2 de agosto de 2015

S.L.B.: LA DESINDUSTRIALIZACIÓN - PLAYAS PROHIBITIVAS - ACUERDOS QUE DESORIENTAN - EL NARCOTRÁFICO SE EXPANDE - LA MEGACAUSA - UN CUESTIONADO SPOT DE MACRI - POLICÍA CAMINERA Y EMPRESAS DE PEAJE, AUSENTES - SE VIENEN LAS PASO - NUEVO PARO EN EL TRANSPORTE URBANO, etc.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 2/8/2015, emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.

LA DESINDUSTRIALIZACION 


   Se supone, sin caer en exageraciones, que las cifras aportadas por la Unión Industrial Argentina en el reciente coloquio realizado por esa entidad a nivel provincial, tienen la contundencia de la realidad porque en ese aspecto no es simple manipular estadísticas.
   Sostiene que entre 2011 y 2014 cerraron 798 plantas industriales, aportando el dato que la actual actividad fabril es casi el 5 por ciento más baja que en 2011 si de volúmenes de producción se trata.
   Un directivo de Arcor, Adrian Kaufman, reconoció los avances desde 2002 y su crecimiento hasta 2011 en el sector industrial, alcanzando niveles de productividad del lejano 1974 pero que desde precisamente el 2011 se advierte un estancamiento de la economía especialmente en el sector industrial.
   Gerardo Seidel, titular de la Unión Industrial de Córdoba cuestionó la gestión económica nacional sosteniendo además que es necesario un ajuste aunque se mostró en desacuerdo con una devaluación, inclinándose por la opción del gradualismo exigiendo, si, que se equilibre el gasto público resumiendo que en los cuatro últimos años se perdió lo que se había generado en los ocho años anteriores.
   Osvaldo Cornide, titular de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, dijo que se omite indicar que desde 2003 se crearon más de 18.500 fábricas que emplearon a más de medio millón de trabajadores y que los mantienen pese a la crisis internacional, agregando que Argentina ha venido capeando el temporal mundial.
   Realmente, posiciones tan divergentes plantean serias dudas tanto a detractores como a los sostenedores del concepto de la década ganada.
   De cualquier manera, es bueno hurgar y encontrarse con las andanzas de Osvaldo Cornide, a quien la buena memoria y los archivos sindican como dilecto amigo del poder aunque haya apoyado en su momento a los golpistas del ’76 y al decreto que liberaba de responsabilidades e indultaba a Leopoldo Fortunato Galtieri en 1989.
   Distinta fue la postura del inefable jefe de gabinete, el megaministro y sin pedir licencia, ahora candidato a gobernar Buenos Aires, Aníbal Fernández, quien sostuvo que esos números nada dicen porque siempre habrá nacimiento y mortandad de empresas.
   Es claro que el lenguaraz mañanero está para eso, o sea la función de diluir todo lo que se asemeje a una crítica contra sus patrones ideológicos.
   Tomando el sentido de sus palabras, bueno sería saber si en cuanto a mortandad se refiere al cierre de pequeños y medianos talleres e industrias, o a las reiteradas suspensiones de personal a las que se debe apelar por falta de insustituibles componentes importados, sumando todo esto al tan elevado como escondido índice de desocupación en el rubro.
   Y si en el capítulo de los nacimientos ha incluído, por ejemplo a Fadea, que con unos cuatro mil o más empleados enrolados en La Cámpora, me comentaron que ni siquiera fabrican arandelas.
   En esto como en todo, es solo cuestión del ángulo desde donde se observe el problema.

