5 de marzo de 2017

S.L.B.: MACRI Y MESTRE RINDIERON CUENTAS Y PROMETIERON OBRAS - PARO NACIONAL DE DOCENTES - LA PENOSA TV QUE NOS OBLIGAN A MIRAR - MÁS SOBRE LA MEGACAUSA DEL REGISTRO DE LA PROPIEDAD - ¿CUÁNTO PAGAMOS DE "INDEMNIZACIÓN" A LOS ROMÁNTICOS SETENTISTAS? - LAS CLASES, EL COLEGIO, EL AULA Y "LA SEÑO" - DOÑA "K" Y FAMILIA, A COMODORO PY, ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del domingo 5/3/17, emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.
MACRI Y MESTRE EVALUARON Y PROMETIERON
   Días atrás el presidente Macri abrió el período ordinario de sesiones del Congreso de la Nación y como es ritual, pronunció un extenso discurso, se supone que leído pero mechado con algunos agregados e improvisaciones, tarea en la que demostró no ser el orador de los quilates que supieron exhibir Perón, Alfonsín y algunos otros primeros mandatarios.
    Si la cuestión es evaluar contenidos, todo giró en torno de lo que fueron encontrando con el paso de los días desde que asumiera, como bocetando disculpas en lugar de mencionar la palabra herencia, quizás la más utilizada en los discursos de los últimos 15 meses de gestión macrista.
   Todos los sectores de la actividad ciudadana fueron teniendo su capítulo en los que se detallaron las realizaciones, lo que se piensa hacer a futuro y alguna mea culpa por las cosas que no se hicieron, demostrando que existe autocrítica como para diferenciarse de la administración anterior.
   Pidió celeridad y justicia en el caso Nissman y en ningún momento mencionó a la presidenta saliente aunque sin nombrarla pudo aludirla en más de una oportunidad.
   Es probable que los detalles técnicos en cuanto a los anuncios hayan sido la parte más tediosa de la exposición, a la que la mayoría no presta atención prefiriendo centrarla en cuestiones más puntuales y masivas como son la inflación, educación, corrupción, salud, justicia y seguridad.
   Una extensa manifestación de intenciones como para calmar las agitadas aguas de la sociedad, que observa, por ejemplo, que la inflación viene superando a los cálculos previos y no se advierten síntomas de corregir esa tendencia, con lo que el calculado 18 por ciento anual es posible que se alcance ya en agosto.
   De todas maneras no hay que negarle valentía a ciertas expresiones, porque demuestran que con la verdad divulgada, es posible encarar con mayores posibilidades de triunfo el cometido en cualquier terreno. Es bueno saber dónde estamos parados y eso es innegable si de hacer comparaciones con la realidad reciente se trata.
   Por su parte y ya entre nosotros, el intendente municipal hizo una casi copia al papel carbónico de discursos anteriores, en los que se reconocen algunas conquistas para los vecinos, ciertas falencias que superan a los tiempos y las promesas de siempre, vendiéndonos la certeza que esta vez todas serán realidades.
   No debemos olvidar que estamos en un año electoral, parcial, pero electoral al fin y muchos políticos ya dejaron de gestionar para enfrascarse en las luchas internas que a la gente le importan un comino.
   Mucho se puede hablar de ciertos logros y de algunos olvidos, pero la ciudad luce ajada, descuidada, oscura y mugrienta en muchos sectores y todo eso no se supera con promesas sino con presupuesto, 60 por ciento del cual se destina al pago de salarios de una planta de personal que debe estar rondando los 12 mil empleados.
   Roguemos que tanto en la Nación como en la ciudad, prevalezca la acción por encima de la siempre vigente utilización del promesómetro, que en estos días estuvo usado más allá de lo prudente.
   Y de imprudencias políticas, la verdad, ya estamos cansados.

