21 de diciembre de 2014

S.L.B. – 21-12-14 – LA CADENA NACIONAL - BOLETO URBANO, NUEVO PRECIO - ¡MAS DE 30.000 VISITAS! - DE LA SOTA, BATUQUE Y LOS JUBILADOS - PIROTECNIA EN DECADENCIA - LA MEGACAUSA - CUBA Y EE.UU. - SUOEM SIEMPRE EN PUNTA – EL ESPÍRITU DE LA NAVIDAD, etc.



Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 21-12-14 emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.

LA CADENA NACIONAL


   La ley de Servicios de Comunicación audiovisual, llamada también Ley de Medios, sancionada y promulgada en octubre del 2009 en su artículo 75 dice: “Cadena nacional o provincial. El Poder Ejecutivo nacional y los poderes ejecutivos provinciales podrán, en situaciones graves, excepcionales o de trascendencia institucional, disponer la integración de la cadena de radiodifusión nacional o provincial, según el caso, que será obligatoria para todos los licenciatarios”.
   ¡Demasiado claro!
   La gente de memoria corta se limita a suponer que vamos transitando un camino parecido a la Venezuela del desaparecido Hugo Chávez, cuando asombraba a propios y extraños con su extenso espacio mediático diario "Aló Presidente", donde se despachaba con sus exageradas muletillas de vivir en el Paraíso y disparaba sus filosos aunque poco convincentes dardos contra todo aquel que pensara de manera distinta al sacro discurso oficial.
   Sin embargo a eso los argentinos ya lo habíamos vivido allá desde finales de la década del '40 hasta mediados de los '50, cuando los trabajadores estatales eran obligados a asistir a los actos políticos del gobierno (pasaban lista), debían llevar luto desde julio del '52 y se imponía la lectura del libro "La razón de mi vida" en las escuelas.
   Y si mal no recuerdo, todas las emisoras radiales ingresaban diariamente en cadena nacional "a las 20,25 hora en que Eva Perón entró en la inmortalidad" según lo anunciaba el engolado locutor que luego recitaba las noticias lógicamente con marcado perfil oficialista.
   En tal sentido, me permito poner en claro para todos aquellos que pretendan acusarme de ejercer "gorilismo", que se abstengan de hacerlo si es que aún guardan algún respeto por todo lo que nos resguarda la historia.
   Al menos para eso servimos los antiguos: somos aunque muchos lo nieguen o busquen descalificar, los depositarios de una memoria vívida e intelectualmente insobornable porque más que testigos, fuimos protagonistas de aquellos años.
   No somos "tocadores de oído", como tantos en la actualidad.
   De todas maneras, si hay que rescatar algo positivo de esta situación, convengamos que con esta medida, el poder central por lo menos impone una forma de ahorrar energía.

BOLETO URBANO, NUEVO PRECIO

   Los empresarios del transporte urbano de pasajeros de Córdoba están demasiado acostumbrados a que se satisfagan todos sus caprichos y para eso a veces “trenzan” con la dirigencia sindical, y así endurecen su poderío basado canallescamente en la necesidad de los trabajadores que menos tienen.
   De esa sucia componenda nace la demanda al poder concedente -que es la Municipalidad- y así se van escalonando esos conflictos cuya solución por la costumbre de la toma de miles de rehenes, agrega utilidades extras a los dueños del sistema y sueldos envidiables para los trabajadores del sector.      
   La FETAP amagó con pagar el aguinaldo en cuotas y generó reacciones e instaló -como si hiciera falta- más penumbras en el oscuro panorama de un servicio que siempre se ha distinguido por su penoso divorcio con la sociedad.
   Cuando un par de meses atrás evaluábamos la situación en el transporte urbano  de pasajeros de la ciudad de Córdoba, sosteníamos que el aumento acordado no calmaría las ansias ni las apetencias tanto de los empresarios del sector como de los trabajadores nucleados en la UTA.
   No hacía falta ser adivino sino que bastaba con estudiar el comportamiento de ambos sectores en los últimos conflictos que derivaron, como bien lo saben y lo sufren los usuarios, en una suba sustancial para el precio del boleto.
   La sociedad de hecho FETAP-UTA cosechaba un nuevo éxito basado en la canallada de tomar como rehenes a miles de pasajeros, mayoría resignada de trabajadores usuarios del sistema a través de cuya eficiencia se hacen acreedores a premios por puntualidad y presentismo.
   Y cuando tales componentes del servicio fallan, esos obreros tan obreros como los de la UTA, dejan de percibir una importante parte de su mensualidad que en la mayoría de los casos está muy por debajo de lo que cobra un chofer de ómnibus.
   Se produce entonces una enésima reiteración del percudido sainete que a los ojos de la gente aparece como un enfrentamiento entre los dos sectores que presionan a la municipalidad, la que para evitar problemas ante la falta del servicio, instrumenta incrementos de tarifa que a la postre son más negativos, como castigo gratuito a los sectores populares.
   Si el transporte de Córdoba no es negocio, que los empresarios bolicheros se dejen de joder aquí y se manden a mudar adonde puedan hacer mejores diferencias.
   Ellos manejan a su antojo las prestaciones, retiran unidades de circulación estando aptas, regulan las frecuencias ante la falta de controles del poder concedente y ajustan ese sistema perverso de acuerdo con los márgenes de utilidades que persiguen, en una política ya gastada y padecida por los pasajeros-rehenes.
   Esta situación, al igual que todas las anteriores desde que el poder (para el caso son lo mismo la municipalidad y el gobierno provincial) permitió la toma de rehenes, no tiene salida mientras no se imponga la autoridad y siga tolerando con mano tan blanda este accionar más emparentado con las salvajes prácticas mafiosas que con los reclamos civilizados y coherentes.
   Ya tienen el aumento, unos y otros y un mezquino paliativo, por así llamarlo, que beneficia con un par de viajes a los usuarios que seguirán pagando el boleto más caro del país.
   ¿Es necesario repetirlo? Tanto los dueños de los ómnibus como sus choferes, ya están buscando para el próximo paro de apriete, la manera de reiterar esa vieja mascarada de “pedir perdón por las molestias ocasionadas”, mientras miles de laburantes deben resignarse a sacrificar parte de su salario para engordar tamaña prepotencia, angurria e indiferencia.

