22 de febrero de 2015

S.L.B. – Domingo 22/02/15 – 19F, LOS ELLOS Y LOS NOSOTROS - ¿CUÁNTAS VÍCTIMAS FATALES? – PREMIOS A LUSA Y COTRECO – AIMÈE BOUDOU, AL BANQUILLO – MEGACAUSA, CASO DALMASSO Y MAS - LA ALPARGATA ROSA – SE VIENE EL 1M – VENEZUELA, OPOSICIÓN PROHIBIDA, etc.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 22/02/15 emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba

LOS ELLOS Y LOS NOSOTROS

Los reduccionistas, como era de esperar, centraron sus análisis en una especie de lucha por arriesgar número de asistentes a las concentraciones realizadas tanto en Capital Federal como en el interior del país y en ciudades extranjeras tales los casos de Tokyo, Sydney, París y algunas otras, como si se tratara de un campeonato de adhesiones o indiferencias.
    Es probable que la intención sea deliberadamente distractiva para quitarle a la masiva convocatoria su verdadero espíritu de pésame, homenaje, protesta y casi rebelión frente a un poder cargado de ceguera y soberbia, que desconoce la sana práctica de la autocrítica y pretende imponer su modelo abjurando de las correcciones de rumbo que necesita.
    Sin dudas los resultados de las últimas elecciones con su apreciable pérdida de votos, de nada sirvió al kirchnerismo para modificar una postura altanera y desafiante de la realidad, como la que viene sosteniendo, empeñándose en mirar solo hacia adentro, cerrando los ojos frente a todo lo que se le plantee como adverso y apoyándose en aquel lejano y ahora devaluado 54 por ciento que lo consolidó en el mando.
   ¿Que al final era cierto lo de la politización de la marcha?
  ¡Por supuesto! Tan cierto como en su momento se politizó a la Justicia, se politizaron los derechos humanos, se politizaron el dolor y el luto, se politizó la economía, se politizó el deporte, se politizó el asistencialismo “compra votos” y tantas otras actividades de la vida ciudadana.

   Por eso es tan complicado, desde un plano neutral, saber ahora quienes son ellos y quienes nosotros, o quienes nosotros y quienes ellos, lo que de por sí es un planteo abiertamente discriminatorio porque todos debiéramos ser nosotros, unidos, codo a codo luchando por la grandeza del país y el bienestar propio y del prójimo.
   Es la hora del abrazo fraternal y no de la odiosa e impuesta separación.
   Porque en las masivas concentraciones del pasado miércoles no estuvimos nosotros y faltaron ellos, sino que todos pudimos sentirnos nosotros, si es que todos peleamos por el futuro sin marginar a nadie.
   Más que una expresión popular fue un clamor; un llamado de atención que merece la grandeza y la humildad de ser escuchado, si aún subsisten esos valores en los centros del poder, encerrados en un sordo empecinamiento de atender los mensajes de los “ellos” ignorando a los “nosotros”.
   Y nosotros -quedó demostrado- somos todos, incluidos los “ellos”.


¿CUÁNTAS VÍCTIMAS FATALES?

