17 de diciembre de 2017

S.L.B.: EL PORQUÉ TRANSMITIR DESDE EL CABILDO HISTÓRICO DE LA CIUDAD - LA REALIDAD DEL SISTEMA PREVISIONAL Y LAS DISCREPANCIAS QUE LO RODEAN - MAÑANA PUEDE SER DÍA DE DEFINICIONES EN EL CONGRESO – CONVERSACIÓN INFORMAL CON EL DIPUTADO BEE SELLARES - ES HORA DE HACER MEMORIA - "MARCHE PRESO" PARECE SER LA CONSIGNA EN LA MEGACAUSA DEL REGISTRO , ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 17/12/17 emitido en dúplex por AM580 Radio Universidad de Córdoba y su FM 88.5 desde el Cabildo Histórico de la ciudad.

POR QUÉ SALIMOS DESDE AQUÍ 

   Si pretendiéramos buscar una explicación convincente acerca de nuestra presencia aquí, fuera del estudio que domingo a domingo nos alberga en el primer piso de los SRT la verdad no tendríamos una explicación compresible.
   Porque nos empujó esa costumbre de estar cerca de la gente aunque el milagro de la radio suele aportar esa proximidad que estimula; que motiva; que nos lleva a sentirnos juntos, como siempre lo decimos, aunque pensemos distinto.
   Dejando de lado la magia que aporta la radio, debo confesar que esa certeza de sentirnos próximos nos compromete aún más con las necesidades, las inquietudes y las ansias del prójimo, un prójimo que no siempre encuentra quien lo interprete ni sea vocero de sus reclamos, de sus dudas o de su complacencia.
   Salir hoy desde este viejo edificio que alberga tantas y tantas historias, no todas conocidas pero muchas si maquilladas según sean sus protagonistas, nos coloca en una privilegiada situación De ser al menos un pedacito de todas esas historias encerradas en estos viejos muros de ladrillos, piedras, argamasa, tacos de madera y otros elementos.
   Es una felicidad que debemos agradecer por una parte a la Municipalidad de Córdoba y sus organismos específicos vinculados con la cultura, como así también al esfuerzo de nuestro equipo de producción, la mano que nos tendieron los anunciantes y amigos y esa, nuestra necesidad, de abrazarlos fraternalmente como si fuéramos viejos amigos unidos por una frecuencia radial.
   Queremos que nada sea distinto a los programas de siempre; que este Síganme los buenos sea igual al de cada domingo, pero con un agregado que no tiene precio: sentir a la gente mucho más cerca de nosotros y nosotros abrazados con ella.

HORA DE RECORDAR Y DE SUMAR

   Los momentos difíciles vividos días pasados tanto dentro como fuera del Congreso de la Nación bien pueden servir para algo útil, como por ejemplo incorporar ciertas conductas populistas en el siempre cambiante ADN de los argentinos.
   Así llegamos a comprender por qué algunos delirantes abandonaban risueños y eufóricos el recinto entonando marchas partidarias, estribillos y otras manifestaciones que resumiendo,
cantaban loas a lo que habían conseguido estimando que allí se terminaba esta historia con un rotundo triunfo de la sinrazón y la prepotencia por encima del respeto y el debate.
   Por eso suele ser saludable hacer de la memoria un ejercicio habitual que nos coloque en un escenario de coherencia y civismo, como por ejemplo si no olvidamos el veto presidencial, de ella, a la resolución aprobada por el Congreso que ordenaba la liquidación del 82 por ciento a los pasivos.
   O que nadie olvide que más de 3 millones de beneficios fueron entregados como parte de un plan asistencialista a gente que nunca había aportado ni un mísero peso, con lo que se acentuó la debacle financiera de las Cajas que poco a poco seguían perdiendo sustento.
  Que se recuerde de dónde salió el dinero destinado al fútbol para todos que era parte del circo que se ofrecía porque el pan ya empezaba a faltar, con una inflación tan descontrolada como escondida, lo que incidía en los haberes a los jubilados porque eran la guía para eso que le llamaban actualizaciones de marzo y de septiembre, que nunca siquiera se aproximaban a la realidad de la pérdida del valor adquisitivo del dinero nacional y popular.
   Jamás olvidemos aquellas “ruedas de auxilio” a empresas en crisis, sumas fabulosas que salían del dinero apOrtado por los trabajadores a las arcas de la Ansses.
   Y ahora, lo que posiblemente con algunas fallas o apresuramientos se busca sincerar un sistema pervertido en base a la verdad y realidad económica del país, aparecen los tardíos redentores de cartón que nunca tuvieron ni un pedacito de decencia como para gobernar alejados de la mentira y la manipulación de las estadísticas.
   Pisemos la tierra.
   Aprendamos a diferenciar las voces de los fracasados que pretenden ser los dueños de la redención, que a lo largo de 12 años olvidaron que era una de sus principales obligaciones, por la eterna deuda que se tuvo y se tiene con los más viejos, carne de indiferencias y de olvidos.
   Tuvieron su oportunidad y la malgastaron en populismo y saqueo.
   Si los de ahora incurrieran -y eso lo dirá solamente el tiempo- en maniobras que perjudiquen a los jubilados, será la justicia la que se ocupe de ellos.
   Como ahora lo está haciendo con aquellos amnésicos y afectados por esa atávica alergia al encierro.


