13 de enero de 2019

S.L.B.: TRENZAS POR LAS CANDIDATURAS - MADURO CON NUEVO MANDATO Y SOLEDAD INTERNACIONAL - LA MEGACAUSA Y SU "COMISIÓN ESPECIAL" JUZGADORA - EL CULEBRÓN DE "LA MOLE" MOLI, EL CONVENTILLO Y GENIALIDAD DE GALEANO - LA COLIFLOR Y EL CHEF ANGELITO - TEATROS DE VERANO, MÁS LENTEJUELAS QUE TALENTO – ESTACIONAMIENTO: MARAÑA EN EL CAOS URBANO, ETC.

Desgrabación de los comentarios del periodista Gonio Ferrari en su programa “Síganme los buenos” edición n° 551 emitido en dúplex por AM580 y FM88.5 ambas de Radio Universidad de Córdoba, el domingo 13/01/19

Cuando más se necesita gestionar…
LA TRENZA POR LAS CANDIDATURAS
ESTÁ POR ENCIMA DEL COMPROMISO


   Tonto e improcedente sería negar el escenario de crisis que estamos viviendo los argentinos que castiga de manera brutal a las pymes, a la clase media y a quienes por una causa u otra se quedaron sin trabajo, pero que viene aportando sólidas utilidades a la banca y a un determinado sector del empresariado.
   Naturalmente el actual estado de cosas reclama de las autoridades una especial dedicación que más allá de las demagogias y de las buenas intenciones, debe aportar soluciones dentro de lo posible inmediatas o a corto plazo y más aún cuando se trata de un año electoral en el que muchos aspectos del poder están en juego.
   Y debe ser, hablando de poder, por la sensualidad que aporta, que la mayoría de los referentes que ya lo ejercen y otros que vienen relamiéndose con su proximidad es como si se hubieran olvidado de gestionar las grandes y necesarias políticas, para zambullirse a esa magia de las negociaciones, acuerdos, hipocresías y traiciones que conlleva el frenesí por integrar las listas de candidatos.
   Y es en ese marco donde naufraga la mayoría de las necesidades de la gente en esa barrera infranqueable que no permite gobernar, hacer cosas o ponerse en el lugar de una sociedad que padece males generados, vaya ironía, por los mismos políticos que ahora prometen solucionar lo que no supieron superar ejerciendo el poder y a esta calificación la merecen tanto los que se fueron como los actuales, ambos salpicados por ese veneno cívico que es la soberbia.
  Argentina no es tan sólo el dólar y su franeleo sino también la producción, la responsabilidad que le cabe al empresariado formador de precios, que mira hacia otro lado a la hora de ajustar sus utilidades, sin un mínimo de solidaridad ni de responsabilidad social.
   Es absolutamente injusto el panorama de la creciente pobreza que se advierte en un país rico como lo es el nuestro, como también se torna inaceptable que sigamos -al menos el gobierno lo hizo y lo hace- alimentando la cultura del subsidio por encima de la recuperación de esa perdida cultura del trabajo, del esfuerzo y del sacrificio para fortalecer una o dos generaciones de la dádiva, el facilismo y la dependencia ideológica de los que ejercen una dudosa generosidad con el dinero de todos, que somos el Estado.
   No se ponen ni siquiera colorados los que prometen el Paraíso cercano y accesible, cuando han sido cultores de la negligencia y la inoperancia al gobernar, pero se esmeran en hacer cosas, en endeudarnos el futuro en lugar de preocuparse por la educación, la seguridad y la generación de trabajo genuino para no vivir igual que siempre dependiendo del conchabo estatal que desequilibra a cualquier presupuesto y previsión.
   Las trenzas están en su esplendor dentro de una maraña de necesidades recíprocas, falsos y temporarios perdones y acercamientos en la pretensión de unir el agua y el aceite, la nafta y el fósforo, la izquierda con la derecha y viceversa como si en la política, como en la vida, estuvieran propiciando la vigencia natural de un tercer sexo.
   El tiempo implacable se nos viene encima y no llega con espíritu altruista sino adornado con lógicas exigencias: entre otras, que es hora de dejar ambiciones de lado, ponerse a trabajar y luchar para salir de un atolladero del que los malos políticos son principales mentores.
   Seguir enfrascados en pelearse por mantener o alcanzar el poder no deja de ser una traición a la sociedad.