    El altísimo precio de ocho vidas, se cobró la tragedia de las sierras chicas que nos enlutó a todos los cordobeses y dejó abiertos ciertos interrogantes, cuyas respuestas bien pueden servir para evitar su repetición.
   Los impuestos que se pagan, incluyendo lo que nos confiscan con la factura de EPEC sirven solo para luchar contra el fuego, pero con el agua nada que ver, lo que asoma como una pesada y riesgosa injusticia.
   ¿Por qué no existen radares meteorológicos que puedan anticipar esos desastres?
  ¿Tenemos que seguir dependiendo exclusivamente del Servicio Meteorológico Nacional o de los gurúes locales?
   ¿Qué falló en las alertas tempranas que dicen tenemos en los principales ríos?
   No es hora de buscar culpables sino de encarar las soluciones que eviten la reiteración de este reciente desastre que es cierto: se cobró 8 vidas, lo que bien pudo evitarse.
  Los daños materiales, cuantiosos e inabordables por los damnificados, vienen a ser otra manera menos dolorosa de morir pero igualmente traumática por la impotencia.
  Morir no es tan solo perder la vida, sino ver naufragar los esfuerzos, los sacrificios, los desvelos y los proyectos y de buenas a primeras quedar con las manos y el alma vacías.
  Ahora, aquietado el estrépito mediático con las cámaras y los micrófonos que se fueron, es cuando los afectados por la desgracia más solos se sienten, abandonados a su pena por un Estado que se limita a prometer soluciones, que por lo general demoran mucho más, sumado al machacar de las angustias por lo vivido.
  Ese Estado, el que no proveyó las alertas debidas, es el responsable directo de buena parte de los daños tanto físicos como mentales y materiales, y tiene la obligación absoluta de hacerse cargo, no con la imposición de créditos a la tasa que fuere, sino con ayuda real e inmediata en efectivo y no reintregrable.
  Es el momento de postergar partrióticamente el sueño presidencialista y asignar los cuantiosos medios económicos y financieros destinados a esa utopía, en beneficio de quienes tuvieron la mala fortuna de ser víctimas del aluvión.
  Porque si la asistencia monetaria y la contención no llegan, o demora como está demorando, habrá ocasión casi inmediata de mostrarles a los políticos que la fuerza del voto es más determinante y trascendente que cualquier inundación.

PREMIOS A LUSA Y COTRECO

  La verdad, a la gente poco le importan los tejes y manejes que existen en torno del tercerizado servicio de recolección domiciliaria de residuos y de limpieza de calles.
Primero, que la recolección dejó de ser domiciliaria para transformarse en casi barrial, con el esfuerzo de los vecinos para ahorro de personal y mayores utilidades para las empresas prestatarias.
  Si a Lusa y Cotreco las beneficiaron dejándoles de cobrar algún impuesto, los detalles acerca de la renovación o no del contrato de prestación y los nuevos valores que entran a regir, no son preocupaciones de la gente, porque lo único que nos interesa como habitantes de esta ciudad, es que nos salven de la mugre, una mugre que avanza más a prisa que la pachorra municipal en exigir el cumplimiento del servicio.
  Que cobren lo que quieran porque les pagarán, que diagramen los recorridos como se les antoje, total es para no cumplirlos, o que pasen cuando se les antoje.
  Pero que retiren la basura y barran las calles, porque la salubridad urbana así lo reclama.
  Déjense de joder con negociaciones que solo preocupan a la municipalidad y a los   dueños de Lusa y Cotreco.
  Llévense toda la porquería acumulada que es parte del paisaje ciudadano, barran las calles alejando pestes y sigan prendidos a la ubre estatal, que por ahora los alimenta, hasta que la propia gente los deje en la calle.
  Como lo están haciendo ustedes con la basura, que alguna vez esa misma gente les apilará sobre los escritorios a los burócratas responsables de tanta suciedad que los cordobeses no merecemos.

AIMÈE BOUDOU, AL BANQUILLO

  Es probable que el tema sea tomado, desde la cocina del poder, como una estocada del que suponen naciente partido judicial, que busca tomar posiciones en un año electoral como este.
  El tema es que Amado Boudou, nuestro motoquero y rockero vicepresidente en ejercicio pese a estar procesado, deberá sentarse frente a un tribunal que le pedirá cuentas por su vinculación con el sonado y ardiente caso Ciccone y no con el tema del autito flojo de papeles.
  Como si un cerco se fuera cerrando, fue obvia la reacción de sus rentados seguidores restándole entidad a la causa y sosteniendo que la actualización del tema se dio por obra y gracia de la opo y del concentrado poder mediático encabezado por Clarín y el indeseable Magnetto.
  La detención de uno de los personajes sindicado como testaferro del vice en sus negocios, empiojó de tal manera el panorama de su posición frente a la justicia, que el temor actual es que Vandenbroele hable y aporte detalles acerca de lo que se viene investigando mientras se pisa el freno.
  Dicen algunos allegados, que ahora el peligro radica en lo que el detenido en Mendoza pueda cantar, incluso, sin necesidad de acompañarse con la guitarra de Aimée.
  Hasta es posible que lo torturen… para que se calle.
  Porque el vice cometería una imperdonable imprudencia si se quejara por lo que está haciendo la justicia con él pese a su investidura.
 ¿No es que le habían pedido a la Justicia que trabajara?
Ya lo está haciendo.
  Eso, a Nisman, le costó la vida.