PARO NACIONAL DOCENTE
   No va en desmedro de los preceptores o celadores, como antes los llamábamos, decir que los maestros a la luz de la realidad actual, se están dejando llevar de sus narices por alguien que, se comenta, nunca estuvo al frente de un alumnado.
   Daniel Scioli decía que Roberto Baradel es un "preceptor en uso de licencia" y Carlos Gianella, quien lo acompañaba desde una subsecretaría de la Jefafatura de Gabinete en la gobernación bonaerense, aseguraba que tenía "alergia a la tiza".
   En la Dirección General de Escuelas de Buenos Aires dicen algo parecido: "Baradel nunca estuvo frente a un aula, no tiene ninguna empatía con el compromiso de los maestros con la educación y en la formación docente. Lo suyo es otra cosa".
   Baradel es el secretario general de SUTEBA, el gremio que nuclea el 80 por ciento de los maestros de la provincia de Buenos Aires ye importante referente nacional.
   Pero el tema aquí no está en cuestionar a los artífices de una medida que desborda en su intencionalidad más partidista que política, porque sin dudas forma parte, con el pretexto salarial, de la campaña ordenada por los nostálgicos del poder, para entorpecer la gestión del actual gobierno.
   Investigar sus diplomas a Baradel equivaldría casi a la costumbre nacional de inevestigar a las víctimas, aunque el personaje es solo víctima de sus propios compromisos ideológicos y de su vocación por figurar, siempre y cuando no le pregunten por su curriculum profesional.

  Parece mentira que en un país donde la mayoría de los sectores de la sociedad pregona ser poseedor de criterio, siempre se deje para último momento el tratamiento de cuestiones tan complicadas que de antemano ya se sabe que pueden derivar en conflictos que dañan a buena parte de esa misma sociedad que alardea de organizada.
   El diferendo con los docentes tendría que haberse negociado a más tardar a mediados de enero, pero parece que las ansias de vacacionar de los funcionarios y de seguir con su práctica del alpedismo la dirigencia sindical, llevó a una dilación inadmisible y dañina.
   En la mayoría de las escuelas no habrá inicio regular de clases y lo más pernicioso de todo no es el perjuicio que sufrirán los docentes si no cobran los días no trabajados, ni los sindicalistas siempre prendidos a la teta de la licencia especial que gozan.
   Los principales perjudicados con los niños, rehenes de caprichos ajenos en los que nada  tienen que ver, para que después la hipocresía gubernamental y sindical, pregonen que se desviven por quienes, precisamente, dejan abandonados.
   Alguna vez las cosas se harán de manera que los niños no queden tan expuestos y vulnerables, víctimas de los conflictos que no han generado.
   Y en lo que atañe a Córdoba, las motivaciones se fundamentan en el incumplimiento del gobierno provincial de algunos acuerdos salariales que fueran suscriptos tiempo atrás, que no han sido respetados generando una importante merma acumulativa, en los haberes de los docentes provinciales.

LA TV BASURA QUE NOS OBLIGAN A MIRAR
   Como si los argentinos no tuviéramos de qué preocuparnos, ahora nos enteramos que el imbécil farandulismo enquistado en la TV portuaria nos abruma con un episodio intrascendente que pretendió llegar a ser la noticia del mes de marzo pasado, por encima de todo lo demás que absorbe nuestra atención.
   Resulta que Lucas, “el” pareja con pretensión de casamiento, le habría robado a su novia/o transexual -Lisy- varios miles de dólares, algunas joyas y otros objetos, cuando estaban ya muy cerca de zambullirse ambos en el disfrazado “himeneo” que les aportaría -lógicamente en un país cholulo- la fama necesaria para continuar luciendo plumas, conchero mentiroso, depilación definitiva que no existe y voz con timbre de camionero trasnochado, todo lo cual conforma la imagen deplorable de la decadencia artística.
   Esto no es de ninguna manera un segregacionista acto de discriminación, sino que intenta ser la pintura de
una realidad que busca colocarnos un velo de oscuridad sobre las situaciones críticas que están viviendo algunos sectores, atribuibles innegablemente a la famosa y malhadada herencia sumada a los errores irredimibles que está cometiendo el gobierno nacional en su gestión.
   ¿Es tan importante que un flaco macilento con pretensiones de marquesina le haya afanado a su “prometida/o” aprovechando la confianza que la estrella le brindara?. ¿Es válido derrochar tantos espacios en la pantalla de la TV de todos los canales para divulgar una conventillera pavada de tales características?
   Si las respuestas a estas dos elementales preguntas son afirmativas, deberemos volver a pisar la tierra y asumir que estamos enfermos de algo que nos afecta el raciocinio y que no es nuevo: sería la manera de confirmar ese diagnóstico, si le sumamos el hecho que por mucho tiempo, el mismo cholulismo mediático transformó en símbolo de la femineidad a un disfrazado y no operado muchacho chaqueño quien exige que lo traten como “señora” porque “se casó”.
   No se trata de homofobia si o de homofobia no, porque el correcto y objetivo sentido, si usamos el cerebro desapasionadamente, nos indica aquello tan viejo de que los límites en el mundo artístico aparte de la calidad, están en el buen gusto.
   Y en la TV también.

