28 de junio de 2015

S.L.B.:LA CAMPAÑA SIGILOSA - LA "TIERRA DE NADIE" ES DEL HAMPA - BOUDOU ADMIRA A XIPOLITAKIS - FRENTE A LA "JUSTICIA" CALLEJERA - LA MEGACAUSA DEL REGISTRO - EN 7 DÍAS MÁS ¡A VOTAR! - GARCIA ELORRIO Y UNA TRAVESURA EN LA BOLETA UNICA - ¡HASTA EL DOMINGO 12!, etc.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los Buenos” del 28-06-15 emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.

CAMPAÑA SIGILOSA Y SIN TIROTEOS  

   La imposición de límites legislada por el gobierno provincial en cuanto a los gastos de campañas proselitistas ha servido -al menos- para que la gente no llegara al hartazgo de siempre escuchando el repetido eco de los promesómetros partidarios.
   Pero como todo en la vida tiene su excepción, siempre el dueño de la manija del poder comete abusos en nombre de una legalidad que es real y a la vez mentirosa por lo parcial y antojadiza.
   El gobierno no puede inaugurar obras dentro de los 15 días anteriores a los comicios, pero no le está vedado habilitarlas parcialmente con el apoyo mediático de los beneficiarios de la generosa pauta publicitaria oficial, lo que equivale a una descomunal promoción de sus candidatos a la continuidad de una gestión mediocre y plagada de remiendos.
   Y dejando el ámbito estrictamente publicitario, en cuyo terreno cualquiera puede pagar para que se diga que es el mejor, llama la atención aunque no sorprenda, el fracaso de todo aquello que hasta ahora se pretendió disfrazar de debate, como si en las viejas películas de cowboys en blanco y negro no se hubieran trenzado en un duelo Kirk Douglas, Alan Ladd, John Wayne, Gary Cooper o James Stewart.
   Por un lado la soberbia de quien se cree ganador o el miedo a enfrentarse con cuestionamientos, suelen ser elementos disuasivos que condicionan a ciertos candidatos, habitualmente los más encumbrados, para la concreción de esas contiendas cívicas, que en los países serios son por lo general cultamente respetuosas.
   Viajando por la historia no tan lejana, se dio el caso allá por el ‘73 de la fórmula nacional Chamizo-Ondart que en nombre de Alvaro Alsogaray representaba a la vieja UCD que gastó fortunas en su campaña y consiguió solo 234.000 votos en todo el país, más o menos el 1,89% de los sufragios.
   Fue sorprendente cuando se hicieron cálculos serios sumando la enormidad del dinero gastado, dividida por el número de votos, resultando que cada uno de ellos había costado un dineral.
   De última, no era dinero de la gente sino de empresarios, militantes y corporaciones, o sea que malgastarlo no afectaba a la economía del país por más frustraciones particulares que generara.
   En Córdoba es distinto, porque los dineros públicos que se afectan directa e indirectamente a las campañas tanto para el recambio del mismo signo político en la provincia como en el tanteo presidencialista -aparte de las donaciones “anónimas” que es el percudido pretexto- provienen del castigado y comprometido presupuesto, de la tasa vial, de la inhumana retención a los jubilados, del impuesto al fuego y de otras alcancías delasotistas.
   Así, con la ventaja de tamaño despliegue, es atendible que quienes más debieran informar de sus pasos a la sociedad, que son los candidatos del oficialismo, se inclinen por esquivar la confrontación de ideas y el debate clarificador, porque es más prudente el silencio o la ausencia, especialmente si de ruedas de prensa cordobesas se trate.
   Confucio era sabio, al punto de sostener que “el silencio es un amigo que jamás traiciona”.

