21 de marzo de 2016

S.L.B.: ¿OTRA VEZ NORA DALMASSO? - OBAMA, EL DESCLASIFICADOR - JUEGUITO DE OTOÑO - MÁS DEUDAS PARA PAGAR DEUDAS - MEGACAUSA Y LA IMPUTACIÓN A MACARRÓN - REVELAR LA CORRUPCIÓN A CUENTAGOTAS - NUEVO RECTOR DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA - SILENCIOS DEMOLEDORES - A 40 AÑOS DEL GOLPE DEL '76 Y LA COHERENCIA, etc.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 20/03/16 difundido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.

¿NORA DALMASSO OTRA VEZ?

   Han pasado tantos años que ahora resulta complicado incluso memorizar detalles que la opinión pública evalúa para formar su propia opinión respecto del resonante caso del crimen del que resultara víctima la señora Nora Dalmasso en Rio Cuarto.
   Tantas idas y vueltas, cambios de fiscal, acusaciones cruzadas, defensores que tomaban y luego dejaban su cometido, una sociedad como la del imperio del sur en muchos aspectos hermética y la estigmatización de algunos personajes, hicieron de esto un novelón que pareciera no tener final triste ni feliz.
   Lo que si, puede llegar a ser sorprendente, de acuerdo con algunas especulaciones que desde años atrás andan rodando, relacionadas con la intensa actividad social del matrimonio Dalmasso-Macarrón, centrada en saraos de los que participaban encumbrados hombres y mujeres de la política y del empresariado.
   ¿Macarrón era testaferro de importantes personajes?
   Ya no es solo cuestión de hipótesis viejas o actualizadas, sino que al resolverse la imputación del viudo, es para suponer con cierta razonabilidad y lógica, que la fiscalía interviniente cuenta con elementos que apuntalan dicha postura, o de lo contrario es el camino más directo hacia un  indeseado papelón y la vuelta a cero en el resonante caso.
   De cualquier manera, lo importante es dejar que los trámites se lleven a cabo, que haya aportes de nuevas pruebas y testimonios y que aparezca algún rezagado acosado por su conciencia, que le haga recordar detalles que en su momento permanecieron ocultos.
   En suma, no es hora de especulaciones ni de pronósticos, sino de respeto por los tiempos de la Justicia que no siempre son los mismos que rigen al resto de la sociedad.
   Como si los jueces y los fiscales tuvieran relojes distintos a los del resto de la gente, porque mientras tanto, hay una víctima a la que no le permiten descansar en paz.

OBAMA, EL DESCLASIFICADOR

   Luego de lo que sin dudas será un histórico paso por Cuba, ese gran lagarto verde que fuera durante muchos años el parque de diversiones para los norteamericanos, el presidente Obama vendrá con su familia a nuestro país.
   La verdad, no estoy anoticiado acerca de cuáles fueron los sectores que vienen reclamando la desclasificación, o sea quitarles el rótulo del secreto, a todas las acciones de inteligencia llevadas a cabo en las previas, durante y después del sangriento golpe de marzo del ‘76.
   Y parece que eso se hará por partida doble acentuándolo entre nosotros, pero lo más importante, es que también lo cumplirán los organismos -la CIA, por ejemplo- dedicados al espionaje interno y externo de los Estados Unidos.
   Más de un desprevenido puede pensar que eso no tendría trascendencia, pero olvidan que ellos precisamente, los espías del norte, han sido y así lo certifica la historia, quienes han operado muchas veces en las políticas de países latinoamericanos poniendo y sacando ministros o presidentes.
   Aunque no deja de ser una jugosa expectativa llegar a la certeza que al descorrerse ciertos velos interesadamente impuestos, se accederá a muchas verdades que solo eran versiones de cenáculos y mentideros políticos.
   Se podrán conocer las trenzas urdidas entre los militares de allá y los nuestros, pero también saldrán a la luz y es de esperar que nadie siga escondiendo parte de la historia, quienes maquinaban en el exterior en nombre de los grupos armados de aquí con los mismísimos jerarcas de la dictadura.
   Quienes fueron los débiles que por sus intereses propios, ya sean políticos, ideológicos o financieros mandaron al frente a una generación de jóvenes por entonces románticos, a sabiendas del fracaso, la desaparición y la muerte.
   Bienvenida la desclasificación de los secretos, para que los misterios dejen de interferir desorientando a la historia.