Inédita situación
MADURO SE APROPIÓ DE UN NUEVO
MANDATO Y LA COMUNIDAD GLOBAL
LO SENTENCIÓ A VIRTUAL SOLEDAD
   Si encaramos el tema al revés de lo que ha venido sucediendo, nos encontramos con que el sucesor del Comandante Chávez acertó con lo que le adelantara aquel pajarillo que le anticipó, creo que así fue, que llegaría a la presidencia del país bolivariano accediendo a tal honor por vía del voto popular.
   Bueno, en realidad llegó para quedarse, pero ahora con menos amigos que cualquier usurero ya que a la ceremonia de juramento de su cuestionado tercer mandato asistió sólo un presidente, el boliviano Evo Morales y tengo entendido que de Cuba tampoco fueron y ni siquiera lo acompañó Maradona, sometido por esos días a una nueva sesión de desagote atmosférico.
   Aislado del mundo, quien es acusado de haber amañado la última elección que lo tuvo como ganador en un marco inescondible de hambruna, desencanto, inseguridad y negras perspectivas, Maduro de ninguna manera tuvo algún gesto de reconciliación con la mayoría opositora víctima de una inflación que supera el 4.000 por ciento, que en el lugar del papel higiénico en el baño deben poner yuyos, en un país riquísimo cuyos habitantes dejaron de usar billeteras porque los billetes ya no se cuentan sino que se pesan.
   Maduro no se ha enterado de los supermercados vacíos, de la falta de medicamentos, del colapso de su industria petrolera pero sigue con su prepotente impronta de matón del subdesarrollo cerrando medios de prensa que lo criticaron y confiscando industrias cuyos empresarios dejaron de aplaudirlo y pasaron a odiarlo.
   Peleado a muerte con los EE.UU. que muchas veces son un mal necesario, a Maduro no le quedará otra opción que acercarse o consolidar relaciones con la Rusia de Putín o con los ascendentes chinos cuyas autoridades, me parece advertirlo, son las únicas en el mundo que planifican el futuro sin dejar de lado el presente y sin olvidar su pasado.
   Más allá del análisis simplista que habla del fracaso de las izquierdas y el fortalecimiento de la derecha, alcanzado no por la fortaleza ni los logros de esta sino por los errores y contradicciones de aquella, está la evidencia de errores cometidos a conciencia sin que se midieran las consecuencias de gruesas equivocaciones al elegir a sus relaciones más próximas.
   Los más cercanos ejemplos de Brasil, Chile y Argentina no le sirvieron a Maduro para aplicar la inteligencia del análisis y la evaluación de la realidad regional, donde el populismo naufragó dejando el tendal que ahora con las muletas de la alternancia, está intentando ponerse de pie y después seguir luchando.
   Maduro no es un fracaso en sí, sino la consecuencia de un derrape ideológico parcialmente injertado en países que masivamente lucen otra mentalidad acerca del progreso y la conquista de una aceptable calidad de vida.
   No es casualidad que por día emigren desde Venezuela 5000 personas y que en nuestro país tengamos registrados en los más recientes años a 130.000  venezolanos ansiosos de trabajar, pero más aún de comer dignamente.
   Desde allá vinieron de todo y como siempre aquí les abrimos nuestras puertas sin saber de quiénes se trata, qué conductas tienen y de qué manera se deben registrar, lo que en la mayoría de los países llamados “hermanos” se nos exigen trámites engorrosos y se nos controla hasta la mugre de las uñas.
   Alguna vez, tendremos que aprender lo que significa la reciprocidad internacional.
   Maduro también había creído que serían generosos y algo indulgentes con él.

Megacausa del Registro
UNA “COMISIÓN” DEMASIADO “ESPECIAL”

