26 de octubre de 2014

S.L.B. 26-10-14- BONO FINDEAÑERO CON DISCRIMINACION - UNIVERSIDAD PARA BLANQUEAR - DANIELE, EL ETERNAUTA - POLICIA: CUALQUIERA ES LO MISMO - LA MEGACAUSA Y EL NUEVO CODIGO PENAL - MONSANTO: ¿LA POLITICA O LA CIENCIA? - TINELLI, CULTUROSO Y ENOJADO - ALEX FREYRE NO HACE NADA GRATIS, ETC



Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 26-10-14 emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.

EL BONO DE LA DISCORDIA
 
   Para los empleados públicos de Córdoba hay dos temas que juegan en su favor con relación al bono de fin de año: una, que el gobierno reconoce que la inflación no es la que dibuja el Indec, y que De la Sota quiere ser presidente.
   En este caso, las justificaciones técnica y política se potencian en beneficio de los estatales en actividad, pero son miles los pasivos destinatarios de una nueva injuria, como si no comieran, no se enfermaran o no fueran dignos de pasarla un poquito menos peor.
   Siempre existirán odiosas e injustas diferencias, porque los que están en actividad creen ser poseedores de la eterna juventud y no piensan que llegarán a viejos.
   Más o menos lo mismo sucede con los políticos, que al ver que se aproxima la tercera edad hacen lo imposible por sostenerse en su quintita a cualquier precio, sin mirar hacia atrás ni asumir el desastre que dejan.
   No es  sorpresa para nadie que no lo cobren todos los jubilados, porque el gobierno prolijamente discriminó a los que perciben más de diez mil pesos como si no hubieran aportado durante tantos años.
   Y pagando a una parte, acallan las quejas que puede plantear un importante número de jubilados que pese a lo que cobran, se sienten desplazados del beneficio.  
   Para continuar con la tónica actual del desprecio por los viejos, no faltará quien sugiera que a los  marginados de hoy, el bono se les pagara allá por julio del 2015.
   Después de todo, el oneroso equipo promocional que maneja la campaña del mentor del cordobesismo, intentará convencer a los abuelos a quienes caprichosamente se les niega el bono, que como están las cosas, es preferible dejar la sidra y el pan de dulce y asegurarse, para el invierno, la bolsita de agua caliente.
   Y como son expertos en maquillaje, el delasotismo dirá que es un acto de profunda y patriótica sensibilidad social.
   Ahora se impone una pregunta con justicia: ¿los activos que cobran más de 12.000 pesos, merecen recibir el bono?

UNIVERSIDAD PARA BLANQUEAR



    Me siento usado, como ciudadano que debe contribuir, por intermedio del dinero de todos, a blanquear la desastrosa situación que se generara con las dudas que aún persisten, en torno de los que eran sueños compartidos -los planes de viviendas que manejaban Schoklender y doña Hebe- que se transformaron en pesadillas.
   Y no soy ningún pelotudo como piensa ella de los que osamos desconfiar.
   Ella, matrona del insulto, de los subsidios y de la percepción de cuantiosas partidas, porque hasta ahora nada quedó en claro, salvo el dinero que nadie sabe a qué bolsillos o carteras fue a parar, como si a ella todos los argentinos le debiéramos algo.
   Que muchos legítimamente se embanderaron con ella, no significa que el consenso fuera unánime ni mucho menos.
   Bienvenida una universidad más, siempre que sirva para nivelar culturalmente hacia arriba y difundir el conocimiento y la intelectualidad sin sectarismos, y no solo para ideologizar en una sola dirección, como lo es el pensamiento de su hada madrina quien no tolera, descalifica y escatológicamente insulta a quienes piensan distinto o por alguna razón desconfían de ella.
   Porque de esa manera, se aproxima peligrosamente a erigirse en la versión femenina de Luis D’Elía, secretario general del sindicato de intolerantes, golpeadores de manifestantes y tomadores de comisarías, personaje que con su discurso lambiscón ha comprado una llamativa impunidad.
   Aunque en verdad, eso de la consagración de la impunidad es un fenómeno de tan alto nivel, que es como si nos estuviéramos acostumbrando.
   Muchas veces el acostumbramiento, la resignación y la impotencia, caminan abrazados.
   Tan abrazados, que juntos suelen buscar refugio en las urnas.

DANIELE, EL ETERNAUTA



   Ni “Papá Doc” Duvalier, ni Alfredo Stroessner y creo que ni siquiera el Mariscal Tito o el matrimonio Ceacescu en Rumania o el mismísimo Fidel Castro tuvieron la fortuna de mantenerse en el poder por más de tres décadas, como es el caso de nuestro mediterráneo Rubén Daniele, pontífice de los municipales.
   Tendrá al menos otro período de tres años, lo que le alcanzará para seguir haciéndole la vida imposible al actual intendente, al que lo sucederá si es otro, y a miles de cordobeses obligados a padecer los servicios que los municipales dejan de brindar, cada vez que la conducción necesita apretar por algo.
   Sería tonto negarle a este dirigente su carisma y capacidad, a la hora de contar con la inteligencia suficiente como para plantear y sostener el actual y acostumbrado estado de conflicto permanente.
   Pero también y es justo señalarlo, en mucho ayuda la incapacidad política de las autoridades para encontrarle una solución que beneficie a los vecinos; a los contribuyentes concientes que de cada peso que tributan, al menos seis van para pagar a empleados que no siempre trabajan.
   Daniele tiene otro período democráticamente alcanzado y es para pensar, si lo miramos con la luz de la realidad, que tampoco ningún intendente duró ni durará tanto tiempo.
   Ni siquiera como intendente sustituto, muleto, alterno, virtual, paralelo o como le quieran llamar.

