17 de septiembre de 2017

S.L.B.: LOS MAPUCHES EN PIE DE GUERRA - AZÚCAR A PEDIDO EN CÓRDOBA Y ANGUSTIA TUCUMANA - SAMIRA REGRESÓ DE SU VIAJE - EL MUERTO QUE SIGUE LITIGANDO - LA MEGACAUSA Y CIERTAS COINCIDENCIAS - AMENAZA DE DESFINANCIACIÓN DE LA CAJA DE ABOGADOS - CON TODO SU POTENCIAL ACTORAL, ELLA VOLVIÓ - EL CASO NISMAN, CERCA DE LA VERDAD, ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” que emite AM580 Radio Universidad de Córdoba, emisión del 17 de septiembre de 2017 interrumpida durante una hora por un corte de la transmisión.

MAPUCHES ¿EN PIE DE GUERRA?

    Poco a poco, demasiado lentamente, están apareciendo detalles vinculados con el caso del joven artesano Santiago Maldonado y su misteriosa desaparición, supuestamente “secuestrado” o detenido por un grupo de efectivos de Gendarmería Nacional durante una protesta que consistió en el bloqueo de una ruta en el Sur del país.
   Más especulaciones que certezas son las que ganaron la opinión pública, con un llamativo aprovechamiento político de la situación de incertidumbre por parte de algunos apresurados nostálgicos, que asignan toda la responsabilidad a la ministra de Defensa Sra. Patricia Bullrich y por ende al gobierno nacional de cuyo gabinete forma parte.
   Conocidas ya todas las alternativas alrededor de este suceso con distintas teorías desde una vereda como de la otra, van surgiendo los resultados de algunas pericias realizadas por organismos técnicos, que están aclarando lentamente las dudas aunque desde la oposición se considera que esas investigaciones “hacia adentro” carecen de valor.
   Dejando de lado esta reiteración de “gataflorismo”, en las últimas horas se ha conocido que en poder de un hermano del activista del memorioso y desmemoriado Jones Huala -requerido en Chile por un doble homicidio según se comenta- fue encontrado un papel donde estaría resumido el curso de acción que tomaría ese grupo de mapuches, lo que luego fue confirmado por la realidad.
   En esa hoja manuscrita, claramente se advierten las intenciones fundamentales: como consigna, ”Si no hay solución quemaremos su nación” y la recomendación de “Generar  golpe de prensa”.
   Ahora, que han quedado con los fósforos mojados, alguien les dirá dos cosas: que hay cerca de 40 millones de argentinos que podemos ser bomberos y que se decidan finalmente en cuanto a sus raíces porque a esos violentos que masacraron a nuestros tehuelches no los podemos considerar compatriotas.
   Y los chilenos dicen que ellos tampoco.
   Y para que se conozca, la sede de lo que llaman la nación mapuche está en Londres desde 1996, originada en un grupo de mapuches y europeos preocupados por la situación de las naciones y pueblos indígenas de América y concientizados por sus derechos, reemplazando al Comité Exterior Mapuche, con sus siglas CEM que operaba internacionalmente desde el Reino Unido desde 1978, con base en la ciudad de Bristol.
  Y ahora, auscultando la realidad, no deja de ser sugestiva la relación existente entre algunos personajes vinculados estrechamente con el gobierno kirchnerista y en tal sentido, aunque no se haya confirmado la sospecha que Horacio Verbitsky fuera agente inglés, el propio Verbitsky está con los mapuches, que ahora más que originarios, son londinenses…
   Así se escribe la historia, aunque lo fundamental, lo principal, lo más trascendente, es que ya, si fuera posible, el artesano Santiago Maldonado aparezca.  

