6 de abril de 2018

“Síganme los buenos” y la euforia -------


MIENTRAS  MÁS PRÓXIMO ESTÁ EL
MUNDIAL, EL PAÍS “SE FUTBOLIZA”
Y MUCHOS CELEBRAN “A CUENTA”

   No es una novedad lo que viene ocurriendo en un país triunfalista como el nuestro, porque en los meses previos a cada mundial de fútbol sucedió lo mismo: una desatada euforia que de acuerdo con el paso de los días viene creciendo o se aplaca según algunos resultados de amistosos con finales adversos o poco alentadores.
   Las especulaciones acerca de la “messidependencia” en ciertos momentos se disiparon y volvieron a crecer tras el papelón ante España en eso que pareció una final de tenis a un solo set, aunque después el desencanto fue mayor cuando la historia demostró -y lo guardará para los tiempos- que el “Pulga” estaba lesionado para nuestra Selección pero cuatro días después “la descosió” jugando en el Barcelona.
   Todo esto viene a cuento anudado a esa febril pasión argentina por el fútbol, que devino en directores técnicos a millones de compatriotas.
   Y por eso de la expansión futbolera y su inserción en la sociedad, es que muchas cosas mutaron en este camino a la confrontación que tendrá lugar en Rusia dentro de un mes y pico, lo que atrajo, atrae y seguirá atrayendo la atención mundial hasta la pitada final del partido consagratorio.
   Resumiendo: el fútbol se ubica por su propio peso popular en la cúspide de todas las preocupaciones, lamentos y expectativas y hay que entenderlo así por su trascendencia social que mucho tiene de ciclotimia, porque a veces las decepciones calan demasiado hondo.
   Y suele quedar el tendal de desencantados en todos los ámbitos.
   Y entretanto se producen cambios absolutamente lógicos y aceptables que benefician a unos y perjudican a otros, hasta que la normalidad regresa y tiene asegurada su vigencia por lo menos hasta el próximo mundial, o sea 4 años de tranquilidad.
   “Síganme los buenos”, programa periodístico de música clásica de todos los géneros y opinión comprometida ha cambiado su estilo de salida al aire por las emisoras de los SRT y de su horario habitual de 16,30 a 18,30 generalmente en dúplex por AM580 y 88.5FM viene variando no el horario pero sí las emisoras que lo difunden.
   Es ese vicio popular, el fútbol, lo que prevalece seguramente con la masiva adhesión y la audiencia que lleva a que “Síganme los buenos” modifique cada domingo futbolero por el campeonato mayor de AFA, las vías de su puesta en el aire porque aquella pasión redonda no tiene fronteras ni categorías y más cuando se trata de campeonatos que no necesariamente sean ecuménicos.
   Este domingo 8 de abril, dejando lugar para la transmisión de un encuentro con la participación de un equipo cordobés, SLB se emitirá de 16,30 a 16,45 (15 minutos) por AM580 en dúplex con la FM y de 16,45 a 18,30 únicamente por la frecuencia 88.5FM, además de la transmisión por internet a través de intranet.srtunc.com.ar. y también www.cba24n.com.ar a cualquier rincón del mundo.
   Como cada domingo estaremos esperando a nuestros fieles oyentes y deseando que ellos hagan lo propio con nosotros.
Gonio Ferrari y equipo de SLB