   Retomando el tema de la irregularidad de la comisión especial  designada para juzgar, en la causa del Registro de la Propiedad de Córdoba, van acá  algunas de sus acciones porque una cosa es mencionar el tema y otro, apoyarlo con ejemplos contundentes
Un caso: el Juez de Control de la comisión afirmó con respecto a dos detenidos al momento de confirmarles  la prisión preventiva,  que era verdad que no existía ninguna prueba contra ellos como podrían ser  escritos o firmas de su parte, ni tampoco testigos que los acusaran, pero igual  estaba convencido de la culpabilidad y consideraba que debían haber ocultado las pruebas para permanecer impunes. En otro caso, se acusó a un imputado de tener dos hijos que vendían pan en el barrio,  lo cual a más de no representar delito alguno,  se contrastó con la realidad de que el acusado no podía tener hijos.
Y una más: Los jueces condenaron a un imputado por “robar” un campo que en realidad era de su propiedad,  al final del juicio y luego de haber cumplido años de prisión, como comprobaron que verdaderamente era de él, se lo devolvieron.
Otra por si hiciera falta: El Fiscal citó a una testigo que aportó como prueba contra un imputado el hecho de que había comido un plato de ravioles y uno de tallarines en el mismo viaje.
Y otra por las dudas: La Cámara informó a un imputado que su prisión preventiva se terminaría un 30 de febrero.
En una más para atesorar junto con las anteriores: Los jueces condenaron como partícipe de un delito a la persona que realizaba  tareas de limpieza y ocasionalmente de secretaria en una oficina.  
Son sólo algunos ejemplos.
Más allá de la forma y del color, de  lo serio o lo  jocoso, de lo censurable o lo permitido la pregunta es ¿puede esta comisión a la luz de parte de su curriculum, hacer y aplicar algún tipo de justicia? 


Un Angelito en la cocina
COLIFLOR  RELLENA, UNA
DELICIA PARA EL VERANO
  Nuestro chef como cada domingo nos va a sugerir un plato que a mi entender es netamente veraniego, aunque las delicias son para gustar en cualquier fecha. Bautizado como “Coliflor Chuchina” el cocinero gourmet nos acerca la nómina de ingredientes necesarios y un resumen de la preparación del plato, que puede ser también consultada en los audios de nuestro blog, instalados en el encabezamiento de la columna derecha de este espacio: una coliflor grande, 2 o 3 chorizos de cerdo, medio chorizo colorado si le gusta, harina, manteca, leche, nuez moscada y pimienta. Lo principal, una olla grande.
   Vamos a la preparación: hervir agua suficiente como para sumergir la coliflor con las flores hacia abajo, durante unos 20 minutos. Retirar del fuego y dejar en reposo. Quitarles la piel a los chorizos mezclándolos e insertarlos entre las flores y hojas de la coliflor. En sartén aparte preparar la salsa bechamel con manteca a la que se agrega de a poco la harina hasta que comienza a emulsionar con leche, formando la bechamel, a la que se agrega sal, nuez moscada y pimienta a gusto cubriendo la coliflor. Todo esto se debe envolver en papel aluminio y llevar a horno moderado por 35 minutos. Retirar y gozar el placer de la “Coliflor Chuchina y ¡buen provecho!

Intimidades al aire
EL CULEBRÓN DE “LA MOLE”,CONVENTILLO
Y UNA GENIALIDAD DE EDUARDO GALEANO
   Por estar el tema en el ámbito que corresponde, que es la Justicia, no me parece correcto entrar a la maraña de chismes, rumores, fantasías e hijaputeces que rodean a un caso donde aparece como uno de sus principales protagonistas, un tipo que al principio generara ternura por inocencia pero que se fue desdibujando en el tiempo por aquello de las peleas de perros, por su comportamiento en bares y tabernas de su pueblo y por lo que decían de su violencia hogareña.
   Fue estrella que incluso llegó a ganar uno de esos certámenes digitados que integraban la saga de Marcelo Tinelli y la historia recordará a Fabio la Mole Molli como virtual precursor de un término entre ofensivo y cariñoso según como se lo utilice, que marcó indeleblemente su cercano e insuperable techo intelectual.
   Si le pega desde siempre, si le pegó alguna vez, si de vez en cuando un coscorrón, si tiene un hogar paralelo cerca de su pueblo , si se fue varias veces de su casa por voluntad propia o por matrimonial imposición, son detalles que seguramente el tiempo se habrá de encargar de poner en claro.
   La cuestión es que con el tema este de la violencia de género, las denuncias y contradenuncias por manoseos, violaciones y otros excesos de la carne que es débil, la sociedad ha sido empujada a un terreno de conventillos e incertidumbres, impropio de una sociedad medianamente culta y coherente.
   En el mundo se gasta mucho más dinero en belleza masculina y femenina, que en estudios -por ejemplo- para la cura del mal de Alzheimer.
   Por eso me voy a permitir hacerles escuchar el pequeño tramo de una disertación creo que del brillante escritor Eduardo Galeano, que con el debido respeto es imperdible: (el audio correspondiente puede ser encontrado en la parte superior de la columna de la derecha).