AZÚCAR A PEDIDO Y DESCALIFICACIÓN TUCUMANA

   Con la descarnada sinceridad de ser diabético incipiente que ni siquiera está medicado sino que mantiene su peso ideal y se cuida en las ingestas, puedo considerar que el tema del azúcar si o azúcar no a la vista en los bares, es para inscribirlo en el risueño catálogo de las estupideces argentinas.
   Así como sería más importante ocuparse del descarado, nocivo e impune comercio del alcohol a menores en los bares y boliches a horas inapropiadas, es hora que nuestros políticos se preocupen por cuestiones serias, necesarias y prioritarias y se alejen del riesgo de ser considerados cultores del alpedismo, la falta de imaginación y la carencia del sentido del compromiso con la sociedad por dedicarse a tonteras que más sirven para crear nuevos frentes de tormenta como si no tuviéramos ya demasiados. Es atinado especular como probable que Tucumán nos declare la guerra al ver disminuida su producción cañera y la consecuente caída de la demanda laboral por culpa de la limitación cordobesa al consumo de azúcar en los bares, confiterías, restaurantes y comederos.
   Y que Córdoba en una de esas reaccionaría impidiendo el ingreso de tucumanos a nuestros hospitales, universidades y fuentes de trabajo. Hasta suena lógico: la provincia norteña está gobernada por un remanente “K” y en Córdoba sigue al frente -por ahora- una corriente política basculante en sus simpatías, porque supo coquetear y andar de amores con los que se fueron, con paréntesis de ciclotímicos reclamos, juicios en demanda de cobros y otras diferencias. Suena ridículo pensar que bajará el consumo del dulce y refinado producto porque en ciertos negocios se escondan las azucareras y los sobrecitos fraccionados se entreguen solo por pedido expreso del cliente. Al que antes tenía a disposición el azúcar, ahora le bastaría sólo con pedirla.
   Entonces entramos al terreno de las conjeturas, evaluando cuál sería el secreto de una actitud tan intrascendente tanto de una como de otra provincia: aquí, que si lo que se busca es sobreproteger al cordobés complicándole la ingesta, sería una costosa pérdida de tiempo que no ahorraría ni un kilo de azúcar ni disminuiría el nivel de diabetes. Y para los tucumanos, ¿en qué nivel descendería la producción porque aquí, incluso sumando a Mendoza y al resto del
país, se condicionara el consumo?
   ¡Vamos, señores políticos!
   La república, su gente, necesita medidas de fondo y no remiendos demagógicos, absurdos, cómicos e ineficaces…
   Faltaría sólo que se creara, por ejemplo, un Ministerio Para la Evaluación de la Tersura del Papel Higiénico, y cada usuario necesitado, por lo general en circunstancias incómodas y apremiantes, tuviera que pedir las hojitas de acuerdo con su trasera sensibilidad.
   Para colmo el gobierno de Tucumán piensa que los dueños de bares cordobeses quieren fundirles la provincia, aunque se comenta que su gobernador ya les ganó de mano.
   Es penoso advertir que cuando más seriedad demanda el pueblo a sus gobernantes en la gestión, tengan que surgir payasadas de las que ni siquiera se haría cargo Piñón Fijo.

SAMIRA VOLVIÓ DE SU VIAJE

   El misterio de la vida ofrece tantos vericuetos inaccesibles que debe ser el tema que más ha ocupado la mente y los desvelos de los científicos, los novelistas y los poetas.
   Tanto se ha escrito de volver de aquellas profundidades que hasta graficaron esa certeza con la imagen del túnel con una luz al final y para muchos, el portal de la eterna felicidad.
   Pero para los que pisamos la tierra, cualquier situación conmocionante que nos envuelva,
también nos remite a esos misterios sobre todo si la protagonista de una de esas aventuras que nadie contó, ha sido una niña.
   Porque Samira y al decir de los médicos, estaba prácticamente en aquel túnel, arrastrada por la fatalidad, la imprudencia o la imprevisión, lo que será en su momento aclarado por los investigadores.
   La cuestión más trascendente, dulce e inigualable, es que Samira volvió después de haber visitado y aunque posiblemente nunca lo recuerde, aquellos predios a los que uno no tiene ningún apuro en conocer…
   Esa es la noticia feliz, la que nos llena de dulzura y lleva al agradecimiento sin medida hacia aquellos seres que como ángeles sin alas, el Destino puso en aquel camino que lleva al túnel.
   Y fue un policía, abnegado y capacitado servidor que se interpuso entre la niña de ojos grandotes y la fatalidad sin remedio.
   Ahora los médicos y el cariño vienen haciendo el resto.
   Samira volvió, despertó y tuvo como al nacer esa mágica palabra que todos pronunciamos como la primera y para muchos la ultima. 
   A sus 6 años dijo Mamá, y se quedó entre nosotros.

ESTÁ MUERTO PERO SIGUE EN CARRERA
   Viene demorado el parto de ese caso tan particular del ciudadano con una antigüedad de casi un año como muerto, que inició una demanda por desalojo de una señora anciana y enferma, moradora de una covacha en un terreno rodeado de residencias coquetas en las cercanías de un shopping de nuestra ciudad.
   El caso fue que con la certeza de que el actor había muerto, el expediente pasó por dos o tres fiscalías y nadie advirtió el deceso, o no leyeron, o vaya a saber qué distracción acosó a los funcionarios que pasaron por alto tan trascendente detalle y condenaron a la viejita.
   Lo mismo para los abogados patrocinantes, que actuaron como si el demandante estuviera vivito y coleando, cuando ya llevaba más de ocho meses en su irreversible condición de difunto.
   Idas y venidas, seguros cabildeos, entretelones que el común de la gente no conoce y las especulaciones de siempre, que rondan por eso que le llaman el corporativismo en cualquier actividad.
   Los policías protegen a los policías, los médicos a los médicos, los militares a los militares, los periodistas a los periodistas, y por eso es difícil negar que los judiciales no hagan lo propio con sus compañeros de tareas.
   ¿Tanto se demora la justicia cordobesa en corroborar que una persona está muerta?
   Por eso quiero ofrecerles para que lo vean, por si también se les pasó por alto, el certificado de defunción del denunciante, que lo pueden encontrar en nuestra página de internet, y de allí pueden copiarlo.
   No me digan, por favor, que para dilatar la resolución del tema haría falta una autopsia.
   Allí sí que sería un condigno final para esto que ya llega a la risueña categoría de sainete …
   Después de todo, por míseros 40 pesos, en céntricos o barriales cyber aportando nombre y documento de cualquier ciudadano, te dan una medulosa radiografía de su vida, si está vivo. Y si no, te lo avisa con fecha y todo.

