13 de julio de 2014

SLB-130714- PERSEGUIR SUEÑOS QUE APORTEN ALEGRIA, AISLAR A BOUDOU O DEFENSA PROPIA, BRASIL ES UNA LÁGRIMA, MEGACAUSA Y FÚTBOL, EL GRACIOSO VIDEO DE ANSES, FERIADOS HAY PERO FALTAN TURISTAS



Desgrabación de comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 13-07-14 emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.

POR UNA NUEVA ILUSION



   Ya estamos.
   Ya llegamos.
   Juro que pase lo que pase, nunca es deshonrosa una derrota porque caer frente al mejor del mundo es una especie de condecoración que ellos nos colocan en el pecho de la historia.
   Si llegamos a lograr el tricampeonato, será el triunfo de la humildad, de la capacidad, del empeño, de la habilidad y del solidario sentido de equipo.
   Roguemos que si alcanzamos la consagración, ésta sea solo aprovechable en el aspecto deportivo y no utilizada como bandera política ni ideológica, más allá de las públicas confesiones en tal sentido que hiciera el orientador técnico Alejandro Sabella al iniciarse el certamen.
   Los triunfos deportivos son de los deportistas.
   Pésimos y dolorosos ejemplos en contrario los hemos tenido en Hitler o en la sangrienta dictadura militar argentina.
   Si es la gloria, que sea para el plantel, para quienes lo prepararon, para todos los que alguna vez lo integraron y para sus más cercanos colaboradores que son médicos, utileros, masajistas y muchos otros.
   Pero nunca llevar el éxito a las arcas de los gobernantes.
   Porque a los fracasos, siempre les otorgan la condición de huérfanos.

¿AISLAR A BOUDOU EN DEFENSA PROPIA?



   Pese a que no llovía, la ceremonia central por el Día de la independencia, que por lo general se hacía a cielo abierto esperando una multitud en Tucumán, se realizó en un teatro y con un selecto sistema de asistencia de público.
   Y también fuera de la costumbre de estos últimos tiempos de la década ganada, la ceremonia tuvo un cierto grado de  intimidad porque, oh milagro, no fue transmitida por la híper utilizada cadena nacional.
   En algunas fotos que se vieron, nuestro joven y jaqueado vicepresidente aparecía, como una especie de jamón del sándwich entre los dueños -más que gobernadores- de dos provincias, Alperovich de Tucumán y Zamora  de Santiago del Estero.
   Los serviciales y elegidos chicos de La Cámpora fueron los encargados de los aplausos y las ovaciones, todo fríamente calculado por sus expertos en marketing y en mecanismos distractivos.
   Pero al vice, que no quisieran acercarse los periodistas no solventados por el modelo, porque cobrarían, sí, pero de manera poco amistosa, tema del que también tendré que ocuparme más que nada por solidaridad con los colegas.
   Pareciera que en el espíritu de los funcionarios cercanos a Boudou rige la consigna de aislarlo, de mezquinarlo al debate o a las necesarias explicaciones, más allá de su comparecencia a los estrados judiciales.
   Es un síntoma inquietante, emparentado con una inequívoca sobreprotección, enviando como mensaje subliminal que si le sueltan la mano y entregan al procesado, después vendrán por ellos.
   Y dentro de los temores humanos, ninguno debe ser más horrendo que la posibilidad de perder la libertad.

BRASIL ES UNA ENORME LAGRIMA

   Tengo muchos amigos entrañables que viven en Brasil, no tan solo cariocas que son los de Río de Janeiro y no cualquier brasileño, como la ignorancia a veces los rotula.
   Parientes cercanos visitan el país hermano en estos días y por las conversaciones que mantenemos, he llegado a la conclusión que ellos han perdido un elevado porcentaje de su contagiosa alegría universalizada y basada en los éxitos que le aportara el fútbol.
   Pero recibir diez goles en dos partidos de su selección nacional, cinco veces campeona, no estaba ni en los delirios más “caipirinescos” de nadie, aunque la cachaça les haya limado el cerebro y el alma verde-amarelha.
   Están destruidos, se sienten estafados por la conducción deportiva, y alentados a seguir con las protestas que se quejaban por los excesivos gastos en Mundial y poco en solucionar los descalabros sociales.
   Lo malo y doloroso es que no son pocos los que a lo mejor por envidia, bronca o impotencia, se hayan disfrazado de alemanes para atemorizarnos en la final.
   Una tontera, salga como salga el resultado, porque no es nuestra la culpa por las equivocaciones de ellos en materia de conducción de su equipo nacional.
   De todas maneras, y ajustándonos a una realidad, no es nuestra culpa estar donde estamos y que ellos ni siquiera tuvieran un rinconcito en el podio.
   No obstante esta momentánea y circunstancial lejanía de placeres, creo que la amistad con ellos no se destruye por un mundial de fútbol.
   Se consolida por elementos como la vecindad, la recíproca dependencia y otros lazos consagrados por la historia.

