28 de agosto de 2016

S.L.B.: 28 PERPETUAS Y UNA ESPERANZA DE JUSTICIA PLENA - DINERO PARA EL FÚTBOL - TRANSPORTE URBANO INESTABLE - MILAGRO SALA, AHORA HEROÍNA - LA MEGACAUSA DEL REGISTRO Y LA TORTURA - RESISTENCIA A LA DEMOCRACIA - LAS ALCANCÍAS EN EL EXTERIOR, etc.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 28/08/16 emitido por AM580 Radio Universidad Nacional de Córdoba.

28 PERPETUAS Y UNA ESPERANZA DE JUSTICIA PLENA

 

   Un acontecimiento para inscribir en la historia no tan solo de cabotaje, fue la lectura de las sentencias en el dilatado juicio a los genocidas que en nombre de la patria cometieron los crímenes más atroces que podamos recordar, desde la ventajosa inmunidad del terrorismo de Estado.
   La causa por lo sucedido en La Perla antes, durante y algo después de la oscura vigencia del proceso militar que asaltara el poder en el ’76 llegó al momento de las condenas dentro de una enorme expectativa, pese a intuirse la severidad de los castigos especialmente en los casos más emblemáticos como el de Menéndez sumado a otras causas en las que recibiera perpetua.
   Hubo actitudes amenazantes por parte de los acusados, como recreando una conducta que los transformara en monstruosos torturadores en los años de plomo, y luego especialmente cuando se trataba de enfrentar a quienes podían multiplicar las imágenes o las confesiones, en ese caso los periodistas, fotógrafos y camarógrafos.
 
La multitud siguió paso a paso la extensa lectura de las sentencias tanto en el recinto como en el exterior, donde distintas agrupaciones especialmente de izquierda, con sus banderas y estandartes guardaban ordenada vigilia desde horas antes.
   Escenas de honda emoción y dramatismo se sucedían entre los familiares de quienes se desconocen sus paraderos aunque se intuya el final que tuvieron a manos de sus secuestradores, captores, torturadores y homicidas, muchos de los cuales ya están rindiendo cuentas a Satanás.
   Y es cuando nos congratulamos que los delitos de lesa humanidad no prescriban, porque de lo contrario lo único que se consigue es consagrar una especie de perdón y evasión del castigo que pudiera merecer.
   Sin embargo y sin que de ninguna manera se piense en echarme encima aquello de reivindicar la teoría de los dos demonios, la realidad nos lleva a pensar que si de derechos humanos se trata, si lo que se busca es acentuar el sagrado respeto por la vida, la justicia tiene una enorme deuda con la sociedad.
   Es justo que los responsables y ejecutores del terrorismo de Estado paguen sus culpas con la mayor severidad que contempla la ley.
   Pero no es justo amparar en la indemnidad a quienes en el falso nombre del romanticismo por la patria, igual secuestraron, vejaron y mataron a tantos inocentes como políticamente intrascendentes agentes de policía, soldados rasos, niños, mujeres y empresarios en muchos casos insignificantes.
   Esas víctimas y sus familiares también tienen derecho, más allá de la indemnización paralela a la de quienes recibieron miles de dólares, a ser amparados por la misma ley, si es que el instrumento legal no consagra también odiosas, inhumanas e inaceptables diferencias.
   Muchos de los autores y los ideólogos responsables de tantas tropelías son bastante conocidos y se siguen refugiando en las cercanías del poder político, pero para ellos sus crímenes han prescripto ensanchando esa grieta que todavía divide a los argentinos.
   Que los genocidas juzgados y condenados se pudran entre rejas, que reciban sólo por razones extremas la prisión domiciliaria, pero procuremos igualar los efectos de aquello que le llaman, algunos tan pomposamente, el respeto por la vida si es que para ellos todas las vidas tienen el mismo valor.
    Al mirar la realidad, llegamos a la ciudadana convicción que nos tendría que unir la Justicia, pero nos separa la impunidad.