LA MEGACAUSA Y CIERTAS DUDAS Y COINCIDENCIAS

Con una personalidad comprensiva, flexible  e indulgente para con altos funcionarios y políticos, pero rigurosa, severa y casi ensañada con los trabajadores, el Poder Judicial cordobés, en la causa del Registro de la Propiedad, practica una “diferenciada” administración de nuestra Justicia.
En las últimas semanas un nuevo grupo de personas fue detenido por la presunta venta irregular de un terreno perteneciente a un club y sin opinar sobre el hecho en particular, nuestra Constitución es clara, al ordenar que ninguna persona puede ser detenida sin un juicio previo que determine su culpabilidad.
Entonces uno se pregunta: ¿Por qué más presos sin juicio? ¿Por qué esta gente no fue investigada, imputada, juzgada y encarcelada solamente si se demuestra su culpa? ¿Por qué algunos funcionarios judiciales incumplen sistemáticamente la ley? ¿Será que se mide la eficiencia de los fiscales por el número de detenciones que ordenan?.
Propondría entonces otro trabajo: contemos cuántas detenciones se realizan a personas que no pasaron por un juicio y cuántas después de un juicio justo. Matemática pura, que probablemente nos sorprenderá.  
Me ofrezco a calcularlo  si me dan la información.
Tendríamos ahora otro indicador, el grado de cumplimiento de la ley por el Poder Judicial.  Y esto no es menor, porque la ley está hecha para ser cumplida por todos, y debieran dar el ejemplo quienes la administran.
Y no crea que el comentario inicial está desconectado de lo expuesto, porque en estas nuevas detenciones, como en la generalidad de la causa, el rigor, la severidad y el ensañamiento, no alcanzan  todavía a ningún alto funcionario del gobierno.
   Y eso que en su momento, fueron sospechados con nombre, apellido y cargo.


El Dr. Carlos Ruiz Palacios es desde un año atrás, vocal representante de los jubilados en la Caja de Jubilaciones de los Abogados de Córdoba que cuenta con alrededor de diez mil afiliados y un millar y medio de beneficios que cubren desde el nacimiento, el matrimonio, la vejez y la muerte. Todo indica, de acuerdo con lo que se conoce, que estaría en ciernes un proyecto de ley  cuya aplicación pondría en serios aprietos financieros al organismo, con el peligro de desfinanciarlo provocando esa versión lógica inquietud. El Dr. Carlos Ruiz Palacios alertó a los afiliados a esa Caja de la eventual sanción de dicho instrumento que los perjudicaría y en una conversación con el periodista Gonio Ferrari aportó detalles de aquella iniciativa y de las medidas que instrumentarían en salvaguarda del bienestar que estaría comprometido. La grabación del reportaje está en la columna de audios, ubicada en el costado derecho de este blogspot.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