¡PASAMOS LOS 30.000!

   Es para reiterar que estamos viviendo plenos de enorme alegría y satisfacción, por saber que nuestro blog en Internet ya superó las 30 mil visitas.
   Buscando en www.gonioferrari.com a partir de las 21 de cada domingo, se puede encontrar el audio completo de nuestro espacio con los comentarios, la música, los mensajes, las consultas por jubilaciones, todo incluido menos, como ya se sabe, la publicidad oficial de cualquier nivel que no aceptamos.
   Además en el curso de la semana, en el mismo blog se publican sin censuras ni condicionamientos, comentarios de la actualidad, tanto local como nacional y a veces internacional.
   La mejor música clásica de todos los géneros y opinión comprometida, tome nota: en www.gonioferrari.com

BATUQUE, BISOÑÉ, JUBILADOS Y CIA.


   Más allá de lo patético que resulta el ordinario recurso del bisoñé que la creatividad popular rebautizó como peluquín, peluca, quincho o gato capilar, está visto que la campaña proselitista hacia la presidencia de la Nación contará con ingredientes inéditos, al menos en el mal gusto.
   No me imagino por ejemplo, que si Mirta Legrand fuera candidata, se promocionara por la edad, D’Elía por su sentido del respeto, Juez por su seriedad o Lázaro Baez por su patriótico sentido del ahorro.
   Por eso a la mayoría de la gente en lugar de caerle simpático el primer mural delasotista sin rostro, pero con cabellera, causaba la impresión subliminal del valor de la cáscara por encima de su contenido.
   Y eso en política es imperdonable, porque no deja de ser una confesión de carencias conceptuales en materia de propuestas superadoras, imaginativas y sustentables.
   Es cierto y a lo mejor la memoria me está engañando, que los argentinos nunca tuvimos a un pelado total como presidente, salvo Sarmiento que al menos lucía los guardabarros sobre las orejas lo mismo que De la Rua algo más provisto.
   ¿Será esa la sesuda connotación como eje de campaña?
   El clásico sentido del humor del cordobesismo, oficialista o no, sufriría un duro revés, una especie de artero golpe en las partes pudendas; una ofensa a la inteligencia colectiva.
   Y para colmo, apareciste tú… el desvalido Batuque como disparador de una ternura necesaria para agregar virtudes y espantar el gesto adusto como de enculado con los “K”, con la vida, con la realidad y con todos …
   A veces cuando echamos a volar la imaginación y se nos dá por idealizar situaciones, nos hacemos preguntas cuya respuesta, vaya ironía, conocemos de antemano.
   ¿No hubiera sido mejor, acaso, impactarse con las penurias de los jubilados y su espera de medio año para cobrar lo que les corresponde?
   O con los familiares de las víctimas de la violencia enquistada en la sociedad, o la raza subhumana emergente del narcotráfico, o de un niño al azar, de esos que concurren a las precarias mal llamadas escuelas, que funcionan en los contenedores.
   Para la campaña delasotista con miras a la presidencia, un colombiano fue descartado cuando se supo que tenía algunos temitas de narcotráfico pendientes en su país y se optó entonces por Ramiro Agulla, de quien dicen que es caro pero el mejor y la modesta y suponemos que amateur apoyatura del punillense Carlos Caserio.
   Los dos primeros impactos fueron la peluca y Batuque, el perrito rengo que de acuerdo con dichos del candidato, ya es uno más de la familia.
   La gente no vota melenas ni ternuras.
   Lo malo es que por lo general vota promesas.
   En una de esas, es más creíble que anuncie que a todos los cordobeses nos considera parientes.
   De esos parientes a los que se ayuda y no que se los margina.

