12 de noviembre de 2017

S.L.B.: DEL PODER ABSOLUTO A LA SOLEDAD - ROMANCE DE SCHIARETTI Y MACRI EN NUEVA YORK - EL BOLETO DE ÓMNIBUS MÁS CARO DEL PAÍS - LA MEGACAUSA Y LAS DESIGUALDADES - NISMAN Y UN NUEVO CAPÍTULO DE ESA HISTORIA - GILS CARBÓ, LA GENEROSA RENUNCIANTE, etc.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 12/11/17 emitido en dúplex por AM580 Radio Universidad de Córdoba y su FM88.5. Estos fueron los temas principales:
DE LA SUMA DEL PODER A LA SOLEDAD
   Desde el fondo de la historia, los sociólogos, políticos, estudiosos de las conductas y de las debilidades humanas, se han esmerado en el intento por definir lo que es el poder.
   Y es entonces que en una actitud de respeto hacia los que saben y de sumisión a las circunstancias históricas, es que me quiero permitir la cita de celebérrimos personajes que han hablado de ese fenómeno.
   Eduardo Moron Alcaín supo decir que “a través del poder se dominan las cosas; las circunstancias y, lo que es mucho más, a los hombres; se goza de esa sensación de estar por encima de los demás, de tener sus halagos, sus privilegios, porque el poder fascina y enceguece al que es dominado por él”.
   Ella, la La Que Ahora Busca Volver en el 2019, pudo gozar absolutamente todos esos conceptos rodeada por los históricos palmeadores de espaldas, los lambiscones que la alentaban a seguir por una sinuosa senda de impredecibles destinos, como los que ahora se avizoran.
   Tuvo la suma del poder, en cuanto a respaldo político y sostenes ideológicos venidos especialmente desde  una izquierda aburguesada más ávida de revancha que de trabajo, sacrificio y compromiso con el pueblo.
   Dispuso de dineros públicos que prolijamente supo adjudicar entre adeptos que la aplaudían e hipócritas que la llenaban de halagos.
   Con sus amigos, a los que coronó en tronos estatales de encumbrados ministerios, supo forjar riquezas que la historia ya está juzgando como poco honestas por sus orígenes y manejos alocados, hasta el punto que terminaron en gigantescas inversiones particulares en hotelería, campos, empresas, acciones en la bolsa de valores y efectivo resguardado de mil maneras, desde bancos extranjeros hasta curiosos canutos de medio pelo incluyendo conventos y otros destinos no menos sugestivos.
   Pero la misma historia ha mostrado también que los crecimientos excesivamente acelerados terminan en derrumbes estrepitosos y no tanto en lo material, sino también en lo político, en una especie de venganza que la necesidad y las angustias se toman ante la avidez que tanto perjudica.
   Ahora en cada acto convoca a menos gente, porque todo trasciende y la alergia por los barrotes es un síndrome demasiado contagioso que lleva a la práctica de ese atávico instinto de conservación.
   Los más fieles se van apartando y en ese alejamiento llevan de la mano a los más vulnerables, víctimas de tantos despojos.
   Voltaire decía que “la pasión de dominar es la más terrible de todas las enfermedades del espíritu humano” y tenía razón, porque contra esa peste no hay antídotos.
   Ahora Ella, ni siquiera puede contarse como integrante del Justicialismo, esa doctrina que viene venciendo a los tiempos, porque el jefe de los senadores de esa corriente del desteñido Frente para la Victoria ya adelantó que no la aceptarán en su seno.
   Ya tiene su isla, como Napoleón tuvo primero su Elba y luego su Santa Elena.
   Como haber tenido su Calafate y luego su Comodoro Py.
   Con toda razón entonces es para citar a Lyn Yutang: “El máximo del poder es la iniciación de la decadencia”.
   Después de todo y con una mano en el corazón, no es un destino que se le pueda desear a nadie.

