26 de abril de 2015

S.L.B. – Domingo 26/04/15 – ALIANZAS CON LOS PODEROSOS – LAS SECUELAS DEL RALLY – LA CIUDAD Y EL APURO PRECOMICIAL - ¿ES REAL NUESTRO DESENDEUDAMIENTO? – LA MEGACAUSA DEL REGISTRO – CRÉDITOS SIN MANO DE OBRA – EL DRAMA DE NO CREER EN NADIE – DIA DEL ANIMAL, ETC.

 Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” emitido el 26-04-15  por AM580 Radio Universidad de Córdoba

ALIANZAS CON RUSIA Y CHINA

   Unos días atrás, nuestra Presidenta suscribió acuerdos con dos grandes potencias mundiales como lo son Rusia y China, aunque en realidad aún no se conocen todos los alcances de los compromisos contraídos, lo que ha dado lugar a rumores y versiones que pueden calificarse desde lógicas hasta delirantes.
   Es para pensar que la conveniencia recíproca es la característica saliente de los pactos en materia de comercio bilateral, fortalecimiento de las relaciones diplomáticas, turismo, inversiones, radicaciones industriales, cooperación científica y algunos otros rubros comunes a este tipo de alianzas.
   Probablemente los recursos energéticos haya sido otro de los puntos considerados, todo esto como parte de lo medianamente previsible en esta operatoria de relaciones tanto con los rusos como con los chinos.
   Obviamente todo esto significa al menos un apartamiento que se supone temporario y coyuntural de la vinculación con el resto del mundo, no tan fuerte como la que solíamos tener con la vieja Europa y con los Estados Unidos, por ejemplo.
   Así alineados, al igual que ideológicamente con Venezuela y con Cuba, veremos qué sucede en nuestro beneficio, sabiendo que tanto China como Rusia reciben nuestros productos e insumos, mientras seguimos esperando el tren bala que los orientales nos iban a financiar al igual que otros ambiciosos emprendimientos.
   Todavía quedan las dudas de casi una década atrás con los famosos 20 o 20 mil millones de dólares -no lo recuerdo con precisión-  que prometieran y nunca llegaron al menos que públicamente se conozca.
   Y prefiero dejar para el campo de las utopías y del delirio eso que les dejaríamos instalar una estratégica base militar en nuestro territorio, más precisamente en el sur, como por allí se anda divulgando sin asidero de alguna seriedad y como parte de una cláusula secreta.
   A lo mejor  rusos y chinos pueden enseñarnos de qué manera se logran objetivos que tanto ansiamos, pero jamás olvidemos que el poder, la riqueza y el crecimiento se pueden imitar, pero no son contagiosos.
   Ni siquiera con relaciones carnales.

LAS SECUELAS DEL RALLY 

   Pasó otro rally por nuestros castigados caminos, las imágenes recorrieron el mundo, miles de cordobeses se deleitaron con derrapes, polvaredas, fierros, fernet y asados, en días memorables para los amantes de la adrenalina ajena y de la emoción propia.
   Es probable que en un análisis de costo-beneficio haya sido conveniente divulgarnos como zona turística, pero a la hora de ser estrictos con las consecuencias, advertiremos que las pérdidas son cuantiosas.
   Los caminos que todavía no alcanzaron a reponerse de los últimos aluviones acentuaron su deterioro, la fauna autóctona padeció mayores perjuicios y fue protagonista de una nueva emigración, los gastos para la seguridad de competidores y público fueron elevados, hubo -este es un rubro aparte- un abusivo despliegue de publicidad política en detrimento de otras prioridades y la agresión acústica y ambiental fue tan sobresaliente como el éxito deportivo, que más que deporte es un negocio.
Añadir leyenda
   Naturalmente los que están prendidos a la teta del rally sostendrán que todo está controlado, que en el fútbol hay más heridos, que el medio ambiente se renueva y que a los caminos, igual hay que arreglarlos, y tienen razón.
   Lo que no se tolera, al menos desde mi punto de vista personal, es que se haga un cholulo aprovechamiento de rutas y servicios, en nombre del espectáculo o de la promoción turística.
   Alguna vez los organizadores de esta fiesta pagarán los daños ocasionados antes de irse, porque de lo contrario seguirán siendo los avivados de siempre que la embolsan con pala, a costillas de una provincia y de su gente, que se quedan con los heridos, los daños y los lamentos.