DINERO PARA EL FÚTBOL



   Parece que la prioridad fuera entretener a medida que la realidad viene diluyendo la legítima y penosa excusa de la herencia recibida y frente a una situación social que se agrava por aquella razón sumada a la inacción y el desconcierto en las filas del poder.
   Sintéticamente hablando si la intención es alimentar esa caja boba que muchos le llaman "el chicle del ojo", el buen sentido y el respeto por las carencias del prójimo indica que en la búsqueda del regreso del fútbol, fue una impudicia que el Estado pusiera aunque fuera un mísero peso, porque solo sirve para alimentar la angurria de los malos dirigentes “deportivos”, de los intermediarios que siempre se llevan la parte del león y de los jugadores, todos con lógica vocación de millonarios.
   Los patrocinantes de espacios -"sponsors" que les dicen- y los poderosos empresarios de la televisión debieran solventar ese enorme negocio del fútbol para todos, que proporcionalmente es riqueza con escaso esfuerzo para pocos y dolorosa postergación social para muchos.  
   Alguna vez el sentido común y el compromiso con los más desposeídos debieran ganar por goleada.
   En este caso, la solidaridad viene perdiendo por escándalo.
   ¿Acudiría el Estado en ayuda gratuita, por ejemplo, a una empresa privada con problemas?
   Vaya Dios a saberlo …

INESTABLE TRANSPORTE URBANO

   Hace pocas horas se dio como siempre un inconsulto y sorpresivo paro parcial del transporte urbano, y no era sencillo encontrar explicaciones a tal reacción sindical, aunque desde el máximo nivel de la conducción de la UTA su secretario general Ricardo Salerno algo aclaró del panorama.
   Los empresarios tenían el compromiso, y en tal sentido habían firmado un acuerdo, de pagar una suma equis de dinero para el 15 de setiembre, otro el 15 de octubre y un par de meses más adelante otras cuotas iguales que me pareció escuchar eran de 1.500 pesos cada una.
   Pero que como hasta el viernes pasado no habían depositado ese dinero, por las dudas paraban el sistema como para demostrar una fuerza que no necesitan reiterar, porque los cordobeses hemos sido rehenes demasiadas veces de las demandas y de los caprichos gremiales.
   Cuando se le preguntó a Salerno sobre los motivos de la medida, creo haberle escuchado decir que el único autorizado para poner en claro las situaciones confusas, era él, lo que me sonó absolutamente coherente y lógico.
   Es probable que ande dando vueltas algún problema de la interna de los choferes con miras a la renovación de autoridades y para que ello ocurra, no se necesita que exista la inmediatez de los comicios, porque las apetencias son tantas, que los tiempos no tienen ninguna importancia.
   Como para los dirigentes, tampoco tienen importancia los usuarios, que son los sostenedores de un sistema que ellos, junto con el descontrol municipal y la angurria de la FETAP, lo transformaron en perverso.

MILAGRO SALA, PRESA Y LAUREADA  


   La dirigente del campo social Milagro Sala, con cuentas pendientes en la justicia por el dudoso manejo de fondos asignados a la ayuda del prójimo, acaba de ser laureada por una de las facultades que integran la Universidad Nacional de Córdoba.
   Naturalmente una distinción de tales características despertó lógica desorientación en distintos sectores, dejando de lado los enfoques ideológicos de cada análisis tanto los que se mostraban a favor como los contrarios a la premiación.
   El Rector de la casa de Trejo recordó la autonomía de las facultades, el decano ventiló sus argumentos y la sociedad no digirió que distinguieran, desde tan alto nivel, a quien había aparecido manejando aparentemente en provecho propio elevadas sumas de dinero provenientes del Estado, que somos todos nosotros.
   Es difícil discutirle a Milagro Sala su vocación solidaria porque en algunos aspectos quedó a la vista, pero es complicado entender que no podemos ponerle un pedestal a quien vive una actualidad plagada de dudas, acusaciones y probanzas.
   ¿Por qué tanta prisa para transformarla en heroína?
   ¿No hubiera sido más prudente y sensato aguardar el dictamen de la Justicia?
   Y de paso, no faltaron quienes la ungieron como víctima de la ultraderecha personificada por Macri y sus acólitos.
   Milagro Sala no está presa por ser una activa y sacrificada servidora de la sociedad.
   Es cuando se nos cruza por la cabeza aquel estigma que se autoaplicaran los “K” que caían en desgracia y perdían el apoyo y el respeto de la gente.
   La victimización, para muchos kirchne
ristas, fue una especie de estilo de vida.