Turismo y farándula
EN GENERAL ASOMAN MÁS VISTOSAS
LAS  LENTEJUELAS QUE EL TALENTO
   La gente del interior, según sostiene una mayoría de porteños que dice conocernos al dedillo, es demasiado desconfiada, tendenciosa, contestataria e insatisfecha por eso de la histórica e innegable primacía del puerto que tantos hechos desagradables motivara a lo largo de nuestra historia.
   Debe ser por eso, o haciendo honor a tal calificación, que muchos amigos a los que les tocara asistir a espectáculos, les llamemos teatrales, presentados por elencos extra-cordobeses, casi coincidieron en afirmar que para ellos, eran rejuntados de amigos que como no tienen lugar en Mar del Plata o en otros centros turísticos, vienen a pasar aquí sus gratuitas vacaciones.
   En realidad en algunos casos se ven notables y plausibles esfuerzos de producción pero que en la mayoría reinan la improvisación, la precariedad y las salas con menos de la mitad ocupadas, pese a que se apela al viejo truco de regalar entradas, de apelar al 2 por uno y otras bonificaciones, como desayune en este bar y le regalamos una entrada.
   Los precios de las localidades para estos tiempos de crisis no son baratos y van desde la humildad de la gorra, pasando por un mínimo de 300 pesotes hasta superar los mil por barba aunque seas lampiño.
   Y también como siempre ocurre, habrá que ver quiénes son los que hacen anticipadamente sus valijas y se marchan con viento fresco hacia otros centros turísticos.
   En suma, es algo así como la supervivencia del más apto porque la calidad arranca desde menos cero hasta siete u ocho puntos, con sólo uno o dos que merezcan un diez ya sea por talentos, por lentejuelas, por lolas o por traseros prominentes.
   Pocas veces se ha visto en nuestra geografía provincial tamaña indigencia artística, estrechez intelectual ni desnudez imaginativa.
   Quedan como consuelo los festivales donde se maltrata a los caballos, o en aquel que se hace trasnochar a los artistas de primera línea aunque ambos registren un patrón común: es donde muchos políticos aprovechan para hacerse notar, aunque recojan aplausos o silbidos.
   Doña Mirta Legrand tiene razón: que de mí hablen bien o mal, pero que no me olviden.
   Y en materia de políticos, los inolvidables no son pocos…

Una actividad ¿fuera de control?
ESTACIONAMIENTO, UNA MARAÑA EN
LA CIUDAD ACOSADA  POR  EL  CAOS


   Sobre que el centro de la ciudad a cualquier hora es un caótico espectáculo especialmente en el tránsito, la aventura de encontrar lugar para estacionar se ha transformado en el deporte menos aceptado por los cordobeses.
   Los lugares callejeros habilitados para estacionamiento están por lo general colmados y a veces con una doble imposición: tienen funcionando el sistema de parquímetros, pero naranjitas truchos se apropian de la cuadra y al sorprendido usuario le cobran aparte en un drama que se multiplica en los fines de semana y en zonas sensibles como el Parque Sarmiento o el Parque Las Heras.
   Y muchos lo hacen por encima de la legalidad, porque no están autorizados con lo que debieran cobrar la tarifa oficial, sino que al ser marginados del sistema, pretenden recibir el doble de lo establecido, cuando el pago en esos casos es “a voluntad” pero suele ser conflictivo negarse porque es abrir las puertas a la violencia.
   Y las playas de estacionamiento que en los últimos tiempos han venido reajustando sus precios, que ahora van desde los 40 pesos a los 80 por cada hora, con la explicación que en Buenos Aires es mucho más cara la tarifa y no es consuelo, porque uno no se va a Buenos Aires todos los días para estacionar su auto.
   Párrafo aparte para el viejo playón frontal de la Estación Alta Córdoba del ferrocarril Belgrano Cargas, donde hasta pocos días atrás el estacionamiento era libre seguramente por tratarse de un predio especial.
   Pero ahora dicen que el espacio ha sido concesionado y las sorpresas fueron mayúsculas y reiteradas, cuando los que estacionaban allí han advertido que les cobran como 40 manguitos la hora, solo por pisar los adoquines del sector.
   Lo de las playas es un marcado descontrol porque muchas no tienen baños, no tienen matafuegos, no tienen techo y cobran como fueran de primera.
   Bueno sería, incluso para los empresarios del ramo, que los controles sean más estrictos y que a la hora de aplicar sanciones, se movilice el personal encargado de verificar el cumplimiento de las penalidades.
   Todo esto porque no olvidemos que por encima de cualquier especulación acerca de nuestra personalidad, somos más que nada hijos del rigor.