MAÑANA SEGURO QUE HABRÁ DEFINICIONES

   Es curioso se algunos tomen al día de mañana como una especie de bisagra en la historia de los argentinos.
   La verdad es importante que se puedan tratar, debatir y votar las reformas en el sistema previsional, pero me suena a exageración que se le adjudique trascendencia desmedida.
   Hay que tener en cuenta que los nostálgicos no asumidos en la derrota que en muchos casos perdieron su “ñoquiato”, prebendas de diversa índole, ventajas y figuración, tomen esa fecha como una especie de umbral de la caída del gobierno actual, surgido de la voluntad popular, resultado que para un buen número de argentinos todavía no alcanzó el nivel de resignación que es necesaria al igual que el incentivo que significa poder continuar en la lucha.
   Es lógico que se hayan producido febriles negociaciones tanto de un sector como del otro, porque también es lógico entender que cada uno cuenta con argumentos propios para sostener sus respectivas posturas: unos a favor y otros en contra.
   Lo malo es que muchos extraviados, de esos que nunca faltan, esos que antes de la derrota del kirchnerismo tildaban de destituyentes a los opositores, han caído a la poco sutil trampa de sucumbir a esa peligrosa actitud, tan extrema como inviable en un país donde la democracia se viene fortaleciendo, posiblemente a los empujones, desde 1983 después de los años más oscuros de nuestra historia.
   Mañana en el Congreso de la Nación será un día trascendente de manera especial para los jubilados, ese sector tan vulnerable de la comunidad, condenado por todos los gobiernos ¿me escucharon bien? por todos los gobiernos salvo como se los comentara recién por los de Frondizi, Guido e Illia, únicos que liquidaban sin cortes el 82 por ciento móvil.
   Mañana no se termina la Argentina ni nace una Argentina nueva.
   Quienes piensen cualquiera de esas posturas se está equivocando de medio a medio, porque será solamente la definición de una alternativa, que más que eso será un postergado acto de justicia.
   Nadie, absolutamente nadie, tiene derecho a tomar el resultado como propio tanto sea a favor o en contra, porque son los más viejos, los genuinos merecedores de toda nuestra consideración, los únicos protagonistas de esta novela que la angurria de muchos gobernantes los obligó a padecer.
   Será un día de debate, siempre y cuando los delirantes y trasnochados no pretendan seguir considerándolo una batalla.
   Y para algunos, una guerra.

LA MEGACAUSA SIGUE SU CURSO E INCERTIDUMBRES 


   “Marche preso”….por las dudas.  
   Esta frase resume el espíritu del reclamo de justicia por parte de los familiares de la causa del Registro de la Propiedad de Córdoba y de todo lo que a partir de allí se desprende.  
    Hablamos de cientos de personas repentinamente imputadas y encarceladas, sin ningún juicio  que les permitiera defenderse, y en muchísimos casos sin prueba alguna de haber cometido delito, justificándose el encierro en el hecho de ser familiar de otro imputado, compañero de trabajo, conocido o figurar en su agenda telefónica.
    Fue característica la pomposa difusión mediática, con páginas enteras de algunos diarios y noticias “calentitas” en las  puertas de los despachos judiciales. En tal contexto destaca la falta de cumplimiento por parte del Poder Judicial de Córdoba de las normas procesales establecidas en la Constitución, en especial:
    La sistematización  de la prisión preventiva con duración de hasta tres años, cumpliéndose equivalentes de condenas sin ir a juicio.  
    Los juicios, a cargo de una “comisión especial”, que “legalizaron”  las condenas ya cumplidas.
    La notoria ausencia de “peces gordos” entre los condenados, ¡ni uno!. Y aunque hubo algunos  más “rellenitos”,  no existen poderosos, ni altos funcionarios, como debiera esperarse en causas de corrupción y  negocios millonarios.
    La mayoría de los pomposamente escrachados son trabajadores bien comunes, no sólo sin  antecedentes, sino también sin fortuna actual, ni pasada.
   En definitiva, hay respuestas pendientes en esta causa.
   No se ha aclarado aún dónde están o quién tiene los millones que  el Poder Judicial menciona, lo que equivale a desconocer también a los verdaderos culpables.  
   Existe un rumbo, marcado por la Constitución para arribar a la Justicia, torcido por irregularidades, que nos estanca en insuperables incertidumbres.  



La conversación informal con el Dip. Javier Bee Sellares en cuyo transcurso fueron abordados variados temas entre otros la cuestión del sistema jubilatorio, las relaciones entre Nación, Provincia y Municipio, federalismo o unitarismo, obras que paga el poder central y aprovechan políticamente tanto Schiaretti como Mestre, puede ser encontrada en la columna derecha de este blog.