PIROTECNIA EN DECADENCIA

   En los últimos dos años, es como si hubiera decaído la utilización de pirotecnia a partir de cada diciembre.
   Varios son los factores que pueden haber contribuido a que eso suceda y uno de ellos es el precio de la pirotecnia, otro es la toma de conciencia de su peligrosidad cuando la manipulan los niños y una tercera, la masiva comprensión del respeto por el medio ambiente y el cariño a las mascotas.
   Quien sostenga que nada ha cambiado, que recuerde una tradición que durante años nos estuvo persiguiendo: a comienzos de diciembre, noche a noche,  ya iban creciendo las luces y el ruido.
   Es mucho lo que ha cambiado, y en gran medida se debe a que el Estado, en este caso protector, ajustó los otrora permisivos mecanismos de importación, almacenamiento, distribución y venta al público.
   Antes era cuestión de comprar al mayorista, extender un paño en cualquier vereda o en la mismísima peatonal y vender a destajo sin ningún control, lo que derivó en penosos y evitables accidentes.
   Si bien representó una temporaria fuente de recursos para mucha gente sin trabajo, la relación del problema social con el riesgo impulsó que se adoptaran medidas en resguardo de la integridad, la tranquilidad y la vida misma.
   Teñir el cielo de colores y destellos, es mucho más bonito que la agresión acústica, gratuita y perniciosa.
   El buen sentido, al menos en esto, viene ganando la partida.

MEGACAUSA Y PRISION PREVENTIVA

   En Córdoba, la causa Registro y la prisión preventiva continúan entrelazadas y ya pasaron casi dos años desde que el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales publicó una investigación acerca del estado de la prisión preventiva en Argentina, relevando, entre otras jurisdicciones, la de Córdoba.
   Aquí se cuestionó el hecho de que la decisión sobre la libertad del imputado quede en cabeza de los fiscales, es decir que sea el acusador el que dicta la prisión preventiva y con este equívoco de la norma llevado al absurdo, dice el informe, podría el fiscal directamente imponer la pena y el juez revisarla con posterioridad.
   Finalmente el mismo organismo elaboró una propuesta concreta para limitar el uso abusivo de la prisión preventiva en un interesante documento con 19 reglas que no vamos a exponer, pero que incluyen:
       Que el pedido de prisión preventiva se realice en una audiencia oral en la que el fiscal y el defensor puedan realizar sus planteos y un juez imparcial dicte resolución, garantizando el derecho a “ser oído”, en lugar de “ser leído”.
       Que la medida se dicte en los tiempos que marca la ley.
       Que se utilice un catálogo gradual y unificado de medidas cautelares en el que la prisión preventiva sea la última, teniendo el Fiscal la obligación de analizar y explicar las razones por las cuales no resultaría apropiada ni suficiente cada una de ellas, llegando al encierro como última opción.
     Que se implemente una Oficina de Medidas Alternativas encargada de controlar el cumplimiento de tales resoluciones.
   Estas reglas proponen un mayor respeto por la dignidad de las personas y, por sobre todas las cosas, el cumplimiento de lo que nuestra Constitución nos garantiza y, seguramente, es la manera en que cualquier ciudadano querría ser tratado si, aunque sea por una confusión, se lo investigara. 
    El abuso de la prisión preventiva en la causa del Registro  de Córdoba ha sido ya suficientemente dictaminado: la Corte Suprema de Justicia de la Nación,  las ONG defensoras de derechos humanos y hasta las Naciones Unidas la calificaron de arbitraria e ilegal. 
   Ya es hora, en este tiempo de renovación de esperanza y respeto por el ser humano, de que el Poder Judicial de Córdoba incorpore estas reglas como parte del camino hacia una  verdadera Justicia. 

CUBA – EE.U.U.