LA “TIERRA DE NADIE” YA ES DEL HAMPA

   No es nuevo que circular de noche por cualquier tramo de la Avenida de Circunvalación se ha transformado casi desde su inauguración, en algo así como una práctica urbana del turismo de aventura y es una equivocación asignar la responsabilidad que ello ocurra, a la cercanía del trazado con asentamientos marginales.
   Y aunque sea un lugar común, hay que caer inexorablemente a la falta de prevención, sin que sea necesario suponer el absurdo de ubicar policías uniformados cada cien metros o instalar casetas de vigilancia.
   Hay una manera simple y accesible de superar una situación que de por sí es caótica, porque si un elevado porcentaje de automovilistas opta por evitar esa alternativa de circundar la ciudad, ocupa calles de la cercana periferia y del centro, donde el tránsito no es un ejemplo de orden ni de respeto por las disposiciones en materia de circulación vehicular.
   Antes que nada es preciso que quienes tienen jurisdicción sobre la Circunvalación se ocupen de reponer todas las luminarias y aumentar su cantidad si es necesario, porque las tinieblas son las mejores cómplices de los ladrones.
   Y más aún, en coordinación con la policía -si esto es posible- buscar la forma de erradicar el vandalismo al que diariamente apelan los enemigos de la ley y de la sociedad para volver a las penumbras.
   Dejemos de pensar que todo se solucionaría manejando con un revólver en la mano o con un karateca o un experto en “katanas” cada 500 metros.
   El patrullaje constante en ambos sentidos no supera totalmente el problema de inseguridad, pero ahuyenta a quienes ahora tienen planeados todos los estilos de ataques, como ser apedrear desde los puentes mientras los cómplices esperan ocultos que la víctima se detenga.
  Otra maniobra consiste en arrojar clavos “miguelitos” o colocar bloques de mampostería, troncos u otros obstáculos sobre el pavimento, que obliguen a interrumpir la marcha.
   En cuanto a la rotura de parabrisas, los automovilistas y camioneros en su mayoría han incorporado en sus conductas que frente a ello, jamás hay que parar y si es preciso -decenas de veces ha ocurrido-  es preferible correr el riesgo de perder parte de la visibilidad, pero arriesgarse a romper desde adentro la luneta y seguir viaje hasta sitios más seguros.
   Y por estar esa ruta muy próxima a establecimientos industriales, su obligada utilización por motociclistas se ha generalizado incrementando riesgos, hasta llevarnos a un elevado índice de atracos contra quienes se movilizan en esos vehículos.
   Poco interesa si de la prevención y el patrullaje son responsables la Policía de la Provincia o la Caminera, que en definitiva son lo mismo, porque lo más importante de todo es proteger al ciudadano y a sus bienes.
   Y no solo mostrarse a los turistas y cordobeses en el verano, con el talonario recaudador listo a entrar en acción, controlando en los peajes que nadie olvide de encender las luces del auto, colocarse el cinturón de seguridad o manejar tomando mate.
   En el presupuesto provincial, cuando ¡por fin! pasen las elecciones, quedarán demasiados rubros en los que se puede ahorrar, para asignar esos recursos alguna vez en beneficio de la gente que tanto los reclama, recibiendo la única respuesta de la indiferencia, la inacción y las penosas estadísticas delictivas que el propio poder esconde meticulosamente.
   Lo único que no se puede esconder, en la Circunvalación, es una realidad que vemos con penosa frecuencia en la televisión, la escuchamos en la radio y la leemos en los diarios.