ACUERDOS QUE DESORIENTAN 

   Una sola pregunta que me carcome la media neurona: ¿Eran contemporáneos en sus funciones, allá por los albores del siglo, la Sra. Olga Riutort como Secretaria General de la gobernación de su esposo José Manuel de la Sota y el Dr. Luis Juez, Fiscal Anticorrupción?.
   Gracias al archivo y para evitar medulosos análisis que lleven a una vía muerta o un “cul de sàc”, encontré esta publicación del diario La Nación del 2 de octubre de 2002, cuyas partes más salientes ofrezco a continuación:
   “El gobierno de José Manuel de la Sota destituyó al fiscal anticorrupción de la provincia, Luis Juez, que en las últimas semanas puso en situaciones judiciales incómodas a funcionarios del Ejecutivo local y que se aprestaba a realizar otra denuncia que enlodaría al mandatario y precandidato presidencial.
   Juez afirmó que deja a "mitad de camino" una investigación que apuntaba al corazón de uno de los planes más ambiciosos del gobernador cordobés, un voluminoso crédito del Banco Mundial para obras públicas. "El gobierno de Córdoba es esencialmente corrupto", sentenció el destituido funcionario antes de irse, con la intención de seguir hiriendo donde más duele.
   No quedan dudas de que Juez afectaba tanto a la administración cordobesa como a los intereses políticos delasotistas vinculados con la disputa por la candidatura presidencial en el PJ.
   El ahora ex fiscal -seguía comentando La Nación- aseguró que el propio De la Sota le pidió "por favor" que por lo menos hasta el 15 de diciembre dejara de poner funcionarios "en la picota" porque está en campaña y esas acusaciones conspiran contra sus posibilidades electorales.
   La expulsión de Juez genera un costo político a De la Sota. No es un dirigente de primera línea ni motiva adhesiones masivas, pero la opinión pública cordobesa dio señales de ponerse de su lado. El delasotismo concluyó que era preferible ese costo a otros más onerosos.
   Semanas atrás, el ex jefe de la Oficina Anticorrupción puso en jaque a la esposa del gobernador, Olga Riutort, y a uno de los hombres de su círculo íntimo, el fiscal de Estado, Domingo Carbonetti, por supuestas irregularidades en sus funciones.
   En ninguno de los casos las acciones promovidas por Juez prosperaron en la Justicia: los fiscales o jueces de instrucción provinciales o federales que intervinieron llegaron a la conclusión de que no hubo delito o no había mérito para una investigación.
   Por esa razón fueron también frecuentes los encontronazos de Juez con integrantes del Poder Judicial, a los que acusa de no atreverse a enjuiciar a miembros del gobierno. "Garantizo que los fiscales tienen pruebas como para hacer dulce con Carbonetti, Riutort, Carlos Caserio (ex ministro de Obras Públicas) u Herman Olivero (el entonces gobernador interino), pero se necesita el coraje suficiente para promover una acción penal", dijo ayer Juez” y a esto lo consignaba La Nación para finalizar su comentario.
   No recuerdo si paralelamente, antes o después, sucedió aquel curioso episodio de la valija con Lecor que venía desde Chile tan bien acompañada.
   Nunca es tarde ni está de más hacer uso de la memoria.

PLAYAS PROHIBITIVAS
   Aquellos que han tenido la dicha de conocer playas como por ejemplo Acapulco, Cancún, Aruba, Seychelles, Copacabana, Durban o Varadero bien saben que no son tan accesibles como lo pretenden hacer creer las promociones.
   Aquí en Córdoba tiempo atrás, las únicas playas más accesibles que las de Carlos Paz, el Rio Xanaes, La Calera o Mar Chiquita eran las playas de estacionamiento.
   Ahora ni se le ocurra pensar en unas pocas horas diarias, porque en el mediano plazo dejar allí el coche sale más oneroso que el precio del auto.
   Promediando 25 pesos la hora, lo que equivale a más o menos dos litros de combustible, con cuatro horas por día le llenaría el tanque a su vehículo de mediano porte en una semana, sumándole a dicho importe el uso del taxi que también es caro.
   Me comentaron que el precio por hora de estacionamiento es libre y está regulado por la oferta y la demanda, pero esa demanda se acrecienta cuando la comuna cada vez inhabilita más cuadras y aísla al centro, lo que obliga a caer en esos galpones la mayoría que además, nadie controla si cuentan con matafuegos, baños y otras exigencias para su funcionamiento.
   En todo eso también radica el éxito de los naranjitas, ya sean legales o los prepotentes truchos, que cobran lo que se les canta y amenazan a quienes se niegan a pagar más de los 6 pesos que cuesta la hora y los hacen víctimas de rayones, insultos y otras agresiones.
   No puede ser que se transformen en tierra de nadie tanto las playas como las calles, liberadas al arbitrio o el capricho de quienes han tomado posesión de esos espacios.
   La violación constante de las ordenanzas ha permitido, por ejemplo, la impunidad del insalubre lavado de coches en lugares expresamente prohibidos, porque la impunidad ampara a los grupos que se adueñaron de plazas, calles y paseos.
   También esos problemas son de la ciudad y de su gente, y es hora que la autoridad se ejerza con firmeza, porque de lo contrario sólo se estará fomentando una costumbre que día a día viene ganando espacios: la anarquía urbana.