ROMANCE SCHIARETTI-MACRI EN NUEVA YORK
   No es floreciente la situación de la economía de nuestra provincia de Córdoba, lo que se refleja no tan sólo en el repetido lamento de sus máximas autoridades clamando por el oxígeno que significarían los millones pendientes de la coparticipación nacional, porque otras son las preocupaciones que más tienen que ver con la política que con la economía provincial, aspecto en el que los compromisos financieros por deudas contraídas en el exterior son tan cuantiosas como prolijamente escondidas.
   Al paso que camina la provincia, el justicialismo ya tomó nota que su permanencia en el poder provincial más allá del 2019 está seriamente comprometida, especialmente después de la reciente elección en la que sufrió una estrepitosa derrota, pese a los cuantiosos fondos públicos que se destinaron a una campaña proselitista encubierta y disfrazada como “difusión de los actos de gobierno”.
   Si quiere llegar a suavizar la certeza de un nuevo papelón electoral, Schiaretti antes que nada debería atender el justo clamor de los jubilados, artífices de su último derrape, y devolverles lo que les quitara impulsado por el cerebro de su ministro Giordano que maquinó un sistema perverso de liquidación de haberes a los pasivos.
   Por todo eso y todo lo demás que tiene pendiente el gobierno en materia de educación, salud, seguridad, justicia, acción social, vivienda y otros rubros, lo que menos le conviene al Gringo es pelearse con Mauricio Macri, a quien también le conviene mantener el caudal de votos que cosechara en esta Córdoba que desde entonces lo tiene enamorado como a un adolescente.
   Pero para que las cosas se encaminen en los dos años que restan para la elección a Gobernador de la Provincia, son muchos los aspectos a superar aparte de los ya apuntados, porque tampoco es cuestión de dejarles el muerto para que lo velen y sepulten los que vengan, que como vienen los números no serán peronistas.
   El romance de quinceañeros que están manteniendo Schiaretti y Macri le puede venir bien a Córdoba, siempre y cuando las reglas del noviazgo sean claras y sin sorpresas.
   Pero es mucho, quizás demasiado, lo que se deberá blanquear para mostrar una provincia prolija, porque tantos años en el poder y con la vocación de eternidad que muchos parecen alentar, hubo descuidos imperdonables y demasiadas manos metidas en la lata a la que todos aportamos.
   Roguemos que en el romance, no seamos los cordobeses quienes tengamos que lamentar la ruptura.

EL BOLETO MÁS CARO DEL PAÍS
   No hacía falta ningún sentido de la clarividencia para adivinar que el aumento, nuevo aumento en el precio del boleto urbano, entraría a regir de inmediato a la veloz sanción del Concejo Deliberante con mayoría propia.
   Y si decimos nuevo aumento aunque se sostenga que en un año la tarifa no se movió, lo que habría que estudiarlo, es porque también es parte del mayor costo de andar por esta ciudad cuando los autoritarios y prepotentes dueños de las empresas, o los autoritarios y prepotentes dirigentes sindicales de la UTA, obligan a los sostenedores de este sistema perverso que son los pasajeros, a gastos extras como moverse en taxi, por ejemplo, porque ellos no cumplen su compromiso con la sociedad.
   Pero como tienen miles de rehenes, hacen lo que se les antoja, malignamente asociados para presionar al poder concedente que poco se preocupa en controlar la calidad de las prestaciones, que en algunos sectores de la ciudad es lamentable, con esperas de hasta una hora.
   Esos son los gastos injustos que la comunidad debe afrontar cuando el caprichoso transporte urbano de Córdoba entra en las tantas crisis originadas precisamente desde adentro, lo que explica su condición de ser, para nuestro lamento, el boleto más caro del país para un servicio en general deplorable.
   Bueno sería que con este aumento los insaciables dueños de las empresas aporten unidades, reacondicionen las actuales, arreglen sus asientos y les quiten todas las historias que los imbéciles se acostumbraron a escribir en los respaldos.
   Los cordobeses ya nos hartamos de una prestación ciclotímica, que va desde la euforia mediática cuando incorporan 100 coches, pero nadie dice que sacaron de circulación o enviaron a otras provincias un número superior de unidades.
   Mientras no haya sinceridad, seguiremos, los pasajeros, siendo los idiotas que solo engordamos a los ya obesos propietarios de las empresas y los capitostes del gremio.

LA MEGACAUSA, COMO SIEMPRE …
   El diario de esta semana nos anoticia sobre la elevación a juicio de una causa relacionada con presunta venta de terrenos,  a cargo del mismo Fiscal interviniente en el caso del Registro,  en la que uno de los imputados sería pariente del Papa Francisco  y habría estado preso por el hecho durante más de un año,  seguramente bajo la figura de prisión preventiva.  
   Bueno sería saber que en Córdoba nadie, pese a sus filiaciones,  se sustrae a la acción de la Justicia, aunque varios ejemplos demuestran lo contrario.
   Allá por el año 2011, en la causa del Registro, un escribano, sobrino de una conocida Fiscal, fue distraídamente sobreseído antes de llegar a la sala de audiencias, sin que nadie nos alertara sobre la noticia.
   En la misma causa se condenó a un ex director por hechos fraudulentos que no ocurrieron bajo su gestión, sino bajo la dirección de una abogada que es hermana de una actual miembro del Tribunal Superior de Justicia.
   También en la causa, se sobreseyó a un legislador que había sido acusado, y se hizo oídos sordos a los nombres de altos funcionarios repetidamente señalados por testigos e imputados.
   Y si de irregularidades con inmuebles hablamos, qué decir de los funcionarios judiciales que permitieron a un muerto desalojar a una anciana, tema del que también nos venimos ocupando sin que otros medios le dieran la enorme gravedad y trascendencia que tiene.
   ¿Les pasó algo?  
   Claramente ser familiar de la más encumbrada jerarquía eclesial no genera diferencias, aunque la diferencia, más cercana a la impunidad, parecería marcarla ser parte o familiar de la jerarquía judicial o política.
   Y así estamos …

