1 de enero de 2017

S.L.B.: MENSAJE PARA EL COMIENZO DEL AÑO - LA TRANQUILIDAD DE CONCIENCIA - CAMINO DE EL CUADRADO, FOSAS COMUNES Y HOTEL ANSENUZA - REAPARECE EN RADIO EL "TOTO" COLOMBO - VULNERABLE SEGURIDAD PRESIDENCIAL - LOS MUNICIPALES Y EL CONFLICTO PERMANENTE - LA MEGACAUSA DEL REGISTRO - LA MUGRE POLICIAL DEL CORDOBESISMO - MILAGRO SALA - VIENEN LOS REYES MAGOS, ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 01-01-17, emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.

POR EL FUTURO QUE ES DE TODOS

   Feliz y próspero año nuevo para todos …
   Será un año duro, habrá angustias, tendremos carencias, no faltarán los desmemoriados y apocalípticos agitadores de fantasmas, profetas de fracasos, agoreros y evocadores de helicópteros, pero nada podrá contra nuestra voluntad, la actitud de todos, de salir adelante; de seguir peleando, de no bajar los brazos y de reconquistar nuestra grandeza, esa grandeza de Nación que todos merecemos y que algunos iluminados siguen negando su responsabilidad de haberla dilapidado impunemente.
   La única manera de recuperarnos es el camino del sacrificio y del compromiso de todos con la sociedad de la que formamos parte, fortaleciendo el esfuerzo por encima de las dádivas y del asistencialismo que degradó la dignidad del trabajador.
   Nos hagamos, todos, un firme propósito de prosperidad, porque nadie más que nosotros somos los artífices del horizonte que enfrentamos y del Destino que nos aguarda.
   Seamos conscientes, todos, que nosotros y nadie más, somos los responsables del triunfo o del fracaso.
   Comienza también para todos un nuevo año, un renovado desafío, otra encendida perspectiva que deje atrás a la ilusión, premie la paciencia y derrote al desánimo y a esa enfermiza como pretendida instauración de viejos miedos por parte de los dueños del fracaso de un modelo.
   En ello, todos, dejemos la vida para que las generaciones futuras nos honren por haber sido  -todos-  patrióticamente generosos a la hora de la herencia que recibirán.
   Soy Gonio Ferrari, 77 años, auténticamente cordobés, periodista independiente desde hace 58 años, quien los abraza, a todos y a todas, fraternalmente en la esperanza.