UN CUESTIONADO SPOT DE MACRI 

   En un diario nacional de tendencia oficialista por fortuna de limitada circulación, el que fuera uno de los principales ideólogos y activista de Montoneros, sospechado de componendas con los golpistas del ‘76 y delaciones a sus propios y románticos compañeros, luego redactor de discursos y proclamas militares en los oscuros años de la última dictadura  y ahora devenido en columnista, analiza desde la profundidad de su propia sexualidad evidentemente no resuelta, las conductas ajenas y en este caso de uno de los candidatos a la Presidencia de la Nación el Ing. Mauricio Macri.
   En un spot televisivo el actual mandamás de la ciudad más grande del país conversa con una niña y le escucha relatar que vende rosas para juntar el dinero que le permita comprarse una bicicleta.
   Hasta allí y en síntesis, el “argumento” de la publicidad política, de las tantas que cansan y cansarán aún más a televidentes y radioescuchas por los próximos tres meses.
   Juro y aseguro que no soy defensor del ex presidente de Boca ni creo que lo necesite para esta cuestión tan primaria, como lo que puede significar pisar la tierra, evaluar la realidad y formarse una opinión acabada, por si hacía falta, de la personalidad de uno de los siniestros seres que quieren ser parte de una historia parcial que solo ellos escribieron y creyeron.
   Estima “El Perro” haber detectado una actitud lasciva de Macri hacia la criatura, quien aparece con sus padres, sacrificados y postergados habitantes de La Matanza en el conurbano bonaerense.
   El ¿arrepentido? doble agente en su comentario de Página/12 vende una imagen de respeto por los niños y censura cualquier ataque por velado que sea, contra su inocencia.
   ¿Para qué aportar más detalles acerca de un delirio de tamaña magnitud?
   Es para rogar simplemente que Verbitsky ejercite su memoria -no que apele a su inexistente conciencia- y recuerde a los 21 muertos del comedor de la Policía Federal y a los otros cientos de víctimas que provocara su “romanticismo” homicida cuyo olvido lo ha transformado ahora en censor de gestos y palabras del prójimo.
   Saldrán como siempre los infaltables delirantes a calificar estas apreciaciones como una reivindicación a la teoría de los dos demonios.
   Que alguien entonces, por Dios, me diga en cuál de las veredas estuvieron los ángeles.

LA MEGACAUSA

   El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria, dependiente de la Organización de las Naciones Unidas, recomendó a todos los países limitar el uso de la prisión preventiva, comprometiéndose a presentar para fines de este año un proyecto de principios y directrices básicos que los ayude a cumplir con la obligación de que toda persona detenida pueda recurrir ante un tribunal para decidir la legalidad de su prisión.                
   Recordemos que este organismo en el año 2013 dictaminó detención arbitraria en el marco de la causa del Registro de la Propiedad de Córdoba.
   La prisión preventiva, sistemática y por años, fue precisamente un sello de esta causa, avalada  por un mismo círculo de funcionarios, integrantes de una comisión especial constituida a tal fin.
   La irregularidad de la medida quedó fuera de discusión con los numerosos fallos obtenidos en tal sentido, por lo que reviste suma importancia esta próxima publicación de un nuevo lineamiento que pueda evitar la reiteración de situaciones semejantes.
   En el mismo sentido podemos razonar también que durante los juicios se han ventilado cuestiones nada menores, como el  traslado de la base de datos, escúcheme bien, el traslado de la base de datos del Registro,  lugar en el que figuran los dueños de inmuebles, embargos, hipotecas, remates, quiebras, derechos hereditarios, etc, hacia la Casa de Gobierno durante el año 1999, como también el relevamiento de estos datos por parte de una empresa privada que al día de hoy continúa a cargo de la misma tarea, esto sumado al dictado de leyes que favorecerían la ocupación ilegal de terrenos.
   Poco se conoce sobre el avance de la investigación en tal sentido, que, por el contrario, desde hace diez años repite inútilmente los mismos procesos contra los mismos imputados.
   Es probable que este estancamiento esté necesitando oxígeno, nuevas cabezas, que objetivamente puedan conducirnos al hallazgo final de la verdad.

