14 de enero de 2018

S.L.B.: AMADO BOUDOU, LIBRE EN UNA CAUSA - SEGURIDAD Y PELIGROS EN LAS GUARDERÍAS - LUIS BARRIONUEVO Y SU MEMORIA PARCIAL - UN GESTO DE HONESTIDAD QUE MERECE SER DESTACADO - LA MEGACAUSA Y LAS REFORMAS EN LA JUSTICIA PROVINCIAL - JUICIO ORAL POR LA MUERTE DE "CHOCOLATE" - EL ABOGADO SILVESTRO Y EL NUEVO ORDENAMIENTO PREVISIONAL - NO SE OLVIDEN DE ROXANA MENÉNDEZ, ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 14/01/18 que difunden las emisoras de los SRT de la Universidad de Córdoba. En la edición 498 estos fueron los temas salientes:
AMADO BOUDOU Y SU ACTUAL LIBERTAD
   Nadie puede tomar la liberación del exvicepresidente de la Nación como una conquista atribuible a alguien en lo personal o a cualquier sector, salvo al ejercicio pleno de la Justicia y de su majestad.
   En una de las causas Aimée Boudou está libre por ahora, sin perjuicio que continúen las investigaciones en otras maniobras en las que ha sido denunciado y de acuerdo con lo que se conoce, estaría implicado más allá de los papeles truchos de un auto o alguna otra acusación menor.
   Lo trascendente de esta cuestión es que se hace una obligación reconocer la acción de la Justicia que con todas las consagradas garantías sigue adelante con este proceso y con otros pendientes en los que estarían complicados varios ex funcionarios de la anterior administración nacional.
   No se trata, por lo que se advierte, de una persecución sino de volver a poner en marcha el funcionamiento de uno de los poderes de la Nación más proclives a la modorra, sobre todo cuando existen tantos e importantes intereses de por medio que por lo general condicionan la actuación de fiscales y jueces.
   Debiera terminarse alguna vez eso de las presiones, los juicios y las condenas negociables desde el punto de vista político e ideológico, con esa malsana costumbre de ponerle precio tanto a la libertad como a la impunidad.
   La tradicional e inocultable dependencia del poder judicial de los otros dos poderes de la República es una vieja historia muy complicada de superar por los costos que implica.
   Sin embargo se ha encendido una luz de esperanza acerca de superar ese estilo que tanto daño le hace a la credibilidad de la gente, de la sociedad en su conjunto, a esa señora de los ojos vendados y balanza en mano, que suele mostrar en muchos procesos abiertamente su relación directa para aquello de la obediencia debida al poder central.

   No es poco lo que resta por hacer en cuanto a modificar esa imagen de dependencia porque los hechos en los últimos años se han empeñado en no apoyar a la búsqueda de ese necesario desenlace que consagre la independencia absoluta de los poderes.
   Se habla de persecución y se proclama al mundo la existencia de presos políticos, cuando lo que tenemos son políticos presos, que no están en esa condición por su ideología como en los casos de Cuba o de Venezuela que eran los modelos a seguir en los últimos años.
   Dentro del Poder Judicial tanto nacional como provincial anidaron personajes designados en epocas muy anteriores y oscuras, que se mantienen en sus cargos gozando de privilegios enojosos como por ejemplo el no pago del impuesto a las ganancias en nombre de una intangibilidad caprichosa, y finales destinatarios de jugosas y casi pornográficas jubilaciones.
   Adecentar los procedimientos, en definitiva como los procesos que se están llevando a cabo, no deja de ser una manera constitucional de adecentar también a la Justicia.
   Y ese era, se me ocurre, uno de los pasos más trascendentales que había que dar.