LA MEGACAUSA DEL REGISTRO
   Si buscamos relatos de megacausas en el mundo, es posible encontrarse con procesos en los que aparecen involucrados altos funcionarios, políticos, grandes empresarios y dirigentes de mucho poder, todos ellos con manejo de la información, acceso a fondos, importantes contactos y amplia libertad de decisión.
   En todos los casos la relación poder y delito es destacable. 
   Además se observará que, aún cuando las moras en la Justicia son un atributo casi mundial, se trata de procesos concretos, con un comienzo y un final, con imputados que son acusados, juzgados y condenados o absueltos según dictamine un imparcial Tribunal.
   Para la causa del Registro de la Propiedad de Córdoba, no se encuentra ningún parecido mundial a considerar. En primer lugar, tratándose de millonarios negocios inmobiliarios, imposibles de realizar sin información, poder, dinero e influencias, los imputados son en su grandísima mayoría trabajadores comunes, aún siendo profesionales, no existiendo ningún político ni funcionario acusado ni juzgado.
   En segundo lugar, el  proceso que comenzó alguna vez, cuenta con vocación de eternidad, "vaticinando" la Justicia los muchos imputados más que vendrán.
   Tercero, los procesos nunca se definen, en lugar de juzgar a alguien por toda su acusación, se lo cita repetidamente, posibilitando recrear juicios sin parar.
   Cuarto, el Tribunal imparcial no existe y una misma comisión especial se encarga de todo, y, por último, el número y tamaño de los titulares periodísticos encabeza el récord mundial.
   Por todo esto hay que ser muy cauteloso a la hora de considerar que en el caso del Registro, la palabra megacausa tenga alguna relación con la justicia. 

¿CUÁNTO DE MI PLATA COBRAN LOS ROMÁNTICOS?
   Hermindo Luna era un soldado formoseño de 21 años que murió por las balas de los románticos setentistas que pretendieron tomar un batallón, el 5 de octubre de 1975 en pleno gobierno constitucional peronista, ya que gobernaba, por así decirlo,  María Estela Martínez de Perón.
   Jovita Luna, hermana del héroe, consiguió que el Gobierno abriera todos los archivos indicando los nombres de quienes fueran indemnizados como víctimas del terrorismo de Estado, presos políticos y exiliados, toda una decisión histórica.
Dicho pedido fue sistemáticamente negado por el gobierno kirchnerista con el argumento que era necesario proteger esos datos tan sensibles a la sociedad argentina.
La Justicia ya se ha expedido debidamente sobre los orígenes y características del golpe de Estado. Pero la misma Justicia no se ha ocupado hasta el momento de investigar y sancionar a los responsables de la acción de los movimientos guerrilleros, quedando así incompleta no sólo la reconstrucción de la verdad histórica, sino también la sanción penal a todos los responsables.
 Los setenta, dice un comentario periodístico, deben juzgarse con la historia y la memoria completas, que
es exactamente la contracara del relato kirchnerista durante más de una década, sobre todo en su política de derechos humanos.
Los avances anteriores hacia la pacificación y reconciliación fueron retrocedidos y la Justicia, con pocas excepciones, actuó con parcialidad, tanto sobre militares como sobre policías y civiles. 
   Otra vez la contradicción: el carácter de lesa humanidad no se aplicó a los crímenes de las organizaciones armadas, una asimetría que contradice la jurisprudencia internacional.   
   Es innegable que hubo excesos y crímenes inaceptables de ambos lados, pero no existe una sola razón para que no se juzgue a las organizaciones terroristas, que fueron las iniciadoras del sangriento conflicto.
   Basta un solo caso para exponer la irracionalidad con la que se manejaron estas cuestiones. El soldado Luis Roberto Mayol, uno de los militantes montoneros que en 1974 coparon el Regimiento de Infantería de Monte de Formosa y asesinaron a 12 camaradas, es recordado con una placa en la Universidad de Santa Fe que lo reivindica como víctima del terrorismo de Estado.
   Ahora conoceremos la verdad descarnada, esa que tanto se escondió como una burla a la historia, porque la historia si no es completa, se acerca más a la mentira que a la memoria.
   Y queremos saber cuánto nos costó a cada uno de los argentinos, pagar ese injusto premio a tantos asesinos que se disfrazaron de patriotas.

