es que nuestro gobierno busque la luz donde sabe que no la va a encontrar, porque ese acuerdo me suena a una especie de interesado auto juicio, tras el cual, lógicamente, el acusado resultará absuelto.
MAS ACERCA DE LA MEGACAUSA
   La información judicial nos revela fallos con condenas, primando allí el principio de inocencia, ya que los sancionados se mantienen en libertad hasta que la sentencia queda firme.
    Por ejemplo, en octubre  de 2012 el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, en forma unánime, condenó a los ex marinos Luis Sosa, Carlos Marandino y Emilio Del Real a cadena perpetua, como co-autores responsables del fusilamiento de 19 personas en la llamada "Masacre de Trelew", ocurrida el 22 de agosto de 1972. 
   El caso fue considerado como de lesa humanidad, no obstante lo cual el Tribunal resolvió que los sancionados continuaran libres hasta que la condena quedara firme..
  El 21 de octubre de 2012 el Tribunal Oral de Trenque Lauquen condenó por unanimidad a tres jóvenes de 24, 29 y 30 años a 4 años y 10 meses de prisión por el abuso sexual de una chica de 14 años.
   Sin embargo hizo lugar al planteo de las defensas de mantenerlos libre pero cumpliendo una serie de restricciones, como evitar el contacto con la víctima y su familia, hasta que exista sentencia firme.
   En diciembre último un joven  de veinte años, que estuvo preso solo seis meses, fue condenado por el Tribunal Penal Oral Nº 1 de Corrientes a  seis años y ocho meses por homicidio en ocasión de robo, pero seguirá libre, lógicamente hasta que la sentencia quede firme.
   Más cerca de nosotros, en setiembre pasado, un tribunal federal cordobés estableció que un abogado había falsificado firmas de un juez para extraer dinero de un corralito, y lo condenó a cinco años de prisión disponiendo que permanezca libre hasta que la sentencia quede firme.

   Estos casos se suman a los más mediáticos y resonantes de  "La Hiena" Barrios, la médica “trucha” Giselle Rímolo,  etc,  tomando en cuenta que en la mayoría de los casos hablamos de delitos graves.
   En la introducción de una investigación, el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales, sostiene que "la peor de las condenas, a excepción de la pena de muerte, es la que priva al hombre de su libertad, no sólo porque se le limita su libertad ambulatoria, sino por las situaciones humillantes, indignas e injustas  que implica la permanencia de un ser humano encerrado en una jaula llamada cárcel".
   La ley dice claramente que la prisión preventiva debe ser excepcional y  la Corte Suprema de Justicia de la Nación dijo ya en el fallo Acosta que la excepción “no es  cualquier delito, sino los delitos graves y complejos de investigar,  en particular aquellos contra la vida y la integridad física de las personas..."
   En la megacausa del Registro, muchas personas no peligrosas están presas por años, porque las están investigando por las dudas hayan cometido delitos leves no encuadrados en la  excepción que plantea la Corte.
   Considerando la situación y la realidad acerca del criterio que aplica la justicia cordobesa, en el caso puntual de la megacausa, y sin que esto signifique sostener la culpabilidad o la inocencia de nadie, el Tribunal Superior debiera estudiar un nuevo encuadramiento legal, por así decirlo: instaurar la condición de rehén, solo por haber transformado en norma lo que jurídicamente es una excepción.