14 de mayo de 2017

S.L.B.: EL 2 X 1 Y SUS MIL LECTURAS - ¿POR QUÉ ESCONDER EL SUELDO? - EL ABANDÓNICO GREMIO DE PRENSA - OBRA SOCIAL CON PROBLEMAS Y DURO TESTIMONIO DE UN ENFERMO - LA MEGACAUSA DEL REGISTRO Y EL VALOR DE LA PALABRA DE UN DELINCUENTE - LA MALA POLICÍA Y EL HAMPA, DE LA MANO - LA INOCENTE NIÑA YA ESTÁ DE REGRESO - DEVOLUCIÓN DEL IMPUESTO A LAS GANANCIAS A PASIVOS PROVINCIALES, ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del domingo 14/05/17 emitido por AM580 Radio Universidad de Córdoba.

NADA DE DOS POR UNO PARA NADIE

  En la humana percepción de la ley y su aplicación, intervienen factores que a veces se hace complicado conciliarlos, como son los emotivos por un lado y los técnicamente jurídicos y constitucionales por el otro.
   Lo del dos por uno se analiza, por no ser la excepción, desde esos dos ángulos y le demos las vueltas que se nos ocurran, pero llegaremos indefectiblemente ya sea por convencimiento externo o por íntima convicción, a pensar íntimamente que es inaceptable si lo que se busca con la aplicación de una condena, es su cumplimiento y el condigno castigo al reo.
   Ningún tribunal condena a nadie pensando que en una de esas el penado puede observar buena conducta como para acortarle el encierro.
   Además, son tantos los intereses políticos e ideológicos que intervienen en una polémica de tan sensibles motivaciones, que sería meternos en un terreno donde mandan más los sentimientos que las leyes.
   Y ahora resulta que Zaffaroni, miembro actual de la Corte Interamericana de Justicia, allá por el 2013 había votado para que se aplicara el 2 por 1 a un represor, o sea que el asesor jurídico de la Sra. Cristina Fernández viuda de Kirchner votó a favor de la plena aplicabilidad del beneficio del doble cómputo a condenados por delitos de lesa humanidad, incluso en uno como Enrique Rei, quien se había apropiado de un hijo de un desaparecido.
   Lo hizo en un caso, incluso, en el que el condenado no había estado detenido durante la vigencia de la ley 24.390 entre 1994 y 2001, sino que fue detenido recién en 2004, con posterioridad a la derogación de la polémica ley.
   Así, Zaffaroni votó de la misma manera que lo hicieron los jueces Highton de Nolasco, Rosenkrantz y Rosatti en la reciente causa Muiña y aún tuvo un criterio más amplio.
   Ahora Zaffaroni, quien fuera designado por impulso del kirchnerismo en 2015 en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, comentó "Si me equivoqué o no me equivoqué no lo sé. Pude haberme equivocado", La respuesta fue en relación a la difusión de su voto que como miembro del máximo tribunal había firmado para beneficiar a otro represor con el cómputo del 2x1.
   Por su parte Graciela Fernández Meijide, ex integrante de la CONADEP y madre de un hijo desaparecido, al referirse al polémico fallo de la Corte Suprema que declaró aplicable el beneficio del 2x1 para la prisión en un caso de delito de lesa humanidad, en declaraciones periodísticas expresó que "Nos olvidamos que en 2013 ya había ocurrido  y no hubo tanto escándalo como ahora, ni se discutió el fallo", remarcó Fernández Meijide al recordar que la resolución del máximo tribunal ya había ocurrido durante la segunda presidencia de Cristina Kirchner en el caso de "Simón Antonio Herminio".
   Sin embargo la Sra. Que Ahora Quiere Volver, al dar abruptamente por finalizada su exitosa gira europea sosteniendo que en Argentina habían ocurrido hechos de suma gravedad que demandaban su presencia, al referirse al reciente 2x1 dijo sin ponerse colorada: "Este fallo no
se hubiera dado en el gobierno anterior..." y "Hay un clima que rápidamente han recuperado los viejos socios de la dictadura..."
   La Sra. Fernández Meijide la contradijo, dado que durante el segundo mandato de Cristina, la Corte Suprema permitió también que un acusado por delitos de lesa humanidad consiguiera recortar su condena gracias a la ley 24.390.
    ¿Cómo? El fallo, con fecha 6 de agosto de 2013, declaraba "inadmisible" el "recurso extraordinario" que había presentado el fiscal Eduardo Ezequiel Casal para evitar que acotaran la pena de Antonio Herminio Simón.
Según publicó el diario Clarín, el que siempre miente, en el marco de la investigación de la causa conocida como "contraofensiva de Montoneros", Simón fue detenido el 11 de julio de 2002. Casi diez años más tarde, el juez Ariel Lijo lo condenó a 19 años de prisión. No obstante, en ese mismo fallo, el magistrado aclaraba que esa pena vencía el 20 de agosto de 2013, es decir, a once años de su detención. La reducción de condena se debió a la aplicación del beneficio del 2x1, decisión secundada por la Corte Suprema en 2013”.
   Aunque lo ideal, si medimos a la justicia con la vara de la importancia de la vida, sin ideologías, banderas o razas, lo ideal sería 2x1 para nadie: ni para genocidas ni para terroristas.
La historia vive de los archivos.
Y también de la memoria …