   Debió pasar más de medio siglo para que al menos se atenuara el sojuzgamiento de toda una nación a manos de la potencia más prepotente y militarizada del universo.
   El bloqueo salvaje continúa, costará lo suyo superarlo, pero bueno es reconocer que el comienzo de la recomposición de relaciones entre Cuba y los Estados Unidos marca un hito histórico, si observamos el tímido y desconfiado abrazo entre el comunismo y el capitalismo.
   Alguna vez la historia develará los pormenores de las negociaciones que se llevaron a cabo en estricto secreto, con la participación del Papa argentino, o de algún enviado suyo con precisas directivas.
   Y se sabrá también en qué aflojó cada uno de los protagonistas de tantos desencuentros, que llegaron incluso a poner a la Humanidad al borde de una tercera conflagración mundial en aquella crisis de los misiles.
   Puede que el sentido humanitario mucho haya tenido que ver, por las humillaciones y los apremios a que fue sometido el pueblo cubano, aunque reconozcamos que en algunos casos fueron como respuesta a las amenazas del entonces beligerante bloque soviético que tenía al Gran Lagarto Verde como base militar.
   Las cosas han cambiado para bien, porque si es cierto que la globalización acerca a los pueblos, este puede ser uno de los resultados.
   Pero como cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía, serán los analistas internacionales los que determinen si Cuba dejó de ser un objetivo estratégico para los Estados Unidos.
   Lo malo sería que, por ejemplo, ahora a Obama le interesara más aposentarse en Venezuela.

EL SUOEN SIEMPRE EN PUNTA

   Tampoco esta vez los municipales necesitaron  despeinarse, cortar calles, bombardear el Palacio 6 de Julio o paralizar la ciudad, para conseguir un aumento impensado y que habían adelantado que no reclamarían.
   Ya lo tienen acordado, y seguramente como siempre, es cuestión de días para que vayan por más.  
   Es para pensar que las autoridades municipales quieren pasar sus vacaciones rodeados de tranquilidad y sin conflictos que les interrumpan el bronceado.
   Total, el presupuesto y la recaudación permiten darse esos gustos que nunca salen baratos, porque se sacrifican partidas que bien servirían para las obras que claman los vecinos.
   Es como si el joven intendente y sus colaboradores más cercanos, se contentaran con la temporaria ausencia de conflictos que les permitan transitar el último año de su gestión con el mínimo componente de sobresaltos.
   Algo así como para fortalecer la intención de pasar a jugar en las ligas mayores.
   De la gobernación, por ejemplo …
   ¿La verdad?
   A Daniele sería bueno enviarlo para recuperar las Malvinas.
   Seguro que volvería con ellas, más la isla Ascención.

ESPÍRITU DE LA NAVIDAD


   Bien sabemos esta verdad histórica: uno no está solo cuando nadie viene a visitarlo, sino cuando no tiene nadie a quien visitar.  
   Porque es el día que celebran incluso algunas personas, su comprensible y humana soberbia de creerse inmunes ante la soledad, porque no están solas.
   Es a veces el día del desencuentro familiar, porque aparecen viejas y apolilladas disputas que  se actualizan cuando todos están juntos, o se pelean por la presencia de unos u otros, o se congratulan por ciertas ausencias.
   También suele servir para la práctica de la hipocresía, por eso de sonreir frente a quien no queremos, o de desearle buenaventura a quien entendemos que no la merece.
   Estos vendrían a ser  aspectos negativos de la reunión de Nochebuena aunque existen costados maravillosamente positivos, que la transforman en una fiesta inolvidable.
   En no pocos casos, aparece como la oportunidad de estrechar lazos entre familias que no se conocen, consolidando nuevas relaciones.
   Lo más positivo, estar con quien uno quiere estar, sin presiones, imposiciones o sugerencias, elaborando cada solitario su propia felicidad.
   No tan solo en el seno de la familia, formalmente constituida o no como tal, se encuentra la paz por la que se brinda en Nochebuena.
   Compartir con los que poco o nada tienen, ese poco o esa nada en cuanto a lo material, pero emborrachándose de cariño, sinceridad, agradecimiento y comprensión.
   El espíritu de la Navidad es eso: no tan solo maquillarnos de buenos, sino de practicar la bondad, de perdonar, de hacer autocrítica y pedir indulgencia al reconocer errores.
   Siempre somos merecedores de alguna penitencia.
   Olvidar esto, es como encerrarse en la utopía de creernos perfectos, dueños de la santa verdad, impunes ante el prójimo y encubridores de nuestras culpas.
   No tan solo los demás se equivocan.
   Nosotros también, aunque a veces busquemos negarlo.
   La grandeza está en imitar a Jesús, con el nombre que le quieran poner, porque fue capaz de perdonar incluso a quienes lo mataron.
   Es la hora del abrazo y el momento de la unión.
   Estas ocasiones, así de dulces, no se presentan todos los días.