EL NARCOTRÁFICO SE EXPANDE
   Resulta penoso y ofensivo a la inteligencia colectiva, escuchar ciertas afirmaciones de algunos funcionarios que sostienen que Argentina es un país de paso para las drogas, cuando casi diariamente se enteran del hallazgo de  pistas clandestinas de aterrizaje, cocinas, plantas de elaboración y estiramiento de sustancias prohibidas.
   Ya pasó a ser vieja por lo conocida, esa certeza de que todos saben -y sabemos- donde, quienes y a cuánto se comercializan marihuana, cocaína y otros pasajes de ida a la adicción y la muerte.
   Pero mientras no se reconozca que el tráfico de drogas comienza en las fronteras incontroladas a sabiendas o no; mientras subsistan bolsones de narcotráfico en las fuerzas de seguridad; mientras los gobiernos sigan dejando para los proyectos y las promesas la lucha frontal contra este mal, seguirá creciendo como ahora lo vemos crecer.
   El problema ha dejado de ser la venta al menudeo porque es la lógica consecuencia, que surge cuando no se ataca a los niveles superiores y más aún, cuando advertimos que con el paso del tiempo sus operadores gozan de mayor impunidad.
   ¿Por qué todos los políticos, sin distinción de banderas ni de plataformas, prometen ocuparse del problema si ganan?
   Todos alguna vez fueron dueños al menos de una porción de poder y ninguno, entiéndase bien ninguno, tuvo los cojones como para terminar con esta desgracia que viene en porros, en sobrecitos o en ladrillos y que ellos, también todos, conocen a la perfección.
   El problema de la elaboración, distribución y venta al menudeo se terminará cuando primero que nada, tengamos una autoridad que derrote a la hipocresía, que es el factor de mayor incidencia en esta cuestión.
   Ahora, desde dentro de pocos días, una nueva camada de gladiadores políticos, puede inclinarse por procurar el bienestar ciudadano, o enrolarse en el otro bando, el de los tolerantes de la adicción y la impunidad.

CAMINERA Y PEAJES, GRANDES AUSENTES
   Días atrás, cuatro personas murieron en un accidente encadenado que acaeció en una ruta provincial donde se paga peaje y supuestamente está controlada por la Policía Caminera.
   Y debemos caer en lo mismo: los peores accidentes son aquellos que pudieron evitarse y la desidia, la inoperancia o la insensibilidad social se encargaron prolijamente que sucedieran, con tan luctuoso saldo.
   Había un incendio casi en la banquina y el humo, dicen, fue el factor desencadenante de la tragedia porque a nadie se le ocurrió cerrar la ruta frente a ese inconveniente que tardó varios minutos en originarse y expandirse.
   Dos más dos, son cuatro y si no se hizo, fue porque la Policía Caminera como es su inveterada e inmodificable costumbre, no pasó por el lugar en sus obligados patrullajes, que son la mejor manera de prevenir desastres como el que ocurriera.
   Es más cómodo y cobran lo mismo, por juntarse a metros de las estaciones de peaje a matear y de rato en rato controlar si los automovilistas encendieron las luces bajas, olvidaron colocarse el cinturón de seguridad o con sus ojos biónicos detectar que alguien a 300 metros de distancia y atrás de una loma pisa una línea amarilla.
   La Policía Caminera no ha sido creada y relanzada con bombos y platillos para eso cada vez que le cambian el jefe sino para patrullar, recorrer no tan solo las rutas pavimentadas sino también los caminos secundarios porque su sola presencia modifica ciertas conductas de los desaprensivos.
   No puedo asegurar si por obligación las empresas recaudatorias -llamarlas concesionarias me suena a una exageración- tienen la obligación de recorrerlas de cuando en cuando para controlar su estado y las falencias que pueden llegar a originarse.
   Si es así, tanto ellas como los uniformados faltaron a sus deberes y no se conoce que haya una investigación en curso para deslindar responsabilidades.
   Ya pasó el desborde mediático, el luto es ajeno, el dolor también es de otros, la gente tiende a olvidarse y las cosas volverán a ser como antes.
   Y cuando por desgracia se repita la tragedia tampoco pasará nada, porque la rueda de la vida seguirá dando vueltas junto al quiebre del sentido solidario, con lo que ambos organismos creerán haber cumplido con su cometido.
   Es bastante oscuro y repudiable, pensar en la instalación de la indiferencia como política empresaria y del Estado.