GUARDERÍAS SIN CONTROL
   Lo menos importante, cuando se analizan situaciones dramáticas con finales trágicos, es darles mayor o menor trascendencia -más allá de las estadísticas cuando sirven para algo- llevados por la frialdad de los números.
   Si fueron tres, cuatro, cinco o un solo caso es lo de menos, pero la reiteración de accidentes por imprudencia o imprevisión que involucran a pequeños dejados por sus mayores al cuidado en guarderías, revela un cierto estado de descomposición del sistema porque la inexistencia de controles es sin dudas el factor principal a la hora de asignar responsabilidades.
   Casi lo mismo que en los geriátricos donde -y lo planteo como desafío- no me harán creer que durante las 24 horas tienen un médico de guardia, que pretenden sustituir con la adhesión a servicios de emergencias que ante algún pedido reconocen una demora de dos, tres o más horas.
   Los servicios que en tal sentido ofrece el estado provincial o la municipalidad vienen mostrando mucha más eficiencia que los privados, pese al elevado costo que deben soportar sus afiliados rehenes de un mecanismo perverso que vive intentando justificar sus tardanzas y falencias.
   Los niños que sufrieron percances, fatales o no en guarderías, fueron inocentes víctimas del descuido, la desatención y la imprevisión, con alguna culpa de sus familiares porque la verdad, no saber ni preguntar si en la guardería existe una pileta ya sea olímpica o de lona, muestra un grado alarmante de desubicación.
   Los extremos más vulnerables de la vida humana que son la niñez y la senectud están librados al buen criterio de las generaciones intermedias, no siempre capacitadas o con voluntad de ejercer funciones de contralor que eviten desgracias.
   Judicializaron todos estos hechos, habrá debate en las audiencias, se echarán las culpas de siempre, habrá una emergente de indemnizaciones, inhabilitaciones, quebrantos, todo lo que quieran o puedan imaginar.
   Pero tanto en los pequeños como en los ancianos, la vida que se fue no regresa.
   Ni por todas las perpetuas o todo el oro del mundo…

LUIS BARRIONUEVO, EL MEMORIOSO PARCIAL
   Despertó ciertas simpatías Luisito Barrionuevo, capo del gremio gastronómico, cuando años atrás sugirió y aconsejó que la mejor manera de salir adelante, era que todos los allegados al poder -no dijo si político o sindical, o ambos- se dejaran de robar por dos años.
   Tomada al pie de la letra hubiera sido la mágica solución que nos alejara de las penurias de la inflación, de la iliquidez, del quebranto laboral, de todos los males que aquejan a las sociedades en crisis.
   No hubiéramos tenido Mazzorín, De Vido, Jaime, Boudou y tantos otros de diverso signo político ni mandato sindical que nos quitara el sueño y le metiera a la sociedad una malsana como inquietante cuota de envidia, por aquello tan soñado por muchos que es vivir bien con el menor esfuerzo o simplemente sin laburar.
   Medio como que se diluyó el liderazgo de Barrionuevo absorbido por el exceso de poder de muchos de sus colegas sindicalistas, abarcativos de negocios y emprendimientos que los transformaron casi mágicamente en prósperos empresarios, como a varios románticos combatientes de aquellos lejanos años 70 en que la mejor inversión a plazos breves era el secuestro.
   Y ahora, seguramente acosado por las urgencias que atormentan a varios de sus amigos, frente al impostergable adecentamiento de la actividad sindical que se busca desde el poder, reaccionó con una advertencia que no fue para nada sutil, aunque digna de ser analizada.
   Palabra más o palabra menos, recordó cómo les había ido entre otros a De la Rua, a Alfonsín, a Angeloz y a algún otro que no recuerdo, por enfrentar a la poderosa y multimillonaria corporación de la dirigencia sindical, coincidiendo en el resultado que igualó a esos tres personajes: la indecorosa entrega anticipada del poder.
   Sin dudas una bravuconada con raigambre en la memoria, especialmente por las derivaciones de aquellos aprietes mediante paros, disturbios, vandalismo, pérdida de fuentes de trabajo, lucha de pobres contra pobres y otras alternativas, que empeoraron la situación para los asalariados, pero a ellos, a los dirigentes, los encumbró hasta la cúspide del materialismo transformado en riquezas que ahora no podrán justificar, ni siquiera apelando al delirio del ahorro exagerado.
   Y Barrionuevo olvida, si es por historia, que aquellas maniobras que urdieran por obediencia debida al ser columna vertebral del peronismo, habían tenido su contracara anterior, cuando en el 55 rompieron relaciones con la Iglesia y un sotanazo, con comandos civiles aún lampiños, los desalojó y obligó a trasladar la Casa Rosada a la cañonera Paraguay y de allí al exilio.
   Después de todo, si los dirigentes gremiales ahora en prisión tienen cómo justificar su condición de millonarios, podrán hacerlo en los estrados judiciales con las garantías actuales -ya lo dije varias veces- consagradas por la Constitución que por aquellos tiempos no era muy respetada.
   Ya estoy escuchando vociferar con la acusación de gorilismo.
   No es para preocuparse.
   Porque todo esto, más que gorilismo, es vivencia y memoria.
   Y la memoria, jamás lo olviden, es el lápiz de la historia…