¿POR QUÉ ESCONDER EL SUELDO?

   Me voy a permitir recordar -o sea volver a pasar por el corazón- una anécdota de unos 60 y pico años atrás, cuando una tarde volví a mi casa eufórico y agrandado, y le entregué a mi Vieja, sacrificada viuda y joven de 39 años, madre de cuatro vándalos, un sobre con el primer sueldo que recibía como trabajador dependiente, con un mes más de mis 15 años de edad.
   Entiendo ahora que fue una acabada y sincera demostración de orgullo por haber logrado esa paga como producto del esfuerzo, del sacrificio y del compromiso, lo que es para poner contento a cualquiera que atesore esos valores positivos y no necesite andar ocultando frutos, en el caso que fueran por acciones deshonestas o alejadas de la legalidad.
   Por eso es que molesta que los empleados de la EPEC, con el apoyo de su gremio, se hayan opuesto a que la ciudadanía se entere detalladamente de los sueldos que perciben de una empresa que vive llorando pérdidas pero que está dirigida por funcionarios que de un solo saque, por eso que le llaman bonificación a la eficiencia, reciben una suma cercana al medio millón de pesos aparte de los sueldos mensuales y los dos medios aguinaldos.
   Una verdadera ganga, razón por la cual y por acuerdo firmado o tácito con la dirigencia sindical, los cargos desde el obrero más raso hasta el jefe más encumbrado -salvo el directorio que es político- están sujetos a una especie de sucesión dinástica, con el beneplácito gremial.
   Si la ley exige a funcionarios y legisladores la presentación de su declaración jurada de bienes, que pasa a ser un instrumento público, apenas asumen, es absurdo que los empleados de un ente que pese a su autarquía depende del gobierno provincial, busquen esconder sus haberes, si es que han sido estipulados dentro de la ley.
   Nadie les exige que juren ni declaren los artefactos eléctricos que tienen en sus hogares, al amparo de una tarifa sin cargo o acomodada, o que den por cierto aquel rumor circulante en la sociedad, que por un acuerdo bilateral ni siquiera pagan el gas domiciliario.
   Lo que sí exige la convivencia ciudadana, es un acto de sinceridad que le sirva a los vecinos para a su vez, exigir a toda costa esa eficiencia que se pregona y se cobra pero que no alcanza a subsanar el cúmulo de problemas que se agravan con el tiempo y la desinversión tecnológica, esa que se pretende subsanar con anuncios rimbombantes, como lo fuera aquel viejo verso de la Central Pilar.
   La ciudadanía no exige la verdad por curiosidad, sino para saber dónde está pisando, porque ya llegó al hartazgo con las promesas cuyo cumplimiento están guardadas en el cofre de todas las demagogias.
   Es como si aquel día que le entregué el sobre con el primer sueldo a mi Vieja, hubiera dejado allí solo un par de monedas.
   Y con ellas, mi complicidad con la inoperancia.