LA MEGACAUSA Y DALMASSO

  Solo la Cámara Décima de los tribunales cordobeses, que tuvo el privilegio histórico de inventar el mes de febrero con 30 días, pudo haberlo hecho, citar a juicio a un acusado por la megacausa y una semana antes avisarle que habían jubilado a su abogado defensor, pero que no debía preocuparse, ya que le habían designado reemplazante.
  Un reemplazante que en esos pocos días, tenía que leer más de 16 cuerpos que tiene el expediente.
  Planteada la suspensión del juicio a prueba por el afectado, al tribunal no le quedó otra que hacer lugar a la prórroga.
  Más allá de esta curiosa situación, existe un interrogante: ¿Cómo y sobre qué debe rendir cuentas el Sistema Judicial? Es como titula un artículo del Dr Alberto Binder, vicepresidente del INECIP.
  Afirma que al Sistema Judicial debemos pedirle que se haga responsable de su parte en la gestión de los conflictos de la sociedad según lo que establece la ley, apartándose de criterios internos o arbitrarios. Esto se logra con transparencia del trabajo, transparencia que implica la producción de información clara, confiable y accesible a la ciudadanía.
  Sin embargo, explica, la estadística judicial está atada a un simple conteo de causas, trámites y expedientes, sin que exista una práctica de análisis de esa información que permita controlar y medir el cumplimiento de los objetivos y tareas del Poder judicial.
  Por esto propone fortalecer comunidades de analistas que realicen investigación permanente sobre el sistema.
  Y trasladado este criterio a la causa del Registro vale preguntar si Las oficinas de Estadística y Control del Poder Judicial de Córdoba han registrado el número de personas  que estuvieron en prisión preventiva y  cuánto duró esa prisión en cada caso, si han detallado cuántos imputados llegaron a juicio presos y cuánta pena adelantada habían cumplido previo a ser juzgados, si han contado el número de veces que las mismas personas fueron a juicio o que los mismos jueces juzgaron las mismas cosas y si han medido el apego de estos datos a la normativa constitucional e internacional.
  Sin un análisis científico en esta causa, la tarea judicial permanecerá oscura y el acceso a la  verdadera justicia será improbable.
  Y peor aún, tras la virtual pantalla creada con criterios internos y arbitrarios, el  sistema se mantendrá alejado de  los verdaderos conflictos de la sociedad.
  ¡Ahh! Y antes de olvidarme y hoy no quiero extenderme tanto en el asunto, el domingo próximo les haré algunas aproximaciones, desconocidas u ocultas hasta el presente, que emparentan a esta Megacausa del Registro de la Propiedad con el irresuelto crimen del que resultara víctima Nora Dalmasso.
  Alguna vez habrá, creo, una luz orientadora sobre ese homicidio que tanto -dicen- desorienta a las autoridades.