JUEGUITO DE OTOÑO

   Hoy, por ser el comienzo del otoño, el jueguito es casi pavo por lo simple y accesible tanto para la dama como para el caballero, y por qué no niños.
   Allí vá el planteo:
   Estoy al principio del mes, en la semana salgo tercera y pese a eso, en el año no estoy jamás.
   Por allí siento una íntima vergüenza plantear algo tan sencillo, pero no es para ganar premios ni recibir ningún regalo.
   Es sólo un jueguito de otoño, parta despedirnos del verano.
   Solución: la letra “n”

MÁS DEUDAS PARA PAGAR DEUDAS

   Hay veces que uno se enmaraña de tal manera que si tiene su capital invertido en deudas, de alguna forma las matemáticas y los intereses conspiran para que deba más aunque vaya achicando lo que debe.
   Roguemos que este no sea el caso de la Municipalidad de Córdoba, que se endeudará en 150 palos verdes, con el pretexto de afectarlos a obras y otras cuestiones, todo a pagar dentro de varios años incluyendo el mandato del próximo intendente.
   Lo deplorable sería que esa cuantiosa suma se aplique a otros destinos, como por ejemplo intentar equilibrar el presupuesto desquiciado por la afectación de algo así como el 60 por ciento de lo recaudado, al pago de su nutrida planta de personal, los que como efectivos deben estar rondando los 12 mil, lo que es una exageración si tomamos en cuenta la escasa calidad de los servicios.
   La ciudad no es solo cloacas y desagües, esas obras que no se ven sino que demandan atención otros rubros básicos como iluminación, parques y paseos, bacheo de calles, pavimentaciones, cordones cuneta, dispensarios, caos del tránsito, estacionamiento, anarquía urbana, invasión de la peatonal y de las principales plazas, recolección de residuos y barrido de calles, cementerios y algunas otras tareas que se me pueden escapar.
   Es cierto que cualquier organismo estatal está habilitado para endeudarse, si se ejercen luego los controles pertinentes en cuanto a la aplicación de los dineros recibidos y al cumplimiento de las amortizaciones.
   No podemos hipotecar la ciudad en nombre de un progreso que casi no se advierte, huyendo hacia delante y esperando que sea otro quien se haga cargo de la deuda multiplicada al judicializarse.
   Me parece que los cordobeses no merecemos ese sufrimiento ni estaríamos dispuestos a tolerarlo un período más.

LA MEGACAUSA

   En el final de nuestra novela  sobre la prisión preventiva de la causa del Registro de la Propiedad pudimos apreciar cómo desde la instancia superior nacional y especialmente desde la mirada internacional tiraron las orejas a nuestro Poder Judicial indicando lo arbitrario del encarcelamiento y recomendando  la libertad acorde con la ley vigente. 
   Aún desnudado ya lo infundado y abusivo de esta prisión sistemática de cientos de imputados, sus motivaciones aún permanecen oscuras. 
   En el año 2008, Daniel Cerdá, uno de los principales imputados, protagonizó el primer juicio oral y público de esta megacausa y frente a camaristas, funcionarios, periodistas y público asistente, disparó una bomba afirmando que  había robado para la corona, involucrando en su relato a altos funcionarios del gobierno de entonces, y relacionando los hechos con lo ocurrido en Río Cuarto ya que, según sus propias palabras, Marcelo Macarrón era testaferro de campos pertenecientes a los funcionarios  y en el origen de esas propiedades se podía encontrar la causa de la muerte de Nora  Dalmasso, ya que ella quería divorciarse reclamando bienes que no eran de él.   
   Semejante confesión  fue mediáticamente replicada tanto a nivel local como nacional sin encontrar ni una tibia respuesta judicial. En el año 2009 un  informe producido por el diario La Voz del Interior titulado: “A 30 meses, 30 preguntas por Nora” se preguntaba  qué consecuencias tuvo esta declaración.
   Lo evidente es que mientras  la Cámara Décima  continúa con esmero el rodaje de esta co-producción ejecutivo-judicial  con los mismos y forzados actores, ni siquiera "ensaya" una investigación para tan graves denuncias.
   Los acontecimientos de los últimos días, con la reciente imputación de Marcelo Macarrón, señalan que ahora la Justicia estaría revisando la información recolectada. 
   Esperemos entonces, que una investigación seria y sin compromisos pueda encontrar todas las verdades escondidas.