TRANQUILIDAD DE CONCIENCIA 

   Tres jornadas antes de expirar el año y como una travesura de eso que le llaman Destino, el Dia de  los Mártires Inocentes la Justicia ordenó el procesamiento de la Sra. Cristina Fernández Vda. De Kirchner expresidenta de todos los argentinos disponiendo el embargo preventivo sobre sus bienes, por una cuantiosa suma de dinero.
   Esa es la frialdad de la noticia que calentó los ánimos tanto en una vereda como en la otra de esa grieta histórica que todavía no se cierra, ahondando diferencias entre quienes buscan fortalecer la gobernabilidad y aquellos nostálgicos que no se resignan a la pérdida del poder que ejercieron a lo largo de más de una década, para la actual minoría considerada “ganada” y para la mayoría electoral que consagró a Mauricio Macri, diez años de saqueo.
   La Sra. que se definiera como “exitosa abogada” deberá defenderse de las acusaciones planteadas por el magistrado interviniente, de asociación ilícita destinada a delinquir por haber conformado un grupo para operar en tal sentido con otros funcionarios, parientes y amigos, destacándose entre ellos la figura de un simple y llano cajero de banco que de buenas a primeras y por alguna curiosa alquimia, se transformó en uno de los empresarios más prósperos y poderosos del país, beneficiado con la realización de numerosas obras públicas, primero en la provincia de Santa Cruz y luego a lo largo y lo ancho de la geografía nacional.
   Dicen los que saben que Lázaro Baez -ya preso- era el socio principal.
   Escuetamente planteada la situación, es que surgen ingredientes que le aportan gravedad jurídica y alto impacto político, para un análisis que es preferible dejar por una parte para los juristas y por la otra, a cargo y responsabilidad de los analistas especializados. 
   Lo que el ciudadano común se plantea son interrogantes propios de sus ansias por conocer el escenario, lo que ayuda a elaborar el propio criterio acerca de la situación y de sus eventuales consecuencias.
   Sin embargo, sorprende el nivel de dudas y descalificaciones que surgen desde las menguadas filas “K”, aunque olviden que allá por el 2004 el que fuera promovido a Juez, Dr. Julián Ercolini, sobreseyó velozmente a Néstor y a Cristina en una causa por enriquecimiento ilícito; el mismo Ercolini cuatro años más tarde y por una denuncia de Lilita Carrió sobreseyó a Néstor, varios de sus ministros, funcionarios y empresarios santacruceños, sobre quienes pesaba la dura acusación de asociación ilícita.
   Y también Ercolini manejó una causa y la impulsó hasta llegar a juicio a raíz de la investigación por el robo de datos de una base de la Anses, hasta que el caso llegó a manos del inefable Norberto Oyarbide -quien una vez emérito se transformó en cuartetero- sugestivamente entendió que la violación de secretos era un delito de instancia privada y anuló todo el proceso con ese fundamento.
   Ercolini está al menos sospechado de simpatizar con los “K” y una de sus ocupaciones fue como secretario de la Corte y funcionario de la Oficina Anticorrupción donde encaró la investigación de fraudes contra el Estado. Y por si nadie lo recuerda, Ercolini encarceló a Ricardo Jaime en el marco de un expediente impostergable: la inaudita e irritante adquisición de material ferroviario ya inservible, a España y Portugal.
   No es para pensar ni remotamente que la Sra. intente eludir la acción de la Justicia, por lo que sería altamente improbable que le decretaran la prisión preventiva con lo que saciarían las ansias de barrotes que alientan desde el sector más duro de los seguidores del actual oficialismo gobernante.
   Lo que se ha venido ventilando en poco más de un año acerca de la corrupción estructural a la que fue sometido el país está a la vista y no sería inteligente pensar en la inocencia absoluta de todos los acusados. La situación está en manos de la Justicia donde se terminan las especulaciones, los chismes y el proceso se maneja en base a pruebas, si de excelencia podemos hablar en cuanto a la independencia de los jueces.
   Ella se cansó de pregonar que está siempre a disposición de la otra señora, esa de la balanza y los ojos vendados.
   Y a la hora de comparecer y sentarse en el banquillo al que nadie le inspira simpatía, tendrá las garantías que otorga nuestro sistema democrático. Siendo así, ¿por qué inquietarse, cuestionar, descalificar y menoscabar al prójimo a diestra y siniestra incluyendo a los magistrados, si no se ha cometido delito?. No es el patíbulo.
   Porque de última e íntimamente razonando, el juez más implacable e inapelable en sus fallos es la propia conciencia.

