12 de mayo de 2013

SLB-120513-YA SOMOS UN PARAISO FISCAL


Desgrabación de comentarios realizados por el periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” emitido el domingo 12 de mayo de 2013 por AM580 Radio Universidad de Córdoba



¿YA SOMOS UN PARAISO FISCAL?

   Cualquier desprevenido puede llegar a pensar, por eso tan inocultable que es la cronología de los hechos, que el tema del blanqueo de capitales y de dólares expatriados se dio de manera casi simultanea con el control que ahora el gobierno, en forma indirecta, tiene sobre la domesticada justicia cuando históricamente se la supone, o suponía, un poder independiente.
   Todos aquellos argentinos y argentinas que se llevaron sus dólares al exterior por una simple y primaria cuestión de desconfianza en los bancos o en el colchón, pueden traerlos ahora con la certeza de recuperarlos en tres años, con interés del 4 por ciento anual.
   Y en dólares billetes
   Y cuando pensé, y esta es una apreciación netamente personal, que aparecería la advertencia de abstenerse a alguien así como Baez, mercaderes del narcotráfico, testaferros, prestanombres, evasores y lacras parecidas, me encontré con el chasco que cualquiera puede traer sus dineros, así fueran los malhabidos, sin que nadie le vaya a preguntar nada, sobre todo en cuanto al origen.
   Las islas Caimán, Suiza, Seychelles, etc. pasan a ser infiernos al lado de Argentina, que podrá ahora recuperar sus agotadas reservas en dólares, con la generosidad que se apoya en lo que pregona incluso nuestro preámbulo constitucional, al decir para todos los hombres del mundo.
   Y por favor, que nadie piense porque puede ser considerado traidor a la Patria, que los nuevos jueces, el consejo de la magistratura, los fiscales del sur y todo el amiguismo, son instrumentos al menos sospechados de servir para alfombrar el camino a la impunidad de todos aquellos que por un mágico pase, dejaron de ser delincuentes para transformarse en benefactores de la República y de sus arcas exhaustas.
   Salga como salga el asunto, me comentaron que los apoderados de Baez (no hablo del cartonero) están haciendo cola hace una semana para dejar sus kilos y kilos de verdes y recibir los papeles pintados … curiosamente pintados de verde que después de todo no deja de ser color esperanza.
   En la fila se observan también las solapas levantadas,  los anteojos espejados y la presencia de corpulentos custodios que protejen a  prominentes narcotraficantes y otros lavadores de dinero con destacada actuación en el país.
   Resumiendo y dentro de la patética desorientación del equipo económico, la situación no es inédita porque las amnistías y las moratorias, han sido siempre un injusto, inmerecido y previsible premio a los evasores, incumplidores y lavadores de dinero.
   Entonces, cada argentino puede recordar, o no, aquella frase de Quevedo, cuando decía que “Donde no hay justicia es peligroso tener razón, ya que los imbéciles son mayoría”.
   No es obligación pensarlo, sostenerlo ni aplicarlo.
   Pero es bueno, al menos, que lo tengamos en cuenta.

FRANCISCO NO QUIERE MONJAS SOLTERONAS

   Desde el fondo de la historia recuerdo que se habla, se discute apasionadamente, se debate la cuestión del celibato eclesiástico, pero en una sociedad universalmente machista todo está dirigido a los sacerdotes.
   Pocos se acuerdan de las monjitas, miles de ellas entregadas a una casi inhumana condición de clausura y aislamiento, más propia del medioevo que de nuestra dinámica actualidad.
   Cuando se conoció la designación de Bergoglio para el trono mayor del Vaticano, no fue tan solo un durísimo impacto en el seno del gobierno nacional, sobre todo para los K de paladar negro.
   En sus primeros pasos, Francisco demostró que no sería el pontífice acartonado y atado a las centenarias costumbres del ceremonial, el protocolo y otras formas de la hipocresía.
   Es de los curas que se ensuciaba los zapatos con el barro villero aunque doña Hebe en sus diarréicas peroratas lo acusara de entregar sacerdotes a la dictadura militar.
   Bergoglio en Roma es una caja donde se esconden asombros, que cada día se abre para entregar inéditas sorpresas.
   Ahora el tema fue con la obligada y atávica soltería y por ende castidad de las monjas.
   Que todas debieran ser madres, dijo el Papa.
   Que no quiere monjas solteronas.
   Uno supone que madres espirituales, para que los cambios no sean tan drásticos ni cruentos, como lo son los encierros, donde -y lo digo con una mano en el corazón- deben existir casos lésbicos al igual que la reconocida y mal ocultada homosexualidad en los seminarios.
   Hacer que las monjas formen una familia más allá de pregonar que su familia es la grey, lo que no es lo mismo, las integraría a una familia real, como para conocer desde adentro ciertas problemáticas que como espectadoras no pueden acceder, por más que sostengan que lo hacen.
   Por supuesto que un cambio tan fundamental no puede darse de la noche a la mañana, porque también es centenario ese criterio de aislamiento que se les implanta a los ministros de Cristo desde que exhiben su vocación sacerdotal.
   Es solo un primer paso, tan trascendente como la primera pisada en la superficie lunar.
   Y lo dio Francisco, ese obispo, ahora Pontífice, que aparte de todas las iniciativas que dejó entrever, demostró que por encima de los insultos y los desencuentros, tiene la enorme grandeza del perdón.
   Esa es la grandeza de los elegidos.
   De los hacedores, más que de los demagogos.