CORRUPCIÓN EN CUENTAGOTAS

   Desde ciertos sectores de la impaciencia claman por conocer a los responsables de los principales actos de corrupción perpetrados en los últimos años, sus modos de operar y las consecuencias a futuro que deberemos asumir todos.
   Mientras algunos especulaban en que esos actos malignos se conocerían en bloque, impactando por su trascendencia, parece que el gobierno macrista ha optado por la gradualidad y como con cuentagotas, los viene mostrando seguramente en la intención de calar más hondo en la sociedad argentina.
   La cuestión es que casi todos los días nos despertamos con alguna hazaña delictiva que tuvo como protagonista a integrantes de la administración nacional saliente.
   En un estado de casi permanente asombro, el rechazo hacia una gestión tan angurrienta se multiplica en la indignación popular, que ansía con vehemencia pocas veces manifestada, ver presos a los responsables de cada latrocinio.
   Han pasado a ser cuestiones casi menores el calamitoso estado de Aerolíneas Argentinas y sus pérdidas, las dudas sobre Chevrón y Vaca Muerta o el pago girado a España por YPF y su renacionalización.
   La inflación heredada y fortalecida por el campo minado de la economía nacional, endeudada hasta el quebranto y la desaparición virtual de las reservas, son otros de los elementos que debemos incorporar más que a la historia, a la memoria.
   Ver las obscenas imágenes de risueños usureros embolsando centenares de miles de dólares y euros pasan a ser dibujitos animados, en el macroescenario de nuestra comprometida situación general.
   Por último -perdón, lo más reciente- ha sido la revelación oficial de la mascarada de FADEA, la única fábrica de aviones del mundo que en una década no hizo volar ni uno solo de producción o armado propio.
   Solo se esmeraron en transformar a ese símbolo histórico de la industria nacional en una factoría que al pasar a ser bolsa de trabajo para militantes, se limitó a presentar un avión poco menos que de cartón para las fotos.
   Alguna vez resucitará el inolvidable y glorioso IAME.

LA ASAMBLEA UNIVERSITARIA

   Ayer se reunió la asamblea universitaria, para la elección de un nuevo rector de esta casa de altos estudios, o renovar el mandato por otro período al rector actual, Dr. Francisco Tamarit.
   Contagioso entusiasmo en la sala de sesiones y en el amplio escenario donde se llevaba a cabo el recuento de votos, frente a tribunas colmadas de estudiantes que hacían escuchar sus cánticos y consignas en una actitud que renovaron en cada instancia de sufragar y mantuvieron hasta la definición.
   Tan reñida fue la elección que se hicieron necesarias cuatro rondas para ungir al Dr. Hugo Juri por un período de tres años, en cuyo mandato se incluyen todos los actos y las celebraciones con motivo del centenario de la Reforma Universitaria de 1918.
   Termina así más de una década de dominio kirchnerista en la Casa de Trejo y sus dependencias tanto educativas como de posgrado e investigación científica, a lo que se suman los organismos de asistencia médica y las escuelas preuniversitarias, aunque estas no cuenten actualmente con representación ante el Consejo Superior.
   Otro de los apéndices de esta cuatrisecular Universidad Nacional es nuestro multimedio, donde seguramente habrán de correr renovados vientos que adecuen su funcionamiento a lo que nunca debió dejar de ser, que es la voz amplia y variada de la opinión y el pensamiento libre, en ejercicio de esta maravilla de sistema que es la democracia.
   Roguemos entonces que quienes desoyeron aquel mandato que honra a la libertad, recapitulen sobre lo actuado y tomen distancia, si es que no están preparados para reinstaurar la multiplicidad de voces y opiniones, y respetar profesional y humanamente a quienes piensan distinto del relato que se buscó imponer.
   Bienvenido Dr. Juri, con el augurio de toda la buena suerte que va a necesitar.

SILENCIOS DEMOLEDORES

   Tampoco es cuestión de volver a los tiempos en que la pantalla de televisión, esa intrusa que se mete sin permiso en todos los hogares, mostraba diariamente la misma cara con el rictus autoritario y la acusación fácil, contra cualquiera que osara contradecir los mandatos del modelo nacional y popular.
   Algunos de sus conmilitones aparecen ahora pero en escenarios distintos, montados en Comodoro Py o en otros tribunales del país: son los acusados de haberse excedido en su mezquindad hacia afuera y su generosidad hacia adentro.
   Pocos han sido los casos en que las acusaciones se cursaran hacia primeros niveles de mando, aunque los salpicaran con una impensada, temible y no deseada cercanía.
   Muchos han ingresado por conveniencia o consejo de sus abogados, a una especie de conos de silencio donde la imprudencia o inoportunidad de una declaración mediática, puede transformar su precaria libertad en cercano juzgamiento.
   Muchos de aquellos que se cansaron de clamar por memoria, verdad y justicia, son los que ahora repudian su proximidad y exigen milagros que reparen todos sus desaciertos, negociados y actitudes prepotentes y disociantes.
   Todos ellos, ahora, constituyen esa patética generación de los alérgicos a los barrotes.

