10 de diciembre de 2015

Más allá de las ideologías --------------------

PONER A SALVO A LA DEMOCRACIA

Con su equipaje de altanera soberbia, autoritarismo, secretas culpas y caprichos partió para instalarse en la sala de espera de la historia al menos por cuatro años.
Deja innegables realizaciones y logros aunque la autocrítica no entre en su maleta de adioses. La intolerancia y el desprecio hacia sus opositores le envejecieron el gesto de rencor y despecho.
Deja la sensualidad del poder y regresa al llano masticando resentimiento. Inteligente y hábil en muchos terrenos atesora la íntima convicción de haber sido.
Que ya fue.
Pero sabe también que en las antípodas de su egoísmo, tiene la certeza que nosotros seguimos siendo.
Que seguimos luchando a brazo partido contra la injusticia, tratando de restañar heridas y olvidar ofensas.
Y también sabe, aunque le duela, que en nombre de la Patria somos capaces de tender la mano hacia quien piensa distinto pero merece respeto.
Eso, que los dueños de la derrota no entendieron, se llama Democracia.


Gonio Ferrari