LA UTA Y UN INSOLITO CAPRICHO

   Cuando una semana atrás advertíamos que la UTA saldría con alguna de sus habituales mariconerías si algún usuario los insultaba o agrediera, solo estábamos adelantando lo que finalmente sucedió.
   Los muchachos ahora quieren que les paguen por no haber trabajado.
   Y esgrimen el insólito argumento que la patronal, esa misma patronal que suele ser socia de la dirigencia sindical, quiebra lo que establece la conciliación obligatoria.
   Como si ellos no se la hubieran pasado por allí al aplicar salvajes medidas de acción directa con daño, robos y otras agresiones, desoyendo la conciliación a la que tenían la obligación legal de acatar.
   Ahora lloriquéan pidiendo reconsideración al ministerio de Trabajo ante los justos, legales y previsibles descuentos realizados por el tiempo no trabajado.
   La gente de UTA, aunque a sus dirigentes no les entren balas por su alto nivel de insensibilidad social, debiera entender alguna vez que un paro exagerado tiene sus riesgos.
   Porque suena ridículo que los usuarios, rehenes obligados de sus caprichos, también tengan que pagar por su agresividad.
   Y para colmo, pedirles disculpas.

EL QUE NO TRABAJA, NO COBRA

   El estado de conflicto permanente que viene planteando desde hace años el sindicato municipal, parece que fuera una situación marcada dentro de la normalidad o de la habitualidad de los cordobeses.
   Esa al menos debe ser la absurda postura de la dirigencia del SUOEM, que a fuerza de chantajes a los vecinos y violencia contra las autoridades, toma como defensa de sus derechos y se olvida olímpicamente de sus obligaciones.
   Los empleados, lógicamente, cobran por trabajar y es justo que si no lo hacen, no cobren.
   Al igual que con la UTA, la dirigencia del gremio municipal debiera sopesar en el rubro riesgos, que  las autoridades no están obligadas a pagar por lo que no se hace.
   Cuando desde la conducción indirectamente se alienta la vagancia conseguida por impunidad, se hace complicado el ejercicio de la normalidad, por aquello del relajamiento de la disciplina y por ende de los deberes.
   Los que se quejan por no cobrar, mejor harían en reclamarles a los delegados, que no dejan de cobrar y viven de licencia gremial, por las determinaciones que adoptan, no siempre por mandato de las bases.
   Sin dejar de lado el debido respeto por el genuino derecho de huelga, como sabiamente dice la tribuna, a llorar al campito.
   O a los combativos dirigentes del sindicato.