EL CUADRADO, FOSAS COMUNES Y ANSENUZA

   Al terminar cada año y mirar hacia lo que vamos dejando en los depósitos de la memoria, nos encontramos con cuestiones pendientes que nos vinieron agobiando y que no terminaron de cerrar el ciclo de su vigencia.
   Entre otras tanto o más importantes, citaremos tres casos que bien podemos considerar simbólicos y que seguramente tienen ya ganado un lugar en la historia de los cordobeses.
   Uno de ellos es el meneado asunto del costoso y casi faraónico hotel de Ansenuza, cuyo precio jamás llegaremos a conocer con exactitud por las sucesivas mejoras y arreglos que se le debieron ir incorporando, lo que elevó su precio real a valores hasta el momento incalculables o al menos prolijamente escondidos por el poder provincial actual y su antecesor, ambos cultores como tantas veces dijimos, del “tomala vos,dámela a mí”.
   Otro escándalo y no piensen que volveré a recordar el faro sin mar porque eso directamente carece de goyete, es el del franeleado Camino El Cuadrado, inaugurado una pila de veces por tramos, mientras se desarrollaba la campaña preelectoral.
   Tan como el tugget fue concebido, que necesariamente había que clausurarlo cada vez que llovía, o sea que fue un camino turístico reservado a tiempos de sequía.
   ¿Cuántas veces debemos los cordobeses multiplicar su valor original?
   Le hicieron túneles, afirmaron las banquinas, pusieron piedras encerradas en tejidos de acero, modificaron su traza y el camino en cuanto a su calidad no ha dejado de ser una vergonzosa porquería, que a los cordobeses nos está saliendo demasiado caro.
   Y recordemos que aparte de la obligación de ponerlo en valor como corresponde, está lo otro: saber quiénes fueron los responsables de la imprevisión que lo transformó en la obra vial más costosa que recordemos.
   Y el último tema, es el de los enterramientos y cremaciones clandestinas que se hicieron en el cementerio San Vicente, episodio que provocó revuelo mediático hasta que las aguas se calmaron cuando según comentan, intervino el Sindicato Municipal para frenar la investigación, porque estaban comprometidos varios de sus afiliados.
   Alguna vez, si eso de que la democracia también sirve para movimientos de limpieza, podremos conocer los detalles de estas tres situaciones y lo más importante, quienes fueron los responsables de haber llegado a tales escándalos que ofenden a la sociedad cordobesa.
   Ese también debe ser un compromiso de la democracia y de la honestidad.

LA SEGURIDAD PRESIDENCIAL

   Cualquier ciudadano conoce que la seguridad personal del Presidente de la Nación es una delicada cuestión de Estado.
   Es por eso que sorprende la liviandad con que a veces se la toma, por lo general con el afán de instalar una imagen de cercanía con la gente; del cumplimiento de ese nuevo rito de la “selfie”, de tocarle la mano, darle un beso o abrazarlo.
   Muchos han sido los resultados nefastos de cierta fragilidad en la custodia, con personajes de la historia universal.
   Maurico Macri ya fue víctima de dos o tres episodios, que se conocen, de algún riesgo en su integridad y el último fue sin dudas el más importante, cuando desde un grupo de protestones lanzaron piedras contra la camioneta en la que viajaba, destrozándole un par de vidrios. Sucedió en el Sur.
   Los autores del ataque fueron detenidos, les pintaron los dedos y la justicia se ocupará de ellos en su momento pero con eso no basta, como tampoco basta con pedir que los condenen, que les apliquen rigor o algunas otras medidas de castigo.
   Lo importante ahora, es replantearse a conciencia los desplazamientos del primer mandatario, la inteligencia previa y el cometido de la custodia para evitar la reiteración de esos hechos.
   Eso de mezclarse con la gente puede ser muy grato para cualquier empinado dirigente, pero así pensado y dicho entre nosotros, encierra un cierto nivel de demagogia, que muchos dirigentes supieron explotar hasta el delirio.
   El respeto y el cuidado por la integridad presidencial, debe estar por encima de esas peligrosas tonteras.

