22 de mayo de 2017

Cannabis medicinal --------------------------

LO SUPO SOSTENER EL MISMÍSIMO
HIPÓCRATES:“A GRANDES MALES,
GRANDES REMEDIOS”Y ES CIERTO 
   No es un himno a la marihuana ni nada que se le parezca, sino que pretende ser una alternativa que la Naturaleza, la ciencia y el buen criterio ofrecen como paliativo para ciertas patologías y especialmente a la que más derrumba y desespera, que es la crueldad del dolor.
   El cannabis sativa o marihuana, como se lo quiera llamar, ha sido estigmatizado con algunas justas razones aunque no tanto de acuerdo a lo que parece, porque se lo sindica como el umbral de peores adicciones, mientras el tabaco y el alcohol en sus mil formas, son de salvaje y descontrolada venta libre.
   Y no seamos hipócritas: conseguir fármacos, pastillas o “facilitadores de sueño” como muchos les llaman no es nada complicado en este paraíso del consumismo exacerbado y alentado de una enormidad de maneras -sutiles o no-  por una mediática y constante incitación.
   Visto con eminente sentido práctico, es para pensar que si cura, alivia o disipa el tormento ya es para tenerlo en cuenta sin importar su composición, origen, precio e incluso su legalidad porque solo quien padece el espanto del dolor sin paliativos puede comprenderlo y aceptarlo.
   Mucho se habla en estos últimos tiempos, mientras crece la impune espiral de utilidades de los laboratorios que cuando no tienen fines sociales muestran su absoluta falta de sensibilidad, de productos marginados del mercado, cuyo consumo significa un ataque a los objetivos de esos grandes consorcios empresarios que son los que, aunque no lo parezca, manejan la enfermedad, la salud y la muerte.
   La genialidad del Dr. Arturo Umberto Illia que pretendió “poner en caja” a los laboratorios, virtualmente le costó la presidencia de la Nación y con toda justicia lleva su nombre el Laboratorio de Hemoderivados dependiente de nuestra cuatrisecular Universidad Nacional de Córdoba, creado por su señero impulso.
   Es probable que la corporación médica demuestre malestar, pero es imprescindible que la sociedad conozca detalles de la utilización del cannabis para casos puntuales, razón por la cual el programa radial “Síganme los buenos” que me toca conducir, convocó para conversar sobre el tema al Lic. Daniel Landgren, vocero de la Comunidad Cannábica de Córdoba.
   El audio completo de esa entrevista realizada el domingo 21 de mayo, está en el blog www.gonioferrari.com columna de la derecha, donde aparece el audio íntegro de dicho espacio radial, comenzando el tema aludido en 1h 15m 32 s.
   Seguramente todas las dudas e inquietudes están incluidas en ese reportaje.

Gonio Ferrari