11 de junio de 2017

S.L.B.: LA VISITA DE ANGELA MERKEL - U.T.A. Y SU INTERNA DESPIADADA - SCHIARETTI SE FUE DE VACACIONES - EL HOTEL ANSENUZA, UNA GANGA - MEGACAUSA DEL REGISTRO Y EL GUANTE BLANCO - EL PAPEL DEL PARTIDO OBRERO EN EL PARO DE CHOFERES - PARA EL P.J. Y ALIADOS, LA CONSIGNA ES "CEPILLAR" A MESTRE, ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 11/06/17 difundido por AM580 Radio Universidad de Córdoba y FM 88.5

DESESTABILIZACIÓN, MERKEL Y MACRI

   Tiempo atrás, la que ahora es no resignada oposición y era oficialismo, todo comentario o acción que cuestionara al modelo nacional y popular era tomado como un operativo para desestabilizarlo o atacar a la democracia.
   Ahora, desde la otra vereda, están cayendo en lo mismo que antes cuestionaban y con dineros obtenidos por entonces financian, si, operativos tendientes a debilitar al oficialismo utilizando lo que nunca perdió poder de fuego, que es la columna vertebral del Justicialismo: el movimiento obrero.
   Ahora quieren volver a las fuentes de un peronismo del que se alejaron borrachos de soberbia cuando el kirchnerismo ganaba elecciones, imponía políticas, escondía estadísticas e ignoraba la existencia de inflación, de miseria, de desocupación, de corrupción y de otros indicadores negativos.
   ¿Cuántos presidentes extranjeros nos visitaron en la vigencia “K”? Aparte de Chávez, Morales, Lula, Mujica y algún otro, no recuerdo que hayan sido tantos ni tan importantes.
   La visita de la canciller alemana y los resultados que ella misma deslizó tras sus reuniones con Macri, es como para pensar en un lento regreso a la relación con las principales potencias del mundo, incluyendo los comentarios posteriores al encuentro del ex presidente de Boca con Donald Trump.
   Se puede cuestionar la política integral de aquellos países que ahora se muestran como amigos y potenciales clientes nuestros, pero si hacemos comparaciones, recordemos para ser justos, el estado en que se encuentran, por ejemplo, Venezuela y Cuba.
   Si somos sinceros a la hora del análisis, debiéramos entender que algo, alguito, estamos mejorando.

UTA Y SU INTERNA DESPIADADA

   Cuando la lucha por el poder en la UTA perdió su tonada cordobesa y se aporteñó, se inició la sórdida lucha en la que compiten los ávidos por comandar pero en la que el único perjudicado es el indefenso usuario del transporte de pasajeros.
   Dicen desde los sectores en pugna por el manejo del gremio y con un cinismo que nos deja perplejos, que defienden los intereses de los trabajadores, mientras se cagan -si, se cagan- en los derechos de la mayoría de la fuerza productiva cordobesa que pierde presentismo, puntualidad y en muchos casos la propia fuente laboral, porque hay patrones que son inflexibles y desalmados.
   ¿Cuál es el atractivo, aparte de la sensualidad del poder?
   Es probable que esté por el lado de la chequera, o por significar un trampolín para saltar al desprestigiado terreno de la política, como ya tantos lo han hecho y lo siguen gozando.
   La insensibilidad mostrada por los potenciales candidatos es una injuria a la cultura del trabajo y una ofensa a esa proclamada unidad que son los primeros en destrozar.
   La historia, para lo que no pasará tanto tiempo, será la encargada de desenmascarar a todos los atorrantes que se disfrazaron de gremialistas y sepultaron las ilusiones de la enorme mayoría de los trabajadores cordobeses.
   Ellos, los cordobeses que ahora están padeciendo a esos crápulas, porque no son otra cosa, serán inflexibles con los traidores de su futuro, de su familia y de sus ilusiones.