LOS MUNICIPALES Y EL CONFLICTO PERMANENTE 

   Los últimos escarceos en las diarias batallas entre el sindicato municipal y las autoridades tuvieron como pretexto la lucha por la incorporación definitiva de más de un centenar de contratados, para lo cual la dirigencia del gremio menos sensible a las necesidades vecinales fue paralizando metódicamente, como siempre, las distintas áreas de la comuna.
   Así se fortalece la vigencia del conflicto permanente que es la tenaza que los gremialistas aprietan en las entrepiernas de los funcionarios irresolutos, que no le encuentran la vuelta a eso de ejercer su autoridad.
   Esto, porque si en nombre del poder suscriben actas que después no cumplen, ya la culpa no es tanto de los empleados sino de quienes creen que los dirigen, como creen también que están mejorando la ciudad, si es que para ellos la ciudad son solo las luminarias, los desagues, el pavimento o las cloacas.
   Son muchos los aspectos de la vida cotidiana que se descuidan, con culpas compartidas de un sector por su angurria y en el otro por la inoperancia o la falta de cumplimiento al compromiso que preelectoralmente firmaron con la sociedad.
   El pernicioso y estudiado “status” de conflicto permanente es una perversa manera de presionar a las autoridades y menospreciar al ciudadano, que no es culpable de la ineptitud de unos ni de la voracidad de los otros.
   El vecino contribuyente, en Córdoba, es penosamente dicho, una permanente víctima de dos contrincantes que viven peleándose, y ambos de alguna manera tirotean a quien los sostiene.
  A unos, con el pago de carísimos impuestos y servicios.
  A los otros, con el voto.

LA MEGACAUSA Y UN BRINDIS DE INTENCIONES

   En el caso de la causa del Registro de la Propiedad, para este nuevo año abrigamos la  esperanza de lograr una mejor Justicia, una Justicia sin abusos de prisión preventiva, que honre la libertad.
   Una Justicia sin condenas anticipadas, que respete la inocencia.
   Una Justicia sin comisiones especiales, que decida con imparcialidad.
   Una Justicia sin tergiversaciones, que busque la verdad.
   Una Justicia sin abultados expedientes, que hable con claridad y transparencia.
   Una Justicia sin extorsiones, que proceda con rectitud.
   Una Justicia sin arbitrariedad, que se guíe por la lógica y el sentido común.
   Una Justicia sin opiniones preconcebidas, que investigue con honestidad.
  Una justicia sin íntima convicción, que resuelva con objetividad.
   Una justicia sin privilegios, que juzgue con equidad.
   Una justicia sin intereses, que trabaje con integridad.
   Si el terrorismo se define como una sucesión de actos de violencia para infundir terror y lograr dominación, los abusos de prisión, las condenas anticipadas, las comisiones especiales, las tergiversaciones, las extorsiones, las arbitrariedades, las opiniones previas, las íntimas convicciones, los privilegios y los intereses, bien encuadran en tal categoría, aunque provengan del mismísimo Poder judicial.
   Estamos aún muy lejos de la Justicia.
   Brindemos, para que con valor y perseverancia podamos seguir reclamando hasta encontrarla.


REAPARECE “TOTO” COLOMBO EN RADIO UNIVERSIDAD

   El sábado próximo entre las 14 y las 17 por AM580 Radio Universidad de Córdoba, reaparecerá el locutor y conductor Alejandro “Toto” Colombo, después de más de tres años de ausencia de los micrófonos. “Sábados informales” es el título de las entregas, y con ese motivo Gonio Ferrari conversó con este calificado profesional con más de 30 años de trayectoria en la radiofonía cordobesa. El audio de esa entrevista puede ser consultado en la sección respectiva, ubicada en la columna derecha de este blogspot.