REGRESÓ ELLA CON TODO SU POTENCIAL ACTORAL
 

   Era obvio que en una persona inteligente y exitosa, la lectura intima de los números en las PASO de la provincia de Buenos Aires tenían que motivarla a encarar una acción de recuperación de terreno, porque una cosa es perder contra un rival de sólidos quilates y otra frente a un casi ilustre desconocido, y aparte portador de apellido no muy simpático para mucha gente.
   Por eso la doña optó por una acción que le había sido ajena a su costumbre por más de dos lustros o más de una década si así se prefiere: acceder a un reportaje que curiosamente y sin dudas ella misma pidió, por esa costumbre que viene arrastrando de preguntar y de contestarse.
   Sin gimnasia para conferencias de prensa, donde las correcciones no existen, no hay vueltas atrás para volver a grabar y los errores suelen pagarse caro, la Sra. que ahora quiere volver prefirió el reportaje, pero con libreto.
   Es respetable el concepto que muchos sienten hacia adentro, considerando que es una política tan hábil como exitosa abogada y tan creativa como pudiera serlo una arquitecta egipcia, pero hay cosas tan pero tan lastimosamente evidentes, que hacen derrapar a su protagonista en el aceite de las falsedades, los errores y la manipulación de datos estadísticos.
   La señora se dio el gusto de satisfacer a sus seguidores con un discurso demasiado conocido por su estilo descalificador de quienes piensan y actúan distinto a los colores de las banderas que enarbolan, muchas de las cuales quedaron a media asta.
   Para el resto del pueblo pensante, fue una actitud extrema en la intención de captar voluntades, esas voluntades que se le escabulleron en el mismo remolino que fabricara su intolerancia, incluso dentro del mismo partido al que decía pertenecer, y que ahora anunció que le dará la espalda y la dejará librada a su suerte.
   Un reportaje que en lugar de unir, de cicatrizar, de consolidar alguna postura positiva, desperdigó las fuerzas y dilapidó una instancia que la vida y la política le regalaban para intentar una reconciliación con quienes se sintieron desplazados.
   De todas maneras, será en octubre que todos podrán salir de las dudas que los atormentan, cuando las urnas dicten su veredicto inapelable.
   Y me voy a permitir reproducir unas líneas que leyera, de mi colega y amiga la periodista Cristina Castello, ahora radicada en Buenos Aires.
   Ella escribió: “Lo único que sostengo es que es una "entrevista" que no debería haberse hecho jamás. Porque ExElla maltrató siempre a la prensa no adicta, porque nunca apareció, salvo en sus "cadenas"; y, sobre todo, porque es una mentirosa serial, como siempre. Pero ahora más: si contestara con seriedad las preguntas con respecto a todos los procesos y causas judiciales, a la salida, tendría que ir directo a la cárcel”.
   Una opinión tan valiosa, como aquella que al reportaje le asigna calidad de épico e histórico.
   Nuestra realidad, nuestra historia, no son un teleteatro y Andreita del Boca hubo una sola. 

EL CASO NISMAN, CERCA DE LA VERDAD 


   Muchas veces es preferible sacrificar ansiedad a cambio de calidad, seriedad y verdadera justicia.
   No con tal concepto se pueden disimular ciertas inexplicables tardanzas de la Justicia en resolver casos resonantes y para este, citar ejemplos sería de nunca acabar y es preferible invertir el tiempo en temas puntuales.
   El tema de la muerte del fiscal Alberto Nisman ha generado desde aquel momento, un sinnúmero de versiones, acusaciones cruzadas, sospechas de toda índole y lo peor, un nivel de especulaciones pocas veces visto entre nosotros.
   Se le asignan aristas de espionaje internacional, intervención de potencias e intereses extranjeros, participaciones nunca probadas y un nivel novelesco que la gravedad de la causa no lo merece.
   Lo que sí llamó la atención en los últimos tiempos, es que se encomendaran las pericias a la Gendarmería Nacional, el mismo organismo cuestionado por represor, aunque sus tareas hayan sido intentar terminar con el narcotráfico en el Gran Buenos Aires y con  otras acciones que el poder político no supo, no pudo o no quiso resolver.
   Por eso debe haber sido esa férrea oposición kirchnerista a la intervención de los gendarmes en muchas ocasiones que bien pudieran haber actuado la policía Federal o la bonaerense.
   Dejando ese detalle de lado, ahora parece que como muchos suponían, Alberto Nisman no se suicidó sino que ni siquiera lo suicidaron: simplemente lo asesinaron entre al menos dos o más personas que intervinieron en el hecho.
   Así lo habría establecido un grupo de casi 30 peritos que tuvieron a su cargo una fina como medulosa investigación que habría llegado a esa conclusión.
   Lagomarsino, el amigo que según decía le había prestado el arma como medio de defensa, ha visto fortalecida su condición de sospechoso, como así también las interferencias que habrían existido en la sustanciación de la causa.
   Pero uno de los detalles que sin dudas a nadie se le pasó por alto, fue la curiosa coincidencia que una de las primeras personas -o la primera, para algunos- en llegar al departamento, fue el Secretario de Seguridad de entonces, el joven Sergio Berni, tras lo cual crecieron las sospechas en torno a la alteración del escenario del hecho, la limpieza de huellas digitales, la apropiación de computadoras, teléfonos móviles y otras anormalidades.
   Se conocerá sin dudas hasta donde llegaba la red de quienes por obediencia debida espiaban a Nisman, sin olvidar al general Milani quien tenía la SIDE a su cargo y después pasó a ser mimado del poder.
   Por todo eso es inevitable preguntarse, al recordar que tanta gente importante y con poder real vivía pendiente de lo que hacía, decía, viajaba, se divertía, chiniteaba o trabajaba Alberto Nisman: ¿nadie advirtió que estaba tan deprimido o presionado como para eliminarse?
   El tema de su muerte, en pocos días, será un misterio menos y un alivio más que merecemos los argentinos.

   ¿Tanta vigilancia -leí en un diario- no evitó o al menos alertó sobre la llegada del comando asesino?