SCHIARETTI AUSENTE, DEJÓ A SU DELFÍN

   Son tantas las especulaciones que se tejen, que no es para descartar ninguna, por más alocada que pueda sonar, si se trata de evaluar el momento y las circunstancias en las cuales nuestro gobernador dejó la provincia a la deriva cuando se venía una previsible tempestad.
   No es para menoscabar al joven vicegobernador, acostumbrado a otro escenario menor,
pero que ha demostrado en la gran ciudad tener menos calle que Venecia porque la herencia del anunciado quilombo lo desorientó, lo anuló y le hizo perder el tren de la acción.
   Schiaretti se fue de vacaciones y emulando a cierto personaje que en Buenos Aires ni se enteró de un accidente ferroviario con casi 90 muertos, nos dejó a merced de agitadores propios, importados y rentados, que vieron la desprotección de los cordobeses y aprovecharon la circunstancia para jugarla de guapos, apoyados por las ricas arcas de sindicatos rotulados como pro “K”, izquierdosos y naturalmente opositores al actual oficialismo nacional.
   Con la consigna de debilitar a Córdoba en cierta medida por venganza, aduciendo que Macri llegó a la presidencia culpa de los cordobeses, no midieron el daño que ocasionaban y se lanzaron locamente a una guerra que los cordobeses no necesitamos.
   En suma, querían un kordobazo, con la K en lugar de la C inicial y no les salió.
   Pero lo de Schiaretti dejándonos en bolas con un ministerio de inseguridad claudicante, una policía timorata de actuar ante la flagrancia y una justicia adormecida, será una factura que serán los cordobeses los implacables encargados de pasarle

EL HOTEL DE ANSENUZA, UNA GANGA

   Haciendo números redondos, un hotel bancado con fondos de la Provincia iba a costar unos 44 millones de pesos, pero después de ciertas idas y venidas, salió costando en realidad cerca de 500 palos, lo que es una lamentable dilapidación de nuestros dineros, tomando en cuenta otras prioridades dignas de ser atendidas.
   Una corriente política numéricamente menor pero creciente, planteó el asunto ante la
Fiscalía Anticorrupción, aportando elementos probatorios del exagerado crecimiento del costo.
   Como era casi obvio de imaginar, el organismo dictaminó que no hubo sobreprecio en la operación de construcción del lujoso hotel Ansenuza, en las márgenes de la Mar Chiquita.
   Una ganga, realmente, que está para agregar a los costos del faro sin mar, de la terminal de ómnibus tantas veces reconstruída, o del Camino de El Cuadrado, más lento y costoso que el mismísimo Taj Mahal.
   Con la diferencia que los hindúes, al aplicar justicia cuando comprueban el delito, son de usar la hoguera.
   Entre nosotros, se agotarían los trajes de amianto.

LA MEGACAUSA DEL REGISTRO

La  edición digital del diario La Voz, informó esta semana sobre un nuevo  juicio de la causa del Registro, que culminó con la condena de varios acusados, entre ellos, un ex director, único funcionario, si así quiere llamarse, o al menos con mayor cargo, de los condenados en la causa.
No hubo esta vez, difusión pomposa, ni siquiera se trasladó a la edición impresa. 
Consigna dicha publicación que, frente a quienes dudan de las responsabilidades de algunos involucrados en las causas del Registro entre los que nos contamos, con referencia especial al abuso de la prisión preventiva, los imputados confesaron, gracias a lo cual recibieron penas inferiores.
Esta situación, denunciada muchas veces  por los familiares, podría representar una especie de extorsión, que otorgaría  a los juzgadores el beneficio de  reivindicar lo actuado en la causa, después de las declaraciones del Juez Esteban Díaz, "de haber dado la razón al Fiscal, sin tenerla". 
Todos sabemos  que casos como el de Petrone,  Sabagh, algunos adinerados o el ex director,  más allá de su inocencia o culpabilidad, pesan bastante más a la hora de publicitar que se hace justicia contra los delincuentes de guante blanco, pero no superan el 10 por ciento de los  104 condenados que se ostentan.  
¿Y los otros?  
¿Qué se dice de los ordenanzas, las secretarias, los empleados comunes, las amas de casa, los profesores, y los trabajadores en general de esta causa, que sin ningún guante ganan el pan de cada día?  
Nada. 
¡Estrepitoso silencio! 
Esos datos no están publicados.
Nadie se hace  responsable  por los que cumplieron la pena antes que la condena, por los absueltos  que estuvieron años encerrados, o por la irreparable e inmensa injusticia de quien falleció luego de tres años de prisión preventiva sin ser jamás juzgado.  
Y estas no son dudas, son certezas contundentes de una acallada y amordazada injusticia institucional.