*********************************************************************************

LA MUGRE POLICIAL DEL CORDOBESISMO
   Para muchos no fue tanta la sorpresa enterarse que una gavilla de salteadores domiciliarios era comandada por un jefe policial, que para colmo tenía a su cargo la Dirección de Investigaciones de la institución con asiento en la cercana Villa Allende.
   El hampa metida en la policía no es novedad como tampoco privativa de este gobierno sino que todos y de cualquier color, en distinta medida, porque ninguno tuvo la rigidez necesaria a la hora de las incorporaciones que por lo general han sido, son y seguirán siendo la moneda de pago para cierto nivel de militancia, o el reconocimiento por favores recibidos.
   La policía nunca dejó de ser “botín de guerra” para los gobernantes, que debieron entrar en el maligno juego de compartir silencios, esconder hechos gravísimos, deformar la verdad y dibujar las mañosas estadísticas en el vano intento de vender una seguridad inexistente, derrotada por la impunidad permitida y negociada y ese afán enfermizo de intentar meternos en la cabeza que el creciente reinado de la delincuencia era y es solo una estúpida sensación de los vecinos miedosos y una exageración de los periodistas .
   ¿Cuántos hechos delictivos protagonizados por policías se han conocido en los últimos años?. Si los números fueran honestos y se abrieran los escondrijos donde se atesoran ciertos secretos internos, sería una terrorífica revelación para la ciudadanía, ofendida por esa perversa sociedad que forman ladrones y policías.
   Cuando a la policía -más allá de lo científico y técnico- se la maneja políticamente con todos los turbios intereses que a veces son parte de la personalidad de los malos dirigentes, por errores o inacción se consigue llegar a lo que ahora vivimos los cordobeses: una subversión tal en los valores, que los delincuentes andan sueltos y los decentes y honestos debemos enclaustrarnos entre rejas.
   Lo de barrio Cofico es sólo una anécdota más dentro de la podredumbre, porque es el resultado de la incorporación y a veces el ascenso de individuos a quienes se “les lavó” el prontuario o cuentan con antecedentes descalificadores que no son tomados en cuenta o se subsanan con un llamado telefónico “desde arriba” y a veces desde demasiado arriba.
   De la policía entre otros elementos “desaparecen” (robadas o “alquiladas”) armas que luego son usadas en asaltos y teniendo todos los elementos como para esclarecer esos hechos perpetrados en la mismísima Jefatura, pasan con el tiempo al olvido, casi como para empezar de nuevo.
   Y empiezan de nuevo. Y siguen…
   ¿Algún resultado? ¿Alguna sanción? Nada que se sepa.
   En los últimos años se ha incorporado con una fuerza atroz y millonaria el elemento droga, hasta el punto que hay sectores de la ciudad donde sólo ingresan lo que los narcos consideran “cobanis amigos”. El descarado comercio de sustancias prohibidas en las narices policiales no es sólo un agravio y un ultraje a la inteligencia de los vecinos, sino que representa el triunfo de la indemnidad por encima de la ley y de quienes están para hacerla respetar. 
   Lo penoso es que muchos buenos policías, honestos y sacrificados servidores, arriesgan sus vidas en esta lucha desigual que ya la saben perdida porque esos efectivos también son víctimas del desamparo de las propias autoridades, que los dejan convivir con el enemigo que viste idénticas ropas pero con intenciones oprobiosamente opuestas.
   La podredumbre ya superó a esa manzana que consideraban el foco de la criminalidad, de creciente contagio lo que con dolor corroboramos cada vez que sale a la luz un hecho delictivo que mezcla y complica a policías en actividad.
   Es para rogar que eso que se comenta que estaría sucediendo en el norte de la Provincia, con efectivos policiales de alto rango involucrados en secuestros extorsivos, sea tan patraña como lo que desde la gobernación se empeñan en insistir: que seguimos padeciendo una sensación.
   Toda la razón del mundo para estos conceptos de Hugo Fóscolo: “En el tiempo de bárbaras naciones, colgaban de las cruces los ladrones; pero ahora en el siglo de las luces, del pecho del ladrón cuelgan las cruces”.