SE VIENEN LAS PASO

   Es lógico que desde todos los sectores se tomen las elecciones del domingo próximo como una manera de contar los porotos propios y pispiar los que pueden juntar los adversarios.
   Conviene entonces respetar las reglas de juego para que el voto no sea recurrido o anulado, ya que hay peleas políticas -dicho en el buen sentido- que se resuelven por un sufragio.
   Hay que ingresar el recinto de la votación antes de las 6 de la tarde y aunque a esa hora se cierren los comicios, la mesa tiene la obligación de atender al votante.
   Llevar el documento de identidad así sea libreta cívica, la vieja libreta de enrolamiento, la libreta verde, el DNI celeste o alguna de las dos últimas versiones de los plásticos, aunque en una de ellas se consigne “no válido para votar”.
   Lo único, que el documento sea legible, no sea anterior al que figura en el padrón y puede ser uno posteriormente gestionado.
   La edad mínima para votar es de 16 años cumplidos, ser argentino nativo o naturalizado, hombre o mujer y los dudosos de cualquier sexo también.
   Los extranjeros hijos de argentinos que optaron por nuestra ciudadanía y los naturalizados pueden sufragar, lo que es obligatorio hasta cumplir los 70 años, edad a la que el voto pasa a ser voluntario.
   Se recomienda no concurrir con elementos como banderas, insignias o cualquier otro que pueda ser tomado como indicativo de filiación partidaria.
   Si está a más de 500 kilómetros de distancia, debe concurrir a la policía lugareña donde gestionará un comprobante que después deberá presentar ante la Justicia Electoral.
   No cumplir con esta obligación cívica le imposibilitará realizar trámites ante organismos nacionales, provinciales o municipales y por ejemplo, no podrá obtener ni renovar el pasaporte.
   Usted puede ingresar al sobre firmado por las autoridades de mesa que le entregarán, el voto que arme a su leal saber y entender
   Habrá 18 boletas distintas y por su diseño cada una es fácilmente identificable.
   Tienen hasta cinco segmentos y puede optar por la boleta completa o combinar candidatos de distintos partidos siempre y cuando no vote a más de uno para el mismo cargo.
   Creo que ya está enterado del mecanismo para votar.
   Lo demás, es parte de sus íntimas convicciones, ya que se definirán candidatos para la presidencia de la Nación, la vicepresidencia y bancas legislativas.
   Vote a conciencia.
   Y a eso de la medianoche, laméntese o festeje.
   Pero no deje de ejercer su derecho a elegir.
  
NUEVO PARO DE ÓMNIBUS
  Ayer un nuevo paro de ómnibus volvió a quebrar ese lazo que debiera ser indestructible, entre trabajadores que se pelan el alma por llegar a sus lugares de tarea, o ciudadanos que simplemente se les ocurre pasear, con los muy bien pagos obreros del transporte urbano de pasajeros.
   Motivo, el ataque a un chofer para despojarlo de unos pocos pesos, aunque la agresión fue menor y con leves consecuencias físicas para el conductor del colectivo
   Sería poco serio entrar a considerar la tontera de paralizar un servicio tan vital por motivos que también debieran asistir a los taxistas, los empleados de farmacia, los que atienden kioskos, los mozos de restaurantes y cualquier otro ciudadano tan expuesto al hampa como los choferes nucleados en la UTA.
   Pero si eso es absurdo, al igual que pretender un policía en cada unidad, más absurdas fueron las consideraciones del Ministro de trabajo de la Provincia.
   Para el funcionario, la culpa era de la Municipalidad por no iluminar la ciudad.
   Eso es solo una mínima parte del problema, porque en Córdoba asaltan a cualquier hora, con sol radiante y en pleno centro o en cualquier barrio.
   Ni se acordó de las falencias policiales, de su lentitud, de la falta de patrullajes ni de la carencia ciclotímica de combustibles.
   Como el ministro también está en campaña, creyó que la oportunidad era magnífica para sumar puntos ante su gobernador que quiere ser presidente.
   Pero no consiguió el efecto perseguido.

   Del ridículo es difícil volver.