NO ES MALO SINCERARSE

   Realmente hay que ser necio para no reconocer la razón que asiste a la Sra. Presidenta de la Nación por exigirle a uno de sus futuros rivales electorales, que se deje de manejar números esquivos y poco creíbles, para definir de una vez, ya transcurrido más de un mes, el número de víctimas fatales que arrojara la inundación en la ciudad de La Plata.
   Las caprichosas versiones cruzadas llevan la cifra entre medio centenar y más de 200, como si fuera imposible establecer la verdad, por aquello de lo difícil que supone esconder un cadáver.
   Los argentinos, en todos los aspectos, merecemos que nos gobiernen con la práctica y el ejercicio de la verdad, sin manipulaciones políticas u ocultamientos perniciosos.
   Conocer la realidad por ser parte de ella, es lo que nos ayuda a superar las instancias críticas, porque nada peor que la mentira para desorientarnos aumentando la inquietud y la desesperanza de la gente.
   Y de paso, ya que los ataques de sinceridad en los políticos suelen ser más efímeros que un pestañéo, que nuestra primera mandataria aplique el mismo criterio, o lo haga aplicar a sus funcionarios, en el manejo de los números de la inflación, del índice de la construcción, de la desocupación, de la pobreza, de la indigencia, del deterioro del salario, de las reservas reales y de otros indicadores que siendo ciertos, nos ayudarían a enfrentar la situación que para muchos sectores es más que crítica.
   Al pueblo poco le importa que las diferencias ideológicas alejen a los políticos entre si, porque de hecho sus posturas son irreconciliables.
   Lo importante, lo patriótico, lo positivo, sería que todas las corrientes se reconciliaran con la verdad, y así más allá de los números, de las encuestas y de las estadísticas, el único ganador sería quien más lo merece: el pueblo.

MEGACAUSA: HAY NOVEDADES
   Adolfo Perez Esquivel, Presidente de la Fundación Servicio Paz y Justicia (SERPAJ), organismo dedicado a la promoción y defensa de los derechos humanos, Premio Nobel de la Paz en 1980, con status consultivo en Naciones Unidas y status permanente en la UNESCO, se presentó ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, con relación a la causa caratulada “Lucas Guillermo Luis, perteneciente a la megacausa del Registro de la Propiedad, solicitando ser tenido como “Amigo del Tribunal” para aportar  elementos de derecho que puedan resultar de utilidad y relevancia para la resolución de la cuestión planteada. 
   La línea de trabajo principal del Servicio de Paz y Justicia es la no violencia, la educación para la paz y los derechos humanos contra la impunidad, el olvido y el silencio y pretende aportar a la construcción de un Poder Judicial que asegure un absoluto respeto por los Derechos Humanos, razón por lo que se consideró relevante intervenir en este caso.
   Acompaña datos aportados por los familiares, destacando el porcentaje de condenas,  la participación de una comisión especial y única para juzgar  y la permanencia de personas en prisión preventiva y como argumento jurídico, desarrolla lo insistentemente repetido sobre la prohibición de ser penado sin juicio previo, o de  ser juzgado por comisiones especiales, y el derecho a ser inocente hasta que se pruebe la culpabilidad, agregando textualmente:  "La transgresión a los lineamientos señalados traería consigo que la detención de la persona sea considerada ilegal, como así también el procedimiento en el cual se tramito la detención y de no ser observados este conjunto de formas y derechos, o alguno de ellos en particular, el proceso en tramite puede llegar a ser irregular y violatorio de los Derechos Humanos".
   El párrafo final es contundente y lo leo:"Como se puede observar, de acuerdo con lo que se desarrolla en la presente, nada de ello concuerda con la medida cautelar de privación de la libertad, adoptada en el caso del Dr. Lucas Guillermo, por ello consideramos que la medida adoptada viola los derechos humanos del mencionado, pero además el trámite judicial en el cual se dio dicha medida, deviene en ilegal por lo analizado precedentemente.
   No obstante ello y en relación a la megacausa del registro de la propiedad, las decisiones adoptadas deben ajustarse a los parámetros analizados con anterioridad, ya que el accionar de los jueces y funcionarios judiciales actuantes en el marco de esa causa, podían derivar en que el Estado Nacional incurra en responsabilidad internacional, frente a las violaciones de los derechos humanos que se encuentran en la causa, toda vez que el Estado Nacional no se puede excusar de responsabilidades internacionales en atención a que su conformación estatal sea Federal." 
   Y se van sumando instituciones: Colegio de Abogados, Federación de Colegios de Abogados, CELS, SERPAJ, que reconocen irregularidades en este proceso.
   Todos se han pronunciado y cuestionado ciertas argucias detectadas y mientras tanto, la justicia cordobesa, sigue agudizando su tradicional costumbre de la mudez.
   Parafraseando, no hay peor mudo que el que no quiere hablar.
   O que no lo dejan …

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Su comentario será valorado