EL PAPEL DEL PARTIDO OBRERO 

  Si hubiera que reconocer una distinción al oportunismo, un  par de referentes del Partido Obrero se llevarían los laureles porque supieron aprovechar la coyuntura del conflicto en el transporte urbano para crecer política y sindicalmente, aunque con inciertos resultados finales.
   Quien aparecía como voluntarioso vocero de los choferes, sus angustias, reclamos y caprichos, Marcelo Marín, es militante de esa corriente política al igual que la delegada por las trolebuseras, Erica Oliva y llevaron la voz cantante en el conflicto.
   Alguien debiera al menos impartirle un par de lecciones de urbanidad y respeto a quien y gracias a un megáfono y consignas memorizadas, pregonaba la validez de la lucha de los choferes, omitiendo el perjuicio que le provocaban a la mayoría de la masa trabajadora cordobesa.
   Además, agrandado en su papel, no fue muy amable al tratar con los periodistas, a quienes necesita más de lo que nosotros lo necesitamos a él y sus consignas vetustas, pasadas de moda y con escaso fundamento.
   De todas maneras el Partido Obrero puede atarse los moños porque el resto de las corrientes políticas guardó un sospechoso silencio, porque todos, absolutamente todos, tendrían que haber cuestionado la presencia de gremios como el SUOEM o Luz y Fuerza.
   Habría que ver de qué manera reaccionarían esos gremios si les cuestionaran lo que ganan, lo que poco trabajan y lo escasamente eficientes que son, con relación a las regalías que reciben.
   Seguimos nevegando en el mar de las hipocresías, porque a ninguno, repito, a ninguno, le importó un corno el sufrimiento de todos los otros trabajadores, más trabajadores y menos pagos que ellos.
   Es bueno que entre todos, nos vayamos conociendo …

****************************************************************************
SERVICIO DE EMERGENCIA EN EL TRANSPORTE URBANO

  Este domingo desde la Municipalidad de Córdoba se anunció la implementación de un servicio de emergencia para cubrir en parte los recorridos afectados por el paro de los choferes de la UTA que lleva ya más de una semana.
   El secretario de Servicios Públicos de la comuna, D. Julio Waisman, fue el encargado de brindar detalles de la medida adoptada, que comenzará a tener vigencia desde mañana lunes de la manera que lo explicó el funcionario durante la emisión de “Síganme los buenos”,  cuyo audio se puede encontrar, en la columna de la derecha de este blog.


*****************************************************************************

P.J. Y ALIADOS: SERRUCHARLE EL PISO A RAMONCITO

   No es para decir que la gestión de Ramoncito Mestre sea brillante porque son notorias las falencias en casi todos los servicios que debiera prestar la municipalidad, pero hay que entender que en su seno cobija al SUOEM y a una cultura del menor esfuerzo premiado con excelentes salarios.
   Pero así y todo, el muchacho aspira al despacho mayor de la Casa de Gobierno y a ese objetivo se está encaminando su tibia campaña.
   Dicen que desde la gobernación se habría encargado una encuesta que daría perdedor al P.J. porque el partido se atomizaría a consecuencia de la propia lucha interna y a ningún candidato le alcanzaría con el caudal propio, sin recurrir a los amigos o por ahora adversarios.
   Entonces y por las dudas, el objetivo es limar a Ramón Javier, serrucharle el piso y dejarlo sin sustento electoral.
   Para eso si, suelen unirse las fuerzas irreconciliables del partido, con el apoyo del siempre dispuesto movimiento obrero adicto, eterna columna vertebral.
   Dejar sin solución el problema del transporte urbano es al parecer el ariete de esta lucha sorda, que encabezan gremios izquierdosos, simpatizantes “K” y de las otras corrientes alejadas del oficialismo municipal, que si es el radicalismo, sus acciones están en pérdida.
   Schiaretti no quiere sacrificar a su esposa frente a la posibilidad de perder y por eso empujaron a Llaryora que es jovencito y una derrota a lo mejor no lo apartaría de la arena política y en una de esas lo fortalecería.
   Por eso, especulan algunos, el gobernador se las tomó, las malas lenguas dicen que para charlar en Brasil del tema Odebrech y otros aseguran que es para dejar que la realidad
castigue al intendente Mestre con una policía miedosa de actuar y una justicia displicente, como para ahogarle sus ansias de gobernar la provincia.
   De lo contrario, es difícil entender la marcha de los acontecimientos, cuando un gobernador cuya presencia es fundamental para arreglar una situación, muestra algo demasiado parecido a la indiferencia.
   O lo que es peor, a una estudiada postura combativa frente a lo que le pudiera ocurrir en las urnas.

   Y una necesaria y oportuna reflexión final: no es la Policía de Córdoba; con la Gendarmería no se jode…