17 de diciembre de 2014

UNA DUDA PREOCUPANTE PORQUE TAMBIÉN EL GOBIERNO CONCENTRÓ RADIOS Y CANALES DE TELEVISION

    Si la acumulación de empresas mediáticas es peligrosa en manos privadas, no lo es menos cuando existe esa misma concentración pero en manos del poder político.
    Históricamente, salvo contadas excepciones, hubo una confusión dado que los medios dependientes del Estado eran directamente manejados por los gobiernos de turno.