BOUDOU ADMIRA A VICKY XIPOLITAKIS
   Parece una tontera, pero el estrépito mediático provocado por la estupidez e irresponsabilidad de dos pilotos de nuestra línea aérea de bandera no le ha venido del todo mal al gobierno nacional.
   Más allá de las sanciones a ese par de cholulos con licencia de comandantes que cometieron un sinnúmero de transgresiones a la seguridad en vuelo (manipulación de comandos por extraños, utilización de telefonía celular, etc.) los arquitectos de la opinión y de la imagen deben estar más que contentos.
   Esto pese a que esos pilotos desde ahora no podrán siquiera operar en aviones de calesita.
   En pleno proceso preelectoral, cuando impunemente se utiliza la cadena nacional de radio y televisión que pagamos todos para promocionar a candidatos oficialistas, viene de perlas que exista un episodio que acapare la atención de la gente y con su mecanismo de pavadas oculte un hecho judicial de enorme gravedad institucional: la comprometida situación jurídica que afecta a nuestro joven y rockero vicepresidente.
   Como si Aimée Boudou ya no existiera, como si hubiera pedido licencia a su altísimo cargo, incluso sus más acérrimos defensores -conspicuos personajes de la “mesa chica” del gobierno central- se han llamado a sugestivo y sospechoso silencio en concordancia con una opinión pública distraída por las imbecilidades que se cometen a bordo de un avión en vuelo con más de 100 pasajeros.
   Sin dudas y evaluando serenamente las cosas, es poco serio sostener que esos pasajeros “vivieron un alto riesgo” porque la presencia en la cabina de dos experimentados pilotos, garantizaba la seguridad de las operaciones como ocurre en los autos destinados a la enseñanza de conducción, dotados de doble comando que puede ser accionado por el instructor.
   Lo importante del caso, es que gran parte del periodismo ha caído en la trampa de la cortina de humo: ¿Cuántos fueron los que se acordaron que la actual situación del vicepresidente es de una trascendente gravedad institucional para el país y para nuestra democracia?
   No hay caso: las gastadas técnicas de la distracción tienen la lozanía de los viejos tiempos.

FRENTE A LA “JUSTICIA” CALLEJERA

   Los recientes casos de linchamientos que se han registrado nos mueven a pensar, antes de nada, que la sociedad con sus razones, justificativos y posiciones, muestra un alto y peligroso nivel de desequilibrio mental muy cercano a la paranoia.
   Es que las razones existen, porque el poder no encuentra la manera de salvarnos de la propia desprotección que ha generado con su falta de políticas preventivas, con la corrupción estructural que se advierte en la fuerza policial y por el avance incontenible del narcotráfico, generador muchas veces de valentías esporádicas.
   El delincuente sale a robar, a matar, a secuestrar o a dañar porque sabe que un irresuelto y perverso sistema abandónico por parte del Estado, le asegura la impunidad.
   En estas cuestiones las improvisaciones y los remiendos nos han llevado -o nos han traído- a una penosa realidad en la que vemos con espanto que la delincuencia progresa más que la ley y sus defensores.
   No es solo ponerse de un lado o del otro cuando se habla del endurecimiento de las condenas, de la pena de muerte o de algunas otras alternativas que aseguren un mayor respeto por las normas vigentes para intentar al menos una convivencia aunque más no fuera precaria.
   Cambiar un delito por otro parece que no es la solución más adecuada ni más civilizada, pero de algo quienes aplican la barbarie están seguros: ese delincuente no reincidirá jamás.
   Aunque muchas veces los apresuramientos y el miedo conducen a situaciones donde no caben arrepentimientos, y de eso tampoco se regresa.
   Pero también hay que entender a la gente pese a que no se la justifique: cuando los mecanismos legales no funcionan, no alcanzan o están mal aplicados, el instinto de conservación de la sociedad prevalece sobre el raciocinio, derrotado por una sinrazón de la que el ciudadano no es responsable.