POLICIA: CUALQUIERA ES LO MISMO

   La situación de la policía hacia adentro y hacia fuera ha llegado a un punto sin retorno, de su actual mediocridad operativa y absoluta desorientación táctica que nos ha sumido en un nivel de inseguridad nunca alcanzado aunque prolijamente escondido y negado.
   Más allá de la situación que vive su titular, por ese último caso que ahora está en manos de la justicia a raíz del hecho que protagonizara con un colega de este medio, lo demás muestra penosos síntomas de descomposición por la cantidad de hechos delictivos, con la participación dolosa de efectivos de la fuerza y situaciones anormales que no han encontrado solución pese al clamor ciudadano.
   Hablábamos la semana pasada de la política de la frazada corta que se está aplicando, cubriendo los pies que representan a un sector pero dejando a la intemperie la cabeza, que es otro barrio.
   O viceversa, y al respecto hay decenas de casos que los vecinos no ignoran porque los padecen, y sosteníamos que eso no es prevención sino marketing, porque para las autoridades lo importante parece que solo es hacerse ver.
   Porque por ejemplo, el patrullero que llegó al lugar del asalto del que resultara víctima el investigador del Conicet demoró 20 minutos, con la comisaría a cuatro cuadras.
   Entonces, no me vengan con castigar a un chivo expiatorio que en este caso es julio César Suárez, porque en la policía está lleno de Suárez nadando en un mar de improvisaciones, especializándose en materia de remiendos más que en concreta y ansiada operatividad.
   Porque mientras a nadie se le ocurra implementar una política integral de seguridad con tolerancia cero hacia fuera, pero también, escuchen bien, hacia adentro, nada cambiará y seguiremos gastando al cuete en armamento, comunicaciones, vehículos y personal inexperiente.
   Mientras desde el poder no obren con inteligencia y sin buscar y asegurarse silencios, nada cambiará aunque lo despidan a Suárez y lo designen a Rambo.

LA MEGACAUSA DEL REGISTRO
  
    Con relación al nuevo Código Procesal Penal que se discute en Buenos Aires, me parece oportuno comparar las nuevas propuestas con la realidad de la causa Registro que lleva adelante la Cámara 10ª. de los tribunales cordobeses.
   El nuevo Código reduce a tres años los plazos para las causas penales, sanciona a los jueces que demoren los casos y establece medidas alternativas a la prisión preventiva, y consigna que los procesos serán orales y el juez deberá resolver en el momento. 
   El fiscal se encargará sólo de investigar mientras que el juez, como tercero imparcial, evaluará la legalidad de las pruebas y tendrá autoridad para allanar, detener e intervenir teléfonos a pedido del fiscal.
   Veamos la causa del Registro: las investigaciones comenzaron antes del 2005, por lo que estarían próximas a celebrar una década, y el proceso continúa dando vueltas y vueltas alrededor de los mismos imputados, constituyendo una incógnita saber por qué se perpetúan y repiten malgastando los recursos judiciales existentes.
   No se intentó alternativa alguna a la prisión preventiva y por el contrario, cada instancia judicial buscó justificarla pese a ser ilegítima e inconstitucional. 
   La falta de mirada y autoridad del juez y tercero imparcial, permitió al fiscal ingresar al Guinness con récord de prisiones preventivas, lo que no es para enorgullecerse.
   Hay que resignarse a esperas de 3 a 6 meses para una respuesta judicial,  lo que lejos está de ser Justicia y si los procesos son orales, filmados y grabados, el compromiso de todos será mayor y llegar a la verdad estará más al alcance, siempre que sea lo que realmente se pretende.
   Más allá de las diferencias, la celeridad, eficiencia, legalidad, imparcialidad y honestidad, son condiciones esenciales para el buen funcionamiento judicial, en esta causa o en cualquier otra.
   Ese es el insobornable espíritu de la Justicia.

MONSANTO: ¿LA POLITICA O LA CIENCIA?



