6 de enero de 2019

S.L.B.: LA MÍTICA NOCHE DEL 5 DE ENERO Y EL PASO DE LOS REYES MAGOS - LOS POLÍTICOS Y SU RELOJ ESPECIAL QUE ADELANTA LOS TIEMPOS - SOMBRAS EN TORNO DE LA COMPRA DE 80 CAMIONETAS PARA LA POLICÍA - LA MEGACAUSA Y LA UTÓPICA DIVISIÓN DE PODERES - EN PARQUE SIQUIMAN HAY AIRES DE DUDAS - ¿UNA AFRENTA A LA MEMORIA DE "JARDÍN FLORIDO"?, ETC.

Desgrabación de los comentarios  del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” del 6/1/19 emitido parcialmente por la 88.5 FM de Radio Universidad de Córdoba y vía internet, por fallas en la AM580 no atribuibles a la producción del espacio.

Mítico 6 de enero
LLEGARON LOS REYES AUNQUE
PARA ALGUNOS SÓLO PASARON
   Para algunos, es cierto que llegaron y dejaron pilas de juguetes, golosinas, algunos billetes y otros obsequios, mientras que para otros el paso de los tres encamellados resultara relámpago, porque fue poco lo que al final quedó junto a los zapatos de quienes con tanto fervor y fantasía los aguardaban.
   Pero para los peores casos ni siquiera se los vio a los que en realidad no existen ni a quienes asumieron alguna vez el papel de los tres, porque la crisis les vació las alforjas y no quedaron ni siquiera los consuelos de la modestia.
   Fue un  amanecer nuboso que trajo algo de fresco a estos últimos días bochornosos de húmedo calor casi tropical que nos cambió el humor, hizo excedernos en el abuso de aire acondicionado y derivó en resfríos y otras complicaciones, aunque todas esas adversidades no nos hicieron cambiar, pese a los años, esa íntima expectativa de vernos en la ansiedad de los hijos o de los nietos.
   Pero más allá de sus legítimos anhelos, abrigamos la esperanza de recibir de aquellos míticos reyes ciertos regalos que superaran lo material; lo mundano que se consigue solo con dinero… o con tarjeta que después en medio de lógicas imprecaciones estamos obligados a pagar.
   Me refiero a todo lo demás que merecemos tomando en cuenta nuestros padecimientos y privaciones como clase media, poco acostumbrada a las adversidades de una crisis que nos viene castigando como si fuéramos los únicos responsables del descalabro, por culpa del maldito consumismo.
   Cuando tiempo atrás nos tomábamos el trabajo de elegir los mejores pastos y el agua más helada como para recibir dignamente a los misteriosos y nocturnos visitantes, ahora con la vestimenta de los años y de los padeceres vividos, renovamos las esperanzas y las ansias por aquellos regalos que cuando niños no teníamos idea de su trascendencia como ahora la tenemos.
   Me refiero a la honestidad, a la cultura del trabajo, a la humildad del esfuerzo compartido, al hecho de arrastrar el pesado carro de un pasado que decía avanzar a la vez que con la corrupción pisaba el freno; los subsidios encubrían a la inflación y las tarifas de servicios esenciales se escondían en el atraso cambiario, cuando se postergaba su necesaria actualización que ahora estamos afrontando con dolor, al asumir aunque muchos lo nieguen, graves culpas ajenas.
   Tiempo atrás porque ciertos reyes terrenales abonaron mediante el empleo público indiscriminado un déficit fiscal, copartícipe del 30 por ciento de pobreza y del porcentaje de indigencia que en un país rico como el  nuestro, padece más del 5 por ciento de los argentinos, lo que es una verguenza.
   Pero todos estos argumentos y es cierto, son cuestiones políticas que se resuelven en las urnas y no con ese enfermizo apresuramiento de pensar en desplazamientos violentos o en las fantasías del helicóptero despreciando así el mejor mecanismo que aporta la Democracia para premiar o castigar, que es el voto. Pasaron los Reyes Magos, con dispares comentarios por parte de quienes recibieron o de los otros, los más sufridos que optaron por olvidar aquel rito nocturno del 5 de enero.
   Fue la última visita de Melchor, Gaspar y Baltazar hasta dentro de un año, para un regreso que rogamos sea en el marco del respeto por las instituciones y que nos encuentren unidos, solidarios, fanáticos de la ley y hermanados en el objetivo común de un futuro venturoso. Si no fuera así, hasta los camellos del respeto cambiarán su rumbo milenario porque no seremos dignos de recibirlos. Y no será necesario que volvamos a juntar pastito ni llenar la palangana con agua.
   Porque no seríamos dignos de merecer ningún regalo.