MÁS DE LA MEGACAUSA
   Esta semana se realizaron las elecciones para la renovación de autoridades del Colegio de Abogados de Córdoba, siendo un común denominador en las propuestas de los candidatos, trabajar para revertir la mora judicial, es decir, el excesivo retardo en las resoluciones judiciales.
Y en esto de la mora... a la causa del Registro de la Propiedad le quedan varios interrogantes sin resolver.
   En el año 2008 el Sr.  Cerdá, uno de los imputados, tras declararse culpable de las falsificaciones, explicó que la comisión de delitos se facilitó gracias al traslado del Centro de Cómputos del Registro a la Gobernación durante el año 1999 y a sus contactos con numerosos funcionarios a los que identificó.
   Especialistas en el tema han explicado que para poder falsificar se necesita acceder previamente a datos de los inmuebles, información que, en general, se maneja desde el poder.
   Numerosos testigos han declarado que en el año 2005 la provincia  contrató a una empresa privada para realizar el relevamiento de este tipo de datos.
   Un informe del diario Día a Día sindicó a la empresa Kolektor a cargo de esta tarea,  manteniendo contrato con la provincia desde el 2005 y hasta el 2017 e incluso hay quienes han denunciado que la empresa tiene más empleados que Rentas y Catastro sumados.
   No es tarea nuestra establecer las responsabilidades de cada uno en el tema ya que para eso está la Justicia.
   Por eso sería bueno que, después de una década de investigación, la comisión especial que aún sigue a cargo de la causa, se quitara la mordaza sobre el tema.
   Nuestra sociedad y el respeto por la Justicia, necesitan una pronta definición sin presiones ni manejos partidarios.

EN 7 DÍAS MÁS, ¡A VOTAR! 

   Dentro de exactamente una semana, estaremos a pocas horas de saber si el peronismo continúa en el poder como hace más de una década y media o si se produce un cambio en la conducción provincial a favor de otra fuerza política.
   Como cada cuatro años viene sucediendo, muchas son las expectativas que se echan a volar porque nada mejor que elegir, siempre que sea para procurar una mejor calidad de vida de los cordobeses.
   Y como en cualquier elección, nada supera el valor crítico que asumen la propia conciencia y la honestidad interior, para evaluar sin olvidos si realmente se cumplieron las promesas echadas a rodar en la anterior campaña proselitista.
   Si es cierto que hemos ganado en esa calidad de vida que merecemos: si nos sentimos seguros y protegidos y no tan solo beneficiados con subsidios y otras expresiones del asistencialismo; si nuestros viejos son tratados con el respeto que conquistaron durante tantos años.
   Evaluemos a la educación y sus recintos; la salud y sus prestaciones; la Justicia y su desempeño y a la hora de emitir el sufragio, más que en los partidos pensemos en los hombres que enarbolan sus banderas, si son dignos de merecer nuestra confianza y nuestro apoyo.
   El domingo próximo será trascendente en el devenir de los cordobeses.
   Por eso, tengamos en cuenta que muchas veces, la demagogia suele ponerse el disfraz de la esperanza.


El reportaje al Dr. Aurelio García Elorrio, candidato a legislador por un partido vecinal, referidas a una seria anomalía en la Boleta Única para las elecciones del domingo próximo, está incluido en el archivo de audio de este blog, ubicado en la columna derecha. Asimismo, están allí también las declaraciones de García Elorrio vinculadas con el inusitado crecimiento del narcotráfico en nuestro país y especialmente en nuestra Provincia de Córdoba.

 ********************************************************************

¡HASTA EL DOMINGO 12!

   El próximo domingo desde hora temprana, los servicios periodísticos de los SRT habrán de encarar una vez más la cobertura de un acto electoral, con todo el vigor de su tecnología y del material humano de este multimedio.
   Por esa razón no saldrá al aire la edición habitual de Síganme los buenos, dando lugar al despliegue informativo previsto para ese día.
   Sin embargo no estaremos del todo ausentes, porque merced a internet, no se interrumpirá el contacto con nuestros oyentes.
   En la página www.gonioferrari.com desde las 16,30, estarán los comentarios de actualidad de la semana y la posibilidad interactiva de hacernos llegar sus mensajes, consultas y críticas, buscando el sitio chat que encontrarán en el costado superior derecho del blog.
   Simplemente se trata de escribir y luego aguardar la contestación inmediata.
   Es la mejor manera de continuar integrados a nuestra creciente audiencia en un día tan especial.
   Pueden también dejar por anticipado sus mensajes a partir del mediodía del domingo, en el mismo sitio.

   Los esperamos con todas las ansias y el corazón siempre abierto.