LAS CLASES, EL COLEGIO, EL AULA Y “LA SEÑO”
   Me acuerdo que desde chiquito, cuando iba al Patio Olmos que por entonces era una escuela, me enseñaron y a cada instante lo comprobaba, que la maestra era mi segunda mamá.
   Sabía que ella llegaba al aula con una sonrisa que buscaba esconder el cansancio de cada día porque tenía un par de hijos, aparte de los postizos 40 vándalos que éramos los del grado. Ella sabía cuando estábamos con fiebre, cuando teníamos hambre, cuando no queríamos hacer los deberes y cuando mentíamos pidiendo permiso para ir al baño.
   Ella tenía el pañuelo para todas nuestras lágrimas y para todos nuestros mocos. Ella nos retaba, nos tiraba del flequillo o nos tiraba de las orejas porque solíamos ponernos imposibles e inmanejables.
   Y se daba tiempo para enseñarnos, para sacarnos de la ignorancia, para hacernos sentir personas, para llevarnos de la mano a recorrer el camino del saber, que es por donde -no todos- llegan a la decencia.
   Cuando se iba dejándonos su beso universal, sus ojos siempre bonitos y el cansancio pegado a su frente
maquillada con tiza, se llevaba los cuadernos para corregirlos en su casa.
   Las cosas, traídas por el tiempo y la nostalgia, no han cambiado casi nada porque más aún, las maestras modernas han debido agregar a sus tareas las funciones de enfermeras, sexólogas, consejeras sentimentales y administradoras. Y proporcionalmente, ganan menos que antes porque ahora sus gastos son mayores. Nadie que yo sepa abrazó la docencia por necesidad de bienestar económico.
   A todas esas maestras y también maestros, los picó ese bichito maravilloso que se llama vocación y que no todos, aunque sean encumbrados políticos o funcionarios, terminan de comprender y de respetar.
   Para colmo, no faltaron ni faltan los imprudentes que piensan que los mejores antídotos contra esa vocación son la injuria, la torpeza o la descalificación de su sacrificio.
   Un sacrificio cuyo ejemplo se debiera valorar en la medida de lo merecido y si fuera posible, imitar a los docentes por su grado de compromiso con la sociedad y es por todo esto que con cada comienzo de clases, mi admiración hacia los maestros se renueva.
   Y con toda justicia, cada día es mayor.

LA SEÑORA “K” EN COMODORO PY
   Ella pidió que no fueran a aplaudirla en Comodoro Py, sino que participaran de la marcha de las CGT como protesta por la situación actual de incertidumbre, inflación e incremento de la desocupación.
   Pero de todas maneras, al aconsejar esa actitud en lugar de arriesgarse a que fueran pocos en su apoyo cuando deberá presentarse ante la Justicia, no deja de ser una actitud de incitación.
   Así las cosas, lo importante es que la doña que ahora quiere volver, cuando todavía no ha terminado de irse, está empecinada en obstaculizar todo lo posible a la gestión actual, lo que ya se vislumbró cuando en una actitud de estudiantina, se negó a entregar el bastón presidencial, a lo mejor considerando que así conservaba las ventajas y prebendas de su condición de presidenta.
   Deberá responder por uno de los casos en los que está implicada y también tendrán que comparecer, el mismo día, su hija Florencia y su hijo Máximo, quien es a la vez legislador nacional de no muy intensa actividad parlamentaria.
   El martes próximo habrán dos focos de atención para estas presentaciones: la marcha de los gordos gremialistas que se empeñan en perpetuarse rodeados de ventajas y negociados, vacacionando en Europa con amigos, parientes y amigas, esta vez dando la cara por el obreraje del que ellos se sirven.
   Y en el otro extremo, la majestad de la Justicia que está funcionando tanto para ellos como para los recientes conquistadores del poder.
   Una muestra cabal que algo ha cambiado.

   Y si es en la justicia, no lo tomemos como algo menor.