LA MEGACAUSA Y EL FUTBOL

   Ya que el tema del momento es el fútbol, no faltan los textos que comparan al más popular de los deportes con los conceptos de Justicia o Poder Judicial.
   Así se expresa por ejemplo que el Poder Judicial está representado por el árbitro y los jueces de línea, el primero como el máximo representante de la justicia y los otros muy importantes a la hora de  preservar los límites para que el juego no escape de su línea y, en situaciones dudosas, operar como consultores del referí introduciendo una cuota de deliberación en la decisión judicial.
   Reconoce el autor que ningún juez es infalible, y grandes son los árbitros, no cuando no cometen errores, sino cuando después del partido así lo reconocen. 
   Pero lo más importante de todo, dice, es que el árbitro no sólo debe aparecer como justo sino que además debe serlo.
   Se espera que el árbitro sea honesto.
   Si existe la sospecha de que el soplapitos ha sido "comprado" ya sea por una mafia o por un gobierno, el partido de fútbol está arruinado antes de su comienzo. 
   Y si hacemos un pequeño paralelo con la megacausa, nos encontramos con algunas situaciones irregulares: la creación de una comisión especial para juzgar, en violación a lo que manda nuestra Constitución; la prisión preventiva usada como regla en casi todos los casos, sin respetar su carácter excepcional; las condenas sin pruebas, los testigos no identificados, los ofrecimientos de baja pena por declararse culpables, los falsos indicios como contactos del celular, o agendas telefónicas y el trato desigual cuando se involucra a personajes vinculados con el poder.
   Claro está que nadie es infalible, que las equivocaciones son posibles y que, con buena voluntad, todo puede revisarse.
   Es más, los fallos de la Procuración de la Nación, de la Corte Suprema de Justicia, de los organismos de Derechos Humanos y de las Naciones Unidas, así lo han indicado.
   Lo grave no sería el error.
   Lo verdaderamente preocupante, como lo expresa el texto, sería que el árbitro haya sido "comprado", porque, entonces, el partido (y la causa) están arruinados desde antes de comenzar.

EL GRACIOSO VIDEO DE LA ANSES

   Era la figura estelar de un video institucional de la Anses ordenado por Presidencia de la Nación y el rostro del abuelo Quique era un himno a la dulzura.
   Todo anduvo sobre rieles hasta que un ex bloguero  “K”, de apellido Carrasco, le hizo saber al poder que ese personaje utilizado para informar o adoctrinar a los adultos mayores, era en realidad uno de los actores de la película poco sugestivamente titulada “Teatro genital” dirigida por César Jones, realizador de la ciudad de La Plata.
   Ocupó la cuenta online Casa Rosada, en Youtube, hasta que al viralizarse, los responsables de su multiplicación fueron advertidos del papelón.
   De inmediato fue retirado del sistema.
   Habría que averiguar ahora si el abuelo Quique, actor porno, cobró por su tarea, aunque en sus mejores creaciones del género no tenía bolsillos donde guardar el dinero.
   Si con inteligencia se hubieran avivado de las ventajas que a veces aportan las situaciones negativas, en el acto tendrían que haber propuesto a Quique para otra campaña, vinculada científicamente con los adultos mayores, aunque no con todos.
   Buen modelo para vender Viagra.

ESTAN LOS FERIADOS, FALTAN TURISTAS

   Las vacaciones de invierno son por lo general una sólida esperanza para los operadores del rubro turístico y las actividades conexas.
   En cuanto a expectativas son las de siempre: amplias en marzo, medianas a fines de abril, dudosas a fines de junio y es en julio cuando la realidad suele aplicar sus golpes más severos.
   Como ahora, cuando la ocupación en general es bastante mezquina en nuestras zonas históricamente preferidas por los visitantes.
   No es cuestión de investigar acerca de los motivos que han llevado a esta situación, pero un solo detalle puede aclararnos el panorama en una buena medida: es como si en Córdoba se esmeraran por correr al turista, total si no regresa, para la próxima habrá nuevos candidatos a ser maltratados.
   Por datos muy recientes, les puedo asegurar que en Bariloche se come por la misma plata que aquí, los artículos típicos y artesanales son bastante más baratos que en Córdoba y en general la atención es óptima, cálida y casi familiar.
   A lo mejor lo que se impone entre nosotros es una acción tendiente a meter en las cabezas de los operadores, que el turismo no es tan solo alojamiento.
   Cuando se convenzan que al turista hay que mimarlo para que regrese y no esquilmarlo sin piedad, total vendrán otros, habremos ganado una batalla por ser un destino serio al que daría gusto volver.
   Mientras no cambiemos, el tobogán tendrá con el tiempo, una mayor pendiente hacia el dolor del fracaso.
   Tontos seríamos, ellos o nosotros, de caer en desmemorias.