IMPERDONABLE Y ABANDÓNICO CISPREN
Tomando en cuenta la precaria situación por la que atraviesa la Obra Social de Prensa de Córdoba, con graves consecuencias para sus afiliados, un grupo de jubilados de esa entidad realizó una serie de reclamos ante sus administradores que es la conducción del Círculo Sindical de la Prensa de Córdoba (CISPREN), y a la vez, encaró una investigación paralela ya que los fondos que se deducen de sus haberes jubilatorios no llegan a la Obra Social.
La falta de respuesta a todos esos requerimientos derivó en la presentación de sendas denuncias penales contra la dirigencia gremial, la Superintendencia de Servicios de Salud  y ANSES, radicadas en el Juzgado Federal Nro. 3 de Córdoba.
El tema se inicia en la ANSES Córdoba, que es la encargada de efectuar las liquidaciones y desde allí se envían al organismo central, donde se dispone su reintegro a la Obra Social. Pero esos fondos no llegan en su totalidad, ya que solamente se liquidan 192.00 pesos por mes por cada afiliado jubilado cuando en realidad se descuenta mucho más.
La maniobra  multiplicada por los siete años que viene ocurriendo, señala un faltante que sería de unos 14 millones de pesos a valores actuales, sin poder determinarse su destino, y sin que los administradores hubieran adoptado las medidas de reclamo pertinentes. 
Esta situación ha provocado que la Obra Social esté imposibilitada de solventar sus necesidades ni mantener sus prestaciones de servicios médicos y farmacológicos,  recortados en numerosas oportunidades por falta de pago.
Precisamente, en estos momentos están suprimidos los del Instituto Modelo de Cardiología, Clínica Reina Fabiola, Instituto Oulton, Centro de la Visión Urretz Zabalía, Clínica de Ojos Berardo, Federación Odontológica de Córdoba, Federación de Bioquímicos de Córdoba, Sanatorio del Salvador área de quimioterapia, Sanatorio Mayo y Farmacias del Hospital Privado Farma, entre otras.
       La entidad que debe controlar este sistema, Superintendencia de Servicios de Salud, delegación Córdoba, receptó estas denuncias y por lo que se advierte, sin cumplir con los preceptos que pregona y menos aún, realizar las inspecciones que debería haber correspondido para evitar esos incumplimientos sociales y que afecta a más de cinco mil familias entre afiliados directos, adherentes y jubilados, además del personal médico de consultorios internos y administrativos de la obra social que lleva más de 45 días de atraso en el cobro de sus salarios.
   Se comenta asimismo, por la emisión de más de un centenar de cheques sin fondos por valores que estarían cerca de los 400 mil pesos, con datos que pueden verificarse en la página web del Banco Central.
   Según los jubilados, se realizaron todos los reclamos administrativos ante los entes oficiales desde el 2016, sin obtener respuesta, razón por la cual decidieron realizar una denuncia penal en Fiscalía de Turno de los Tribunales Federales de Córdoba, con sus pruebas adjuntas, de índole penal federal con faltante de dinero, según se informó.
  La denuncia involucra directamente a autoridades de organismos con sede en Capital Federal y a los responsables de la conducción de la Obra Social de Prensa de Córdoba, que encabeza Carlos Alberto Valduvino, hombre de Rio Cuarto, por “apropiación y desvío de fondos, administración fraudulenta” y “vulnerar derechos elementales que hacen a la salud de sus afiliados”.
   Tenemos en línea a uno de los denunciantes, el colega Oscar Stornini, a quien le pediremos mayores detalles de esta situación.
*********************************************************************************
   El audio completo de la conversación con Stornini aparece en el segundo segmento de las grabaciones de audio, ubicados en la columna derecha de este blog. Es de consignar que seguidamente fue consultado el colega de la Agencia de Noticias Telam, José Barrios, quien debió modificar su tratamiento oncológico -padece leucemia- ante la falta de pago a los prestadores en que incurriera la obra social de los periodistas de Córdoba.
*********************************************************************************