LA MEGACAUSA DEL REGISTRO


La Real Academia Española define la tortura como dolor físico o psicológico infligido a alguien con el fin de obtener una confesión o como medio de castigo.
 En la Edad Media, cualquier acusado, aún sin certeza, era apedreado  y convertido en chivo expiatorio y objeto de venganza social. Por fortuna, los años de la Ilustración iluminaron las mentes, y los hombres de la Revolución Francesa se proclamaron en contra de la arbitrariedad, los abusos de la prisión preventiva, las penas desproporcionadas y los castigos innecesarios, sentando las bases de un derecho penal más justo.
Sin embargo en Córdoba, el mecanismo de juzgar y juzgar y volver a juzgar a los mismos imputados, en la causa del Registro de la Propiedad y con puntual saña en algunos casos, nos regresa al Medioevo, configurando un trato que poco se distancia de la tortura.
Los imputados,  investigados, sospechados, acusados, juzgados y condenados por una única  y siempre misma comisión especial, son mediática y persistentemente encarcelados como trofeo social.
Es inentendible el mecanismo cíclico de esperar que cumplan una condena para iniciarles un nuevo juicio por otro supuesto delito de la misma época y volverlos a encarcelar.  
El Poder Judicial cordobés ha creado una novedosa máquina de torturar que asegura a los imputados que una vez ingresados al circuito, nunca, nunca se van a librar de él.  
Siguen oscuros los motivos y, aún intentando un estudio psicológico de sus creadores, no se debe olvidar que la tortura es un delito que jamás prescribe. 

RESISTENCIA A LA DEMOCRACIA

   La convocatoria se multiplicó en las redes sociales, el entusiasmo de sus mentores era tan ilimitado como contagioso y el objetivo, más claro que el agua: cerrar filas contra el gobierno democrático del macrismo y sus aliados y rendir culto de conducción a ella, La Que Ahora Quiere Volver.
   La verdad, si se hizo en todas las plazas del país no es momento de evaluarlo, porque la televisión se encargó de priorizar el encuentro en la mítica Plaza de Mayo, allí donde las Madres elevaron el primer grito de angustias y valentía cuando no había diferencias entre ellas y el objetivo era común y solidario en homenaje a sus hijos desaparecidos.
   Es probable que los oradores hayan sido varios, pero es oportuno resaltar la agresividad ya cotidiana y endémica de doña Hebe y su discursiva cloacal, siempre más cercana al inodoro que a los argumentos.
   Pero lo que le llamaron discurso del principal referente de la actual oposición fue para la antología de los palotes tanto en oratoria como en elementos de peso que lo sustentaran, limitándose a la enunciación de las ya percudidas y obsoletas frases hechas, que viajando por la historia me hicieron regresar al “muero contento, hemos batido al enemigo” cuando sin dudas Cabral se despachó con alguna puteada hacia los realistas, pero el imaginario popular metió la frase en los libros de lectura y de allí pasó a la historia.
   Incluso Máximo, el hijo pródigo se dio el gusto de considerarse un trabajador y un aguerrido instrumento para liderar el movimiento que derrote a la democracia fuera de las urnas e instale en la Casa Rosada y en Olivos a su mamá.
   Cuando alguien tuvo la osadía de calificar a Máximo como un político inteligente, no fuimos pocos los que pensamos que seduciría al auditorio ajeno dibujando una liviana autocrítica, pero ocurrió todo lo contrario.
    Para este personaje fueron 12 años brillantes de bonanza y realizaciones en el campo social y en lo laboral, pero no explicó porque en más de una década aumentó tanto la pobreza, salvo en los casos de algunos familiares y allegados, sabiendo ya que a su amigo Lázaro le habían detectado más de un centenar de propiedades allá en sus pagos del viento y del frío y que su capital, sólo en Santa Cruz, superaba los 200 millones de dólares, con lo que ya es digno recordman mundial del ahorro.
    Fue un acto de arenga; de onanismo nostalgioso e inútil, porque desde cualquier sector se sabe que el peor consejero es la violencia, cuando lo que se busca es el reencuentro de la sociedad y la muerte… si, la muerte de los estúpidos antagonismos basados en la mentira y la ilicitud.
   Ya pasó. Ya terminó al acto, ya se disipó la acotada muchedumbre y cada quien volvió a sus íntimos rincones.
   Es cuando la conciencia comienza a trabajar, y cuando trabaja es la que nunca perdona. Así el pecado sea mínimo… o máximo.