UN GESTO PARA DESTACAR
   En este mundo convulsionado por el consumismo, la competitividad y las premuras en todo sentido, no es común encontrarnos con situaciones solidarias que nos hagan esperanzar en que alguna vez las cosas cambiarán.
   Posiblemente sea tomado como una pavada intrascendente pero la verdad, fue llamativa una situación que le tocara vivir a un ciudadano cordobés.
  Me adelanto a poner en claro que es mi opinión conocida que no es necesario agradecer al funcionario por ser correcto, al médico por curarnos o al abogado por ser decente, porque son detalles tan implícitos con el cumplimiento del deber y la decencia, que está de más resaltarlos.
   Pero este es un caso tan simple como inusual.
   El cordobés al que hago referencia tenía que hacer reparar un mecanismo de la cerradura de su coche que centraliza el cierre central interno.
   Fue lógicamente a una cerrajería del automotor, lo atendieron haciéndole la salvedad que no había repuestos originales de la pieza afectada pero que harían lo posible por aportarle una solución a su problema.
   Dejó allí su coche toda la mañana y al retirarlo, advirtió que la manija sólo funcionaba para abrir o cerrar la puerta, pero sin solución en el mecanismo centralizado.
   Y sobrevino allí la grata sorpresa: el cerrajero se negó a cobrarle aunque fuera por la reparación parcial, aduciendo que como no había producido el resultado por el cual fue contratado, no podía recibir ni un centavo.
   No es frecuente encontrarnos con casos parecidos.
   Si alguna vez tiene problema con la cerradura de su coche, pase por Bulevar Las Heras 664.
   Allí don Aventín lo estará esperando con sus conocimientos en la materia, pero más que nada con su honestidad comercial y su carnet de buena persona.

LA MEGACAUSA DEL REGISTRO NO DESCANSA
   Aceptado que ha sido y divulgado sin ninguna verguenza el fracaso y decidido el cierre del Fuero Anticorrupción y Penal Económico de Córdoba, el Ejecutivo provincial presentó ahora un programa de reforma judicial que apunta, según sostiene y también sin ruborizarse, a mejorar el funcionamiento de la Justicia, en una descuidada confesión de ineficiencia.
   Se habla de agilizar procedimientos, establecer nuevos plazos, oralizar los procesos, digitalizar los expedientes, acelerar las resoluciones  y en definitiva, de lograr una justicia que se supone será más eficiente.
  Pensado en términos de la causa del Registro no estaría mal poder agilizar los procesos, teniendo en cuenta que se ha superado ampliamente una década con el tema. También sería fabuloso acortar los plazos, habida cuenta de que los recursos presentados por los imputados tardan muchísimos meses en ser respondidos desde tribunales. Nadie se opone a oralizar, para que los acusados sean realmente escuchados.
   La digitalización aliviaría el trabajo de los abogados que deben leer abultadísimos expedientes y ni hablar de acelerar las eternamente esperadas resoluciones.
   Sin embargo, nuestra Constitución y nuestras leyes ya establecen un plazo de diez días posteriores a una detención para decidir la libertad o la prisión preventiva, un período de 4 meses para que el fiscal investigue, que puede extenderse hasta 8, el principio de inocencia y la excepcionalidad de la prisión preventiva, el juicio por un tribunal imparcial, asignado por sorteo y el encarcelamiento sólo después de una sentencia firme.
   Ninguna de estas normas se ha cumplido en la causa del Registro.
   Por ello, si bien es bueno acompañar cualquier  reforma que sirva para  mejorar la calidad de la Justicia, con sólo cumplir lo que ya existe, al menos en esta causa, su funcionamiento mejoraría en más de un mil por ciento.
   Y matemáticamente hablando, se debe reconocer que no es poco…