LA ALPARGATA ROSA

  Alex es un semihumano vomitado por el cielo y maquillado con pis.
  Es la media naranja del primer matrimonio gay nacional & popular de Argentina, merced a la ley que aprobara el Congreso e impulsada por el oficialismo en 2010.
  Quien fuera orgullo "K" ahora está en trámite de divorcio.
  Sus conocidos impíamente le llaman "Alpargata rosa" porque no hay un gaucho que se la quiera colocar.
  No se trata de un exabrupto sino parte de la historia reciente de quien se instaló en el barro más inmundo y desde allí lanzó sus pretendidas "genialidades" cloacales.
  Pido perdón a la gente decente y bien hablada, pero no he bajado a ese terreno porque sí: este despreciable personaje merecía recibir, para su tratamiento, su propia medicina.
  Y colorín colorado, ni siquiera ha renunciado.

YA SE ANUNCIA EL 1M

  Para ese día, que por suerte para el gobierno nacional es domingo, ya se lanzó la convocatoria de una concentración popular en apoyo a la Sra. Presidenta y obviamente, a su gestión.
  Otra magnífica ocasión para ejercer la maravillosa práctica de la democracia que pocos días atrás tuviera otra manifestación, en ese caso convocada y alentada por sectores de la oposición, y exageradamente descalificada como lanzamiento del partido judicial, como si la ciudadanía ajena al aplauso no tuviera el derecho constitucional de expresarse.
  Sería bueno que desde el poder se entendiera el espíritu y la dimensión de la democracia integral, que al mostrar la más leve de las fisuras, deja de ser el más maravilloso instrumento para gobernar hacia la grandeza de todos … y todas, transformándose en una actitud de autoritarismo.
  Roguemos que todo sea en paz, sin que asomen la imprudencia de los agoreros ni que a nadie se le ocurra caer a la bajeza de las amenazas personificadas en represalias por la manera de pensar distinto.
  El Frente para la Victoria cuenta con recursos económicos sin medida y una poderosa logística para la convocatoria y movilidad suficiente, destinada como es costumbre al traslado de militantes, funcionarios y adherentes desde cualquier punto del país.
  Que nadie busque entonces, tomando en cuenta esas ventajas, instalar una mentirosa competencia cuantitativa cuando lo que está en juego no son los números, sino las políticas que aporten soluciones a los problemas de la gente tales como la inflación, la desocupación, la corrupción, el respeto por las leyes y la independencia de los poderes del Estado.
  Todo eso que, con espíritu de grandeza, pueden resolver juntos las mayorías y las minorías.
  Todo lo demás es charlatanería política, que es lo que menos necesitamos los argentinos.

VENEZUELA, OPOSICIÓN PROHIBIDA

  No creo que sean muchos quienes recuerden algunos gestos en los tiempos finales del gobierno peronista, de allá por mediados del siglo pasado.
  Corriendo el riesgo de recibir las consiguientes y cómicas acusaciones de gorilismo, cuando en realidad se trata de la historia negada por ciertos sectores del poder, recuerdo la abierta aversión de los gobernantes hacia la libertad de expresarse; a las críticas de los diarios; al discurso de una oposición virtualmente condenada al silencio.
  Ese modelo que en un momento creíamos superado por la vigencia de las leyes y del sentido común, ha recobrado ímpetu en Venezuela, donde el alcalde caraqueño está entre rejas por no ser del mismo palo del presidente Maduro.
  Lo preocupante para los argentinos, es el peligro de contagio que adquieren ciertas actitudes autoritarias, sobre todo cuando esas conductas prepotentes son promovidas por aquellos gobernantes afines a nuestro modelo nacional y popular.
  A los medios periodísticos adversos, la imposición del silencio.
  Para los déspotas, dentro de una ignorancia como la que luce Maduro, a la oposición no se la neutraliza con gestión y bienestar para todos, sino con violencia física, mordazas, humillación y cárcel.
  Mucho de lo que nos viene ocurriendo, se fue dando como correlato del acaecer venezolano.
  Imploremos a los dioses de la democracia y del respeto que el caso del alcalde de Caracas, un simple opositor acusado de destituyente, no sea para nosotros ni siquiera un pedacito de ese espejo en el que se miran, más allá de Maradona y de Victor Hugo, muchos de nuestros políticos.