MEGACAUSA: ¿VALE LA PALABRA DE UN DELINCUENTE?
   Esta semana se anunció en un medio periodístico que el Sr Cerdá, primer condenado de la causa del Registro de la Propiedad, podría recuperar su libertad.
   Este señor fue encarcelado en el año 2006 y juzgado en 2008, confesando una serie de irregularidades realizadas con inmuebles en el seno del Registro, en las que involucró a algunos familiares y un grupo de allegados a él.
   Durante el juicio manifestó ser un perejil que había trabajado para la corona, acusando a varios funcionarios del gobierno de haber participado en las maniobras. Semejantes declaraciones fueron desestimadas casi de inmediato, manifestando un magistrado que no se podía creer en la palabra de un delincuente.
   Pese a enumerar todos sus hechos de una vez, fue juzgado repetidamente, convirtiendo sus acciones en causas independientes.
   Contrario a lo manifestado por el magistrado a la hora de darle credibilidad cuando culpó a los funcionarios, a lo largo de los procesos fue utilizado como un caballito de batalla para justificar distintas condenas contra otros imputados, argumentando que Cerdá los había señalado.
   Para otros acusados, en cambio, fue incriminante haberle vendido un celular, haber trabajado con él en la misma oficina, o vivir en su mismo barrio.
   Los delitos de estafa y similares tienen un máximo de 6 años de prisión. Nadie pretende minimizarlos, esperando, por el contrario, que todo el peso de la ley caiga sobre ellos.
   Pero cuando los procesos se prolongan por más de una década, los imputados se multiplican, los juicios se repiten, los jueces se mantienen y las condenas exceden las de un genocidio, no es razonable seguir creyendo que se está buscando justicia.

MALA POLICÍA JUNTO AL HAMPA
  ¿Cuántos policías, según lo que se conoce o trasciende, han aparecido complicados con personajes o actitudes del hampa, en esta Córdoba sorprendente?. No son pocos y la situación, sin que sea de agorar desgracias, ha entrado a un terreno calamitoso.
   Desde hace tiempo venimos pregonando que si la Policía no sabe limpiar la mugre que tiene adentro, será inalcanzable el objetivo ciudadano de limpiar afuera de la institución. Y de acuerdo con lo que estiman los entendidos, todo tiene sus raíces en la incorporación de personal, que se vino haciendo desde tiempo atrás sin tomar en cuenta todos los antecedentes de los postulantes, porque en la mayoría de los casos les dieron entrada en pago de favores políticos o como premio a los punteros de todos los rincones de la provincia.
   Por otra parte el nivel intelectual, de estudios o de cultura general si se prefiere, de quienes acceden sin pasar por la Escuela de la Institución y “a sola firma” -en la mayoría de los casos por carencias económicas- es lamentablemente pobre.
   La disculpa es que previamente realizan un curso intensivo para el uso de armas, como si fuera el único requisito que garantice calidad y legalidad de servicio.
¿Así quieren conformar una fuerza que luche y nos proteja contra la delincuencia? Es la manera más absurda de intentarlo, porque a Córdoba le hacen falta policías con antecedentes intachables y no con prontuarios lavados, ni agentes improvisados o instruidos “de apuro”.
   La lucha contra el hampa viene demostrando que la policía es inmanejable interiormente porque si fuera lo contrario, no nos encontraríamos con policías asaltantes, estafadores, vinculados con los narcos o proclives al abuso con sus armas o inclinados por otros tipos de delitos.
   Los cordobeses no merecemos los malos policías que tenemos, que son una afrenta a los leales funcionarios que abrazan el sacrificio y el compromiso por y con la gente. Ellos son los que menos merecen ser ubicados a la par de los desleales que deshonran el uniforme azul.
   Y estafan a la ciudadanía con algunas travesuras reprochables, como lo es esconder hechos delictivos en la creencia que así habrán de recuperar el respeto y la consideración de la gente.
   El asalto masivo de antenoche a un grupo de 20 médicos en una residencia del Cerro de las Rosas no fue informado como tampoco nada se dijo de otro asalto perpetrado por dos motochorros a mediodía, ante mucha gente y un policía cercano, del que resultara víctima un empresario cordobés a quien luego de golpearlo le arrebataron un maletín con 100 mil pesos en efectivo y otros valores, en la puerta de un banco a donde fue a depositar, en la avenida Fuerza Aérea.
   Si el gobierno sabe que su policía es así de sospechada y la realidad lastimosamente lo demuestra, ¿por qué se empeña en seguir permitiendo tanta mugre?