EL 24 DE MARZO Y LA COHERENCIA

   Promediando el año 2008 en este mismo espacio,  comenté acerca de la actualidad de entonces con relación a la afrenta a la democracia que fue el golpe del ’76.
   Mi análisis y la consecuente toma de posición determinó entre otras canalladas, que un dirigente del gremio de prensa -que supuestamente está para defender a los colegas- con el apoyo de esa entidad, el Cispren, se asociaran para pedirle mi cabeza a la entonces rectora de la Universidad Nacional de Córdoba, la licenciada Carolina Scotto, acusándome de haber reivindicado la teoría de los dos demonios.
   Me escracharon a diestra y siniestra junto con algunas organizaciones que dicen ocuparse de los derechos humanos, y la rectora, al evaluar mis dichos, ni siquiera los atendió cuando le pidieron audiencia en la cual le exigirían que me desplazara de este espacio.
   El tema quedó en la nada y aunque las autoridades de esta casa permitieron que se me difamara exhibiendo el escrache en todas sus dependencias, no se me consintió publicitar mi contestación.
   Y como homenaje a la coherencia, quiero repetir ahora los mismos comentarios que generara aquella situación y si cabe, un día de estos haré pública la réplica de mi parte a aquella patraña de fanáticos trasnochados.
   Allá en el 2008 solamente hice estos análisis que actualmente sostengo, cuando decía:


DURAS PENAS A LOS REPRESORES

   “Décadas después de instaurarse la máquina del terror en nuestro país, la Justicia salió de su letargo, se hizo respetar desde la memoria y por encima de los que reclaman venganza, aplicó la ley.
   El hecho de alojar a los condenados en prisión común, agrega efecto al clamor popular aunque esa medida, sin dudas, va a durar menos que el tiempo que demandaron las audiencias.
   Es para pensar que con esto, las víctimas descansan en paz y sus familiares, obligados a la eterna búsqueda de sus cuerpos, tienen ahora el alivio que merecen.
   Al menos, los de una de las veredas.  
   Por fortuna, los delitos de lesa humanidad en el marco del terrorismo de Estado, no prescriben.
   Por desgracia los crímenes, secuestros y torturas al amparo de un mal llamado lírico terrorismo ideológico, si.
   Algún día los militantes del terror deberán responder ante la sociedad, de la que reclutaron a una generación de románticos, por qué los mandaron a morir.
   Alguna vez deberán responder si los productos de los secuestros fueron para la causa, o para transformarlos a ellos en prósperos empresarios.
   Deberán reconocer que las ausencias solo se mitigan con presencias y no con discursos.
   Esta Justicia, la que condenó y seguirá condenando a los genocidas, deberá pensar y actuar también resguardando la memoria de los otros, de los que no tienen a quién reclamar por sus muertos queridos.
   Solo entonces habremos reconquistado la paz, cuando hagamos culto a la memoria, sin envolverla en banderas de ideologías, sino amparándola en la majestad de la Justicia”.
   Y con relación a lo que aquellos tocadores de oído entre los que incluyo a despistados e interesados abogados, que juzgaron la actuación de los periodistas en los años del desprecio, estos fueron mis conceptos:

LOS PERIODISTAS EN LA DICTADURA MILITAR

   “En estos últimos meses la sociedad cordobesa asistió al juzgamiento de varios militares acusados por delitos aberrantes perpetrados durante la década del ’70.
   Naturalmente no estuvieron solos y como siempre, contaron con la complicidad de civiles amigos y miembros de otras fuerzas de seguridad.
   Buena parte de la Iglesia colaboró con su silencio.
   Buena parte de la comunidad aportó su cuota de miedo.
   Algunos sectores políticos mostraban indiferencia.
   Las empresas periodísticas acataban sin chistar el manual de estilo, la censura y los aprietes telefónicos que les imponían los militares.
   Si hasta prohibieron una historieta: Lindor Covas, un gaucho matrero, mujeriego y enemigo de la autoridad.
   Le hicieron cambiar el nombre artístico al Soldado Chamamé porque se sentían ridiculizados y ofendidos. 
   Olmedo no pudo hacer más el Capitán Piluso, porque un militar no podía andar armado con una gomera.
   Los periodistas debíamos caminar entre las dos veredas, apretados por ambas.
   Escribíamos a conciencia lo que veíamos, pero después se publicaba otra cosa.
   Y cuando aparecían las listas negras, estábamos allí  los periodistas y no empresarios de los medios de comunicación, para muchos de los cuales éramos solamente un número de legajo y un sobre a fin de mes.
   Y ante los dictadores, una moneda de cambio que asegurara su impunidad y su prosperidad.
   La tarea de investigar la actuación de los medios periodísticos durante los tiempos del desprecio, aunque sepa que es un sector poderoso, es una deuda pendiente que ahora, hoy, la Justicia tiene con la sociedad.
   Muchos de esos medios que claudicaron y agacharon la cabeza sin pudor, ahora son leones. 
   Claro. 
   Ya no hay riesgos”.
   Sólo eso manifesté entonces, año 2008.
   Y ahora, tantos años después, pienso exactamente igual.