14 de octubre de 2014

Impensado comienzo de la campaña proselitista

UN BUEN AMIGO DE BOUDOU Y DE D'ELIA YA EMPEZÓ A PEGAR AFICHES EN APOYO A LA "OPO" DE MACRI, MASSA, SCIOLI Y DE LA SOTA PARA LA ELECCION 2015



Un funcionario nacional & popular de la administración kirchnerista, dudosamente inducido por alguno de sus superiores -lo que sería una desprolijidad- dio comienzo simbólicamente a la campaña proselitista con miras a la elección presidencial del año próximo, pese a que en la mayoría de los partidos políticos prevalece el estilo "bolsa de gatos" con respecto a las candidaturas.
Y contra la opinión de los entendidos, este jovencito recientemente casado con otro amigo, se inclinó -por así decirlo- hacia la promoción de candidatos tales como Massa, Scioli, De la Sota, Carrió, Morales. Sanz, Rodríguez Saa, etc. al sostener que si no ganaba el candidato "K" se producirían masivas muertes de cancerosos, sidóticos, y de cualquier otra patología terminal porque no habría más medicamentos en el país ya que tampoco tendríamos dólares con qué pagarlos.
Se enojó cuando le aconsejaron que hablara con Lázaro Baez para conseguirlos, Antonini Wilson para traerlos y sus dos mejores amigos para "encanutarlos".
Y lo peor del caso, es que tuvo la mala suerte de poner como ejemplo a Anibal Pachano, portador de HIV, pronosticando que si el kirchnerismo no ganaba la presidencia, el bailarín moriría en 2016.
No viene al caso comentar, porque ya está en todos los medios, la previsible réplica de Pachano, con desconocidos aditamentos que pueden determinar que por lo menos Alex Freyre renuncie y se radique en Groenlandia y sin abrigo.
Mientras tanto, ha trascendido que en una reunión urgente convocada por los candidatos de "la opo", se acordó la integración de un importante fondo común de dinero destinado a la compra de engrudo para que Alex Freyre siga haciéndoles la campaña.
Y pensar que después del cajón que quemara "Exterminio" Iglesias, habíamos llegado a suponer que los boludos en la política se habían terminado.
Ya lo dijo Perón, quien no conoció a Axel Freytes: "La única verdad es la realidad".
Gonio Ferrari