28 de agosto de 2017

Coletazos de las PASO --------

TODO SEA POR  REVERTIR
ESA NEGATIVA TENDENCIA
   Ya andan por los barrios los punteros del PJ repartiendo boletines con una encuesta que deben completar los vecinos, con relación a la tremenda inseguridad que vivimos los cordobeses. Textualmente uno de sus párrafos dice "La Encuesta CORDOBA permitirá medir la victimización y el temor al delito dentro de la complejidad de la ciudad Capital. En una primera etapa se preguntará acerca de procesos de victimización, denuncia policial y judicial, el temor social al delito y el cambio de hábitos personales y colectivos en función de esta última variable".
   Es el clásico bla-bla-bla que pretende justificar la inoperancia estatal frente al delito y de intentar un repunte en la tendencia negativa que le marcó las PASO a este signo político que lleva casi dos décadas sin encontrar soluciones al flagelo que provoca la delincuencia desatada y creciente.
   Quieren que el vecino se les arrime para mostrarse preocupados, lo que nunca estuvieron a la luz de la incuestionable realidad.
   ¿Para qué todas las reuniones que se concretaron en distintos sectores con policías de rango, si después los uniformados se esfumaban cuando se calmaba el escándalo mediático tras algún hecho resonante?
   Dejaron avanzar al hampa que se les metió en la misma Jefatura y al narcotráfico en lugar de neutralizarlo, lo fortalecieron con aportes de policías infieles de todo rango.
   Ahora nos quieren vender una falsa "sensación de preocupación oficial por la gente", cuando han tenido tanto tiempo para primero limpiarse adentro y luego hacerlo con la ciudad.
   Quienes desde el gobierno provincial sostenían que las PASO no tenían importancia, están destrozando esa hipócrita creencia, intentando vendernos eficiencia operativa, como si necesitaran que los vecinos oficiaran de batidores o alcahuetes para indicarles donde están los nidos del delito.
   Octubre está demasiado cerca.
   La indignación de la gente, a la que no atendieron durante dos décadas, se hizo escuchar en las urnas.
   Y eso ahora, para los funcionarios de alta investidura que están nerviosos, debe ser una sensación espantosa.
   Como la que los cordobeses venimos padeciendo frente al crecimiento del delito.

Gonio Ferrari