LA NIÑA PUEDE VOLVER A SUS SUEÑOS

   No es que todo haya pasado porque recién comienza una etapa nueva en la convulsionada vida de una criatura que está más cerca de las muñecas y de algún piquito furtivo, que del rouge y la sombra de ojos, precursores de las ligas mayores en esa especie de competencia que libran las niñas en su vertiginoso camino que pasa por una apresurada adolescencia rumbo a la juventud que es donde creen que enarbolarán una bandera de conquistada libertad.
   Será tarea de los estudiosos juzgar si en realidad fue niña encerrada en la candidez de su inocencia o fue silenciosa mártir del oprobio que reina en el terreno de las promiscuidades, allí donde la prepotencia de los años y la muerta persuasión de la violencia logra oscuras satisfacciones e impone infames silencios tan familiares como compartidos y encubiertos.
   Niña de algodón y brisas, sobreviviente o sobremuriente en una torpe y atropellada sociedad que llegó a juzgarla como culpable en lugar de ampararla, contenerla y escucharla como víctima. Que la condenó por la sospecha en lugar de ofrecerle un hombro con cariñosa tibieza maternal para que allí tiemble, llore y desahogue su tormento que la llevó a preferir las distancias por encima de alguno de los afectos que aún le quedaban.
   Niña de rubor, mostacillas y risas a quien los infames le aceleraron el reloj de su niñez.
   Niña de candor y de pureza vulnerada.
   ¿Habrá leyes de los hombres que impongan justicia, condena y sanción para quienes quebrantan la ingenuidad y la confianza?
   ¿Existen códigos que obliguen a reparar lo irreparable?
   Tontas preguntas para una cuestión tan visceral como es la preservación de ciertos valores que las niñas atesoran en su rincón de las virtudes.
   Muchas veces el amor inmerecido lleva por atavismo a la complicidad de los silencios que no desgarren el eterno cordón umbilical.
   Niña de lejanías y pesares; de lágrimas a escondidas y alma injuriada, tienes tanto para vivir como mucho para olvidar y nada que perdonar.
   Chiquilla dulce empujada al calvario, podrás al tomar cabal noción de tu breve historia optar por aquellos que sostienen que el perdón es casi siempre el padre de la reincidencia o adherir a los que prefieren la indulgencia de predicar que la última y definitiva justicia es el perdón.
   Aunque todo lo que habrás padecido sea imperdonable, abrázate a la ilusión de tener una vida por delante, un horizonte de luces, un futuro de auténtico y bien ganado cariño, porque dejando de lado la eterna e irredimible culpa encerrada en la sucia conciencia de quienes te humillaron, mereces ser feliz.

DEVOLUCION DE GANANCIAS A LOS PASIVOS
   Una curiosa alquimia con los números le permitió al gobierno de la provincia hacerse de un “tubo de oxígeno” para sus castigadas arcas, apelando a los fondos histórica y originariamente asignados a uno de los sectores más vulnerables de la sociedad: los jubilados.
   Legalmente pero aprovechándose de las ventajas que otorga la mayoría propia, se injuria a los pasivos que hace tiempo vienen padeciendo y sin derecho a la protesta, la rapiña de sus haberes mensuales por parte de un Estado que en lugar de erigirse como protector, cambió su rumbo para transformarse en ofensor de quienes debieran ser mimados y contenidos.
   Ahora el reclamo es por la demora en devolverles parte del impuesto a las ganancias que les vienen descontando, pese a existir una disposición que ordena reajustar esos descuentos y reintegrar lo mal descontado.
   Para eso realizaron una manifestación, callada y pacífica, frente a las oficinas de la AFIP en La Cañada casi esquina bulevar San Juan.
   Es claro: los jubilados en su mayoría no suman poder de fuego y sus protestas caen en el bolsillo sin forro que los funcionarios tienen en sus ropas.
   En octubre los jubilados que pese a sus años aún hacen ejercicio de la memoria, deberán desoir los cantos de sirenas propios de las campañas electorales y votar a conciencia, pero especialmente con memoria,

   Ningún supermercado ni proveedor de servicios recibe promesas como forma de pago.