EL ABOGADO SILVESTRO Y LA ACTUALIDAD PREVISIONAL


Son tantas las versiones e interpretaciones que circulan en la sociedad con relación al nuevo ordenamiento previsional nacional, que lejos de clarificar el panorama están aportando un peligroso nivel de desorientación no tan solo en los interesados en la temática sino en todos los ámbitos. Es obvio que alrededor de esta cuestión se mueven poderosos intereses políticos y enfoques ideológicos por un lado, mientras las autoridades procuran moderar el impacto mediático que es lógico cuando se divulgan estas medidas que toman por sorpresas a la opinión pública en un aspecto tan sensible como lo es la atención en todo sentido que se les debe a los adultos mayores. El abogado Héctor Mario Silvestro, reconocido especialista en cuestiones previsionales, en la edición de “Síganme los buenos” de este domingo 14 de enero mantuvo una interesante conversación con Gonio Ferrari, aportando luz en varios aspectos de la complicada temática. No estuvo ausente el análisis de eventuales planteos de inconstitucionalidad de la ley. El audio completo con las manifestaciones del abogado Silvestro puede ser consultado en la columna respectiva ubicada en el costado derecho de este blog.

“CHOCOLATE”, UN PENOSO RECUERDO
    Germán Matías Gomez, el delicado peluquero sanfrancisqueño acusado de violar un domicilio vecino y despellejar vivo al perrito "Chocolate" lo que le provocó la muerte tras un martirio de tres días, recuperó casi un año atrás su libertad mediante el pago de una fianza de 5.000 pesos a pocos días de haber consumado esa barbaridad.
   Su abogado defensor sostuvo en su momento que el peluquero, que para muchos vecinos de San Francisco, en el Este de nuestra provincia, se hace llamar Agustina, sería absolutamente inocente pese a las pruebas que se presentaron oportunamente.
   Al sostener tal postura del que según se publicó sería el confeso despellejador y torturador de la mascota, ese abogado tendría el privilegio de haber creado para la historia jurídica argentina -y universal- la figura del suicidio canino.
   Ahora los trámites procesales se aceleraron y Germán Matías Gomez, de 37 años, deberá comparecer ante la Justicia en juicio oral y público y se estima que es la primera vez que ocurre tal instancia al menos en nuestro país, por lo que se considera que así como la prensa internacional siguió paso a paso el martirio de “Chocolate” seguirá ahora las alternativas de cada audiencia.
   Los tribunales de la ciudad de San Francisco y según se comentaba con jurados populares, tendrán a su cargo juzgar a este histérico personaje, quien supo decir que los ladridos del perrito lo molestaban.
   La ley a veces demora, pero siempre llega, aunque la víctima haya sido una inocente bestia maltratada por alguien que seguramente no está en sus cabales, aunque comprenda el daño que ocasiona.
   Hay que ser demasiado demente para caer en tamaña insensibilidad.

NO SE OLVIDEN DE ROXANA
“Roxana era periodista apartidaria, comprometida con la verdad y la justicia, con Abuelas, Madres e Hijos de desaparecidos, cubriendo sus marchas, así también con sectores relacionados a los problemas de la tierra, y sectores socialmente más vulnerables.
No entendió por qué todos le dieron la espalda.
Tampoco la escucharon la rectora ex diputada Carolina Scotto a la que personalmente y por teléfono le pedimos nos atienda en varias oportunidades, así como el secretario de derechos humanos Martín Fresneda, entre otros.
A principios del 2015 entró al Instituto Modelo de Cardiología con falta de aire. al rato tuvo un broncoespasmo que la llevo a una agonía terrible de 50 días en terapia intensiva hasta que falleció.
Así fueron los hechos, que cada uno saque las conclusiones que quiera”.
Tales conceptos fueron vertidos por quien fuera su pareja por tantos años, Pablo Scheibengraf.
Y el pedido en el sentido de no olvidar a Roxana Menéndez, nace de los últimos hechos de acoso que denunciara una colega de Canal 12, que ahora judicializado, sigue su marcha.
Los  entendidos sostienen que el hombre acosador; el golpeador jamás se arrepiente ni se redime y que por lo general es reincidente.
Por esa razón y para evitar situaciones que después haya que lamentar sobre hechos consumados, es ferviente deseo de mucha gente que aquellos sindicados como violentos con las mujeres, no encuentren cabida entre gente civilizada.
Más que como homenaje al dolor por la muerte de Roxana Menéndez, buena profesional y excelente persona, como canto de esperanza de que las cosas puedan cambiar y que los violentos encuentren en la Justicia la contención que merecen sus mentes atormentadas.
   Por eso es para repetirlo: no se olviden de Roxana.