20 de noviembre de 2015

El “Rey del Rasti”…

¡NI MANDRAKE!

En la vida existen mentiras y mentiras. Algunas
inocentes -o “blancas” que les dicen- y aquellas
otras que se derrumban estrepitosamente ante
la contundencia inapelable de las matemáticas.

   En los tiempos de la pre adolescencia de mediados del siglo pasado era frecuente en el estallido hormonal “ponerse de novio” con la mocosa más hermosa del barrio. Por lo general se trataba de una mentira “blanca” porque ella ni se había enterado.
   Los tiempos modernos fueron evolucionando incluso en esa materia -la mentira- a la que se apela con demasiada frecuencia acrecentada en etapas precomiciales cuando el “promesómetro” político trabaja a destajo, sin pudor y sin medida.
   Entre ellas, eso de proclamar patrañas destinadas a los sectores más vulnerables de la sociedad como lo son aquellos carentes de viviendas, más que el embuste agrega el daño moral emergente de considerarlos imbéciles e incapaces de manejar números elementales.
   El dudosamente laureadoo exdeportista otrora apañado y sostenido por la derecha peronista encarnada por Carlos Saúl I de Anillaco, entre otras utopías -como eso de ser “independiente” de los K- dejó mediáticamente formalizada la promesa de construir un millón de viviendas durante su mandato de cuatro años, en caso de acceder a la presidencia de la Nación.
   Una gestión de cuatro años supone la existencia de un año bisiesto, lo que equivaldría a gobernarnos a lo largo de 1461 días, lo que dividido por 24 nos da como resultado 35.064 períodos de 24 horas.
   Personalmente, debo confesar mi odio por los números por ser demasiado exactos y carentes de sorpresas, lo que me ha impedido entre otras cosas terminar con mi secundario.
   Pero calculadora mediante (¡viva la tecnología!) se me dio por teclearla para salir de dudas y me encontré con que los argentinos seríamos el asombro del mundo: su gobierno construiría 684 casas y media por día, es decir casi 29 por hora.
   Todo un lujo, mire vea, que ni Mandrake podría darse.
Gonio Ferrari