EL APURO PREELECTORAL
   Como si fuéramos a descubrir algo nuevo, se renueva esa vieja costumbre de limpiar las calles y pintar los árboles, horas antes que por allí deba pasar la comitiva de algún ilustre visitante, o que las elecciones estén próximas.
   Ejemplos recientes y la vista hay a raudales pero citemos solo dos, ya emblemáticos pese a lo recientes: el camino del Cuadrado terminado a los empujones, con materiales de cuarta y consecuencias de primera y la nueva Terminal de Omnibus, modelo veneciano, que fue necesario pagarla dos o más veces para tratar de hacerla funcional y utilizable sobre todo cuando cae una lluvia que supera los diez milímetros.
   Y en la ciudad ocurre lo mismo en un marco de relaciones deterioradas entre la conducción de la comuna y la mayoría de sus empleados, que persisten en la vigencia del conflicto permanente para apoyar sus demandas y caprichos.
   Algunos servicios, al no ser cubiertos por personal de planta deben ser tercerizados, con lo que el vecino está sometido a una doble tributación, como por ejemplo en el bacheo de nuestras calles, ya cubiertas de cicatrices por heridas anteriores pésimamente suturadas.
   Es el bacheo donde según algunos estudiosos, más se advierte la dedicación o la desidia de las autoridades municipales y es por eso que se han lanzado a una frenética tarea de parchar a diestra y siniestra.
   Bien ahí, con garra y compromiso.
   Pero de paso, que recuerden que el tránsito es un caos permanente, que el transporte urbano todavía tiene sus altibajos, que los parques y paseos en muchos casos muestran aspecto ruinoso y que la ciudad sigue siendo de noche el reinado de las penumbras, para delicia de los delincuentes.
   Córdoba no es tan solo baches, caos y oscuridades, sino una ciudad que merece, al menos, un poco de respeto de parte de quienes dicen que la gobiernan.

NUESTRO DESENDEUDAMIENTO


   Imposible negar mi alegría y reconocimiento, cuando escuché días atrás, que desde el máximo nivel de la conducción nacional, se proclamaba el desendeudamiento definitivo de nuestro país, con relación al exterior.
   Y por reconocer que la macroeconomía no es mi fuerte ni mucho menos, opté por buscar analistas consumados, de renombre o al menos que lucieran títulos.
   Leyendo a Héctor Giuliano, licenciado en Administración y Finanzas y experto en Deuda Pública y Externa, pude obtener algunas definiciones que hicieron mutar mi alegría en preocupación.
   Dice Giuliano que no es cierto que el país se esté desendeudando ni que lo haya hecho bajo la administración Kirchner porque el stock de deuda recibido por el gobierno “K” era de 150 mil millones de dólares en el año 2003 y hoy suma unos 250 mil millones.
   Es decir que ha crecido en 100 mil millones de dólares, a un promedio de casi 10 mil millones de verdes por año.
   Esto hace -sostiene el estudioso- que el total real de la Deuda Pública Argentina en cabeza del Estado Central sin contar Banco Central, provincias y municipios, empresas del Estado, organismos nacionales, fondos fiduciarios y juicios contra el Estado con sentencia firme, supere hoy los 300 mil millones de dólares.
   Agrega que los vencimientos de servicios por capital e intereses de esta deuda de 300 mil millones de dólares, no presentan números oficiales claros ni coincidentes, dado que las cifras anunciadas por la presidenta son mucho más bajas que las consignadas en los informes del Ministerio de Economía y, a su vez, las cifras de dicho ente estatal son mucho menores que las aprobadas por la Ley de Presupuesto.
   Un detalle significativo del análisis indica que la totalidad de los vencimientos de capital de la deuda pública se pagan, íntegramente, con nuevas obligaciones, vía renovación de deuda con el mismo o con distinto acreedor, es  decir, no existen cancelaciones netas sino que se toma sistemáticamente deuda nueva.
   En definitiva, la deuda pública argentina continúa en fuerte aumento por su propia inercia acumulativa, dado que el Estado no tiene la solvencia ni la liquidez necesarias para reducir su monto y por eso apela a la refinanciación permanente, pagando todas sus deudas con deudas nuevas.
   Con lo cual, concluye Giuliano, el objetivo final de esta política de pagos a ultranza  hoy tensada al máximo por la presión de los fallos de la justicia norteamericana a favor de los fondos buitre, no es dejar de tomar deuda sino, por el contrario, retornar al mercado internacional de capitales, precisamente para volver a endeudarse.
    Una realidad que comparte toda la clase dirigente argentina, oficialismo y principales partidos políticos, sectores empresariales y bancarios y medios de formación de la opinión pública, que está de acuerdo en salir de la actual crisis de deuda con más endeudamiento público.
    Si este panorama es real, no deja lugar a muchas celebraciones y es sinceramente inquietante.
    Sobre todo para quienes vengan después del 10 de diciembre.
    De cualquier palo que sean.