La gestión ¿perdió prioridad?
CON UN RELOJ QUE ADELANTA, SE
INICIÓ LA CARRERA DE LAS URNAS
   Es para entender a la clase política antes de juzgarlos acusados de apresuramiento, ansiedades y esa vocación por hacer prevalecer el encumbramiento o el acceso a destinos de poder, llevados por esa curiosa sensualidad que posee el saberse dueños de algo inmaterial pero valiosísimo.
   Para algunos y últimamente el poder es también signado como sinónimo de dinero lo que se traduce en bienestar y tranquilidad económica para quien lo obtiene, y en muchos casos para muchas generaciones que continuarán con el apellido o con la casta.
   Es por eso que merodeando por esos conceptos, mucha gente entiende la razón por la cual, cuando se está cerca de un acto eleccionario, asoma como trascendente para ellos hacerse escuchar en promesas en lugar de seguir trabajando en el puesto alcanzado gestionando para mejorar la calidad de vida de la comunidad, cuya mayoría democráticamente lo eligiera.
   Los que quieren repetir mandato, engolosinados por su mera condición humana, es como si quisieran hacer en poco tiempo lo que no supieron o no quisieron concretar desde sus inicios en la función, lo que se explica porque los políticos tienen un reloj distinto al que marca los tiempos, las necesidades y las angustias de la gente.
   Ya en mayo tendremos elecciones provinciales a las que han adherido muchas municipalidades del interior, según sean las instrucciones partidarias recibidas porque no para todos el panorama se presenta igual.
   Las elecciones nacionales darán más tiempo acorde con la trascendencia de la compulsa que no es como algunos la plantean para vida o muerte; para sepultura cívica o regreso con devaluada gloria, para tardíos y postergados pases de factura o simplemente para saciar ese sentimiento tan humano y repudiable como lo es la venganza, que es el modelo desquiciado de la revancha.
   Y quien dude al evaluar el panorama de los distintos partidos, que me explique por qué esa vocación de la confrontación por encima de los acuerdos y las coincidencias, que son las maneras más civilizadas de alcanzar una sana y consolidada convivencia.  
   Parece mentira que después de las acusaciones que se lanzan los que dicen enarbolar las mismas banderas, aparezcan sonrientes y de la mano en los afiches y en los actos públicos, demostrando que la hipocresía sigue fortalecida en el seno de las comunidades donde se abrazan las ideologías y a veces los objetivos de grandeza.
   Las especulaciones florecen como los yuyos con lluvia y los cráneos de las campañas diseñan sus acciones hilando tan fino que por lo general se cortan los delgados hilos de la convivencia, de donde nacen los ya históricos fracasos y papelones de los encuestadores o agoreros con chapa de analistas, que por lo general no aciertan, pero cobran como si fueran certeros.
   Las elecciones se acercan.
   Los que están en funciones se apresuran por hacer cosas que se vean, que entren en los ojos y en la mente de la sociedad.
   Y los que no están adentro del poder pero empujan por entrar, apelan a la demagogia que fue el libreto de todos.
   Por eso uno se pregunta, tomando en cuenta todo el tiempo y el dinero que le dedican a su promoción: ¿cuándo se acordarán de gobernar y de gastar fondos que sean del partido al que pertenecen, y no a la comunidad tributaria?
   Cuando algún político tenga una respuesta coherente y satisfactoria, será destinatario, al menos de mi voto.