MILAGRO SALA
   La señora Milagro Sala carga en sus espaldas una condena de ejecución condicional, pero sigue en la cárcel a la espera de otros cinco o más juicios por causas en las que ha sido involucrada, especialmente por el turbio manejo de fondos públicos y otra supuestamente por homicidio.
   La organización a su cargo, hasta un año atrás sostenida monetariamente por el gobierno kirchnerista, parece que dejó de asignar cuantiosas sumas dedicadas a la acción social, para embolsarla en cuentas personales consolidando fortunas de las que serían beneficiarios Milagro Salas y algunos otros dirigentes de su corriente, de abierta orientación hacia la izquierda.
   Y es precisamente desde ese sector que ha sido severamente cuestionada por el recordado “Perro” Santillán, activista jujeño de muy buena formación intelectual, firmeza ideológica y magros depósitos en su cuenta de ahorro.
   Santillán dijo entre otras cosas que la señora Milagro instauró el terror en Jujuy y formó una especie de gobierno provincial paralelo y armado, con el manejo de enormes cantidades de dinero que le giraban desde la mismísima presidencia de la Nación.
   Reconoció que algo se había hecho, pero que la mayoría de los fondos tuvieron otros destinos y no los asignados en la prédica de Milagro Sala ni en los postulados de su organización “Tupac Amarú”.
   Muchos organismos se ocuparon de la situación de la Sra. Sala considerándola presa política, aunque en verdad no se le cuestiona su acción en beneficio de los pobres y postergados, sino por haberse apropiado de dineros que estaban asignados a ellos y que jamás vieron en obras u otros beneficios.
   Para algunos observadores de la realidad jujeña y conocedores de los entretelones políticos de esta cuestión, el enfrentamiento de la Sra. Sala y Santillán, no sería otra cosa que una lucha territorial entre “carteludos”.
   Santillán nunca hubiera buscado el apoyo de un organismo internacional como lo son las Naciones Unidas para que avalara sus posturas, porque seguramente sospecharía que el lógico pase de factura, lo transformaría en cómplice, lo que de ninguna manera podía aceptar.
   La Sra. Sala, entre tanto, debe aguardar el curso de los otros procesos, en los que al decir de los entendidos, no tiene para nada asegurada la certeza de su libertad.

VIENEN LOS REYES MAGOS

   El venidero jueves por la noche y en el amanecer del viernes, millones de criaturas -cada vez de menor edad- van a renovar el rito milenario de la curiosidad, la inocencia y la espera.
   Esa vigilia tensa, nerviosa, sumida en cabeceos de sueño, despertares de un solo ojo, ansias por el misterio y sospechas por alguna recóndita certeza.
   Será la noche en que los mayores escondan más nervios que los pequeños, por eso de que todos, aunque tengamos más pasado que futuro, guardamos un niño adentro del alma.
   Me viene al recuerdo la noche previa, de juntar el pasto para los camellos, el balde o la palangana hasta el borde y preparábamos la jarra con agua para Melchor, Gaspar y Baltasar.
   Era el ritual de la fantasía, a sabiendas que tendríamos un despertar de trompos, fútbol con tientos, autitos Matarazzo o un ovillo de hilo de algodón para el barrilete.
   Ellas, el muñeco malcriado, la pepona, el juego de ludo o el estanciero, para pelear con los hermanos.
   Los tiempos cambiaron.
   Las cartas que enviábamos con el pedido, interceptadas por los padres, eran el camino hacia el milagro.
   Ahora que los chicos las mandan por Internet, wasap o mensajes de texto, desorientan a cualquiera y nos sumergen en una molesta incertidumbre cibernética: no sabemos si pidieron una laptop, una play, un reproductor de MP3, un celular satelital o un secreto abono al Canal Venus.
   Gracias a Dios y al progreso, muchos de los reyes ahora vienen en 4x4.
   La del jueves próximo, será otra vez la noche universal de la magia.
   Lo pido por Dios, que a nadie se le vaya a ocurrir destruir en los esperanzados, ese secreto que fue parte de nuestras lejanas ilusiones.
   Si todavía, y no me lo niegue, recordamos haberlos visto a los tres, entre sueños, entrando y saliendo de casa con sus camellos pisando las baldosas.
   A los Reyes Magos quiero pedirles un reloj sin agujas ni números, porque unas y otros son implacables.
   La mía no es vocación de eternidad.
   Son mis ansias de vivir.