LA MEGACAUSA DEL REGISTRO

   La prisión preventiva utilizada sistemáticamente en esta megacausa del Registro sirve como ejemplo para quienes abogan por su inconstitucionalidad, porque se aplicó con una simple resolución del Fiscal basada, la mayoría de las veces en indicios, datos insuficientes, hipótesis o convicciones personales, y no luego de un juicio oral en el que el imputado hubiera podido defenderse.
   Se justificó en un riesgo procesal inexistente y así lo determinó la Corte Suprema de Justicia de la Nación, haciendo cargo al imputado de la ineficacia del Estado para investigar y recurriendo a dotes astrológicas para predecir fugas y vidas clandestinas en personas sin recursos.
   Además cuando  la ley marca que un proceso normal no debiera demorar más de diez meses y veinte días hasta el juicio; cuatro meses de investigación, quince días para que el defensor se oponga, cinco días para que el juez resuelva y seis meses para que comience el juicio, los imputados cumplieron hasta tres años de prisión sin juicio, siendo la mayoría condenados cuando ya habían cumplido la pena.
   Organismos Nacionales e Internacionales determinaron la ilegalidad de lo ocurrido con este masivo encarcelamiento, y ahora la "comisión especial" encargada de los juicios, pretende inhabilitar el ejercicio profesional de quienes ya cumplieron estas irregulares condenas.
   Como si nada contaran los años de ilegítima prisión; como si los derechos no tuvieran vigencia  para estos imputados, rozando la persecución múltiple, y posiblemente con muchas verdades sin destapar, lo que resulta evidente es la decisión de  paralizar la vida de estos chivos expiatorios.

CRÉDITOS SIN MANO DE OBRA

   Es obvio que los tiempos preelectorales estimulan la oculta generosidad de los políticos, y de manera notable de los candidatos a algo, desde el más humilde cargo electivo hasta el más encumbrado.
   Por eso debe ser el tema de los créditos para la vivienda en Córdoba, de hasta 300 mil pesos en 10 años, con tasa subsidiada pero solo para quienes tienen terreno, y sin incluir el costo de la mano de obra.
   Se supone que con esas ventajas que no son tan regalonas, se necesita para cumplir con los requisitos, un buen sueldo o la suma de otro que integre, por ejemplo, la sociedad conyugal.
   En resumen, algo así como bolsones, de esos que daban y seguirán dando para fin de año con alimentos, pero ahora con materiales de construcción.
   Naturalmente esa operatoria demandará elevadas sumas de dinero para una acción que es atendible, pero que afecta de manera gratuita a otras prioridades y compromisos que el estado provincial tiene la obligación de atender.
   Y basten solo dos o tres ejemplos: los olvidados de la explosión de Alta Córdoba, las postergadas víctimas de las inundaciones y crecidas de ríos y los jubilados, desde tiempo atrás despojados de la puntualidad de sus actualizaciones por aumentos a los activos.
   Alguna vez y roguemos que sea pronto, los gobernantes aprenderán a manejarse con las angustias y los tiempos de la gente y no con el reloj de las urnas.