¿Camionetas bajo sospecha?
SOMBRAS EN TORNO DE UNA  OPERACIÓN
DE COMPRA SIN QUE MEDIARA LICITACIÓN
   Siempre ha sido motivo de algunas suspicacias e incluso de ciertas sospechas, cuando desde el gobierno se apela a las compras directas sin mediar licitación y una de esas situaciones, de acuerdo con lo que comentan en algunos sectores de la vida política cordobesa, se dio con relación a ochenta camionetas destinadas a la policía de la provincia 30 para la Caminera y las otras 50 para el CAP.
   Al existir la emergencia en materia de seguridad -medida poco sustentable porque en tal estado vivimos desde tiempo atrás- se adujo que no había tiempo para licitar abiertamente la compra y se apeló al sistema del concurso de precios, obviamente reducido en oferentes y en tiempos.  
   Sólo dos empresas habrían sido convocadas a que cotizaran  respetando los requerimientos técnicos como megáfono, balizas, radio, vidrio blindado, ploteo y otros detalles.
   Uno de los convocados a esta operación -mejor dicho una, es una terminal automotriz- y la otra una empresa dedicada a la tarea de equipar vehículos, lo que epidérmicamente hace suponer que no pueden competir entre ellas, pese a lo cual cualquiera que ganara tendría que convocar a la otra.
   Triunfó la automotriz al cotizar 668 mil pesos cada unidad contra los casi 700 mil que cotizó su aparente competidora y el menos advertido habrá pensado que los 668 mil de la ganadora incluían el equipamiento completo del vehículo lo que justificaba su precio superior.
   Me comentaron que no faltó el curioso que pidiera cotización por 5 vehículos iguales, idénticos a los que cotizara para la policía, que era para destinarlos a una empresa de seguridad, en una concesionaria de la misma marca.
   Como precio inicial le indicaron 462 mil pesos pero como compraba 5 camionetas, le bajaban el precio a 432 mil pesotes y calculen el descuento que le harían si compraba 80, lo mismo que el gobierno de Córdoba.
   El precio era de la camioneta pelada y por eso el curioso se fue a la otra empresa y pidió le dijeran cuánto costaría equipar a cada una de las 5 como las que tenía la policía y le dijeron que debía sumarle 35 mil pesos por cada vehículo.
   Resumiendo y haciendo número, al curioso le cobraban por cada Fiat Toro equipada con tutti en 467 mil pesos por comprar cinco, o sea 201 mil pesos menos cada una con relación a las de la policía, idénticas y cero kilómetro.
   Si a eso lo multiplicamos por 80 daría una cifra más que interesante, que si todo esto es cierto y se comprueba, seguramente se destinaría a una tarea de acción que mejore la deteriorada seguridad que padecemos los cordobeses.
   En pocas palabras, los números nos acercan con total facilidad al millón de dólares, buena diferencia
   De todas maneras bien puede tratarse, en una de esas, de un patriótico acuerdo entre la automotriz y el cordobesismo.
   
Cercanía con lo utópico
MEGACAUSA: ¿DIVISIÓN
REAL DE LOS PODERES?
Año nuevo, Justicia nueva, es el anhelo  de quienes buscan -y buscamos-  respuestas pendientes de nuestro Poder Judicial.  Entre los dimes y diretes de trasladar, sacar, poner, sugerir, decidir, avalar, coincidir, etc, la división de poderes en nuestra provincia es más declamada utopía que orgullosa realidad,  y es poco lo que se intenta disimular.
Es así como en la causa del Registro de la Propiedad de Córdoba los jueces naturales, aquellos que por sorteo deben ocuparse de cualquier cosa a juzgar, fueron reemplazados por una ¨comisión especial¨ designada para tal fin, lo que además de resultar inconstitucional, admite todo calificativo de inconveniente, cuestionable, dudoso, arreglado, o lo que se desee agregar o calificar. 
Además la situación presenta  otras consecuencias, como la  pérdida de la objetividad necesaria para juzgar diferentes hechos, ya que  al asimilarlos a todos como uno sólo se pretende que lo que hizo un imputado o la intencionalidad que haya puesto en ello, sea igual para todas las personas juzgadas, aunque en nada se contacten ni parezcan, en franca comodidad  para los juzgadores e inequidad  para los juzgados.  
 De la mano de esto viene  la falta de la obligatoria imparcialidad, que se evidencia en claros prejuicios hacia los imputados y en decisiones arbitrarias disfrazadas de íntima convicción como cada vez que los argumentos legales y técnicos no alcanzan.  
 La consecuencia de estos juicios ¨sin juicio¨ se plasma claramente en las condenas  anticipadas ¨legalizadas¨ con el nombre de prisión preventiva, tan largas y sistemáticas como injustas e ilegítimas.
 En esta Justicia que muchos aguardan, los nombres de los que físicamente ya no están  para recibirla serán siempre rasguño y espina, si no en la conciencia y corazón de los responsables, sin duda alguna, en el honor y la majestad de la Justicia.