   Aquellos que viven de la violencia fundamentada en la vagancia -o viceversa que es lo mismo- siempre han tenido la gastada costumbre de la agresión que intenta suplir la debilidad o carencia de argumentos.
   Cuando es más importante la patota que el diálogo y que el civilizado intercambio de ideas, los razonamientos y el análisis se derrumban frente a la brutalidad y el salvajismo, y a la mentirosa valentía de los enmascarados
   Personalmente poco me interesa de qué viven los acampantes de Monsanto, si se bañan, si se castigan con tetra, si trabajan en alguna parte, si tienen una familia que mantener o si son puntuales en el pago de sus impuestos.
   Lo que sí me preocupa es que estén allí desde hace tanto tiempo, y algunos ni sepan por qué, para qué, ni lo que es la contaminación y menos aún el valor que tiene la ciencia, aunque no ignoran que en ciertos casos pagan mejor los políticos que los empresarios.
   El tema Monsanto en Córdoba viene para largo y complicado, sin miras de encontrarle una salida que deje más satisfacciones y aspectos positivos, que broncas y mayores desencuentros.
   Muchos de los que se oponen, es como si hubieran renegado del valor de la ciencia, para rendirse a los pies de la oposición por la oposición en sí con su carga de miedo y demagogia.
   No defiendo a Monsanto, no tengo idea de quienes la dirigen, ni es mi auspiciante comercial, pero objetivamente dicho, me harta cualquier fundamentalismo y la utilización de mano de obra barata y agresiva, para sostener una postura divorciada del valor y la seriedad de la ciencia.
   Si es la ciencia la que dice que Monsanto contamina, habrá que respetar el dictamen, pero si no representa un peligro, bueno sería dejarla que sea otra ansiada y necesaria generadora de trabajo.
   Alguna vez la dignidad del esfuerzo debe derrotar al deshonor y la inmoralidad de vivir de arriba.

TINELLI, CULTUROSO Y ENOJADO



   Distinguido por el gobierno de la ciudad autónoma de Buenos Aires como personalidad destacada de la Cultura, Marcelo Tinelli fue blanco de duras críticas, repudios y descalificaciones, en muchos casos, quienes no están de acuerdo con esa honra, por echar en cara que lo del exitoso empresario televisivo no es precisamente cultural.
   Es cierto que algunos de sus productos rozan lo putañero y prostibulario, que el escándalo les representa el mejor mecanismo de marketing y que desde hace una pila de años viene haciendo lo mismo.
   No es menos cierto que ese material, cuestionado y agredido, representa en las mediciones un indicativo más que elocuente del paladar televisivo, en este caso nacional y popular.
   Vamos entonces al enfoque enciclopedista: Cultura, del latin cultus, y ya me parezco a Mariano Grondona, significa cultivo, que a su vez deriva de la palabra colere. La cultura es generalmente todo complejo que incluye el conocimiento, el arte, las creencias, la ley, la moral, las costumbres y todos los hábitos y habilidades adquiridos por el hombre no sólo en el seno de la familia, sino también en la sociedad de la que forma parte.
   Lo de Tinelli, en consecuencia, es cultura aunque a muchos no les resulte simpático y merezca rechazo.
   No es toda la cultura, pero forma parte de ella.
   Para otros es cultura lo de Victor Hugo o lo de Paenza y eso tampoco es discutible.
   Cada uno es culto, libremente como quiere y puede serlo.
   Por allí se me ocurre que la bronca de Tinelli al pasar factura por el desencanto que tuvo con el fútbol para Todos que ya estaba casi en el buche, desató su reacción, que si la miramos con enfoque democrático, no deja de ser parte de la variopinta y sorprendente cultura argentina.
   Desde el poder a Tinelli le pueden perdonar o no la chabacanería de sus productos, pero jamás que sea un despechado pronosticador de finales.
   Y el cabezón,constante como es, seguro que irá por más.

FREYRE: NADIE HACE NADA GRATIS



   Alex Freyre, militante K de paladar negro genero un escándalo de proporciones desmedidas cuando lechució la muerte de Pachano si la gente se equivocaba al votar y asumía un gobierno que nos dejaría sin medicamentos.
   Este muchacho, o muchacha como se prefiera, fue desenmascarado como funcionario, cargo que negó, cuando en realidad es presidente del Archivo de la Memoria de la Diversidad Sexual, pavada de título aunque todavía no se conozca para qué sirve.
   Por su amistad con el rockero vice Aimée Boudou, a poco de ser nombrado en el Senado de la Nación, vaya Dios a saber por qué méritos, se hizo acreedor a un aumento de sueldo y lo que es más, al nombramiento de su pareja, José Di Bello, presidente del partido Miles que lidera el inefable Luis D’Elía..
   Ambos, la parejita, recategorizados en sus cargos, tienen cada uno un sueldo que ronda los 25.000 pesos por mes.
   Y en un reciente programa de televisión en el que ellos aparecieron, esquivaron prolijamente la cuestión más urticante, que fue la polémica con Pachano quién lo más suave que le dijo fue “rata inmunda” y prometió que al coreógrafo del curioso bigote, le pedirá perdón hasta que lo quiera, y lo cuidará aunque él no quiera.
   Habrá que averiguar qué presupuesto le pasó Freyre al artista, porque está visto que es todo un profesional o en el peor de los casos, un mercenario de la causa.
   Nada de lo que hace, lo hace gratis.