AQUELLA ESCALA EN SEYCHELLES Y LAS ALCANCÍAS



   Volvió al tapete de la actualidad judicial y mediática aquel casi misterioso paso del avión inglés que trasladaba a la comitiva presidida por La Que Quiere Volver en el ‘19, por las Islas Seychelles que es un paraíso paisajístico y fiscal donde reciben y custodian el dinero que les llevan, sin preguntar de dónde viene.
   Fue en el regreso de una de las más de un centenar de giras que realizó la Doña “K” por el exterior y aquella vez lo hizo en un avión ¡alquilado a los británicos! evitando hacerlo en el presidencial Tango 01 que sin dudas al estar embargado, sería secuestrado en algún aeropuerto extranjero -salvo Venezuela, Bolivia, Irán o Cuba- por deudas pendientes del Estado nacional… y popular. 
   La inacabable imaginación de las autoridades que por poco margen se apoderaron del gobierno el año pasado, instaló maliciosamente en la sociedad la idea de que durante más de una década había florecido y aumentado la corrupción desde el poder, con episodios que están bajo investigación como los temas Baez, López, Hebe, Boudou, Sala (laureada por la Universidad Nacional de Córdoba), Moreno y muchos más, que solo son pirotecnia disipable con el tiempo, pese a lo cual procuran de mil maneras esquivarle a la Justicia. Se movieron desde los EE.UU. (el maldito imperio) algunos papeles como por ejemplo evidencias de operaciones y transferencias por millones de dólares en las que participaron prominentes funcionarios de la administración anterior y algunos de sus amigos.
   Uno de los destinos de esos dineros era Islas Seychelles, allí donde casualmente una vez la Doña pasó sin necesidad aparente de hacerlo, porque se calificó a esa escala como “técnica” que duró unas 12 horas.
   Habrá que ver ahora cuáles fueron entonces las otras “alcancías” que utilizaron estos ahorrativos personajes para asegurarse el futuro de ellos y de varias generaciones propias, tanto como la desgracia y el padecimiento de millones de argentinos estafados y saqueados.
   Lo bueno de todo esto, es que los técnicos en materia jurídica internacional han adelantado una noticia alentadora: todo ese dinero es recuperable si media una rápida actuación de los organismos afectados a la temática de tan curiosas operaciones.
   Más allá de la enorme y maligna imaginación de los gorilas que gobiernan y que los siguen, lo que permanece en la penumbra es el motivo por el cual a esa investigación sobre cerca de 1500 maniobras de dudosa legalidad que alcanzarían los 500 millones de dólares mañosamente emigrados fuera del país y los consecuentes hallazgos de pruebas contundentes, teniendo nuestro rico idioma propio, se llamó “Cristileaks”.