¿Sospechas  o chismes?
EN  PARQUE  SIQUIMAN SE
RESPIRA AIRE CON DUDAS
   Pueblo chico infierno grande solía decir una vieja tía que vivía en un caserío del norte cordobés y me ha tocado conocer que es una verdad revelada aunque pasen los tiempos.
   Algo curioso está ocurriendo en un paradisíaco lugar de nuestras serranías, muy cerca de esta capital con arroyos rumorosos, verdor de arboledas, canto de pájaros, gente hospitalaria, bronceante sol en verano y calidez humana en los otoños e inviernos.
   Villa Parque Siquiman, a donde se accede por una bonita ruta que cruza el Valle de Punilla no muy alejado de Villa Carlos Paz y antes de Cosquín, vive momentos de inquietud por algunas situaciones que se vienen dando relacionadas con un patrón común que es el narcotráfico, de donde se derivan otras cuestiones delicadas como la usurpación de terrenos en la costa del lago y otras anormalidades, de cuyo conocimiento no serían ajenas las autoridades lugareñas.
   Hasta se llegó a deslizar que a un abogado le usurparon un terreno y allí se hizo una plaza.
   De todas maneras desde este espacio vamos a intentar comunicarnos con las autoridades de Parque Síquiman y en especial con su intendente o jefe comunal que según me aseguraron, lleva allí tres mandatos.
   Y en una de esas, cruzarlo con gente que está demasiado preocupada y afectada por esa situación.

********************************************************************************************
El cheff Angelito y su cocina de autor
PARA ACARICIAR LOS SENTIDOS Y EL
PLACER,  MILANESAS  DE  MOLLEJAS

   Como cada domingo el ascendente cheff Angelito nos deleitó con un plato que si bien algunos conocíamos, no es muy llevado a la práctica en los restó ni en otros ámbitos sofisticados, pero que ha tenido una generosa aceptación entre “dilettantes” de la buena mesa. El audio acerca de la preparación de las milanesas de molleja está en la parte final de la columna respectiva, a la derecha de este blog, pero ahora para ahorrarles trabajo a los cocineros ya sean principiantes o no, ofrecemos la lista de los ingredientes  necesarios para su preparación:

6 mollejas, 2 litros de leche, 4 huevos, 300 gramos de harina, 250 gramos de pan rallado; perejil, ajo, laurel, sal y pimienta a gusto y papel film.

A la preparación, vale reiterarlo, la pueden encontrar en el audio de Angelito, al costado derecho de este blog en la columna respectiva. Se recomienda consumir para un buen maridaje, acompañado por un chardonnay a correcta temperatura, “tirando” a frío. ¡Buen provecho!
***********************************************************************************************

Albiero Bertapelle, “Jardín florido”
SU MEMORIA VÍCTIMA DE UN DESCUIDO
O DE UN NUEVO ACTO DE VANDALISMO
   Hace poco tiempo nos ocupamos de recordarle a los cordobeses la personalidad de un viejito ochentón que lucía siempre frac, galera y una flor en el ojal, que desgranaba respetuosos piropos a las damas de cualquier edad, en las calles céntricas ahora peatonales, aunque me tocó advertir que prefería a las señoras maduras.
  Nunca una palabra fuerte ni un agravio a la femineidad, sino una medida resaltación de virtudes como la gracia al caminar, la simpatía de una sonrisa, la aceptación del requiebro sin ofenderse y hace pocos días, conectando a ese personaje con la evidente y orquestada campaña femenil de enaltecer la condición de tal, muchas bajo la consigna de “muerte al macho”, sosteníamos que en la actualidad don Albiero Bertapelle, más conocido como “Jardín Florido” hubiera tenido destino de paredón y fusilamiento.
   Dejamos de lado a Olmedo, a Porcel, al abusador mediático que es Tinelli y a otros referentes de la irrespetuosidad y el agravio a las mujeres, recordando a este viejito inocente piropeador de profesión que vivía en Antonio del Viso al 600, en Alta Córdoba, casi pegado a la que era comisaría séptima y ahora es una unidad judicial cuyo número no recuerdo.
   Todo esto viene a cuento porque en su momento, en la pared frontal de esa casa donde vivía el veterano, fue colocada una placa de bronce recordatoria, como homenaje a su memoria.
   No quiero entrar en más detalles, pero la cuestión es que esa placa ya no está.
   No se sabe si la sacaron, si se cayó, si se la afanaron o la tiraron por inservible.
   A escasos metros de la Policía, se me ocurre que alguien debiera saber de su destino, porque al no estar la placa, es una especie de afrenta a la memoria.

   Y eso sería más que grave.