NO CREER EN NADIE 

   Suele ser gracioso y rayano en lo patético, recapitular los dimes y diretes, los dardos y los misiles que arrojan los políticos a sus adversarios, cuando están en veredas ideológicamente opuestas y sin la menor posibilidad de ningún acercamiento.
   Y son la desesperación y la sensualidad del poder los elementos que contribuyen a obrar el milagro de una casi complicidad, que lleva al acuerdo sumatorio de votos y al olvido de las ofensas, los insultos y las descalificaciones, que con una generosidad digna de mejor causa, dan lugar a la hipocresía del abrazo y las sonrisas compartidas.
   Bien vale reiterar lo de un par de semanas atrás, cuando comentábamos lo difícil que pudiera resultar apetitoso mezclar anchoas en salmuera con dulce de leche y cebollas caramelizadas.
   Es para sociólogos estudiar y pelarse el cerebro tratando de dilucidar estos misterios de las conductas humanas, que llevan a tamaños contrasentidos que luego el tiempo se encarga de refirmar como tales, a veces con penosas consecuencias.
   La lucha política, que el ciudadano supone respetuosa de principios y convicciones, se transforma en un maligno juego de componendas, sin base programática seria y con el único objetivo de acceder a la magia, los placeres y las ventajas del poder.
   No es cuestión de los peronistas atomizados como están, ni de los radicales abrazados a la derecha macrista o la despersonalización ideológica del juecismo.
   A la hora de la desesperación están todos unidos, tomados de las manos hacia arriba y jurando que el programa de cada uno es el mejor.
   Lo lamentable es que llegados al poder, y en este aspecto son todos iguales, calcados y cortados por la misma tijera, caen en un profundo estado amnésico mezclado con indiferencia y aislamiento de la ciudadanía.
   Esos no son los políticos a los que la gente respeta.

EL DÍA DE LOS ANIMALES


   Tener una mascota, es asumir el compromiso de respetarla, cuidarla, alimentarla, abrigarla y hacerla atender en la enfermedad.
   Los animales que son una compañía cierta y querible, debieran tener derechos consagrados porque para muchos son una parte importante de sus vidas.
   Por eso este miércoles agrégueles una golosina, un juguete, o más caricias de las habituales porque los animalitos nos dan su alegría y a cambio son felices solo con saber que tienen comida y agua, y a veces una cuchita.
   Sea perro, gato, conejo, canario, cuis, potrillo, pecesito, iguana, ita, puma o hámster, el afecto muchas veces imperceptible que regalan no tiene precio y tenemos sí, la obligación de pagarlo cueste lo que cueste.
   Lo veo en Fellini, mi pantera negra, de quien espero que alguna vez me hable y me cuente por dónde anduvo cuando desapareció por dos meses.
   En él, mi cariño para todos los bichos de cualquier especie.
    Y aprovechando este día tan especial, quiero saludar con un abrazo a mis amigos Araña Galíndez, Pato Cecchetto, Chivo Oulton, Pato Fernández, Caballo loco Arroche, Cabrito Toledo, Monito Carrizo, Canguro Gamboa, Larva Milich, Pájaro De Allende, Cuervo Dandrea, Lagarto Guizzardi, Perro Altamirano, Gato Villalba, Vaca Potenza, Bagre Cuello, Pavo Tobi, Pescado Ayen, Oso Tobi, Gallina Sarmiento, Puma Müller, Charabón Recalde, Rata Ramos,Tortugón Rodríguez y Gallo Cuello.
   Y seguramente me olvido de alguno … y alguna.
   He obviado a dirigentes.
   Que cada uno lo festeje dignamente como se merece.  
   ¡Salud!