NISMAN, UN NUEVO CAPÍTULO

   Todo indica que aún resta demasiado tiempo hasta que un pobre tipo, porque en definitiva eso terminó siendo, descanse en paz así se haya suicidado o lo hayan asesinado vilmente al amparo de una previsible y maquinada indemnidad.
   El fiscal Nisman está muerto, el cuerpo ha sido peritado hasta el absurdo de no se cuántas autopsias, en una especie de legal profanación y atentado a la memoria.
   Ahora resulta que uno de los primeros convocados por la Justicia para responder por lo que sabía como fruto de su estrecha relación con el magistrado, ha pasado a ser considerado sospechoso de haber al menos contribuido al desenlace fatal.
   Son tantas las manos que se han ido metiendo en las entrañas de la víctima, tanto el manoseo legal, que hasta es para pensar en un acto de irrespetuosidad, porque es demasiado el tiempo transcurrido para que la causa pase de una evaluación a otra, de una pericia a otra, de una violación a otra del entendible dolor de su familia.
   ¿Por qué tantas vueltas?
   ¿Es que acaso no han reunido elementos suficientes como para encarar con seriedad una acusación firme, caiga quien caiga?
   ¿Existe algún miramiento especial de resguardo a sospechosos amparados por padrinazgos políticos?
   El muchacho que se decía era experto en informática comentan que sólo sabía encender una PC y ocuparse de jueguitos, pero nunca al nivel de los ingenieros especialistas en la materia.
   Y bajo esa dudosa impresión transcurrió el tiempo, en que muchas cosas se modifican más allá de la sugestiva alteración de la escena del crimen, a la que contribuyeran conspicuos personajes del gobierno anterior.
   Si la Justicia se hiciera respetar como todos lo ansiamos, ya tendría que haber al menos citado a quienes primero llegaron al edificio donde muriera Nisman, removieron todo y se llevaron valiosos elementos.
   Mientras eso no se haga, la impunidad se viene acercando, para consagrar una de las mayores injusticias que a futuro nos recuerde la historia.

LA GENEROSIDAD DE GILS CARBÓ
   Dio tantas vueltas para irse, que sólo el instinto de conservación, y en una de esas las ansias de libertad, llevaron a la Dra. Gils Carbó a declinar su importante cargo a través del cual deslizó una que otra travesura.
   Y como la posibilidad del juicio político y una eventual destitución le preocupaban, decidió lo más sabio que fue renunciar, así de paso no perdía la cuantiosa jubilación que la esperaría hasta el fin de sus días, cercana a los 300 mil pesos mensuales, lo que sirve a cualquiera al menos para calmar los nervios.
   Se irá al finalizar el año, pero se han conocido algunas diabluras perpetradas por esta señora desde su alto cargo, como por ejemplo suscribir nada menos que 1.500 nombramientos por supuesto de adictos a su causa, que a lo mejor no todos revistaban en la categoría de ñoquis, pero al menos entraban en el campo de las sospechas.
   Una demostración más, como las que se vieron en los medios periodísticos oficiales de entonces, en Fadea y en cualquier otro organismo estatal nacional que fueron tomados como fuentes de trabajo para militantes del kirchnerismo, sin que nadie se pusiera colorado.
   Adecentar todos los niveles de la administración pública es un compromiso tanto de sinceridad como de honestidad, porque el ciudadano no debe vivir para aportar al bienestar a miles de lacras beneficiarias de los dispendiosos funcionarios que descuidan el dinero que es de todos.
   La Dra. Gils Carbó entonces, buscó una manera religiosa de confesarse públicamente y no encontró mejor trámite de hacerlo que visitar al Papa Francisco, nuestro sinuoso pontífice argentino.
   Como seguramente la renunciante aún no recibió el consabido rosario, sin dudas se encargará de pedir respetuosamente una indulgencia plenaria.

   Con certeza, que está convencida de merecerla.